¿NUEVO SISTEMA ECONOMICO?

DANTE N. PINO ARCHONDO

Los ideólogos del proceso de cambio están preocupados. Y tienen razón. El traspié hidrocarburífero del gobierno no es para menos. Puso al descubierto la ausencia de una política económica y en su lugar la improvisación. Más que tiempos de cambio parecen ser estos tiempos de mareos y desorientación totales.

Resulta que – según estos ideólogos – el proceso tiene que ir por la senda de la descolonización y esto requiere un nuevo Estado, basado en una economía plural-comunitaria, que debe ser el nuevo referente económico al capitalismo. En otras palabras, para que el viejo Estado muera y el nuevo nazca, el capitalismo en todas sus formas debe desaparecer. Con este fin – dicen – se ha llevado a cabo una constituyente y la nueva Constitución establece la conformación de este nuevo Estado y esta nueva receta económica.

El radicalismo de este pensamiento se expresa en la posición que asume ante el D.S. 748. Es dicen: “una medida desarrollada en el más claro razonamiento macroeconómico; no se trata de otra cosa que de mantener el equilibrio macroeconómico” Algo que, desde su óptica, es lo más miserable que se puede hacer.  Y el pecado del gobierno sería: “no haber salido del capitalismo dependiente, de un Estado periférico subordinado, de una economía extractivista destinada a satisfacer la demanda del mercado internacional; estamos lejos, muy lejos, de ingresar a un modelo productivo y producente de un modelo alternativo. Estamos lejos de una articulación integrada de la economía plural, que se encamine a la economía social y comunitaria”

Y evidentemente la Constitución plantea este “sistema” económico de una economía plural, social y comunitaria. Que viene a ser el nuevo paradigma contestatario al capitalismo. Si alguien tiene información del, en qué, consiste este sistema económico plural, sería bueno difundirlo y así poder entender lo que viene sucediendo en el gobierno.

A los ideólogos de esta tesis plural, les llama “la atención la falta de imaginación e imaginario radicales para desplegar medidas creativas y participativas, que se basen en otra clase de análisis, no enajenados, enmarcados en el fetichismo de la mercancía y en los indicadores macroeconómicos. Es indispensable hacer análisis cualitativos, esos en los que se sustenta el vivir bien y también los procesos emancipatorios”

En buen romance, el Estado Plurinacional, no ha logrado concretar el sistema económico plural y las medidas económicas que viene implementando son la continuación del neoliberalismo. Resultado: el pueblo volvió a vencer a neoliberalismo y el gobierno se encuentra en el vacío, ni es plural ni es neoliberal: ¿Qué es?

Léase el reclamo sobre la “falta de imaginación radical para desplegar medidas creativas” Creo que ahora podemos comprender mejor el cómo se está manejando la economía. Ante la ausencia de una política económica sustentada en el sistema “plural” y ante la resistencia a seguir bajo el sistema capitalista, se crean subsidios de asistencia social, empresas estatales (que sostienen las relaciones de producción capitalista), pagos a transnacionales con el eufemismo de nacionalización, gasto superfluo, invocatorias al comunitarismo agrario, con la otorgación de créditos que se manejan en la lógica capitalista, intentos de generar inversiones (litio) estatales y luego pedidos a los capitalistas para que inviertan, es decir estamos ante una olla común donde todo cabe.

“Lo que inquieta no es tanto circunscribirse a la discusión sobre la subvención, sino descubrir que no hemos superado el marco conceptual y de razonamiento macroeconómico, que supone el origen y la teleología del equilibrio”

Si la lógica del equilibrio supone el marco conceptual de razonamiento macroeconómico – capitalista, ¿cuál es la lógica desde el punto de vista del sistema “plural”?, ¿que se gaste por encima de lo que se tiene?, ¿que se compre al resto del mundo más de lo que se vende?, ¿que se sostengan las subvenciones a costa del propio desarrollo industrial que se persigue? O, que simplemente, el desequilibrio permanente sea la forma en que se sustenten las cuentas nacionales.

Para ser “plural” hay que gastar más de lo que tienes como ingresos y hay que cubrir la diferencia con el asistencialismo estatal, hay que producir con subvenciones y creer que se tienen beneficios reales, hay que sostener salarios de hambre con subsidios asistencialistas, en fin, ¡hay que ser original y originario!

Por eso estamos como estamos, por que el gobierno escucha a estos ideólogos que buscan planetas donde sembrar “sus geniales ideas” y cómo el espacio está muy distante, han decidido probar en la pobre Bolivia, recetas plurales que – según ellos – acabaran con el capitalismo.

About these ads
De napuco Publicado en 1