MAR O SOBERANIA EL DILEMA


mar
DANTE N. PINO ARCHONDO
Estar fuera y mirar las cosas desde un ángulo distinto, tiene su ventaja. Y quizás nos sirviera para tener una mejor ubicación desde la cual podamos opinar sin ese miedo a ser vistos como pesimistas o contrarios a la reivindicación marítima por la cual venimos luchando desde principios del siglo XX
Mirar la situación con pragmatismo, dejando a un lado posiciones emocionales que en vez de ayudarnos nos ofuscan y hacen perder el camino o meta que deseamos alcanzar, debía ser la forma con la cual reconduzcamos las relaciones con Chile.
Después de haber escuchado programas de horas enteras difundidas por los medios chilenos analizando, discurriendo y opinando sobre la demanda judicial presentada por Bolivia, y comparando estas con las que se emitieron en Bolivia, incluidas esas penosas afirmaciones del Presidente Morales bañadas de un exitismo político sindical barato, lo que puedo colegir es lo siguiente:
En Chile se tiene una idea clara sobre los orígenes de la guerra del Pacífico, sus consecuencias y la demanda boliviana permanente de retorno a las costas con soberanía. No hubo estos días afirmaciones fuera de lugar, como aquellas de que si Bolivia nació con costa o no, al contrario se dejó claro que hubo una guerra fruto de la cual se dejó a Bolivia sin salida al mar.
La pregunta que se hicieron es: qué pasará después de lo que la Corte Internacional falle, más allá de que este fallo sea o no favorable a Chile, el juicio habrá acabado pero el caso no. Es decir Bolivia seguirá insistiendo en el retorno a las costas del Pacífico por lo cual Chile debe estar preparado para ello. Los chilenos piensan que para Bolivia la Corte Internacional es un paso más en la permanente posición que tenemos y que el caso en la C.I. nos favorece más que perjudica lo que para ellos no es lo mismo.
La controversia sitúa el punto nodal del conflicto. Bolivia pide una salida al mar con soberanía y Chile no está dispuesto a aceptar una cesión de su territorio sin compensación alguna. Esto nos deja más cerca del abrazo de Charaña entre los generales Pinochet y Banzer Suarez, que dentro los 13 puntos de la agenda Bachelet – Morales. Los chilenos piensan que en ese momento histórico se estuvo más cerca de una solución y que la misma no se dio por dos motivos: la posición peruana sobre sus derechos expectaticios en relación a Arica junto con la soberanía compartida que se planteó y la resistencia boliviana entonces a ceder territorios compensatorios al corredor ofrecido.
En este contexto, el juicio en la Corte Internacional no es más que un paso para retornar al mismo punto de partida, negociar una salida soberana la cual Chile no está dispuesto a ceder. Que la Corte Internacional diga que continúen las negociaciones, no significa la obligación por parte de Chile de ceder nada. Lo probable es que la Corte Internacional no se pronuncie ahora sobre su competencia para tratar este asunto y decida que será al final del proceso cuando lo diga, mientras se abra un periodo de cinco o seis años para tratar el tema de fondo.
Si esto se produce, habremos dilatado seis años el poder negociar lo que podríamos hacer ahora, sin que exista un fallo que obligue a Chile a sentarse en una mesa para negociar lo que sabemos no están dispuestos a ceder. Chile tiene esto muy claro, con el añadido de que de aquí para delante Chile ya no hará ofrecimiento alguno y tendrá mucho cuidado en incluir este asunto en agendas oficiales, con el fin de evitar que Bolivia utilice los mismos como viene haciendo.
¿Qué es lo que se habría ganado entonces pidiendo que la Corte Internacional le diga a Chile que siga negociando con Bolivia, si negociar no obliga a ceder?
Y es cuando creo que debemos definir si queremos mar o soberanía. Las condiciones para tener una salida a las costas del Pacifico que nos proporcione mejorar nuestro comercio internacional con todos sus efectos multiplicadores es lo que deberíamos negociar y definir en el marco del mismo tratado de Paz y Amistad de 1929 modificando sus alcances a la nueva realidad internacional vigente, asunto que ya tuvo por parte de Chile una proposición bastante concreta, referida a la administración del puerto y facilidades de tipo legal que nos permitan actuar con eficacia y eficiencia, lo que se denominó en algún momento cualidad marítima. Si nos empecinamos en tener soberanía lo que hacemos es cerrar las puertas de todo entendimiento. La soberanía no se cede se obtiene. Y no se obtiene con fallos de carácter internacional, por mucho que nos ufanemos en tenerlos por docenas. Chile también tiene esto muy claro.
Los momentos históricos que se crean son el producto de las acciones que los Estados generan. El gobierno boliviano actual, está jugando con este asunto al calor emocional, como lo hace con los hidrocarburos entre: vende patrias y nacionalizadores, con los recursos naturales entre: progreso y resistencia al cambio, con la misma alternancia democrática a la que se obliga la democracia real entre: el proceso de cambio y el retorno al neoliberalismo.
Esta forma de hacer política tiene réditos que son más electorales que Estatales, sirve para alimentar la demagogia patriotera y a la larga solo queda como un simple episodio más. Al gobierno le ayuda ahora en sus planes de reelección indefinida, pero a Bolivia le perjudica en su permanente demanda de salida al mar

de napuco Publicado en 1

ESTE PRIMERO DE MAYO


evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Cada 1 de mayo, el gobierno del señor Morales o nacionaliza lo que es del Estado o incrementa sueldos de sus empleados, con dinero que sale de los impuestos del pueblo  boliviano que los paga y obliga al sector privado a pagar no solo el incremento dispuesto políticamente, sino que además determina un doble aguinaldo. Esto es ser popular. O dicho de otra manera es lo que define al proceso de cambio que desde hace más de una década gobierna sin descansos.

En medio de una crisis mundial, caracterizada por una desaceleración de la economía, que es el resultado de un menor flujo de ingresos provenientes de las exportaciones, ligadas fundamentalmente (en el caso boliviano) al gas, no se puede sino abrir los ojos, cuando en vez de poner freno al gasto se hace lo contrario y además se lo incrementa, sin miedo al miedo.

Es que partiendo de un diagnóstico emitido por el señor Ministro de Economía y Finanzas, Bolivia no solo está preparada para afrontar la crisis, sino que tiene un colchón financiero a mano para mitigar o confrontarla, y en consecuencia con el abuso de usar de lo que no es suyo, como si lo fuera y bajo el paraguas protector del socialismo o comunitarismo o al final como diablos quiera llamarlo el gobierno, el dinero del pueblo es su dinero y sin ley que valga lo usaran como les venga en gana, tienen en mira: las reservas internacionales, el dinero de los ciudadanos en los bancos y la plata de los jubilados, que es lo dice el Ministro se usaran si las papas queman.

¡Vaya gobierno que tenemos! de fiesta en fiesta, comprando chucherías satelitales, helicópteros, fusiles, autos de lujo, aviones, como si el dinero lloviera por gracia de la pachamama, a la que le hacen saumerios mágicos que todo lo pueden.

Felices todos los que recibirán más, incluida su excelencia, que al final tuvo que entender que su sueldo puesto como el límite al resto del sector público, no es una virtud de austeridad sino un techo incómodo que no permite contar con los profesionales idóneos que necesita este sector.

Claro que para los Ministros y demás funcionarios actuales que nos gobiernan, el sueldo que reciben es demasiado comparado con su trabajo, resultados y conocimientos que tienen de los asuntos que manejan. Bola de inútiles sin criterio y mentirosos a sueldo fijo.

No se puede sostener el gasto indefinidamente sin incurrir en un aumento generalizado de los precios, si tenemos en cuenta que los ingresos disminuyen.  Por tanto este 1 de mayo fue un día dedicado a la demagogia, aplaudida por un sector de la población que vive del empleo burocrático que nada produce.

de napuco Publicado en 1

NO HAY DEMOCRACIA SEÑORES


evo
DANTE N. PINO ARCHONDO
Dos condiciones básicas para entender la democracia. La legalidad de origen (el voto) y la legalidad de la gestión que significa reconocer y respetar el Estado de Derecho, es decir, la constitución y las leyes. De manera que el voto no lo es todo para definir una democracia.
Nacer a la democracia es tan importante como hacer democracia. Y lo que tenemos en Bolivia, es la repetición incesante del voto y el irrespeto y violación de la ley permanente. Por tanto, no hay democracia. Y ese vació que se produce cuando la ley está subordinada a la voluntad de un individuo, se convierte en dictadura. Dictadura militar por mandato institucional o dictadura civil por mandato sindical, camuflado como movimientos sociales, son al final las dos caras de una misma moneda.
Cuando los generales tomaban el gobierno y se declaraban tutores de la sociedad, asumían ante sí y para sí las decisiones que ellos consideraban convenientes, en nombre la Patria. Ahora tenemos un gobierno que controla y manda sobre los órganos de poder y los subordina a su interés en nombre del pueblo. Tanto en uno como en otro se persigue, se anula o se asesina al disidente u opositor, porque se lo considera enemigo del régimen y de sus políticas, que para el dictador son la única verdad.
Esta verdad, tiene doble cara: por un lado se muestra lo que el dictador piensa que son victorias socialistas sobre el capitalismo y en ese afán se utiliza la economía con un sentido asistencialista, benefactor y prebendalista, cuyo éxito depende de la cantidad de ingresos que dispone. Caso venezolano, donde la aplicación de una política económica de gasto incesante con fines de apoyo y control político interno y externo ha terminado debilitándola al punto que no puede resolver la demanda interna de bienes y servicios. Y el caso boliviano que en comparación con el venezolano tiene resultados distintos, porque a pesar de todo el discurso socialista, en la praxis el neoliberalismo se ha sostenido en todas las áreas de actividad económica, donde los precios y costos de producción se definen por el mercado con intervenciones previsionales por parte del Estado y donde los experimentos estatales para competir con el sector privado, creando empresas, es un rotundo fracaso disfrazado por discursos antiimperialistas que no han llegado a significar, aún, un drenaje de gasto fiscal.
En suma tenemos realidades diferentes que dependen del grado de intervención estatal que se produce. Lo cierto es que en ambos la inversión extranjera directa brilla por su ausencia, lo cual es un indicador de la desconfianza que este tipo de gobiernos genera. No es lo que se dice sino lo que se hace, pero además lo que se piensa.
Pues bien a todo esto se acostumbran los dictadores, se acostumbran a vivir bien, a gastar lo que no es suyo, a disponer de la vida de los demás como crean, a mandar sin discusiones y a pensar que sin ellos el mundo dejará de existir. A un dictador no se le ocurre dar paso a la alternancia del poder, no se le ocurre escuchar al contrario, no se le ocurre respetar los derechos humanos porque no respeta la ley, solo cree en sí mismo y en su verdad que es la realidad que vive todos los días, rodeado de bienestar y de lujos dando discursos aquí y allá como si fueran cátedras de conocimiento, inaugurando obras que son en realidad gastos insumidos en corrupción, todo esto no está el dictador dispuesto a perder, a ceder o a entregar a quien considera sus enemigos.
Por esto no creo que Evo Morales tenga la voluntad de respetar resultados electorales, de dialogar o debatir con la oposición menos de cumplir con su mandato. Y no podemos decir que no nos lo ha advertido, al contrario, dijo con toda claridad que él no es inquilino del Palacio sino dueño para los próximos quinientos años, que nunca más los karas (blancos) volverán a ser gobierno y que la historia boliviana ha comenzado junto con él. Todas estas expresiones han tenido, hasta ahora, el resultado de las tres elecciones tramposas con votos de muertos y lugares donde el cien por ciento le ha correspondido, y donde a falta de voto está el Tribunal Supremo Electoral para validar su voluntad o está el Tribunal Supremo de Justicia o la Fiscalía General de la Nación o el Tribunal Supremo Constitucional, es decir todo el poder judicial. Nada necesita si tenemos en cuenta que ha logrado doblegar a las Fuerzas Armadas de la Nación, que ahora gritan socialismo o muerte.
Con este poder acumulado, ¿qué peligro puede representar un Gobernador o un Alcalde? ¿Si tiene dinero para corromper, armas para imponer y coca para exportar? Las cartas, de este proceso, han sido jugadas el mismo 17 de octubre de 2003 esa conspiración que sirvió para convertir a Bolivia en el territorio libre de la coca y la cocaína, para destrozar la economía del gas, que ahora más que antes, es dependiente del capital extranjero y para destruir la institucionalidad edificada con tanto esfuerzo desde el retorno a la democracia en 1982.
No sueñen como niños los que ven en victorias municipales y regionales el fin de su mandato, no lo es, y eso está lejos de producirse, al contrario hay armas y formaciones para militares que en su momento podrán a las Fuerzas Armadas en una difícil situación y al pueblo en el paredón.

LA DELINCUENCIA ORGANIZADA


campesinos

DANTE N. PINO ARCHONDO

La Comisión Internacional contra la impunidad en Guatemala, cuya característica es ser una institución independiente de carácter internacional, pues fue conformada por las Naciones Unidas con el gobierno de Guatemala y ratificación del Congreso de la República, con la finalidad de apoyar al Ministerio Público, la Policía Nacional Civil  y otras instituciones del Estado en su lucha contra los cuerpos ilegales de seguridad y aparatos clandestinos, ha destapado una red de corrupción dedicada a la defraudación aduanera y el contrabando, que ha tocado hasta los cargos más importantes del gobierno.

El caso ha ocasionado un terremoto político en ese país, cuyas repercusiones tocan la puerta de la misma Vicepresidencia y cuyas derivaciones están por sentirse. Allanamientos y arrestos se produjeron acusando de realizar cobros ilegales a empresarios y usuarios en los servicios aduaneros.

Esto me puso a pensar, en la situación boliviana, donde el contrabando, las coimas que van unidas a la defraudación en la declaración de las importaciones, no tienen, como en Guatemala a una institución realmente independiente, sino a ramas que cuelgan del tronco central del mismo gobierno nacional y que en vez de luchar contra ese flagelo nacional promueven Decretos que legalizan la actividad del contrabando y sus efectos multiplicadores.

Sumando a esto la escalada de corrupción que se ha destapado en el Fondo Indígena, donde las declaraciones de los acusados muestran la enorme cara delincuencial con la que trabajaron y trabajan todavía con el pleno silencio del gobierno, la doble cara o moral con la que tratan el asunto y la insolencia con la que lo encubren, nos está mostrando una situación ya no solo de tolerancia ante la corrupción sino de encubrimiento desvergonzado.

Todo el andamiaje levantado con el san Benito del proceso de cambio ya no resiste más, ante tantas toneladas de corrupción ya nadie cree a estas alturas que los originarios sean los portaestandartes de la reserva moral. Si algo comienza a revelarse como el rasgo más profundo de estos años de gobierno cocalero, sindical, y de los llamados movimientos sociales, es la corrupción en todos sus niveles.

La ausencia de una resistencia social a este cuadro de descomposición no solo tiene en cuenta la débil oposición política sino a una gran parte del tejido social que se ha permeabilizado y beneficiado con el entramado del vivir bien de manera ilegal.

En Bolivia la conducta que promueve el contrabando, la defraudación fiscal, el uso indebido de los dineros del pueblo, el enriquecimiento fácil se ha convertido en un ejemplo que se debe emular. Y esto actúa como anestesia social que no solo la debilita sino la conforma.

No tenemos instituciones que hagan su trabajo con seriedad y responsabilidad. No tenemos a una CICIG como en Guatemala, donde los resultados cuentan, aunque estos lleguen a las máximas autoridades nacionales, lo que tenemos son espantapájaros que no asustan a nadie y que gastan dinero en propaganda sin mostrar ningún resultado.

de napuco Publicado en 1

PARTIDO UNICO


evo_morales
DANTE N. PINO ARCHONDO

Una de las descalificaciones usadas por los masistas cuando se cuestiona el carácter autoritario y antidemocrático con el que administran el Estado, es invocar el proceso de cambio y a partir de ese concepto declarar que el único partido que tiene ideología y que sabe a dónde quiere ir es el M.A.S. con este escudo contestatario todo lo que hacen está justificado y todo lo que se opone a lo que hacen es neoliberal y pro imperialista.
La recurrencia de referirse a “lo de antes” para englobar en esa frase toda la historia como algo que nunca debió suceder, como algo de lo cual hay que renegar permanentemente, nos delata el contenido conceptual sobre el que se desenvuelven en su imaginario colectivo, de ser los portadores de la buena nueva, es decir del cambio.
Si toda la historia nacional fue un error, refundarla es un deber. Y ahí tenemos a la nueva constitución política del Estado, como referente de la refundación y por tanto del nuevo camino que se debe seguir. Constitución que es un hibrido conceptual entre la república y lo plurinacional que tiende a negarla, entre la preeminencia de lo comunitario frente a lo individual y de la organización sindical ante lo empresarial.
Si todo el pasado tuvo un contenido colonial, el presente debe ser el instrumento para derribar la institucionalidad en la que se basó ese pasado y el futuro debe ser la construcción de ese ideal comunitario donde lo indígena se sobrepone a lo demás en el uso del lenguaje, las formas de organización societal y donde todo lo que no es indígena debe ser sometido primero y destruido después. Así se entiende el nacimiento del nuevo Estado Plurinacional.
Dicho lo cual, es necesario e imprescindible tener el control absoluto de los tres órganos de poder del Estado, para imponer esa visión. Y a partir de ese control, la vigencia del Partido Único como el rector que orienta toda la estrategia es una necesidad. Ante el tamaño de esta misión, procesos electorales, mal uso de los recursos estatales, gastos superfluos o cualquier problema que se presente son nimiedades a las que no hay que darles mayor importancia, teniendo en cuanta los supremos intereses en la construcción del nuevo Estado.
Y en eso están. Todas las decisiones en su contenido y formas que vienen asumiendo están enmarcadas en la estrategia de lograr imponer la reelección indefinida, meta que en este período debe consolidarse, para luego proceder a consolidar el nuevo Estado.
Si tenemos claro lo que se proponen, la destrucción de la institucionalidad en la justicia, la economía, la seguridad, forma parte de ese proceso que tiende a minar todo lo construido en un pasado histórico que nunca debió ser.
No hay peor sordo que el que no quiere escuchar. Y lo que está pasando es que la estrategia masista viene marchando mientras la débil oposición política le sigue el juego electoral. Las victorias de la oposición son meramente electorales, no tienen proyección institucional debido a la ausencia de estructuras político – partidarias que conviertan esas victorias en procesos ordenados de resistencia.
Desde ese ángulo lo que tenemos es un gobierno que cree en sus designios divinos para ser los autores del proceso de cambio, que está convencido de que Evo Morales debe ser Presidente vitalicio y que en este sentido todo lo que se pueda hacer para cumplir con su misión debe hacerse sin pensar que los medios no justifican el fin.

de napuco Publicado en 1 Etiquetado como

LOS RESULTADOS NO LAS PALABRAS


evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Lo que pude observar en la VI Cumbre de las Américas me deja con un sabor a poco. Mucho ruido y pocas nueces diríamos, para una movilización de burócratas en busca del espectáculo e imagen. Y en esto todos hicieron su esfuerzo. Claro que como en todo hay quienes se ufanan más que otros. El señor Maduro por ejemplo, con una comitiva de más de cien personas, sujetos que actuaron como “dobles” para confundir a los supuestos sicarios que, según él, iban a atentar contra su vida, sus idas y venidas por barrios que fueron testigos del momento en que se llevaron a Noruega por enviar droga a los Estados Unidos, la carta que le entregaron para que le hiciera llegar al Presidente Obama y las 11 millones de firmas que dice recolectó para pedir la derogación del Decreto Presidencial que penaliza a los funcionarios corruptos de su régimen.

El atraso de la señora Fernández de Kirchner que tuvo una presentación incoherente y vacía hablando de todo lo que parece se le vino a la mente en ese instante, dejando la impresión penosa de no tener ideas concretas.

El discurso de activista universitario de Evo Morales, que buscó contrastar las libertades y derechos que él entiende como tales, con los que dijo practica la política norteamericana, con epítetos fuera de lugar y un contenido penoso que me llevó a pensar que mientras Raúl Castro reconocía a Obama como un Presidente distinto Evo Morales creía todo lo contrario, casi como si una cara, la de Castro fuera la buena, y la otra, la de Evo, escrita por los asesores cubanos en Bolivia fuera la otra.

Tan respetuoso de la libertad y derechos es Evo Morales que sus matones no dudaron en disparar con una pistola eléctrica a una cámara de televisión panameña, mostrando la enorme tolerancia y respeto que tiene por ellos.

En cuanto al sucesor a dedo de Fidel Castro, su hermano Raúl, el discurso no pasó de ser una rememoración de sucesos que se repitieron en la isla durante 50 años, y que les sirvieron para mentir al pueblo cubano, engañar a la juventud latinoamericana y consolidar una dictadura violenta, intolerable y cobarde en nombre de la dictadura del proletariado.

El rasgo que caracteriza a los herederos del castrismo, es una verborrea irrefrenable, con la cual buscan mostrarse como los defensores de los pobres y oprimidos del mundo, mientras acumulan riquezas mal habidas que son transferidas a cuentas bancarias en dólares imperialistas, y envían a sus hijos a vivir allí donde el capitalismo existe y que viven en medio del lujo y la comodidad desenfrenada.

Cómo no vamos a ser vistos con cierta conmiseración desde el norte si en ocasiones como esta, no llevamos ideas, proyectos que impulsen el desarrollo de nuestros pueblos, planteamientos que vean el horizonte de la educación y que puedan ser insertados en acuerdos que se conviertan en políticas de estado.

Cómo queremos ser tratados con respeto si insultamos, cómo queremos ser atendidos si ofendemos, cómo queremos convencer que tenemos soluciones a nuestros problemas si la corrupción nos invade por todo el cuerpo.

La Cumbre fue solo un momento, un encuentro que nada cambió, ni siquiera el saludo Obama – Castro pues ambos reconocieron que lo más importante del restablecimiento de las relaciones, está aún por definirse, llámese libertades democráticas y restitución de los derechos políticos en la isla y el levantamiento del bloqueo que aún persiste mientras Cuba no se democratice.

de napuco Publicado en 1

ESTO NO ES NADA CREAMÉ


evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Mirando las cosas desde una perspectiva mucho más objetiva, con ojos desde afuera, como diría mi tía, todo lo que viene sucediendo en la política boliviana no es sino la continuidad de una estrategia que arrancó con la aprobación de TSC (Tribunal Supremo Constitucional) falló que tuvo como corolario, el juicio contra uno de los Supremos que denunció la injerencia del Poder Ejecutivo para que eso sucediera, aunque tal juicio se disimuló incoándolo por otra razón.

Quien tenga oídos para oír que oiga, viejo dicho bíblico, pero no por viejo menos cierto y aplicable a lo que acontece. Desde el mismo instante en que se “legalizó” la re elección por tercera vez, todo lo demás es la línea de continuidad que busca – aplicando la regla – de que el fin justifica los medios, lograr constitucionalizar la re elección indefinida.

Y en eso andamos Sancho. Con estas elecciones regionales y municipales el objetivo debería consolidarse. Es decir: hay que tomar las gobernaciones como las alcaldías, al menos siete de las nueve en capitales de departamento. Si los ofertas de gastar millones de dólares en obras de maquillaje urbano o todo lo que se le ocurra al Jefazo no bastan para convencer al electorado de que vote por sus burros amaestrados, y las amenazas de que si ellos no son elegidos, los elegidos por voluntad popular, no serán tomados en cuenta ni el registro de teléfonos del Palacio, entonces queda la alternativa instruida al Tribunal Supremo Electoral de trabajar concienzudamente en las urnas y definir el voto popular a favor del color azul masista.

Y si alguien duda de que todo esto no sea cierto, pregúntenle al candidato Ernesto Suarez y a sus más de doscientos candidatos eliminados por la metralla certera de unos bandidos que ofician de tribunos electorales, maniobra que como dice un periodista, que no es ningún despistado y que le han confinado su columna, esa instrucción no solo tiende a asegurar la victoria masista o anular la posible resistencia al gobierno, sino a consolidar el control sobre un departamento clave en las operaciones pro- narcóticas  que se vienen sucediendo y que no pueden ser objeto de una gobernación verdaderamente opositora.

Estamos Sancho encerrados sin remedio. Pues el poder que detentan, les permite todo, gracias – entre otras cosas – a los Altos Mandos Militares que ahora tienen el puño del comunismo en una mano y la otra abierta para recibir las retribuciones que les obligue a no abrir ese puño.

Sume usted ha todo eso querido Sancho, la denominada Asamblea Legislativa Plurinacional que en su mayoría aplastante son ciegos, mudos y sordos al Tribunal Supremo de Justicia que opera como zombies asustando y matando judicialmente a los enemigos del gobierno, a la Procuraduría General del Estado que son títeres digitados desde el mismo centro del Poder y tienes toda la masa lista para hornear tu pan.

La re elección indefinida marcha y quien crea lo contrario dice que hay que ir a votar en las urnas contra el MAS o buscar alianzas que alcancen ese fin. Toda una inocencia que enternece, pero nada más. Estos regímenes entronados en el voto popular digitado y manipulado no tienen en su ideario la alternabilidad constitucional: el socialismo soviético, chino o cubano así lo han demostrado. Son dictaduras maquilladas de democracia y en tal entendido las elecciones son un medio que debe probar su legitimidad para luego convertir a esta en la cuna desde donde se aplica la voluntad del dictador.

Por eso no debemos esperar a que salga el nuevo día pensando que el dictador dejará de serlo porque amanece.

de napuco Publicado en 1

LOS REFUGIADOS


dpa-11

No me sorprendió la verdad, la forma y manera con la que el gobierno salió a vociferar luego de que el ex Comandante de la Policía, Oscar Nina, fuera preso acusado de tener nexos y tratos con el narcotráfico y tuvieran que dar una explicación de cómo y por qué ocupó tal posición con la venia y felicitaciones del mismo señor Presidente, no se sabe si en calidad de tal o de máximo dirigente cocalero, pero que en todo caso demuestra los lazos nada finos que los unen.
Hace quince años que el señor Morales está gobernando ininterrumpidamente y ya es tiempo de que se hagan cargo, con algo de decencia de sus acciones y resultados, pero parece que esas virtudes no tienen, lo que si abunda en todo el círculo de gobierno es el cinismo y la mentira.
Yo debe hablar por mí, eso me corresponde y por ello tengo que referirme a las declaraciones de una señora de nombre Gabriela Montaño que ahora preside la Cámara de Diputados, quien se habría referido a quienes estamos perseguidos por su gobierno y en calidad de tales como refugiados, con los calificativos de “maleantes, malandros y ladrones” un vocabulario digno de una señora que representa a los, a su vez, señores diputados, quiero creer del MAS y no de todos.
Cada vez que se descubre a los verdaderos delincuentes enquistados en el gobierno, nombrados, elegidos o designados, se levanta una polvareda al mejor estilo de las mafias, que busca desorientar, confundir y ocultar la verdad. Y cuando esto sucede los primeros en ser nombrados somos los refugiados. No sé qué quiso decir en realidad esta señora, pero debo entender que trató de comparar a sus delincuentes con los perseguidos políticos, lo que tiene una enorme distancia.
Yo no creo que esta señora tenga la mínima idea de saber quién soy y dudo de que se haya tomado la molestia de ver el proceso por el cual se me acusa de genocidio, una acusación que no tiene ni pies ni cabeza, y que ha terminado con un juicio digitado desde el gobierno, con generales de la república en prisión.
Lo cierto y comprobable es que Estados como el de España, Estados Unidos, Paraguay, Perú y Brasil nos han otorgado refugio previo análisis legal, demostrado con pruebas, sobre la persecución política de que fuimos y somos objeto. Y tantos no pueden equivocarse. Algo tan simple como esto no cabe en el entendimiento y comprensión de esta señora que como dice Sabina tiene la lengua muy larga, la frente muy alta, y la falda muy corta.

de napuco Publicado en 1

HAY CAMBIOS QUE NO QUIERO


ENTRE ROSARIO CANEDO Y YO

DANTE N. PINO

Toda la revolución que estamos viviendo muestra una serie de cambios substanciales que modifican de manera profunda nuestra cultura y creencias con las que hemos venido conviviendo estos años. Yo recuerdo cuando ingresé al Banco Central de Bolivia, allá por el año 1972, un año después de que el general Banzer derrocara al general Torres, las máquinas calculadoras mecánicas con las que trabajamos, los libros de contabilidad como enormes biblias en los cuales había que escribir, las cintas kilométricas llamadas huinchas, que debíamos recorrer cuando saltaba una diferencia. Y cada uno de nosotros en el departamento de contabilidad era una pieza del conjunto, de cuyo resultado dependía el final del día.

Como era joven, 22 años, y quería unos pesos extras, siempre me brindaba para llevar remesas, es decir, dinero en maletas para llenar la bóveda de los bancos en las provincias, esas maletas se depositaban en los vagones del tren, nos daban una dotación de revolver con el tambor lleno de balas y listo, a dejar el encargo. Una vez llegué a Tupiza casi al amanecer y no había un alma esperándome, el tren me dejó con tres maletas llenas de dinero, me quedé parado, en medio de la nada esperando un milagro, que se presentó bajo la forma de un buen hombre con una carreta, que sirvió para llevar las maletas a duras penas, hasta la sucursal del Banco del Estado. Tuve que golpear la puerta con la cacha del revólver y gritar que me abran. Salió el encargado somnoliento y le entregué el dinero. No sé si alguien en el pueblo se enteró, pero en esas maletas había como tres millones de pesos bolivianos.

Casi al medio de los ochenta cuando el Banco Central decidió mudarse a su nuevo edificio, justo al frente del que ahora se ha convertido en la sede de la Vicepresidencia de la República, los libros, huinchas, las maquinas mecánicas, comenzaron a mudar por otras, electro-mecánicas, eran más rápidas y las operaciones se podían contabilizar mejor, las comunicaciones mejoraron, ya no se usaba el “cambio y fuera” gritando, se podía hablar con calma y la administración decidió comenzar a usar las computadoras, habilitando un enorme espacio para albergar enormes cajas con cintas grandes, donde llegaron los ingenieros que comenzaron a darnos claves y signos para hacer el trabajo más fácil, lo que no fue cierto, porque se hizo más complicado y ese principio fue el caos tratando de ordenarse. Pero el progreso se abrió paso junto con las formas que se hicieron más agiles y con mejor contenido.

Pasar de lo mecánico a lo electro-mecánico y luego a la computación e informática ha sido una revolución en todos los sentidos de mi vida. En cada ocasión, mi generación ha tenido que saber acomodarse, reaccionar y aplicar la nueva realidad en su manera de ver el mundo, de relacionarse y de convivir. Quizás eso explica nuestra conducta generacional de aceptar el cambio permanente como algo normal y cotidiano, pensando que lo que tenemos ahora cambiará mañana sin mayor trauma.

Me pregunto si esa remesa que llevé a Tupiza en tres maletas con tres millones de pesos en ellas, y sin que haya sucedido nada, ahora sería posible hacer sin que nadie se entere. Utilizo mi android y transfiero o recibo dinero sin salir de casa, pago mis cuentas y espero que llegue mi pizza, compro boletos para el cine, envío mensajes a cualquier parte del mundo, me informo al minuto sobre lo que acontece y ya nada me causa impresión, porque lo que pasa aquí sucede allí.

Lo que no puedo aceptar aún, es la permisividad social para sostener a un grupo de personas, que manipulando el voto, se hacen del gobierno y delinquen y agreden y roban y asesinan usando toda la tecnología que tenemos para engañar, tergiversar y hacernos creer que estamos en el mejor de los mundos, como si todo ello fuera parte del cambio que queremos.

de napuco Publicado en 1