LA VOLUNTAD DEL DICTADOR ES LEY


evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

En tiempos distintos pero con el mismo hilo de afinidad, en Bolivia se resuelve declarar a personas sentenciadas por robo en territorio chileno como mártires y héroes mientras se encarcela a funcionarios de YPFB por corrupción y el Presidente Morales afirma que los desfalcos ocurridos en el Fondo de desarrollo Indígena son culpa de los técnicos contratados y no de los dirigentes sindicales que desviaron esos recursos a sus cuentas privadas. Es una muestra en síntesis de los once años de gobierno en el cual las prácticas de ilegalidad, corrupción y desprecio por la ley han sido recurrentes.

Los bolivianos están padeciendo un ciclo de inmoralidad y protección de la delincuencia oficial que solo son comparables con algunos gobiernos de los caudillos barbaros, en los cuales primaba la voluntad del dictador por encima de los derechos del ciudadano y de los intereses nacionales.

El desparpajo con el que el Presidente Morales viaja al exterior para rendir pleitesía a sus similares del club bolivariano, el uso de bienes públicos de aviones oficiales el servicio de ciudadanos extranjeros, la obligación de trasladar a niños de su escuela al museo de Orinoca donde se exponen sus hazañas como futbolista, el adoctrinamiento escolar para que se lea su biografía,  el gasto superfluo en cubres y reuniones de contenido ideológico sin ningún beneficio para la república y muchas expresiones de fanatismo personal con las cuales se ejerce una dictadura que  parece no alcanzar límites, tiene como anestesiada a la ciudadanía que últimamente tiende a festejar estas ocurrencias como si fueran caprichos pasajeros de niño mal educado.

Y es que en estos once años de uso del poder discrecional, la fortaleza de reacción social ha sido sometida mediante el uso de la justicia como instrumento de amedrentamiento y de sojuzgamiento sin clemencia. El gobierno ha demostrado tener una enorme capacidad para delinquir mediante el copamiento de las instituciones llamadas a fiscalizar sus actos, que incluyen a los órganos de control legal  y la misma Asamblea Nacional Legislativa. Amparado en estos escudos no ha dudado en desatar crímenes planificados con objetivos políticos como el caso Rozsa en Santa Cruz o la violenta quema de la Prefectura en Cochabamba para encarcelar al Gobernador de entonces Manfred Reyes Villa o las acciones de criminales con muertos en Cobija que terminaron con su gobernador Leopoldo Fernández en la cárcel, casos como estos ahora se conocen que fueron planificados y ejecutados con pleno conocimiento de la Presidencia y Vicepresidencia bolivianas.

Todo esto no es de conocimiento de la comunidad internacional lo que es lamentable porque le otorga al régimen un barniz que encubre una realidad distinta a la que se tiene el gobierno de Evo Morales.

En la actualidad aquellos periodistas que tuvieron el coraje de denunciar estos y otros hechos están en el exilio forzado o voluntario para evitar ser encarcelados o mantienen un silencio forzado para proteger a sus vidas y sus familias.

No se puede seguir callando la realidad boliviana sin convertirse en cómplice de un gobierno delincuencial.

 

 

 

 

TERTULIAS ACTO II


hugo banzergoni-cDOS FORMAS DE HACER POLITICA

Mire cuando usted me dice que todos nosotros tuvimos la culpa, que le voy a decir, si pues, en realidad todos hicimos lo posible para fortalecerlo y potenciarlo. Yo creo que en realidad el momento del error fue cuando el Goni rompió el pacto con Banzer, recuerda? el doctor Paz hizo un acuerdo con Banzer para que apoyara el D.S. 21060. tenia razón el doctor, estaba mirando hacía delante, ese decreto necesitaba cuando menos dos periodos para sentar las bases del crecimiento económico y el pacto garantizaba eso, cuando el Goni lo rompió ese tiempo necesario se quebró de alguna manera, resulto que Goni ya no tenía las “manos atados” pero tampoco el poyo de Banzer y cuando ganó las elecciones el general se las cobró dando sus votos al Jaimito. Así el decreto que requería continuidad se frenó con un gobierno mirista que amenazó con revertirlo y que en realidad no lo hizo pero tampoco le dio continuidad y recuerdo que entonces el mirismo mostró su rostro mas feo, ese del disfrute del gobierno al máximo, fue una fiesta mirista del cuatro años con metidas de  pata muy graves como esos amigos y fotos por medio que eran nada menos que narcos.

Durante ese periodo el MNR le hizo la vida imposible al gobierno y las denuncias de corrupción comenzaron a llover, el resultado no fue que solo el MIR se vio afectado, sino que la ciudadanía comenzó a ver que todos eran lo mismo y que los acuerdos y pactos entre ellos eran para encubrirse, yo recuerdo a los medios de comunicación resaltando esos hechos y claro sus resultados eran los esperados, una falta de confianza ciudadana muy grande en los políticos.

Cuando esa desconfianza llega a esos niveles todos buscan un remedio. Sí ya se, luego del MIR volvió el MNR y esos cuatro años del MIR le hicieron cambiar al Goni su visión en relación a la continuidad que necesitaba el decreto 21060, no fue a buscar un proceso de privatización como lo hicieron otros, y se mandó con un proceso de capitalización que sacó del foco a todos y les dejó sin discurso. Lo cual demuestra que el MNR nunca se alejó de su vertiente estatista, aunque sus detractores digan lo contrario, la capitalización del Goni sigue la ruta del nacionalismo revolucionario y busca potenciar al Estado.Al capitalizar las empresas que se consideraban vacas sagradas libera al Estado de sus pesadas deudas y abre el camino de la inserción internacional que Bolivia necesita para reproducir la inversión.

Pero la política en Bolivia es envolvente y desde la oposición que ahora eran el MIR y la ADN torpedearon el proceso, los miristas acuñaron la frase “vende patrias” y los adenistas se vistieron de populismo puro para criticar la capitalización desde todos sus ángulos. Creo que esta manera de hacer política es la confirma esa sentencia de que la burguesía en Bolivia no tiene conciencia de clase y cree que cuando se destrozan entre ellos, ellos ganan y esta visto que lo único que hicieron fue comenzar a cavar su tumba .

Para cuando Banzer llego al poder por medio de elecciones el panorama político nacional, recuerda usted? estaba por los suelos, nadie creía en ninguno de los que formaron pactos políticos, a esos pactos los bautizaron con el nombre de pasanaku, que significa “después te toca” y fue cuando en el escenario político nace la NFR bajo la dirección de un Alcalde en Cochabamba, un político joven y dinámico en una administración que le cambio la cara a la llajta, de todos los Alcaldes era el mas popular y ya se veía su proyección hacía la Presidencia.

Y que cree usted? al Manfred también le toco probar de lo feo. Ahora seguimos, por lo pronto nos tomaremos esta cervecita.

QUIENES GOBIERNAN BOLIVIA


 

campesinosevo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Cuando el Presidente Gonzalo Sánchez de Lozada dejaba su carta de renuncia al Congreso de la Nación pidiendo que la misma no sea atendida, por ser una renuncia forzada por la violencia de la conspiración y el terrorismo planificado, los partidos políticos estaban aterrados y sin convicción para frenar el ascenso de esas fuerzas corporativas sindicales que mimetizadas como movimientos sociales derrocaban a un gobierno constitucionalmente elegido y amenazaban con la dinamita y el fusil a quienes se opusieran a continuar con sus designios de llegar al Poder.

Es que esos fatídicos días del 15 de septiembre al 17de octubre estuvieron sacudidos por una violencia inusitada, ejercida por quienes, en ese momento prometían cambiar el destino de los bolivianos, vaciando en la memoria colectiva  la mentira de que fue el gobierno el que provocó y desencadenó los hechos, ocultando la verdad hasta el momento en que la parodia de juicio de responsabilidades hubiera concluido, para acto seguido darse a conocer como los autores de los hechos de sangre ocurridos en nombre de una rebelión disfrazada de defensa de los recursos naturales.

Así comenzó a escribirse la historia de estos once años. Hoy día, cuando tienen que mostrar los frutos del gobierno que denominaron proceso de cambio, cuando el pueblo le exige rendición de cuentas, ese movimiento corporativo sindical no tiene respuestas y acude nuevamente a lo único que saben hacer, violentar, engañar y mentir.

Que quede claro, en estos once años ha sido los dirigentes sindicales a la cabeza del máximo ejecutivo de los cocaleros, los dirigentes de las cooperativas mineras, las direcciones campesinas y gremiales, los que han gobernado el país. Han sido ellos los que han manejado el dinero del pueblo que les ha llegado a manos llenas, gracias a los gobiernos democráticos. Y hago diferencia entre el gobierno de las corporaciones sindicales y los anteriores, porque el gobierno del sindicalismo no es ni fue a pesar de las apariencias que quisieron tener, un gobierno de la democracia, fundamentado en el Estado de Derecho y se han constituido como una dictadura sindical colocándose por encima de su propia constitución a la que juraron respetar.

Es a ese bloque social al que se debe derrotar democráticamente, es tiempo de decir las cosas por su nombre y no estar buscando la forma de congraciarse con ellos demandando su voto, como si no fuera lo mismo que pedirle al enemigo sus bendiciones. Bolivia es prisionera del sindicalismo más vergonzoso que se ha tenido nunca. Y quede como ejemplo para la democracia lo que pueden hacer estos grupos corporativos en nombre del cambio y de una liberación delirante que se convierte al final en una degradación de la dignidad.

Si hay algo que se debe hacer con urgencia es organizar a las fuerzas de la democracia que no teman decirle al ciudadano la verdad y que no tengan miedo de enfrentar al gobierno de la dictadura sindical, la misma que ha hecho una costumbre burlarse de la justicia para someterla a sus caprichos políticos, derrochar el dinero del pueblo como su fuera suyo y aislar a Bolivia internacionalmente apoyando a gobiernos antidemocráticos que son una vergüenza mundial.

 

de napuco Publicado en 1

PARA SER MINISTRO DE ECONOMIA


dinero

DANTE N. PINO ARCHONDO

En circunstancias democráticas normales, vale decir, cuando se tiene el cargo de Ministro de Economía en un gobierno que se ajusta al Estado de Derecho, y en el que se actúa como par con sus iguales en el gabinete, establecer una política económica, comporta tener una visión de país que se debe desarrollar de acuerdo a sus fines u objetivos, definidos generalmente por el Presidente en su programa electoral. Al Ministro de Economía le corresponde ejecutar ese programa.

Durante sus sucesivos gobiernos Evo Morales nunca dio a conocer al país cual era el modelo de economía que quería desarrollar, en el devenir de su administración se fueron lanzando ideas sobre un proceso económico, social, comunitario y productivo, que al final no es otra cosa que un chairo donde todo cabe y donde nada entra.

Bajo estas circunstancias el señor Arce Catacora ha manejado la economía nacional en el ámbito del libre albedrio. Es decir el señor Ministro dejó hacer y dejó pasar, sin tener que preocuparse por guardar el equilibrio que siempre tuvo atados a sus anteriores pares, entre los ingresos y egresos definidos en el presupuesto general de la república. La política de este ministerio fue la del embudo. Muy ancha para los caprichos presidenciales desparramados en obras suntuosas, gastos superfluos, empresas estatales creadas sin ton ni son y endeudamiento caro innecesario y por otro lado muy angosto para atender las necesidades en el equipamiento de la salud o de la educación  o del apoyo a la industria y la agricultura.

Con el caudal de ingresos que manejó gracias a los precios internacionales del petróleo, y la venta del gas,  la política económica de estos años no tuvo que preocuparse por limitar recursos, al contrario se permitió el uso de transferencias a cuentas privadas con dineros del Estado caso FONDIOC, o desembolsos por  más de setenta millones de bolivianos a un periódico de línea oficial llamado Cambio o el uso de dinero por el Presidente para malgastarlo en ideas alocadas como las del satélite, o el nuevo palacio o proyectos en Bulo Bulo de carácter petroquímico y tantas otras necedades, sin que este Ministro hay dicho esta boca es mía. Pero cuando los discapacitados pidieron un mísero bono dijo no!

En abundancia cualquiera es buen Ministro más aún si actúa como este señor lo hizo. Ahora cuando la situación tiende a ser inversa y ya no se puede gastar por el caño ancho de los caprichos de los movimientos sociales, las aflicciones comienzan a crecer y las demandas insatisfechas ponen en la mira al modelito del chairo paceño.

Quienes con cierta tolerancia dicen que fue un buen Ministro se olvidan que un buen ministro en época de abundancia debía haber mostrado el camino verdadero del proceso de cambio y aconsejado a un Presidente muy limitado en el conocimiento de la economía cómo y para quien se tenían que usar los recursos económicos, el limitarse a decir sí a todo lo que le dijeron que haga, lo despojó de su carácter de ministro y lo convirtió en un pobre cajero!

 

de napuco Publicado en 1

LOS NUEVE HÉROES DEL MASISMO


nueve detenidostrio1

DANTE N. PINO ARCHONDO

Esta semana retornaron los nueve bolivianos sentenciados en Chile por: robo con intimidación, contrabando y porte ilegal de armas, fueron multados con 32 millones de pesos previo reconocimiento de sus delitos en el proceso judicial que se llevó en el tribunal Garantía de Pozo Almonte. El hecho produjo una curiosa reacción oficial del gobierno boliviano, que durante el proceso, con declaraciones variopintas pronunciadas por las máximas autoridades de gobierno – Presidente y Vicepresidente- convirtieron un asunto delictivo de frontera en un suceso político que sumó acusaciones, diatribas y calificaciones a las ya fuertemente deterioradas relaciones que tiene Bolivia con Chile.

La apasionada defensa gubernamental boliviana llegó al extremo de pagar con dineros del tesoro de la nación la multa impuesta y declarar a los acusados como mártires y héroes que lucharon por el retorno al mar.

¿Qué pasó realmente? Pues mire usted, yo no tengo la pluma del Gabo, que con este cuento podría haber escrito otra novela y deleitarnos otra vez. Así que me remito a las declaraciones que se hicieron y las escenas que dibujaron. Resulta que los nueve agentes de lucha contra el contrabando sigilosamente se deslizaron por territorio fronterizo habiendo sido alertados del movimiento de camiones chilenos que estaban yendo por caminos poco santos y llevando contrabando. Astutos como solo ellos, esperaron a que estuvieran en lugar correcto para  sus planes y cuando pensaron que habían cruzado al territorio boliviano al grito de “patria o muerte venceremos” les conminaron a bajarse, cosa curiosa. Cuando los choferes chilenos lo hicieron los agentes bolivianos se subieron para llevarse el contrabando, los chilenos se fueron corriendo a buscar a la guardia fronteriza, mientras que los agentes bolivianos estaban tratando de darle arranque a los camiones sin resultado, tiempo suficiente para que los chilenos cuenten a su guardia lo ocurrido y estos llegaran al lugar para hacer lo que debieron haber hecho los bolivianos al principio, reducirlos y apresarlos.

La primera pregunta ¿Quién estaba en territorio de quién? Unos dijeron en Bolivia o sea que los agentes chilenos pasaron a territorio boliviano y tomaron presos a bolivianos en función de deberes, ¡una barbaridad! Historia a la que se le dio crédito en el gobierno de Evo Morales y con la cual como Quijote en riestra salió a denunciar al mundo este nuevo atropello chileno, declaraciones ampulosas que demostraban la inocencia de esos pobres agentes bolivianos y la sumisión de la justicia chilena a su gobierno. El asunto fue tratado en la sesión de la OEA donde se demostró la brutalidad con la que se los trataron a esos valientes bolivianos y la perfidia chilena para apresar a inocentes palomitas.

La verdad fue otra, se evidenció que los agentes bolivianos estaban en territorio chileno, o sea estaban incautando camiones chilenos en territorio ajeno.  Por eso los agentes chilenos los redujeron y apresaron.

La segunda pregunta ¿para qué los agentes bolivianos hicieron bajar a los choferes chilenos de sus camiones? La acción correcta era trasladarlos hacia la aduana para incautar la mercadería de contrabando y retener los camiones y apresar a los choferes. No tiene sentido lo que hicieron, si no fuera porque la verdad es que quisieron llevarse los camiones con la carga, es decir robarlos. Cosa que no ocurrió por la fatalidad, y que luego reconocieron como cierta en el proceso legal declarando su culpabilidad.

Para que no quede duda, en Bolivia los transportistas que hacen el trabajo en frontera con Chile declaran que estos agentes son conocidos por sus actividades delincuenciales, acusan a Arsenio Choque, uno de los sentenciados, de tener esta actividad de robo de vehículos y de haber llevado a los militares a realizar estas tareas delincuenciales, es “chutero” dicen (autos robados)  y tiene ese trabajo, afirman.

Este es el grado de descomposición que existe en el gobierno boliviano. Pagar la multa de delincuentes confesos, recibirlos como héroes en el Palacio de Gobierno, querer mostrar al mundo como inocentes a vulgares ladrones. En las redes sociales se dice que a esto nos han acostumbrado, en un reconocimiento de la derrota moral que vive el pueblo boliviano. Estos actos propios de la barbarie son para muchos folklore nacional.

de napuco Publicado en 1

ADIÓS A LAS ARMAS


farc.jpg

La ideología marxista-leninista que invocó la izquierda guerrillera para levantarse en armas se fundamenta en la afirmación de que la única vía  para terminar con el sistema de explotación capitalista era la insurrección popular, insurrección que debía llegar por el uso de las armas ejercitando la violencia revolucionaria. La guerrilla de las FARC en Colombia invocó ese principio; y por ahí vamos, se lanzaron contra el Estado capitalista burgués, pensando en escribir la historia – como lo hizo el comandante Castro allá por los sesenta con el ejército de Batista- y con la gloria de derrotar a las Fuerzas Armadas de Colombia,  para ingresar a paso de parada en medio del fervor popular aclamados como los dueños del nuevo poder que tendría la noble misión de instaurar el comunismo. Cincuenta años estuvieron en esa prédica, matando, secuestrando, extorsionando y todo ello en nombre de la revolución. Esa lucha armada, como les gusta denominar a los jerarcas de las FARC,  estaba sustentada en el apoyo del pueblo, al que si no le gustaba lo que hacían lo mandaban a volar por los aires o lo conminaron a pagar el impuesto revolucionario bajo pena de asesinar a sus familias. Una bonita forma de pedir apoyo y una mejor forma de obtenerlo, razón por la cual, a medida que hubo transcurriendo el tiempo ese pueblo se cansó de tanta barbaridad y de tanta explotación revolucionaria, que las FARC ya no tuvieron otro remedio que ir a buscar recursos en otra parte, lo que les llevó a ser socios del narcotráfico.

En resumen la gloria revolucionaria de liberar al pueblo y terminar con su explotación acabó siendo una buena idea para explotarlo, secuestrarlo y exaccionarlo sin piedad,  y de esta forma la guerrilla patriótica se convirtió en guerrilla delincuencial y en vez de liberar terminó siendo carcelera y en vez de luchar contra el capitalismo se convirtió en socio del narcotráfico que es por  excelencia el capitalismo en su versión más sangrienta

Con estas medallas al mérito, las FARC se fueron mermando y debilitando al mismo  tiempo que sus ideales ya no convencían ni suscitaban apoyos en las esferas políticas  y menos en la clase obrera.  Paralelamente el Ejército Colombiano en el gobierno del señor Alvaro Uribe, les propinó sendos golpes de los cuales no se podían levantar y estaba claro que en poco tiempo serían derrotados militarmente.

Y he aquí que surge la mano salvadora del Presidente Juan Manuel Santos y en el momento en que más necesitaban de ella. Cómo no tomar esa mano salvadora?

Pero quede claro. Si el Presidente Santos terminó a las FARC por el camino de los acuerdos lo hizo como vencedor, y lo que las FARC deben reconocer es que fueron vencidas políticamente y desarmadas militarmente. Se ha demostrado al mundo que estos guerrilleros no pudieron con el Estado ni con la Democracia, aunque ese Estado al que juraron combatir y terminar les de alguna ayuda para que se recompongan en la política permitiéndoles incorporarse al juego democrático.

Las FARC han sido derrotadas. Eso está demostrado. Ahora a los que quedan de ellas veremos si la política y el pueblo en las urnas, les da vida.

 

de napuco Publicado en 1

LA COCA Y EL GAS


coca

DANTE N. PINO ARCHONDO

La suma de hechos que inculpan al gobierno de Evo Morales en Bolivia, en otros tiempos, ya hubieran producido su renuncia, desde el primero que se produjo a meses de su mandato en YPFB la petrolera boliviana que fue “nacionalizada” y que se constituyó en la prima dona del señor Presidente, cuando se encontraron con un cadáver, maletas de dinero y al propio presidente de la institución recibiendo coimas, hasta ahora en medio de un juicio por la compra de unos taladros que involucran, otra vez, al presidente de YPFB y que demuestra con absoluta contundencia que lejos de haber recuperado la institución para beneficio de los bolivianos lo que ciertamente se hizo fue convertirla en una cueva de ladrones, donde se hace de todo menos ingeniería petrolera.

El Fondo Indígena que tiene como origen de sus recursos precisamente a YPFB en vez de ser el instrumento de transformación del agro o sea del campesino boliviano, se utilizó como la caja de reparto a cuentas privadas para enriquecer a la dirigencia sindical corporativa, en premio a las lealtades electorales otorgadas al Presidente Evo.

El Ministerio de la Presidencia, que tiene deberes formales por ley se convirtió en el instrumento de la corrupción diseminada en todo el aparato institucional que depende del poder ejecutivo, incluyendo a las propias Fuerzas Armadas, el Poder Judicial y el Electoral.

El gas fue el pretexto para derrocar a Gonzalo Sánchez de Lozada, acusándolo de querer venderlo por territorio chileno a empresas norteamericanas. Toda la revuelta miserable y sangrienta de octubre de 2003 se ejecutó con el fin de evitar que Bolivia se potenciara convirtiéndose en el eje central de este recurso energético. En ello jugaron intereses externos competitivos e ideologías afines al extremismo castro-chavista. Para obtener este resultado se utilizó al dirigente cocalero Evo Morales digitando la defensa de la coca como punta de lanza con el fin de disfrazar los objetivos reales por aquellos que se levantaron como movimientos sociales preocupados en la defensa de las riquezas naturales.

Han transcurrido once años desde que Evo Morales asumiera el gobierno y YPFB está destrozada por la corrupción y la ineficiencia operativa que ha convertido a la empresa en una caja que recibe ingresos por la venta del gas y los distribuye a través del Poder ejecutivo, sin ninguna otra alternativa ni política que la haga merecedora de ser el centro del desarrollo nacional. Todos los sueños que alguna vez se tuvieron para que Bolivia deje de ser in país exportador de materias primas se ha ido por el caño de las aguas servidas, gracias a este gobierno preocupado por sus intereses mezquinos de industrializar la coca antes que el gas.

Los proyectos hidrocarburiferos montados con el fin de propagandizar la “nacionalización” han resultado un fracaso debido a que desde su origen no tenían factibilidad ni mercado. Ya se puede, por tanto, afirmar que el gas explorado y explotado por los gobiernos democráticos abominados por Evo Morales, es el gas que ha hecho posible la extensión de su mandato, sin que él haya aportado nada para darle continuidad a este recurso.

Es enorme la responsabilidad que tiene Evo Morales con este asunto y a estas alturas no se puede negar ni disimular el enorme daño económico que se ha infligido a los altos intereses nacionales, la ausencia de una política hidrocarburifera, el desinterés por dotar a YPFB de personal administrativo idóneo y el manejo abusivo y político que se ha tenido con ella, nos muestran la indiferencia de este gobierno con el futuro de la Patria. Se ha priorizado a la coca antes que al gas, el resultado es la ampliación del cultivo cocalero y la reducción de los volúmenes de gas en penosa demostración de lo que han sido estos años de gobierno masista.

de napuco Publicado en 1

TERTULIAS ACTO XI: LAS MENTIRAS DEL GAS


evo y alvaroGSL

Esta es la última nota de las tertulias. Quería escribir otra serie dedicada al tema económico, pero tras mucho reflexionar me di cuenta de que el asunto económico estaba suficientemente explicado y demostrado en análisis de gran valor por la Fundación Milenio y otras ONG dedicadas a lo mismo, sería repetitivo y creo que lo importante no es recalcar sino esclarecer esos estudios y por eso me voy a permitir afirmar algunos resultados producto de esos análisis a los que me he referido.

Bolivia vive en un modelo de consumo y de gasto sin precedentes, primera afirmación. El crecimiento del Producto en estos once años  es el resultado del consumo, del gasto de gobierno y de las importaciones, estas tres variables son el motor de ese crecimiento. Estas variables tienen el combustible del gas y los minerales. En la medida en que los precios de estas materias primas se mantuvieron altos, los ingresos fiscales pudieron inyectar gasto, financiando el consumo, el gasto gubernamental en toda su dimensión y las importaciones, cuando estos ingresos disminuyen ese financiamiento se achica con las repercusiones inevitables en el crecimiento del Producto.

A esto se le denomina economía primaria de exportación, que ha sido la constante desde la creación de la república en 1825. Nada ha cambiado sino los personajes que a su turno prometieron el cambio.

El gas que hizo posible el gobierno de Evo Morales, será el gas que hará que deje de serlo, segunda afirmación. Muy simple, las exportaciones de gas de las que usó y abusó su gobierno, fueron el resultado de las políticas económicas de los gobiernos de Paz Estensoro (1985-1989) Jaime Paz Zamora (1989 – 1993) Gonzalo Sánchez de Lozada (1993- 1997) Hugo Banzer – Jorge Quiroga (1997 – 2002)

El segundo gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada agosto del 2002 a Octubre de 2003 no pudo concretar la política hidrocarburifera destinada a afianzar los mercados internacionales y las reservas gasíferas debido a la conspiración que se hizo para derrocarlo y evitar que eso suceda. Bajo consignas chauvinistas de “ni una molécula de gas a Chile” o el gas no se vende por Chile acusando a GSLZ de “vende patria” se llevó a cabo movilizaciones armadas para confrontar al gobierno y provocar el derramamiento de sangre, estos hechos como relaté en las tertulias fueron episodios que sucedieron del 15 de septiembre al 17 de octubre.

Los actores que protagonizaron el derrocamiento de ese gobierno se proclamaron “héroes del gas” y fueron amnistiados por el vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, el señor Carlos Diego Mesa Gisbert, quien con esa amnistía evito que el juicio de responsabilidades tuviera en su proceso a todos los que administraron el conflicto en esos días. Liberados por esa decisión política estos conspiradores tuvieron la osadía de hacerle creer al pueblo que nacionalizaron el gas, y para su suerte el precio del gas remontó, por factores externos, a precios impensables traccionados por el precio del barril de petróleo que llegó valer más de100 dólares.

Inmersos en esa bonanza no dudaron en mentir afirmando que los ingresos fiscales fueron resultado de la nacionalización y se llenan la boca con discursos comparativos entre los gobiernos anteriores y el actual, para demostrar inadecuadamente la diferencia de valor comparativa entre un ciclo de baja los precios de las materias primas con otro en alza.

Envueltos en su mentira la que para ellos se convirtió en verdad, descuidaron el abc de la industria hidrocarburifera, que no es otra que la de sostener inversiones permanentes en la búsqueda de nuevos reservorios, de mantener y ampliar los mercados y de diversificar la industria petrolera. Ciegos y borrachos en el uso del Poder dilapidaron el dinero como si fuera suyo y ahora no tienen ni dinero ni gas para seguir con la farra de once años.

Los principales consumidores de gas Brasil Y Argentina están buscando nuevos oferentes porque saben que las reservas de gas bolivianas no son suficientes para atender sus necesidades y vaya paradoja cruel, es Chile  quien le vender gas a la Argentina ahora.

Los conspiradores del gas callan y no se atreven a decirle la verdad al pueblo, al que le engañaron y le hicieron creer en cuentos chinos. ¿Para esto derrocaron a Gonzalo Sánchez de Lozada?

Esta es la última nota de las tertulias. Quería escribir otra serie dedicada al tema económico, pero tras mucho reflexionar me di cuenta de que el asunto económico estaba suficientemente explicado y demostrado en análisis de gran valor por la Fundación Milenio y otras ONG dedicadas a lo mismo, sería repetitivo y creo que lo importante no es recalcar sino esclarecer esos estudios y por eso me voy a permitir afirmar algunos resultados producto de esos análisis a los que me he referido.

Bolivia vive en un modelo de consumo y de gasto sin precedentes, primera afirmación. El crecimiento del Producto en estos once años  es el resultado del consumo, del gasto de gobierno y de las importaciones, estas tres variables son el motor de ese crecimiento. Estas variables tienen el combustible del gas y los minerales. En la medida en que los precios de estas materias primas se mantuvieron altos, los ingresos fiscales pudieron inyectar gasto, financiando el consumo, el gasto gubernamental en toda su dimensión y las importaciones, cuando estos ingresos disminuyen ese financiamiento se achica con las repercusiones inevitables en el crecimiento del Producto.

A esto se le denomina economía primaria de exportación, que ha sido la constante desde la creación de la república en 1825. Nada ha cambiado sino los personajes que a su turno prometieron el cambio.

El gas que hizo posible el gobierno de Evo Morales, será el gas que hará que deje de serlo, segunda afirmación. Muy simple, las exportaciones de gas de las que usó y abusó su gobierno, fueron el resultado de las políticas económicas de los gobiernos de Paz Estensoro (1985-1989) Jaime Paz Zamora (1989 – 1993) Gonzalo Sánchez de Lozada (1993- 1997) Hugo Banzer – Jorge Quiroga (1997 – 2002)

El segundo gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada agosto del 2002 a Octubre de 2003 no pudo concretar la política hidrocarburifera destinada a afianzar los mercados internacionales y las reservas gasíferas debido a la conspiración que se hizo para derrocarlo y evitar que eso suceda. Bajo consignas chauvinistas de “ni una molécula de gas a Chile” o el gas no se vende por Chile acusando a GSLZ de “vende patria” se llevó a cabo movilizaciones armadas para confrontar al gobierno y provocar el derramamiento de sangre, estos hechos como relaté en las tertulias fueron episodios que sucedieron del 15 de septiembre al 17 de octubre.

Los actores que protagonizaron el derrocamiento de ese gobierno se proclamaron “héroes del gas” y fueron amnistiados por el vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, el señor Carlos Diego Mesa Gisbert, quien con esa amnistía evito que el juicio de responsabilidades tuviera en su proceso a todos los que administraron el conflicto en esos días. Liberados por esa decisión política estos conspiradores tuvieron la osadía de hacerle creer al pueblo que nacionalizaron el gas, y para su suerte el precio del gas remontó, por factores externos, a precios impensables traccionados por el precio del barril de petróleo que llegó valer más de100 dólares.

Inmersos en esa bonanza no dudaron en mentir afirmando que los ingresos fiscales fueron resultado de la nacionalización y se llenan la boca con discursos comparativos entre los gobiernos anteriores y el actual, para demostrar inadecuadamente la diferencia de valor comparativa entre un ciclo de baja los precios de las materias primas con otro en alza.

Envueltos en su mentira la que para ellos se convirtió en verdad, descuidaron el abc de la industria hidrocarburifera, que no es otra que la de sostener inversiones permanentes en la búsqueda de nuevos reservorios, de mantener y ampliar los mercados y de diversificar la industria petrolera. Ciegos y borrachos en el uso del Poder dilapidaron el dinero como si fuera suyo y ahora no tienen ni dinero ni gas para seguir con la farra de once años.

Los principales consumidores de gas Brasil Y Argentina están buscando nuevos oferentes porque saben que las reservas de gas bolivianas no son suficientes para atender sus necesidades y vaya paradoja cruel, es Chile  quien le vender gas a la Argentina ahora.

Los conspiradores del gas callan y no se atreven a decirle la verdad al pueblo, al que le engañaron y le hicieron creer en cuentos chinos. ¿Para esto derrocaron a Gonzalo Sánchez de Lozada?

Esta es la última nota de las tertulias. Quería escribir otra serie dedicada al tema económico, pero tras mucho reflexionar me di cuenta de que el asunto económico estaba suficientemente explicado y demostrado en análisis de gran valor por la Fundación Milenio y otras ONG dedicadas a lo mismo, sería repetitivo y creo que lo importante no es recalcar sino esclarecer esos estudios y por eso me voy a permitir afirmar algunos resultados producto de esos análisis a los que me he referido.

Bolivia vive en un modelo de consumo y de gasto sin precedentes, primera afirmación. El crecimiento del Producto en estos once años  es el resultado del consumo, del gasto de gobierno y de las importaciones, estas tres variables son el motor de ese crecimiento. Estas variables tienen el combustible del gas y los minerales. En la medida en que los precios de estas materias primas se mantuvieron altos, los ingresos fiscales pudieron inyectar gasto, financiando el consumo, el gasto gubernamental en toda su dimensión y las importaciones, cuando estos ingresos disminuyen ese financiamiento se achica con las repercusiones inevitables en el crecimiento del Producto.

A esto se le denomina economía primaria de exportación, que ha sido la constante desde la creación de la república en 1825. Nada ha cambiado sino los personajes que a su turno prometieron el cambio.

El gas que hizo posible el gobierno de Evo Morales, será el gas que hará que deje de serlo, segunda afirmación. Muy simple, las exportaciones de gas de las que usó y abusó su gobierno, fueron el resultado de las políticas económicas de los gobiernos de Paz Estensoro (1985-1989) Jaime Paz Zamora (1989 – 1993) Gonzalo Sánchez de Lozada (1993- 1997) Hugo Banzer – Jorge Quiroga (1997 – 2002)

El segundo gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada agosto del 2002 a Octubre de 2003 no pudo concretar la política hidrocarburifera destinada a afianzar los mercados internacionales y las reservas gasíferas debido a la conspiración que se hizo para derrocarlo y evitar que eso suceda. Bajo consignas chauvinistas de “ni una molécula de gas a Chile” o el gas no se vende por Chile acusando a GSLZ de “vende patria” se llevó a cabo movilizaciones armadas para confrontar al gobierno y provocar el derramamiento de sangre, estos hechos como relaté en las tertulias fueron episodios que sucedieron del 15 de septiembre al 17 de octubre.

Los actores que protagonizaron el derrocamiento de ese gobierno se proclamaron “héroes del gas” y fueron amnistiados por el vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, el señor Carlos Diego Mesa Gisbert, quien con esa amnistía evito que el juicio de responsabilidades tuviera en su proceso a todos los que administraron el conflicto en esos días. Liberados por esa decisión política estos conspiradores tuvieron la osadía de hacerle creer al pueblo que nacionalizaron el gas, y para su suerte el precio del gas remontó, por factores externos, a precios impensables traccionados por el precio del barril de petróleo que llegó valer más de100 dólares.

Inmersos en esa bonanza no dudaron en mentir afirmando que los ingresos fiscales fueron resultado de la nacionalización y se llenan la boca con discursos comparativos entre los gobiernos anteriores y el actual, para demostrar inadecuadamente la diferencia de valor comparativa entre un ciclo de baja los precios de las materias primas con otro en alza.

Envueltos en su mentira la que para ellos se convirtió en verdad, descuidaron el abc de la industria hidrocarburifera, que no es otra que la de sostener inversiones permanentes en la búsqueda de nuevos reservorios, de mantener y ampliar los mercados y de diversificar la industria petrolera. Ciegos y borrachos en el uso del Poder dilapidaron el dinero como si fuera suyo y ahora no tienen ni dinero ni gas para seguir con la farra de once años.

Los principales consumidores de gas Brasil Y Argentina están buscando nuevos oferentes porque saben que las reservas de gas bolivianas no son suficientes para atender sus necesidades y vaya paradoja cruel, es Chile  quien le vender gas a la Argentina ahora.

Los conspiradores del gas callan y no se atreven a decirle la verdad al pueblo, al que le engañaron y le hicieron creer en cuentos chinos. ¿Para esto derrocaron a Gonzalo Sánchez de Lozada?

de napuco Publicado en 1

TERTULIAS: DESPUÉS DE TODO


 

tribunal octubre.png

Octubre nos tiene atrapados, después de él todo es negro. Como aquel día en el que llegué a Lima, con una bolsa en la mano y sin ninguna idea de lo que sería de mí. Era ya oscuro aunque no muy tarde, invierno, y Mirtha me hizo el favor de reservarme el hotel en Miraflores, hacía frío en la carne y en el alma. Dejar a la familia y todo por lo que has luchado te atrapa en la soledad, te muerde, te encierra y no te deja pensar. La confusión, el desaliento: los porqués de esto o de aquello, los debía haber hecho esto o no, la recriminación y la ausencia de respuestas me tuvieron encerrado, con un vacío que me rodeó como si estuviera en un fanal, desde donde podía ver a todos y todos podían verme.

Al día siguiente me encontré con Javier y Mirtha ellos habían llegado como un mes antes y tuvieron la gentileza de invitarme a almorzar, era sábado y en una tarde, gracias a Javier y sus amistades conseguí un pequeño departamento, donde pasé los primeros meses tratando de entender la situación y de plantearme un plan de acción.

Dos meses antes, estaba en Sucre la capital constitucional de Bolivia, donde se encuentra la Corte Suprema de Justicia, y donde se llevaba a cabo el juicio de responsabilidades en el que me incluyeron, por los hechos de octubre negro. Estuve acudiendo a la sala plena durante seis meses, escuchando las historias que con más retórica que pruebas lanzaba el fiscal Milton Mendoza hablando a un tribunal de jueces, previamente acusados por el gobierno de prevaricato, es decir, hablando a un tribunal sobre el que pendía la espada del gobierno si osaban hacer justicia.

El juicio se aperturó en una sesión del Congreso en el que hubo de todo menos debido proceso, se violentó el reglamento donde se pudo y aún cuando el dictamen de la comisión congresal pedía que se juzgara al Presidente Sánchez de Lozada y sus Ministros Sánchez Berzaín y Yerko Kukoc del Carpio y aún cuando no se alcanzaron los dos tercios de votos exigidos por ley, el Presidente del Senado Hormando Vaca Diez forzó a nueva votación e incluyó en ella a todo el gabinete, con la colaboración del propio MNR.

En otras palabras el juicio de responsabilidades llamando de Octubre Negro fue desde su inicio un proceso viciado de nulidades y como todo lo que comienza mal, mal acaba, a los seis meses del proceso planteamos la  anulación del mismo por haberse cumplido tres años sin sentencia y sin que hayamos realizado acción alguna para impedirlo. La respuesta del Tribunal luego de escuchar con suficiencia los argumentos de la  defensa decidió responder con una afirmación que debe estar en los anales de las estupideces jurídicas del mundo, nos dijo que la  aplicación del Código Penal para este juicio era apenas una referencia, es decir que las leyes sobre las cuales se debe administrar justicia no contaban para el presente caso y por tanto estábamos los acusados en manos del mejor criterio de ese tribunal. Que repito estaba acusado de prevaricato sin que ninguno de sus miembros se excuse al menos por dignidad.

Yo sabía que estaba sentenciado por anticipado y que nada de lo diga o demuestre a ese tribunal serviría para probar mi inocencia. Yo fui Ministro de Servicios Financieros, no participe para nada en la administración de un conflicto que estuvo manejado por el Presidente Sánchez de Lozada y sus Ministros de Defensa y de Gobierno, no asumí ninguna decisión, nunca se me consultó para tomar acciones en esos momentos, porque tampoco correspondía, mi área de trabajo era técnica y no política y la ley orgánica del poder ejecutivo plantea con claridad las obligaciones de cada Ministerio, sin embargo ahí estaba acusado de genocidio en su forma de complicidad por asesinato una figura curiosa sacada del sombrero jurídico de una administración de justicia atemorizada y desde ya sin ninguna dignidad. Y en medio de un proceso para el cual las leyes eran meras referencias, que se podían, o no, aplicar a criterio de unos abogados previamente acusados de prevaricato, ¿alguien podría decirme que yo tenía la obligación de prestarme a esa comedia?

 

 

 

de napuco Publicado en 1

TERTULIAS ACTO X


cocaevo

Cuando Gonzalo Sánchez de Lozada terminó de escribir su carta de renuncia condicionada a que el Congreso de la República la negara o ratificara, una de las frases resultó ser una premonición de lo que pasaría después. “…la democracia está bajo el asedio de grupos corporativos, políticos y sindicales que no creen en ella y que la utilizan según su conveniencia”  luego continua: “ …pero es mi deber advertir que los peligros que se ciernen sobre la Patria siguen intactos: la desintegración nacional, el autoritarismo corporativo y sindical y la violencia fratricida. Estos peligros se asientan en la circunstancia histórica en que los fundamentos de la democracia han sido puestos en cuestión…”

Los fundamentos de la democracia son los que ahora resaltan por su ausencia. Son once años en los cuales esos fundamentos se han pisoteado y desconocido en nombre de un proceso de cambio, que ha terminado con la institucionalidad, con el Estado de Derecho y la alternancia democrática. En estas tertulias quise poner los antecedentes primero para hacer las reflexiones después.

Mire usted si Bolivia no se encuentra en una situación de profunda división social y política, si los sindicatos y corporaciones denominados movimientos sociales no ejercen una verdadera dictadura política y no han generado violencia durante el derrocamiento y posteriores etapas de este proceso, sume usted a todo esto la descarada manera con la que – a pesar de haber un mandato democrático en el referéndum del 21 de febrero de 2016 negando la postulación al señor Evo Morales- se insiste en hacerla, la constante violación a la nueva Constitución Política del Estado, para favorecer las posturas políticas del régimen, la fractura democrática de los Poderes del Estado subsumidos en el Ejecutivo y el uso abusivo y corrupto de los recursos económicos, financieros y naturales de la Patria.

Esto es lo que veía el Presidente Sánchez de Lozada y por eso advertía de las consecuencias de la ruptura del orden constitucional. Octubre de 2003 fue el tiempo de quiebre y fractura de un proceso democrático instaurado en octubre de 1982, dos caras opuestas de la misma Bolivia.

Hoy estamos viviendo tiempos de retroceso, de desconocimiento de todo lo trabajado en veinte años sosteniendo- a pesar de las adversidades- la democracia y las libertades, valores que les sirvieron a quienes hoy día los atropellan, negando lo que entonces reclamaban como derecho.

Cuando los gobiernos de la democracia negociaban con los grupos sindicales en medio de bloqueos criminales por su alcance y daño a la economía nacional, ellos clamaban por sus derechos a la protesta y tanto los medios de comunicación como la Iglesia Católica salían en su defensa, hoy se enjuicia, se persigue, se exilia y se usa el crimen para callar la protesta social alcanzando a esos medios de comunicación y la propia Iglesia Católica con el palo a las libertades y garantías constitucionales.

Octubre de 2003 no sirvió para que aquellos males que se dijeron había que combatir se convirtieran en soluciones y para bienes en la vida nacional, no sirvió para que el respeto a la ley sea lo cotidiano y el fortalecimiento de las instituciones democráticas fuera un proceso en desarrollo permanente, no sirvió para que los enormes recursos económicos y financieros que percibieron en estos once años modificaran la estructura y base de la economía nacional, no sirvió para que el sistema de salud protegiera a todos como debe ser o la educación mejorara sus niveles de calidad.

Sirvió para retroceder, para alimentar ambiciones y riquezas del grupo en el Palacio de Gobierno, para aislar a Bolivia, para encajonar su economía y super explotar sus recursos naturales. En resumen Octubre de 2003 no sirvió para nada bueno. Este es mi punto de vista que con mucho gusto voy a desmenuzar en datos y cifras que demostraran lo que ahora afirmo, de la misma manera con que con datos, fechas y hechos he mostrado cómo se fue arrinconando a la democracia para instaurar la noche más negra de la historia nacional de los últimos años.

de napuco Publicado en 1