NO HAGAN MAS DAÑO VÁYANSE!


 

ed45544a8ea7b0f85d7b84f58a80acf0

 

No es porque la bronca esté atragantada ni porque la impotencia te tenga amarrado o la rabia te nuble la razón, no es por eso, tampoco porque un día te despiertas y comprendes junto con el golpe de luz que te da en la cara, que estuviste soñando tanto tiempo. Nada de eso, es porque algo ha cambiado tu rutina y te ha develado que ese sueño no era sueño sino inconciencia, algo así como una retardada manera de mirar al fin lo que estaba todo el tiempo a dos centímetros de tu cara y que de pronto adquiere proporciones agrandadas. Es por eso, porque al tener conciencia de tu realidad el sueño se diluye y comienzas a comprender el engaño que te entretuvo y las mentiras que no te dejaron ver esa careta tan cerca de tu rostro. Es por eso que ahora gritar seria poco y maldecir no sería suficiente.

Es por eso que todo el respeto que les tenías o la atención que les brindabas se convertido en una especie de desprecio, donde la burla queda mejor que el ceño fruncido y donde el sarcasmo sustituye al calificativo que se merecen, solo para no parecer ofensivos a pesar de que la humillación recibida como balde de agua fría en toda la familia se mereciera decirles todo eso que tienes atragantado y no te deja respirar y te tiene enojado contigo mismo por no hacerlo.

¿Quién tiene derecho a jugarse con tu vida? o mejor dicho de otra manera si das lugar a que jueguen con tu vida no puedes quejarte después, no podrías hacerlo sin sentirte deshonesto. Pero es porque nunca les diste lugar a ello, porque nunca lo harías, porque tu vida es tu vida y merece el respeto de todos, más aún de aquellos a los que les diste el voto para que administren tus intereses, porque ahora te asiste el derecho a revelarte a protestar y pedirles que se vayan!

No es asunto de poca monta, no es un temita que se resuelve con una disculpa o con una tontera como esa de “que no sabía”. Te han jodido tu vida y tanto es así que te van a robar todo el esfuerzo que hiciste para tener una vivienda y cobijar a los tuyos, ¿y ahora? ¿Tienes tiempo para volver a comenzar? ¿Quién querría vivir en una ciudad donde se tiene que recoger agua en baldes o recibir una botellita de regalo?

Como paceño tienes que comprender que está en juego toda tu vida. El valor de tus bienes se hará añicos, la migración podría ser enorme y los costos también.

Todo esto tiene responsables y no son simples funcionarios designados sino aquellos elegidos. Y esta es la palabra que te corroe. ¡Los has elegido! Tú los convertiste en autoridades y les diste el poder que ahora tienen. Que duro es darse cuenta de que elegiste a una persona irresponsable y mentirosa. Te ha mentido tantas veces y de tantas maneras que llegó un momento en que nada de eso tuvo valor alguno, las mentiras se convirtieron en ocurrencias y con ello dejaste que pasara una y otra vez hasta que ahora sus mentiras te han tocado directamente a tu vida, a tu familia y al fruto de tu trabajo.

No podrías seguir admitiéndole que mienta. Ya no. Son diez años no es poca cosa. Son esos años en los que el dinero que antes escaseaba ahora era abundante y si antes teníamos que ver en qué gastábamos ahora no sabíamos en que hacerlo. ¡Te han robado! en tus narices, te ha hecho creer que sabían lo que hacían y que estaban gobernando cuando solo estaban de juerga, viajando, en cenas, construyéndose palacios y oficinas, comprándose autos y aviones, jugando futbol y tomando chicha.

Cómo no tener la rabia atragantada y escucharlos decir las mismas mentiras. Ya no. Que se vayan, quisieras mandarlos allí donde te nacen las ganas de hacerlo, pero no es suficiente para este grupo de irreverentes, ya no merecen tu confianza ni tu voto. ¡Que se vayan ya! Porque, si se quedan, el daño va a ser enorme, han destrozado el futuro de tu ciudad y de tu propia vida, ¿qué más puedes esperar a que destruyan?

 

 

de napuco Publicado en 1

GOBERNAR ES ADMINISTRAR


evo morales indio

DANTE N. PINO ARCHONDO

Para administrar, para gobernar hay que saber decidir. Tomar decisiones no es algo que nace del capricho o de la imaginación. No se puede decidir al calor de las emociones, ni de los presentimientos y menos cuando los que nos aconsejan hacer esto o aquello no tienen la menor idea de lo que dicen.

La primera regla para una toma de decisiones, es estar informado, sin información no hay conocimiento y sin conocimiento se camina a tientas y cuando uno hace eso es seguro que se caerá.

La segunda regla es cotejar la información que se tiene, no basta tener una sola fuente de información, hay que compararla, cotejarla y ver si resiste, si es consistente a las dudas o preguntas que se tenga acerca de lo que ella contiene. La tercera regla enseña que una vez resuelto el problema de la información se debe trazar una estrategia con un objetivo concreto y definir pasos tácticos que nos lleven al objetivo. Tanto la táctica como la estrategia deben ser eficientes en su formulación es decir se debe lograr el objetivo con el menor costo y el mayor beneficio posible.

Esto que parece muy simple es demasiado complejo. Las decisiones que se asumen cuando se gobierna, requieren de equipos multidisciplinarios conformados por profesionales idóneos, es decir por gente que sabe lo que hace. Y medida en tiempo una decisión puede llevar mucho más de lo que uno se imagina a un principio, es decir cuando nace una idea.

Un gobierno serio sabe que cada paso que da esta precedido de decisiones que se han tomado de manera debida, es decir, usando los medios que las ciencias sociales nos enseñan. Hoy día nada es casual, en un mundo interdependiente como el que tenemos no hay campo para las casualidades. Todo tiene una causa, un principio, y una decisión tomada genera una serie de efectos, que nos llevaran al éxito o al fracaso para conseguir nuestro objetivo.

Si no tenemos información, no tenemos conocimiento y sin este no podemos tomar decisiones que tengan éxito. Ahora bien, cuando se gobierna la primera obligación es pedir y recibir la información que se necesita, para esto se tiene  a disposición las instituciones que tienen la obligación de elevar esa información al conocimiento de quienes toman decisiones.

Todo esto conforma un sistema de administración o sea de gobierno. Con esta simplificación queremos señalar que el ciudadano comienza a percibir a darse cuenta de que algo no funciona cuando su derecho a vivir bien se ve amenazado y cuando algo tan elemental como es el agua deja de ser un elemento de la cotidianidad, para convertirse en una pesadilla que trastoca todo el engranaje de la vida ciudadana.

¿Tenemos gobierno, es decir administración de la cosa pública? Cuando elegimos a un gobierno, elegimos a los responsables de la administración del interés colectivo, a los que administraran los recursos que son de todos. No elegimos a Jefes, ni a iluminados ni a seres que se convierten en dioses. Esperamos que nuestros intereses colectivos sean administrados con eficacia y eficiencia por aquellos que nos piden el voto para gobernar.

Esta es la mayor responsabilidad que encierra el voto. Es la autorización a un ciudadano para que en nuestro  nombre administre lo que es de todos. Y este ciudadano tiene que administrar con honestidad, transparencia, conocimiento y eficiencia.

Ahora después de diez años, en los que aquellos que asumieron el gobierno creyeron que era tomar posesión privada del interés general y usar las instituciones no como inquilinos sino como propietarios y disponer del dinero de todos los bolivianos en objetivos sin sentido y superfluos, de corromper y corromperse, de designar Ministros y cuanto cargo jerárquico tiene el Gobierno como fichas de casino para los militantes de un movimiento denominado instrumento político, comenzamos a sentir que no solo nos mintieron prometiendo cambiar el pasado, sino que nos engañaron y malversaron lo nuestro.

Seguir insistiendo en prolongar este gobierno es dejar que nuestros intereses sigan perdiéndose por las cañerías del derroche. Van a dejarnos sin reservas internacionales, con un endeudamiento cruel y sin sentido y van a echar mano del dinero de los jubilados para gastarlo en sus fiestas suntuosas, jaranas comunitarias y oficinas paradisíacas.

Ha llegado la hora de pararlos, de poner freno al derroche masista, de revocar su mandato. Un Presidente que no sabe que tuvo un hijo, que no tiene idea si murió o si existió, que no se enteró del robo a los dineros del Fondo Indígena, que nos dice que no le informan, que se dedica a jugar fútbol y a viajar, no es un buen administrador del bien común, y este Presidente es el que nombra Ministros y Vice Ministros y Directores y Gerentes en todas las instituciones dependientes, es el que tiene bajo su mando a la Asamblea Legislativa, al Tribunal Supremo de Justicia,  este Presidente es el responsable número uno de todo lo que se hace o deja de hacer en las instituciones a su cargo.

A mayor libertad de acción y decisión mayor responsabilidad. El actual Presidente dispone de una libertad enorme para tomar decisiones. Hay que juzgarlo por eso.

 

 

 

de napuco Publicado en 1

EL DIOS DE LA COCA NACIO EN ORINOCA


evo morales indio

DANTE N. PINO ARCHONDO

Dicen que la realidad es testaruda y que te persigue sin clemencia cuando tratas de ignorarla. Ahí están esos muchachos sobradores, consentidos y seguros de que todo se lo debemos. Sin ellos estos diez años de jolgorio no habrían existido. ¿No es que miraban desde lo alto a los neoliberales? Llegaron a decir que les dieron cátedra en el manejo de la economía. Se rieron y mofaron cuantas veces pudieron. En toda ocasión en la que el Jefazo se presentaba, comenzaba con la danza de cifras que mostraban el déficit de antes y los superávit de hoy, las menguadas reservas internacionales de antes y las millonarias de hoy, las pobres inversiones de ayer y los miles de millones presupuestados hoy y así sucesivamente lo de antes era la miseria y lo de hoy la bonanza. ¡Gracias al Jefazo y a nadie más!

Con esta pose de vencedores, de machos y todopoderosos arrancaban aplausos de sus huestes que les miraban con cara de incrédulos ante tanto éxito en tan poco tiempo. Lo que en cincuenta años no se hizo ahora en menos de diez ya estaba hecho, el Jefazo estaba ahí: regalando cheques a los Alcaldes, inaugurando estadios de futbol, convocando a asambleas en las comunidades indígenas, viajando en su avión a las Europas, dando la mano a reyes y príncipes, como todo un Jefazo hecho y derecho, haciendo sentir a sus congéneres la envidia y el Poder con gran ostentación.

Y el cuento del derroche se lo creyeron muchos, tantos que le recontra eligieron con más del cincuenta por ciento de los votos, dándole todo el poder, para que haga y deshaga y el Jefazo que de tonto no tiene un pelo, hizo y deshizo tal cual esperaban sus hermanos, enseñándoles que si se tiene todo el poder se usa y se abusa, como manda la ley de los machos.

Así que la fiesta ha durado diez años y alguito más. Se debe tener la sensación de que es poco para los invitados al derroche, porque se acostumbraron a vivir farreando y al final ya no sienten que son invitados, son los dueños: de la fiesta, del dinero que cuesta y de todo lo que eso conlleva.

¡El cielo es el límite!  Entonces podemos anular las licitaciones, transferir los dineros del pueblo a cuentas corrientes privadas, decidir compras millonarias, tener palacios y oficinas suntuosas, viajar como Jefazos en aviones privados, llevar a los dirigentes fieles y leales a viajar con gastos pagados en primera clase, regalar sedes sindicales, construir lo que se le venga en gana, como esa planta de urea ubicada en Bulo Bulo zona de los cocaleros teniendo el mercado en el Brasil, o la de propileno o fertilizantes que se hacen sin tener mercados ni gas para producir, es decir cuanta cosa se le ocurra al Jefazo no importa si es viable o no, si cuesta millones o no, si es necesario o no, él le mete nomás porque es el Jefazo, el dios aimara, el elegido y tiene que demostrarlo.

Ahora podemos entender cuando en sus primeros años decía que “no podía creer que era Presidente” y creo que nunca fue más sincero, la presidencia le cambio la vida, su vida se convirtió en un sueño de dinero, fortuna, caprichos, deseos y zalamerías, alabanzas y aplausos, el Jefazo ahora comía rodeado de mozos con guantes blancos. Era un sueño, su sueño.

¿Alguna vez fue consciente de la responsabilidad de ser Presidente? Podemos afirmar que no, nunca pudo tener conciencia de la responsabilidad, ni quiso tenerla, ni asumirla. Ni siquiera cuando le dijeron que iba a tener un hijo, ni cuando le avisaron que había fallecido. ¿Se puede ser más inconsciente?

Entonces para escapar a su responsabilidad la delega, y convierte al Vicepresidente en Co Presidente mediante una reforma constitucional y le entrega el Gabinete para dedicarse a vivir su sueño.

¿Cómo explicarle ahora que ya no hay dinero para el derroche, para sus viajes, para sus regalos, para que siga la fiesta? ¿Quién se atrevería a decirle que se acabó? Su Ministro de Economía y Finanzas Públicas debía ser el encargado de terminar con el sueño, pero no tiene el valor para decirle la verdad porque le mintió tanto y le consintió tanto sus caprichos que ahora sería cruel develarle la realidad. Así que decidió blindarse solito y construirse una oficina digna del ejemplo del derroche. Una manera de enviar un mensaje de prosperidad eterna.

Los otros, los demás, los que saben que tienen que atarle los cordones de sus zapatos para seguir siendo invitados, piensan que la re elección eterna es la solución. Su Co – presidente declama versos premonitorios de grandes males esotéricos si Evo se va. Sus huestes planifican las movilizaciones que pedirán a los dioses aimaras puedan quebrar las leyes y ungirlo nuevamente Presidente. En fin nada será mucho para evitar que la fiesta continué. Nada será suficiente para calmar sus ambiciones de dinero y de Poder. Por encima de la ley están ellos, que se han definido como propietarios del Poder y no como inquilinos. Así comienzan a preparar la masa de la injusticia y calientan el horno de la confrontación.

Todo aquel que ose rebelarse o disputarle el trono al dios de la coca tendrá que sufrir el castigo de la cárcel o el destierro.

 

 

 

 

 

de napuco Publicado en 1

OCTUBRE SIN FIN PARA QUE NO SE OLVIDE


 

15150_101819359843226_100000454870889_49543_7602658_a

DANTE N. PINO ARCHONDO

A 13 años del derrocamiento del gobierno constitucional de Gonzalo Sánchez de Lozada, las causas y efectos de ese suceso ya pueden ser analizados y comprendidos con objetividad, sin ese olor a gases y pólvora en los que se vio envuelta la ciudad de La Paz durante un mes.

Trágicos hechos sin duda alguna organizados, provocados y ejecutados con una precisión envidiable, donde las protestas, paros, bloqueos de caminos, construcción de zanjas, huelgas, asaltos, instigaciones a la violencia terminaron en la pérdida de vidas primero y en la destrucción de la democracia que se vino construyendo con grandes sacrificios desde 1982 después.

Rememoro algunos acontecimientos que condujeron a la presión para la renuncia del Presidente Sánchez de Lozada, en la esperanza de que quizás esto sirva para que la juventud tenga una mejor comprensión de lo que pasó.

El 15 de septiembre Felipe Quispe se declara en huelga de hambre pidiendo la libertad de un asesino de apellido Huampo, un pretexto, de esos a los que se recurren los agitadores para provocar. Tan es cierto esto que a Quispe no le importaba la suerte de Huampo, por eso presentó las siguientes demandas:

Apertura de la carretera Cotapata – Santa Bárbara.

Paralización de la erradicación de cocales en las zonas de Yungas  y Caranavi

Proyecto de exportación de gas a Estados Unidos

Proyecto de la Ley de seguridad ciudadana

Desarrollo rural

Saneamiento de tierras

Entrega de mil camiones para el transporte de productos

 

¿Alguien podría entender,  cómo se plantea una huelga de hambre por la libertad de un asesino y luego se envía esta variopinta demanda de proyectos y mil camiones para transportar productos?

A esto Felipe Quispe le llama “hacerlos pisar el palito” sin ninguna vergüenza declaró “aunque lo pongan en libertad (Huampo) la huelga de hambre seguiremos hasta que el gobierno atienda los 70 puntos del convenio suscrito” Convenio que se firmó en el gobierno de Tuto Quiroga.

El diputado del MAS Félix  García, se cobijaba detrás de esta lista de absurdos y declaraba que “las organizaciones cívicas, sindicales y regionales del norte paceño comenzaran a cortar el tráfico de vehículos desde las primeras horas de la jornada…”  En el Alto dirigentes de MAS piden la anulación del impuesto Maya, Paya y Qimsa que propuso la Alcaldía e inmediatamente se incluye el rechazo a la salida del gas natural por Chile.

Luego se produjeron los sucesos de Warisata. Felipe Quispe tomó como rehenes a turistas extranjeros y nacionales impidiendo la salida desde Sorata. El 20 de septiembre se produjo un choque con el Ejército que fue a liberar a los rehenes y en esa emboscada, “para hacer pisar el palito” se perdieron siete vidas y hubo 17 heridos. Con estos muertos Quispe tiene el pretexto para continuar con el bloqueo. Hasta el 30 de septiembre todos los esfuerzos para dialogar fracasan y es que el objetivo no era encontrar soluciones a las demandas, sino el “derrocamiento del Presidente Gonzalo Sánchez de Lozada” así declaran activistas desde Huanuni en nombre de la COB.

El 8 de octubre se produce un choque entre mineros ilegales y la policía en Ventilla, hubieron dos muertos y 17 heridos, se produce el bloqueo a la ciudad de Oruro negando el paso de las ambulancias. En la ciudad de El Alto el dirigente Melendrez, azuza a jóvenes con palos a cerrar los puestos de venta, bajo pena de quitarles sus productos. Cuando los medios de comunicación detallan este vandalismo Melendrez dice “hay que quemarlos o colgarlos porque los medios no hablan la verdad”

El 12 de octubre la suerte del gobierno estaba echada. En El Alto se produjeron 26 muertos y 92 heridos. Este era el resultado que esperaban los sediciosos. El 13 de septiembre las movilizaciones llegaron a la Plaza San Francisco, la Portada, el Prado, Ovejuyo y Chasquipampa. El 15 de octubre en horas de la noche Sánchez de Lozada accede llevar a cabo un referéndum para consultar la política hidrocarburífera y la modificación de la ley de hidrocarburos.

A esta decisión Evo Morales la calificó de distraccionista y luego pide la renuncia presidencial. El 15 de octubre varios ciudadanos anuncian huelga de hambre pidiendo la renuncia del Presidente. El 17 de Octubre Manfred Reyes Villa anuncia su retiro del Gobierno.

Luego conocemos la carta premonitoria del Presidente Sánchez de Lozada, copio un aparte de la misma “Pero es mi deber advertir que  los peligros que se ciernen sobre la Patria siguen intactos: la desintegración nacional, el autoritarismo corporativista sindical y la violencia fratricida. Estos peligros se asientan en la circunstancia historia en que los fundamentos de la democracia han sido puestos en cuestión..”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

de napuco Publicado en 1

LA CONSPIRACIÓN


t_pap___noel

DANTE N. PINO ARCHONDO

 

En algún momento se jodió todo. Se dice que fue cuando el referéndum para cambiar la constitución y forzar la nueva reelección de Evo Morales sufrió una derrota. El bloque en el poder vio como una grieta comenzaba a debilitar su estructura. Había que preguntarse, quien podía sustituirlo. Y esa pregunta para obtener su respuesta tenía que pasar inevitablemente por la recomposición del bloque. Situación común en casos similares. Acaso no se platearon lo mismo cuando el General Banzer dejó la dictadura o cuando Gonzalo Sánchez de Lozada fue derrocado el 2003? Los tiempos de cambio llegan y sucede que hay maneras para que estos cambios se produzcan.

Las cooperativas mineras están en mejor condición que los cocaleros o los gremiales para asumir la posta de la continuidad su estructura orgánica como la composición de clase que tienen les permite asumir este papel y cohesionar a los otros. Así que plantearse el tema desde esta perspectiva no es una idea alocada.

Al interior del Gobierno, por su parte, se mueven también internas de poder inevitables. Cabezas ministeriales que juegan al papel  protagónico y esperan la bendición de Evo Morales para ser proclamados sucesores, son otra pata en la mesa de la conspiración. Así tenemos dos líneas que inevitablemente deben alcanzar, en algún momento acuerdos para viabilizar el proceso: las organizaciones sindicales y las cabezas políticas.

La conspiración se encuentra dentro el Palacio de Gobierno y en las Sedes Sindicales que lo componen. Esto debía saber el Presidente, que tiene miedo mirar a los costados y enfila de frente contra uno de los pilares que los sustenta.

Visto que la reelección previa modificación de la actual constitución sería otro fracaso con mayores repercusiones que el primero, queda el camino de generar el caos con el fin de crear nuevas condiciones las mismas que serían promovidas desde el propio gobierno.

Una de estas vertientes ha sido el uso indebido que se le ha dado a la reivindicación marítima buscando cohesionar a la ciudadanía con el gobierno y declarando que solo Evo Morales podría lograr que Chile ceda un acceso a las costas del pacífico. Ahora se provoca a sus propios pilares políticos para que el escenario se enrarezca y el miedo comience a originar el deseo de salir de la confrontación al precio de renunciar a la propia constitución. Evo Morales, conoce como funciona esto. Fue él quien comandó las movilizaciones de los cocaleros con bloqueos de caminos y confrontaciones sociales seguidas de muerte, desde el año 1997 hasta octubre del 2003, consiguiendo que la ciudadanía cansada de estos abusos decidiera hacerlo Presidente con la esperanza de que se termine la agitación y los enfrentamientos sangrientos.

Ahora vuelve por sus propios caminos y comienza a provocar acciones de fuerza entre sectores sociales, luego agitará a las regiones y por ultimo al campo con las ciudades. Cuando esto suceda ya no solo se hablará de conspiraciones sino de separatismo nuevamente y el caos servirá para proponer un gobierno de recomposición social, cerrando el parlamento, para terminar con todo vestigio de oposición, creando una Asamblea Popular en su reemplazo y un gobierno de transición que sirva de puente para una “normalización” del proceso mediante nuevas elecciones que le devuelvan su contenido democrático y lo eternicen en el Poder.

Estas son las reales conspiraciones que aparecen en el horizonte político boliviano y que no tienen correlato alguno con el imperio norteamericano, la CIA, la DEA, el Pentágono, la Iglesia, los medios de comunicación social, las redes sociales y otros diablos pintados en la pared para buscar manos negras que no existen. Por esto no debemos caer en la ingenuidad de hacerle el juego al gobierno.

La crisis económica que ya se siente en el empleo, en los ingresos, en la salud y educación tiene responsables que han gobernado al país más de diez años, en ellos debe recaer la rendición de cuentas que le deben al pueblo por el manejo de más de 525 mil millones de bolivianos que han pasado por sus manos. Esta es la mejor respuesta que se debe dar a los planes de desestabilización social, económica y política que están fraguando en contra de la libertad y la democracia.

de napuco Publicado en 1

LOS MANDATOS HISTORICOS EN BOLIVIA


REV. 9 ABRIL

DANTE N. PINO ARCHONDO

Los gobiernos tienen la obligación de cumplir con los compromisos nacionales que tuvieron a bien ofertar en los procesos electorales. Se entiende que estas ofertas son el fruto de una profunda reflexión política, económica, social y cultural que desarrollaron con anterioridad y que recibieron, en el voto, la aquiescencia de la ciudadanía para llevarlas a cabo.

En la historia nacional de los últimos sesenta y seis años en Bolivia solo un partido político tuvo la capacidad de proyectar programas de cambio estructurales que significaron verdaderas revoluciones cuyos resultados modificaron la realidad y crearon condiciones indispensables para resolver los viejos problemas que impedían su desarrollo como nación.

Si repasamos la historia, aquella que no está descrita por lo circunstancial sino por los hechos que cuentan a la hora de explicar la realidad objetiva, Bolivia ha tenido en el Movimiento Nacionalista Revolucionario el único partido con la creatividad y suficiencia para mostrar el camino a recorrer en cada hito en el que tuvo que actuar.

En 1952 después de una larga lucha por la reivindicación de los intereses nacionales, el MNR ejecutó tres medidas cuyos efectos tuvieron un impacto determinante en los veinte años siguientes: nacionalizó la minería privada, llevo a cabo una reforma agraria y determinó el voto universal. En aquella época tales políticas resultaban en el contexto internacional una provocación al orden establecido casi intolerable, pues convertía al Estado en un actor indispensable en el desarrollo nacional, a la vez que convertía al indio en ciudadano con plenos derechos. La inclusión social se produjo entonces reafirmando su derecho a poseer la tierra que trabajaba y participar de la vida política en condiciones de igualdad.

De estas políticas se benefició todo el ciclo de las dictaduras militares a partir del año 1966, cuando el General Barrientos Ortuño derrocó al Dr. Víctor Paz Estensoro, hasta el año 1982 cuando se produce la transición a la democracia con el gobierno del Dr. Hernán Siles Suazo.

Ninguno de los gobiernos militares pudo desandar el camino trazado con esa revolución, todo lo que hicieron fueron acompañarla con medidas coyunturales de corto plazo. Unos por rutas más cercanas a los principios de abril y otros buscando salir de ellas. Pero ningún gobierno de ese ciclo logró derribarlas.

El año 1985 el  MNR vuelve a ser gobierno. Y tiene otra vez el mandato de reorientar la situación nacional frenando una inflación provocada por los desgobiernos militares del general Banzer y sucesores, cuya herencia recibió el Dr. Siles Suazo. Es cuando se dicta un Decreto que determina un cambio estructural en el ordenamiento económico, emitido por el Dr. Paz Estensoro en su tercer mandato constitucional con el número 21060 que pasó a ser una norma indispensable para encaminar la economía hacia la ruta del crecimiento y posterior desarrollo de sus fuerzas productivas. Sin esa medida Bolivia hubiera transitado por el camino que hoy agita a Venezuela.

De esta nueva política económica, se beneficiaron los gobiernos del pacto por la democracia, desde el año 1985 hasta el año 2005. Otra vez, ninguno de ellos pudo desandar el camino que trazó esa política. En el transcurso de este recorrido histórico que hacemos, el Decreto 21060 que había cumplido con sus objetivos a plenitud, no fue suficiente para generar las condiciones de crecimiento y desarrollo requeridos, y es en ese entendido que el primer gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (MNR) el año 1993 gana las elecciones ofertando un programa de capitalización de las empresas nacionales estratégicas, que hasta ese momento se constituían en una pesada carga económica que no permitía liberar las fuerzas necesarias para captar la inversión extranjera. Ha sido la tercera medida estructural que ha sustentado el ciclo 1997-2016 y sus efectos le han permitido al actual gobierno de Evo Morales recibir ingresos públicos por 525 mil millones de bolivianos (¿Dónde está la Plata? Roberto Laserna) estos recursos son la causa para la prolongación del actual gobierno.

Todo lo anterior demuestra que fuera del MNR, en Bolivia, no hubo otra organización política capaz de generar los cambios estructurales que este partido hizo. Queda para la reflexión en esta coyuntura que muestra el fin de la época de bonanza, ver si otras agrupaciones políticas serán capaces de hacer lo que el MNR hizo en la historia nacional o si tendremos que esperar su retorno para tener nuevamente un programa de cambios necesarios que frenen el actual retroceso en el que Bolivia se encuentra.

de napuco Publicado en 1

GOBERNADORES UNIDOS O VENCIDOS


Garcia Linera

DANTE N. PINO ARCHONDO

Resulta cuasi cómico escuchar al señor Vice Presidente referirse a los Gobernadores como flojos e ineptos para  planificar e invertir los recursos económicos que se les transfiere. Al mismo tiempo el Gobernador  paceño Patzi tiene que suspender una huelga de hambre que no fue “hasta las últimas consecuencias” pidiendo la reposición de recursos que en realidad fueron confiscados por el Gobierno al modificar las alícuotas dispuestas por la ley 3058 de hidrocarburos con un decreto por el cual el gobierno se los sustrajo.

Hay una conducta gubernamental de trancas y barrancas a todo lo que huela a descentralización o le quite protagonismo oficial. Todo para Evo. Es la consigna. Solo él puede inaugurar o hacer obras públicas, los demás deben ser acompañantes pero no pueden tener el papel principal. Y en eso se les ha ido estos diez años.

El último presupuesto del gobierno para este año, contiene resultados que hablan por sí solos. Y parte del reconocimiento explícito de que hay menos dinero presupuestando 1.8% menos que el año pasado o sea 217 mil millones. (Datos: Fundación Jubileo)

Esta disminución tiene consecuencias en el IDH y regalías es decir las gobernaciones, municipios y universidades tienen 19 por ciento menos de dinero en conjunto. El gobierno transmite esto en el Presupuesto y el señor Vicepresidente considera que esta disminución no afecta y que la ausencia de inversión es por flojera.

En muchos casos las gobernaciones tiene recursos inmovilizados porque están como contraparte para proyectos comprometidos y esos dineros no pueden ser dispuestos. Cosa que sabe muy bien el Ministro Arce pero que calla y no le explica al Vicepresidente que no es flojera sino previsión lo que vienen haciendo.

Lo que preocupa a las gobernaciones, municipios y universidades es que la caída de los ingresos provenientes de IDH y Regalías obliga al recorte de obras públicas necesarias y ese es el quid del asunto.

Lo curioso es que no exista un acuerdo de cuerpo entre estos actores públicos para presentar cara al gobierno y exigirle que modifique su presupuesto que sin ninguna consideración muestra un aumento del gasto fiscal en 2.6 por ciento.

Y es que la demagogia política que tuvo incrementado sueldos, pagando doble aguinaldo, distribuyendo bonos y otras lindezas ahora se topa con la cruda realidad, que muestra la dependencia de la economía respecto a las materias primas (gas y minerales) sigue siendo igual que antes determinante en la distribución del ingreso. Se acabó la fiesta, la cerveza y la mistura con la que se alimentó el proceso de cambio.

Ahora el tema de la ausencia de planificación que le extraña al Vicepresidente resulta ciertamente extraña. Porque si algo no ha tenido el gobierno a lo largo de estos diez años ha sido planificar, señalando objetivos y estrategias para alcanzarlos. Todo lo que ha hicieron fue a las topa tolondras, inventándose un cambio que solo se hizo posible en su inmensa imaginación.  Y al contrario de lo que critican ninguno de los proyectos que ejecutaron han servido para algo. Ahí están esas empresas estatales sin oficio ni beneficio, o los proyectos de industrialización del gas sobredimensionados, sin mercados y sin siquiera la correcta ubicación que deberían tener en una muestra de excelencia a la estupidez cuyos resultados no son otros que el despilfarro más inclemente que se ha tenido en la vida republicana.

Los bolivianos hemos tenido mucha paciencia para esperar que aprendan a gobernar y lo único que aprendieron con enorme rapidez es a corromperse. Esto tiene que acabar, no podemos seguir en la pasividad y la tolerancia a semejante despilfarro de dinero en obras que no han tenido ningún impacto en la economía nacional.

Ya sabemos que para estos profetas del socialismo bolivariano que se aprovecharon de la capitalización que les dejó inversiones y que gracias a ella tuvieron dinero para derrochar diciendo que fue obra suya, ahora que se les acabó la herencia tendrán cinismo que decirnos que es por culpa de otros, de los neoliberales que no pueden seguir de fiesta.

 

 

 

 

de napuco Publicado en 1

COSTOS Y EFECTOS DEL DERROCAMIENTO DE GONZALO SÁNCHEZ DE LOZADA


GSL

DANTE N. PINO ARCHONDO

Siempre que se escoge la alternativa de menor valor por otra de mayor valor se incurre en un costo de oportunidad. Eso es lo que pasó el año 2003. Se decidió por la ineptocracia y se derrocó a la democracia.

El año 2005 muchos votaron por el gobierno actual, creyeron en su prédica del cambio y del mejor vivir. Pues bien ha transcurrido el tiempo suficiente para hacer comparaciones con la cabeza fría y de esta forma saber si ese cambio se produjo y que nos trae hacía delante.

En el área social las enfermedades epidémicas como el Chagas, la Malaria, tuberculosis siguen igual, la mortalidad infantil no ha mejorado y la educación pobre en presupuesto, a pesar de la multiplicación de los ingresos, esta como siempre con sueldos miserables para los maestros, sin equipamiento ni condiciones en las escuelas y un pobre nivel de enseñanza  – aprendizaje.

El 2003 se ofertó al país exportar gas al mercado norteamericano y se hicieron conocer los siguientes datos:

La inversión en hidrocarburos creció de 1991 al 2003 en 513%, esto significó un aumento de 472 millones de dólares a 2.900 millones. Se descubrieron 4 mega campos y se tuvo de 1996 al 2003 40 pozos perforados por año, se concretó la venta de gas al Brasil y se construyó el gasoducto. El 2013, las inversiones petroleras no superaron la cifra de 800 millones de dólares destinados únicamente a incrementar la producción gasífera.

El 2003 se tenían como datos que las reservas de gas certificadas alcanzaban los 54.86 TCF, es decir crecieron 8 veces desde 1997. Este año conocíamos que la mitad de territorio  nacional tiene potencial hidrocarburífero y que del total del territorio de 1.098.581 Km2 las concesiones bajo contrato eran de 43.385 Km2 es decir el 8 por ciento del mismo.

Los 4 Mega Campos que se desarrollaron son: Margarita, San Antonio, San Alberto e Itaú  El año 2013 sabemos que estos campos gasíferos han sido súper explotados y no se han producido descubrimientos importantes que proyecten nuestra oferta de gas. Por el contrario las reservas certificadas de 54.86 TCF han pasado a ser 10.45 TCF, al año 2013 debido a la ausencia de inversiones en exploración.

El año 2003 se iniciaron conexiones gratuitas domiciliaras de gas, el programa alcanzó a 20.000 familias: 6.201 en La Paz  en la ciudad de El alto, 3.901 en Oruro, 4.878 en Potosí, 3.200 en Tarija y 1.935 en Camiri

El año 2013 sabemos que se efectuaron 22.000 conexiones, en siete años se hizo la misma cantidad de conexiones que en un año de gestión. Es decir el año 2003 teníamos proyectadas 260.000 conexiones gratuitas de gas domiciliario, petroquímicas y exportaciones al mercado externo y luego de todo esto quedaban 32 TCF de gas.

El año 2013 solo tenemos declaraciones de inversiones que no se realizan. Y aquellos proyectos como el Mutún, la planta de fertilizantes y de polipropileno, están paralizados por falta de gas, en el sector industrial de generación y distribución de energía eléctrica no puede cubrir la demanda por falta de inversiones, los mercados potenciales que demandaban gas han resuelto dejar de ser países cautivos de un proveedor como Bolivia que no ofrece garantías de cumplimiento en sus contratos. El gobierno ha reconocido que está enviando menos gas a la Argentina de lo pactado en los contratos.

Con los actuales precios del gas y minerales deberíamos estar exportando el triple de hidrocarburos, produciendo millones de metros cúbicos diarios de gas para atender la demanda externa e interna, pero en vez de ello, no solo los proyectos se han esfumado sino que ahora importamos GLP 48.7 toneladas métricas por día y 332.873 barriles de diesel por mes. El gasto por la subvención de carburantes en los últimos cinco años ha sumado 1.900 millones de dólares y el contrabando de carburantes es un negocio que crece para el cual no se tienen soluciones.

En contraparte el gobierno actual trata de mostrar una bonanza económica cuando se refiere al crecimiento de las reservas internacionales y los depósitos bancarios, como los superávit comerciales.

Es fácil explicar que todo esto es resultado del crecimiento de la demanda externa que actúa como locomotora elevando los precios de las materias primas, baste señalar que el precio de un barril de petróleo se elevó de 16 dólares el año 2005 a 140 dólares el 2009 y el gas que se vendía a 0.89 el millón de BTU ahora se vende a 10.

Lo remarcable de esta bonanza es que parece no llega a reflejarse en la producción ni en el bolsillo de los trabajadores. La producción agropecuaria  va en caída libre, al menos tres factores actuaron para que esto suceda: el boom de la minería que hizo migrar la mano de obra hacía ese sector, los costos elevados, carencia de tecnología y bajos rendimientos por hectárea, y la hoja de coca que actúa como sustituto ideal de cualquier cultivo. Es el caso del trigo que se importa en más de dos mil toneladas, el arroz, productos lácteos, azúcar, café, té y cacao cuyos niveles de crecimiento implican ahora importaciones ascendentes.

El exceso de liquidez provocado por el incremento externo de los precios del gas y los minerales, economía de la coca, donaciones venezolanas y ahorro fiscal, incide en el crecimiento de la demanda. Luego al haber una reducción de la oferta los precios tienden a elevarse. La paradoja es que habiendo más dinero, la pobreza aumenta.

Los trabajadores ganan para sustentar su alimento y no les queda para nada más. En el área rural existen más de 16 mil comunidades rurales que viven en la inseguridad alimentaria, equivalente a un millón trescientas mil personas (Armando Méndez. El atraso Económico Rural Andino) en esta nota Méndez nos dice que: “Según un mapa de vulnerabilidad alimentaria (VAN) 166 municipios posen tierras “con potencial agrícola entre moderado y limitado” y donde un 40 % de la población sufre de desnutrición y el 85 % tiene inseguridad alimentaria”

Casi la gran mayoría de las Gobernaciones y de los municipios no tienen recursos porque el Gobierno les confiscó los ingresos otorgados por ley. El gobierno del M.A.S lejos de cumplir con su promesa de austeridad, de eliminar los gastos reservados y la corrupción ha realizado lo contrario. Al amparo de un Decreto Presidencial se ha otorgado el derecho de realizar compras directas con el único objetivo de enriquecerse a costa del erario nacional.

El año 2003 el gasto corriente era de Bs. 14.591  para comparar con un año, el 2010 se gastaron 36. 253 millones   el gasto de servicios personales ha crecido de 6.896 a 15.533 millones y el gasto en bienes y servicios de 1700 millones a 5.000 millones en ese periodo.

Este incremento explica el abundante apoyo “popular” que tienen a la hora de sacar gente a las calles.

No es necesario referirse a la vulneración de los derechos humanos, el desconocimiento de los derechos sociales, que se ha convertido en moneda de uso corriente, que junto con el narcotráfico ha convertido a Bolivia en una isla donde esta actividad tiene todo el apoyo encubierto de un sistema destinado a favorecerlo.

Estamos viviendo un ciclo de despilfarro, de indolencia ante las necesidades más apremiantes de los sectores populares, en medio de una bonanza económica sin precedentes. Este es el costo de oportunidad más grande en que incurrieron aquellos que le dieron su apoyo a este gobierno y que aplaudieron el derrocamiento de un gobierno progresista.

A pesar de todos los esfuerzos por desacreditar a Gonzalo Sánchez de Lozada, vistas las cosas como están, no se puede dudar sobre el camino que se abría a Bolivia para consolidar su posición de liderazgo hidrocarburífero, en su perspectiva de industrialización  y  la ejecución de programas de amplio contenido social.

El MNR ha sido en la historia nacional el único partido que pudo fijar metas nacionales y objetivos concretos: desde la revolución de abril del 52 otorgando el voto universal, la reforma agraria y la nacionalización de la minería, pasando por el reordenamiento económico con estabilidad y crecimiento establecidos en el D.S. 21060 y por ultimo insertando la economía nacional al proceso globalizador con la capitalización de las empresas nacionales estratégicas.

A su vez los gobiernos que le sucedieron se beneficiaron de estas políticas nacionales, el ciclo militar con las reformas de abril, el ciclo de la democracia pactada con el D.S. 21060 y estos diez años del denominado proceso de cambio con la capitalización.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

de napuco Publicado en 1

EL FRAUDE DE LA NCIONALIZACION EN BOLIVIA


industria0004

DANTE N. PINO ARCHONDO

En Bolivia las nacionalizaciones tienen una larga historia. Las motivaciones siempre fueron políticas y sus resultados adversos. Desde aquella en 1923 durante el gobierno del general Toro con la Standard Oil Co. la realizada en 1952 por el Gobierno de Víctor Paz Estensoro, a la minería, y la nacionalización a la Gulf Oil Co. en el gobierno del general Alfredo Ovando Candía todas tuvieron el sello de la recuperación del dominio y propiedad de los recursos económicos que pasaron a manos de las empresas nacionales que ejercieron estos derechos.

En todos estos casos se tuvo que indemnizar a las empresas y esos costos fueron tremendamente caros para el Estado. Esa parte de los resultados de las nacionalizaciones no se cuenta y sobre ellos poco se escribe, porque existe la creencia de que la nacionalización per se trae la bonanza económica que se llevan las empresas extranjeras. Todo aquel que se atreva a demostrar que fue un error hacerlo es tachado de antipatriota y entreguista.

La nacionalización se ha convertido entonces en una medida de corte patriótico sagrado. Es por sí misma un hecho de grandes proporciones que eleva a la categoría de héroes nacionales a sus mentores. La ultima nacionalización a la Gulf Oil Company que tuvo en Marcelo Quiroga Santa Cruz a su ideólogo y ejecutor en su calidad de Ministro de Minas y Petróleo, se convirtió en el ejemplo de lucha revolucionaria, que muestra la fuerza del Estado ejercida contra empresas transnacionales a las cuales se las puede vencer ejerciendo derechos.

Es esta nacionalización la que trató de imitar y evocar Evo Morales Aima como Presidente del Estado Plurinacional. Y así como Marcelo Quiroga llevo al Ejercito a tomar posesión de los campos petrolíferos de la Gulf, Evo Morales hizo lo mismo para ocupar las instalaciones de Petrobras, empresa petrolera brasilera, muy lejos de ser una transnacional imperialista.

En Bolivia existen dos categorías de Gobierno: los entreguistas y los nacionalizadores. Los primeros amigos del capital extranjero y los otros del nacional. Esta falsa dicotomía ha ganado terreno en la opinión pública y ha llevado al gobierno actual a creer que: nacionalizó el gas, recuperó la propiedad de los hidrocarburos y generó con ello toda la bonanza económica de estos diez años.

La capitalización de YPFB (yacimientos petrolíferos fiscales bolivianos) durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada tuvo como objetivo, al amparo de la ley No 1689 eliminar los contratos de operación y asociación que se tenían por contratos de riesgo compartido, declarándose libres las actividades de transporte, refinación, comercialización, exportación e industrialización de la cadena productiva con el fin de obtener el concurso de empresas petroleras que invirtieran en ella y fueran supervisadas por YPFB quien suscribiría los contratos en nombre del Estado.

El gobierno del Presidente Morales desarmó esta ley con un Decreto Supremo No 28701 el 1ero de mayo del año 2006.asumiendo la recuperación del control total y posesión de la propiedad total de todos los hidrocarburos producidos en el país, transfiriendo a YPFB estos derechos y obligaciones en toda la cadena productiva. Con este decreto se dio por nacionalizado el gas.

Lo cierto es que no hubo una transferencia real del manejo de los campos hidrocarburiferos de manos de las empresas de nacionalidad americana, hispano – argentina, francés, británica y brasilera a manos de YPFB, como debía haber sido, sino una migración de contratos que modificaron los porcentajes de participación en la producción del gas, dejando la administración de los campos en manos de las mismas empresas, a las cuales YPFB les devuelve sus costos administrativos y los compradores del gas les abonan directamente sus utilidades.

Es decir YPFB no tiene el control efectivo de esos campos, no tiene capital para competir con las empresas contratadas, no puede obligarlas a invertir y no tiene recursos humanos para administrarlos. YPFB asume el simple papel de supervisor y cajero del Gobierno, a esto se redujo toda la denominada nacionalización.

Los resultados de esta maniobra legal de migración de contratos son, para ejemplo, los siguientes:

La capitalización dejó reservas gasífera probadas y probables entre 1995 y 2004 de 52.3 TCF. Estas reservas excedían a la demanda total externa e interna en 22.5 TCF es decir se proyectaban como suficientes y se tenían que buscar nuevos mercados para su explotación.

La nacionalización del Presidente Morales deja a Bolivia con 10.45 TCF al año 2013. Este resultado muestra una súper – explotación en estos diez años de los pozos de gas, como el de San Alberto que tiene una declinación del 20 por ciento actual, y nos deja con los campos de Margarita Y Río Grande atendiendo el mercado argentino.

YPFB ha gastado el 64 por ciento del total asignado a la exploración de nuevos pozos, sin razón que justifique este gasto, cuando debían ser las empresas petroleras las que realicen esta labor de riesgo tal cual se establecía en la capitalización. Lo peor es que hasta la fecha no encontró un solo pozo para su explotación.

Desde año 2006 las empresas extranjeras dejaron de invertir, debido a la falta de garantías jurídicas para casos de controversias y de un régimen impositivo que desalienta esa inversión.

Los compromisos de exportación del gas a la Argentina tienen actualmente rezagos en los niveles pactados. Bolivia debía enviarles un mínimo de 19.9 mm3d y apenas logra enviar 16.2, muy lejos de los 27.7 que estamos obligados a enviarles a partir del año 2021.

Si sumamos a esto los proyectos que el Gobierno ha prometido llevar a cabo como son: la separadora de Gran Chaco y Río Grande, las plantas de fertilizantes y Polipropileno. Simplemente no hay gas. Estos proyectos demandan más de 4.4mm3d. Por ello la producción de GLP que tiene mercados seguros en el Perú, Paraguay  y Uruguay no abastece y está trabajando a menos del 20 por ciento de su capacidad, tampoco este proyecto como el de Río Grande cuentan con propanaductos para transportar sus productos, lo hacen en cisternas encareciendo sus costos.

La producción de polipropileno en 250 mil toneladas anuales no tiene mercados pactados. Para producir esta cantidad tendríamos que estar vendiendo 27.7 mm3d a la Argentina. Esto no está sucediendo y como se ve no sucederá.

En cuanto a la planta de urea que debía producir 2.100 toneladas día, no tiene mercados y está ubicada en Bulo Bulo por capricho del Presidente Morales, y no en Puerto Suarez. Este absurdo solo demuestra la enorme ignorancia y falta de capacidad administrativa del Gobierno y de YPFB que juegan con los resultados de una política hidrocarburifera errática.

Como se puede ver la nacionalización por sí misma no es una buena medida, y cuando se la hace al calor de la emoción política lo que sucede es un desastre que golpeará al bienestar de los bolivianos.

En muy poco tiempo hemos dejado de ser una referencia hidrocarburifera y  vamos de un lado a otro tratando de cumplir con compromisos que se han puesto en duda por el Brasil que ahora pide a Bolivia le certifique sus reservas de gas para ver si se puede extender el contrato actual.

El gobierno del Presidente Morales desandando todo su discurso y actitud de prepotencia con el capital extranjero a quien tilda de expoliador le ofrece desesperado “incentivos”, viaja al corazón de capitalismo en Nueva York para exponer sus ventajas y casi está ahora de rodillas pidiendo que inviertan.

 

 

de napuco Publicado en 1