RENUNCIAS Y ENCUBRIMIENTOS


DANTE N. PINO ARCHONDO

Hay una anécdota que pinta de cuerpo entero lo que ahora pasa en Bolivia. Durante la revolución de abril de 1952, los compañeros movimientistas tomaban las instituciones, se fijaban en los sueldos y acto seguido pedían los cargos. – “Pero aquí dice abogado pues compañero, ¿tienes título?” – “No, pero se aprende pues compañero, para eso está la revolución”-
Y así nos fue. Y así nos va. No faltó un minuto y las hordas masistas estaban ocupando todo el edificio de la Prefectura. Salían los muchachos de Manfred y entraban los de Puente y Herrera. Los unos advirtiendo que dejaban obras y los otros buscando las planillas de sueldos.
Lo primero que ocurrió fue el desaliento y la bronca de ver que los manfredistas se habían ido pagándose vacaciones, eso significaba que no había ítems disponibles, para los puestos más apetecibles. Lanzaron el grito al cielo. ¡Cómo pues dejarlos sin sueldos! Y desde ese momento, los “sacrificados masistas” se pusieron a buscar las “pruebas de los delitos cometidos por Manfred”
Es bien difícil para el masista promedio entender y conocer cómo se administran las instituciones públicas. Ya nos podemos imaginar lo intrincado que debió ser para ellos remitirse a la documentación que dejó la administración de Manfred. Total nada de nada y eso los puso al borde de un ataque de nervios. No era posible que un neoliberal, fascista, eneferista como Manfred no hay dejado las pruebas que necesitaban para salir a la palestra y armar el escándalo que requerían a fin de tener todo el camino llano para hacer sus fechorías.
Cómo no encontraron una sola prueba para sus propósitos, las pugnas para manejar los cargos y los sueldos se hicieron evidentes. Y es cuando el señor Puente se dio cuenta de que era un puente roto. Nadie lo pasaba y todos querían usarlo para pasar, de pobres diablos a ricos socialistas de este siglo.
Entonces el señor Herrera nombrado Secretario General de la Prefectura por los méritos obtenidos de haberle hecho la vida a cuadritos a Manfred durante su gestión, reclamó para sí la autoridad de nombrar, destituir y definir cargos. Podemos imaginar las conversaciones entre Puente y Herrera, para que firme los memorándums de despido y de nombramiento, las discusiones sobre si es o no meritorio o si como buenos revolucionarios “en el camino se aprende nomás”
El caso es que a los pocos meses se evidencia que un funcionario de la Prefectura se paró al lado de la caja donde pagaban el bono de té y cobró a los empleados una cuota con destino a la Tele maratón. Dinero que nunca llego a esa estimada cofradía.
Ya las cosas no pintaban bien. Una cosa es que sean burros pero otra que sean rateritos. Y la imagen de un Puente cobijando sua tha’pas no le gustaba para nada. Estaba rodeado de masistas a los que les gusta cobrar a fin de mes pero no trabajar durante ese tiempo.
Una mañana estando revolviendo su colita para asegurarla con las huinchitas que usan las mujeres, se dio cuenta de que no había escándalos para destruir a Manfred, obras para imitarlo ni gestión para justificar su sueldo. En suma no había nada. Y todo lo que hizo en octubre y noviembre fue hablar mal de otros Prefectos y de la Iglesia de la cual fue cura.
Cómo de la mano de Dios no se escapa nadie y menos un ex curita blasfemando contra el Cardenal el castigo llegó con un mensajero de la corrupción. Se perdieron cien mil bolivianos de la caja fuerte de la Prefectura. ¡Horror! ¿Quién fue?
Entonces hubo una charlita entre él y don Herrera. “¿Ya ves lo que has hecho?, me has traído a corruptos, a ladrones y yo tengo que poner mi cara en esto” – “No les vas a decir ladrones a los compañeros del instrumento político, gracias a ellos estás dónde estás”- ¡Se van a ir carajo! Los voy a poner en la cárcel y le voy a decir al Evo que son tus recomendados – Dile lo que quieras, no tengo miedo, yo soy el que maneja los movimientos sociales acá, te voy a quemar tu oficina si sigues jodiendo Puente –
Hoy día renunció el Prefecto de Cochabamba. Cuando asumió dijo “La Prefectura es ahora de todos” No le entendieron bien y algunos se llevaron todo lo que había en la caja fuerte. Total el Evo ha preferido cobijar la corrupción y a los militantes del instrumento político, porque necesita de ellos para el año que viene. El Puente puede esperar para otro cargo. Aunque ya le renunció a dos.
En us vida Evo se imagino que se convertiría en paraguas. Cobijando a Quintana y ahora a rateritos de una Prefectura. Todo sea por la reelección.

de napuco Publicado en 1

DEPREDADORES INSTITUCIONALES



DANTE N. PINO ARCHONDO

Es el calificativo que utilizó Ramón Quintana para justificar lo injustificable. A su estilo el señor Quintana trató de convertirse en mártir de los contrabandistas. “Esos depredadores” con los que se reunió en el Palacio y con los que convino la protección debida a cambio de que el voto sea contra el Prefecto de Pando en el referéndum revocatorio y algo más.
Una situación como esta, no se realiza son conocimiento del numero uno. El hermano Presidente tenía que estar al tanto de la operación – contrabando libre – y voto en contra. Pero lo que no le dijeron, puedo pensar, es que además del voto y el financiamiento de los contrabandistas como aporte a la campaña contra el Prefecto es que había un plus.
Desde el Palacio se convino el pase libre. Quizás el número de los camiones convenidos era uno y el resultado final otro. Total en el camino se arregla la carga y cómo el número varió el monto de la colaboración también, ¡todo debe ser cabal casero!
Lo difícil era que 33 camiones pasen sin ser vistos. Uno puede hacerlo como el elefante por la plaza, pero 33 no pues, ni queriendo convertir en ciegos a toda la comunidad circundante. Como el Poder enceguece y el todopoderoso sabe de la cosa se fueron por el camino directo y sin los modales que los neoliberales tenían para estos menesteres.
¡Para eso son masistas carajo! Para demostrar que se puede convertir un contrabando de 33 camiones en apoyo electoral justificado. La revolución cultural no se hace con miramientos éticos, se hace con contrabando, armas, muertos y Prefectos encarcelados.
Así que el grupo palaciego no pude hacer otra cosa que apoyar al Ministro víctima de la insidia derechista, mediática y neoliberal. Que por otra parte no tienen moral para acusar de contrabando a ellos, los iconos de la revolución democrática cultural, socialista y comunitaria. Cuyos principios inscritos en su nueva constitución son “No seas ladrón, no seas mentiroso y no seas flojo” Virtudes de las cuales carecen por completo pero que no se aplican a ellos por estar por encima de Dios.
Lo correcto es que nosotros tristes pecadores, que no podemos ser originarios, ni indígenas y menos campesinos nos contenemos con las explicaciones del Jilacata Quintana y el respaldo de los Mallku: Evo y Álvaro, escogidos por Manko Kapac y Mama Okllo (en realidad es el negro Chávez) a fin de que nos guíen por el camino del Tahuantinsuyo donde la coca dice que pronto todos seremos cocaleros, la única actividad plenamente garantizada por el mercado neoliberal.

de napuco Publicado en 1

LOS CAMBIOS DEL CAMBIO


DANTE PINO
Me imagino que estar sentado en una silla para ejecutivos, no conocer nada del negocio que se maneja y pasar las horas aburrido es tedioso. Peor si llaman desde el Palacio y preguntan por novedades para condimentar el discurso del Presidente. Si no tienen algo que decir para que su Excelencia diga, la pega corre peligro y al final de cuentas se gana nomás bien.
Entonces viene el susto, luego se llaman a los “técnicos y asesores” para que preparen algún “informe” para enviarlo “al hermano Presidente”. Los convocados salen a sus cubículos, denominado oficinas y se ponen a escarbar entre los “proyectos, estudios y otros informes de UDAPE y Ong’s, algo tienen que hacer. Y se comienza el trabajo del rompecabezas. Se copia esto aquí, esto otro allí y más allá: estito está bien. El resultado es un esfuerzo sobrehumano de ingeniosos masistas metidos a técnicos y profesionales en la materia.
Ellos no entienden nada de lo que hicieron, pero el Presidente de YPFB menos, así que peligro no hay, lo difícil va será responder a sus preguntas, si tiene preguntas. Con suerte le dejaran el Informe en su escritorio y se harán “pepas”.
La situación es grave. Pero esa palabra no se debe pronunciar. Menos enviarle informes serios al hermano Presidente. Hay que matizar, hay que demostrar que se trabaja y que mejor noticia que el traslado de las oficinas de Transredes de Santa Cruz a La Paz. Eso es tener ideas geniales. Es cosa del cambio, clarito nomás. ¡Cómo no va a ser cambio! Si la oficina se traslada de un lado a otro.
Ante estas medidas que miden la talla de los ejecutivos de YPFB tenemos que sacarnos el sombrero. Mientras no hay gas licuado para los hogares, diesel y gasolina para el transporte, inversiones para garantizar los contratos suscritos, mayores niveles de producción, diesel para garantizar la siembra y la cosecha del agro productor, mientras todo esto está de cabeza, cambiar oficinas es la manera de justificar el sueldo del mes.
¡Y no se crean que estén conformes con lo que ganan! No pues. Es poco para ser una empresa estratégica. YPFB es la empresa modelo de la nacionalización del hermano Presidente. Por eso han decidido hacer un sacrificio y aumentarles a cinco mil dólares, que tampoco es mucho que se diga si comparamos lo que gana el Presidente de Petrobras.
Pero creo que somos injustos diciendo esto. ¿No ves que los militantes del M.A.S. están en La Paz? Allí es pues donde se necesitan pegas. Hay familias masistas enteras que están esperando el cambio hace rato. Por eso cambiar las oficinas es una medida revolucionaria y comprometida con el cambio. ¡Hay que entenderlos!
Tanto sacrificio tener que subirse a los camiones para repartir gas a domicilios, tener que estar de madrugada escuchando al hermano Presidente y después, para nada. No es justo.
de napuco Publicado en 1

MALETINES CON OLOR Y COLOR


DANTE N. PINO ARCHONDO

La agencia noticiosa EFE revela las declaraciones de Carlos Kauffmann ante un tribunal Federal de los Estados Unidos, cuyo contenido es de una gravedad y de alcances que podríamos ver en poco tiempo mas, cuanto de ellas afectan la integridad de nuestras Fuerzas Armadas. Según EFE: “Cuando le tocó el turno de declarar a Kauffmann, el empresario destapó una red de corrupción en la que habrían participado políticos, funcionarios y militares de alto rango y que le reportó a él y a Durán ganancias de cientos de millones de dólares mediante comisiones y sobornos. Kauffmann reveló que él y Durán eran “como sus banqueros” ya que guardaban e invertían, por ejemplo, los sobornos que algunos militares obtenían a través de “muchas compañías” con las que hacían negocios”
Lo dicho guarda relación con el maletín que contenía ochocientos mil dólares y que fue decomisado en Buenos Aires el 4 de agosto de 2007, al empresario venezolano estadounidense Antonini Wilson. El dinero era para apoyar la campaña de Cristina Fernández de Kirchner. El señor Kauffmann fue a los Estados Unidos por encargo del Presidente Chávez para que silenciaran a Wilson, aprovechando sus vínculos con empresas estatales, a cambio de tener más negocios y poder.
Este es el mundo del Chávez, sórdido y rodeado de oscuros pasajes en los que la intromisión en asuntos internos de otros países (financiar una campaña política lo es) ha develado al fin hasta dónde puede llegar un sátrapa sin escrúpulos.
Pero así como el caso argentino está el caso boliviano. Sólo que la dimensión de la importancia que le asignan al proceso argentino es mucho más grande que la otorgada a Bolivia. Por Bolivia pasaron muchos maletines, uno de ellos fue pillado en Trinidad, pero el caso se calló. Luego el hermano Presidente Morales comenzó a repartir fondos a las Fuerzas Armadas para mejorar su infraestructura. Tan importantes fueron estos dineros que no hace poco en el puesto de avanzada de Tuscal, frontera con el Paraguay correspondiente al Regimiento 5 de Infantería Campero perteneciente a la Tercera División del Ejército, fue asaltado por unos delincuentes que les arrebataron las armas a los soldaditos de plomo que caminaban por eso lares.
El General Luis Trigo Antelo Comandante General de las Fuerzas Armadas, un hombre de una inteligencia que nos apabulla, dice a los medios que no fueron seis los soldados asaltados sino dos. Y con tal aclaración la realidad no es la misma. Que sean dos no es lo mismo que seis, para el caso de las armas sustraídas. ¿Y que fueron de los recursos que recibieron para que nuestras fronteras tengan la infraestructura y nuestros soldados estén debidamente pertrechados para defender la soberanía patria?
¿Dónde está la dignidad y soberanía de la que hace tanto alarde el hermano Presidente, cuando se refiera al Imperio norteamericano, pero que se calla y enmudece cuando suceden estas humillaciones en sus propias narices? ¡Ah! no es lo mismo. El discurso antiimperialista sirve para mostrarse al mundo como un luchador social. Y la mierda del dinero sucio repartido por toda la república que se tapa con papel de dudosa calidad sirve para tener a unos cuantos contentos de servir a la patria. Con la obsecuencia propia de los serviles que dejan pasar todas las marrullerías del hermano cocalero, agachan la cabeza y dejan que el mal olor cunda.
Quizás el maletín venezolano – argentino sirva para destapar la olla de los maletines venezolanos – bolivianos y algún momento sepamos de que fue la mano y cuantos embarraron su uniforme y la bandera a la que juraron defender.
de napuco Publicado en 1

CORAZON PARTIDO EL FINAL


Al llegar al piso me detuve un momento. Quería pensar, pero no podía, mi corazon estaba agitado. Algo estaba sucediendo, pero no podía decir qué. Estaba en un ala de la casa largo como pasillo con habitaciones en ambos lados.
Camine despacio. Eran cuatro puertas a cada lado, en fila como las de un hotel. Puse el oído en la primera, eran gemidos y maldiciones, pero todas voces de varones, era claro quienes estaban ahí.
Tomé la segunda puerta de la otra pared y se entreabrió. Era un trio. La rubia estaba de frente con las piernas abiertas en la cara del varon que le chupaba el trigal con frución, mientras la otra mujer dandole la espalda con las piernas abiertas en posición directa de contaco con su pene hacia el trabajo. Me gustó pero no había lugar para otro.
Vi la tercera puerta abierta totalmente, eran cuerpos de hombres y mujeres entremezclados, en caricias intimas, besos apasionados y penetraciones conjuntas, se sentía el calor de los cuerpos, la transpiración de los esfuerzos por alcanzar el placer total, me dieron ganas de participar, pero quería encontrar a mi gata primero.En la ultima puerta del lado izquierdo estaban dos mujeres apasionadas, en un abrazo que parecía una escena tántrica, con los ojos vendados se acariciaban los senos y se besaban con suavidad, su manos recorrian desde los hombros hasta las nalgas apretando y rozando con ritmo. Eran muy sensuales. Pero hubiera sido un pecado interrumpirlas.
Casi seguro de que la encontraría en la ultima puerta del frente, fui directo a su encuentro. Estaba en medio de un círculo de dos parejas, cada uno al lado de la otra. Cojidos de la mano en actitud de meditación. Mi gata abrio los ojos y me vió. sin decir palabra fui a su encuentro.
Me desnude por completo, pasé al centro y me puse de rodillas frente a ella. Nos tocamos con las manos, ella mi pecho yo sus senos. La respiración era calmada. Luego se echó para atras y abrio las piernas en clara invitacióna ser pentrada. Me acerqué y puse una pierna sobre un costado de su cuerpo, ella puso la otra entre mi enterpierna. La penetración fue suave pero intensa y comenzamos a movernos hacía adelante y atrás. Sentía un extasis que me inundaba el cuerpo.
Las otras parejas se colocaron en identica posición y nuestros cuerpos comenzaron una danza erótica increíble. Mi gata comenzó a sentir el placer en cada movimiento con mas intensidad y su respiración se convirtió de agitada en un gemido profundo, yo le seguía el ritmo y ella pedía !más, más fuerte, más! hasta que nos fuimos juntos en un estallido de luces y placer tan intenso que quedamos exaustos.
Entonces sentí que otra mano me agarraba por el hombro, di media vuelta y la mujer de la pareja que teníamos al lado se hechó de espaldas supe que me invitaba a estar con ella. Me fui sobre su cuerpo y mi gata recibió a su par. Vi que se puso de en posición de perrito y como la penetraban con frenesí. Yo levanté las piernas de mi pareja hasta mis hombros y la penetré con fuerza. Otra vez el ritmo y el jadeo, los gemidos y el orgasmo que esta vez fue menos intenso que el anterior.
Sentado en la Plaza principal, mirando el Palacio de la Gobernación y haciendome lustrar los zapatos, me acuerdo de esa noche y se me erizan los vellos del cuerpo. Esa gata fue todo un desafío, fue toda una experiencia y casi una fantasía. No la volví a ver. Hasta ayer. Justo cuando tomaba el bus para ir al trabajo. Estaba con la barriguita redonda, bonita y vaya que me quedé mudo. No pude acordarme su nombre. Pero me dije “Ahí esta mi gata”
de napuco Publicado en 1