LOS CAMBIOS DEL CAMBIO

DANTE PINO
Me imagino que estar sentado en una silla para ejecutivos, no conocer nada del negocio que se maneja y pasar las horas aburrido es tedioso. Peor si llaman desde el Palacio y preguntan por novedades para condimentar el discurso del Presidente. Si no tienen algo que decir para que su Excelencia diga, la pega corre peligro y al final de cuentas se gana nomás bien.
Entonces viene el susto, luego se llaman a los “técnicos y asesores” para que preparen algún “informe” para enviarlo “al hermano Presidente”. Los convocados salen a sus cubículos, denominado oficinas y se ponen a escarbar entre los “proyectos, estudios y otros informes de UDAPE y Ong’s, algo tienen que hacer. Y se comienza el trabajo del rompecabezas. Se copia esto aquí, esto otro allí y más allá: estito está bien. El resultado es un esfuerzo sobrehumano de ingeniosos masistas metidos a técnicos y profesionales en la materia.
Ellos no entienden nada de lo que hicieron, pero el Presidente de YPFB menos, así que peligro no hay, lo difícil va será responder a sus preguntas, si tiene preguntas. Con suerte le dejaran el Informe en su escritorio y se harán “pepas”.
La situación es grave. Pero esa palabra no se debe pronunciar. Menos enviarle informes serios al hermano Presidente. Hay que matizar, hay que demostrar que se trabaja y que mejor noticia que el traslado de las oficinas de Transredes de Santa Cruz a La Paz. Eso es tener ideas geniales. Es cosa del cambio, clarito nomás. ¡Cómo no va a ser cambio! Si la oficina se traslada de un lado a otro.
Ante estas medidas que miden la talla de los ejecutivos de YPFB tenemos que sacarnos el sombrero. Mientras no hay gas licuado para los hogares, diesel y gasolina para el transporte, inversiones para garantizar los contratos suscritos, mayores niveles de producción, diesel para garantizar la siembra y la cosecha del agro productor, mientras todo esto está de cabeza, cambiar oficinas es la manera de justificar el sueldo del mes.
¡Y no se crean que estén conformes con lo que ganan! No pues. Es poco para ser una empresa estratégica. YPFB es la empresa modelo de la nacionalización del hermano Presidente. Por eso han decidido hacer un sacrificio y aumentarles a cinco mil dólares, que tampoco es mucho que se diga si comparamos lo que gana el Presidente de Petrobras.
Pero creo que somos injustos diciendo esto. ¿No ves que los militantes del M.A.S. están en La Paz? Allí es pues donde se necesitan pegas. Hay familias masistas enteras que están esperando el cambio hace rato. Por eso cambiar las oficinas es una medida revolucionaria y comprometida con el cambio. ¡Hay que entenderlos!
Tanto sacrificio tener que subirse a los camiones para repartir gas a domicilios, tener que estar de madrugada escuchando al hermano Presidente y después, para nada. No es justo.
Anuncios
de napuco Publicado en 1