SANTOS NO ESTA SOLO

 

DANTE PINO ARCHONDO

 

¿Por qué habría de estarlo? Si el instrumento político es uno. Y como todo instrumento sirve como herramienta, utensilio o para tocar. Y en este novísimo artefacto político muchos meten la mano y pocos gozan de los resultados.

Santos Ramírez no actuó al calor de sus impulsos. Todo lo que sale del Palacio es planificado, centralizado y digerido por el anillo que rodea al hermano Evo. Recuerden que la locuacidad de este personaje, hizo que se confesara en público: “yo le meto nomas, para eso están los abogados, para que luego arreglen las cosas” Y es que esta declaración no fue fruto de la casualidad, sino resultado del sesudo análisis de sus más conspicuos colaboradores.

¿Qué hacer con las leyes y decretos que obligan a los funcionarios públicos a actuar con transparencia y honestidad para usar el dinero del pueblo? ¡Qué molestosa esa ley SAFCO! Hecha por neoliberales. Claro, Evo se imagina que la hicieron para que el socialismo comunitario que encabeza no pueda “entregar las obras políticas que le demandan”. No es justo. Esas leyes estarán bien para los neoliberales, pero para los masistas son huevadas.

Y entonces los sesudos abogados del Palacio le entregaron los decretos que echan por tierra esa ley y otras disposiciones “tranca”. ¿Quién fue el Ministro que redactó esos decretos y quienes le vendieron la idea al hermano Evo de que con ellos todo era legal?

Si la ley es tranca, aquí están mis decretos que franquean todo lo que yo quiero hacer. ¡Los decretazos! ¿Y qué sabe o conoce el Presidente de la ley y el orden si toda su vida se pasó bloqueando al país? Entonces es fácil que piense que esos decretos eran la solución al tema. No estoy diciendo que sea un Presidente cándido. No lo es. Es bastante solapado, marrullero y tramposo. Juega siempre a la víctima y de esa posición asume el papel de justiciero.

Pero los que redactaron esos decretos e incitaron a su aprobación en el Gabinete, sabían lo que hacían y las consecuencias que se derivarían de ello. Un decreto no está por encima de la ley. Y por tanto esos decretos son inconstitucionales. Pero para el gobierno del cambio los decretos son ahora el arma del instrumento.

Pues bien con esos decretos en la mano Santos Ramírez llevó a adelante el negocio con Catler Uniservice. Y como buen agente 007 tenía permiso para matar. Y mató. Mató a todo su gobierno. Lo puso en evidencia, le quitó la ropa de la inmaculada concepción, les dejó desnudos en su discurso contra la corrupción, impotentes para seguir diciendo que son el cambio y les quitó la careta de un manotazo.

Eso es lo que no le disculpan en el Palacio. Si le dieron los instrumentos para delinquir “legalmente” no era para que se haga descubrir. Y cómo dice Cayetano, en este país no se juzga a la gente por su grado de corrupción sino por huevones, por hacerse pescar. ¡Y ahí está Santos!, los decretos y Evo Morales. Es una trica, no es un as. Así que todos deberían estar explicándole al país por qué se decidieron pasarse por alto la ley y las normas que fueron hechas para que esta clase de negociados no se produzcan.

Si Santos Ramírez está acusado de haber realizado daño económico al país, entonces lo que cabe realmente es el Juicio de Responsabilidades a Evo Morales y su gabinete. Fuente, origen y causa para que se diera el efecto de “todos los Santos”. Esto es lo que una oposición seria estaría trabajando en estos momentos. Y esto es lo que la ciudadanía debía reclamar. El esclarecimiento total desde su origen en toda esta licenciatura para delinquir.

Anuncios
de napuco Publicado en 1