PRIMER CICLO POLÍTICO DEL MAS

DANTE N. PINO ARCHONDO

No fue en vano. El gobierno decidió jugarse entero en todo momento y casi a su inicio proyectó su continuidad. Por eso las elecciones para conformar la Asamblea Constituyente fueron el primer paso a dar y por eso también no dudaron en transgredir y violentar la norma con el fin de cuidar el contenido de una constitución viciada en su procedimiento y excluyente en su contenido.
Hoy 14 de abril de 2009 la ley del Régimen Electoral Transitorio ha coronado todo ese esfuerzo. La reelección programada está legalizada y de ahora en adelante nada puede detener el proceso. Podríamos decir que el primer ciclo del proyecto de Poder del M.A.S. ha concluido. Fueron tres años y cuatro meses explosivos. El cambio que se reclamó por la sociedad boliviana, no vino en la forma y contenido que se esperaba, pero se dio bajo el molde de un gobierno asediado y aprisionado desde su centro vital por factores de poder externos.
Evo Morales, sin la presencia ejecutiva de los adelantados de Hugo Chávez y el análisis político e ideológico brindado por Fidel Castro no hubiera podido sobrellevar la carga de este ciclo. Fueron factores decisivos en el control de los pasos más importantes para no dejar escapar el objetivo de la reelección. Y son estos factores los que la oposición subestimó.
Por eso la ciudadanía no se siente representada por ellos. Y por eso, al no ver alternativa, la mayoría se suma a lo que tiene a mano. Evo Morales, representa el cambio. ¿Qué cambio? Cualquiera que se nos dé. Tal el cansancio del pueblo en el manejo corrupto y prebendal que se hizo del Poder en el pasado.
Pero entre el cambio deseado y el obtenido hay distancia. La conducta corrupta y prebendal del pasado no se ha perdido, al contrario se ha incrementado. Las condiciones económicas y sociales que se esperaban no han variado. Los indicadores económicos muestran un estancamiento de todos los factores de la producción desde el año 2000 y un deterioro de los mismos. A pesar del boom de los precios para nuestras materias primas, la realidad es la misma, antes de ese boom y después de él.
En el ámbito de la identidad cultural, la guerra étnica mostró su rostro. No era necesaria. Pero el Gobierno tomó el camino de la confrontación étnica para dividir aguas y mostrarse como el gobierno de los pobres. Así empresarios contra trabajadores, lo urbano contra lo rural, la piel blanca contra la morena, las costumbres aymaras contra las orientales dieron paso del menosprecio al odio profundo de saberse mejor que el otro.
Este ciclo ha debilitado a Bolivia y ha fortalecido a Evo Morales. Esto significa que cuanto más fuerte sea Evo más débil será Bolivia. Porque la fortaleza de Evo se asienta en la debilidad del país. Narcotráfico sin control, contrabando oficializado, cierre de mercados y pérdida de producción, inmigraciones masivas, relaciones exteriores lastimadas, aislamiento internacional, exportaciones afectadas, supeditación nacional a Cuba, Venezuela y Chile, configuran los rasgos más importantes de este ciclo.
El gobierno de los pobres, necesita de ellos para ser. Agrandar y reproducir la pobreza es fortalecer al M.A.S. He aquí la ecuación de la verdad. Exactamente como en Cuba, cuando más desgraciado es el pueblo más grande es Fidel.
Pues bien, ha llegado la hora de la verdad. El ciclo de la administración del nuevo Estado Plurinacional y la economía. En estas justas electorales, ya no serán los temas centrales aquellos que saturaron la vida nacional: con la constituyente, la inclusión, el anti – neoliberalismo económico, el imperialismo yanqui y otras lindezas que adornaron la cabeza de Evo Morales. Venció a la oposición que se va y deberá medir muy bien su cuerpo político para enfrentar a la que viene.

evo-mas1

Anuncios
de napuco Publicado en 1