SOY MARXISTA, LENINISTA, SOCIALISTA Y COMUNISTA

DANTE N. PINO ARCHONDO

Los hechos que vienen sucediendo con una rapidez impresionante, hacen que el análisis se vea constreñido y deba asumirlos aún cuando esto signifique minimizar el alcance que debe tener. Por ejemplo la declaración de Evo Morales asumiéndose como marxista –leninista, socialista y comunista – sin conocer ni entender el significado de cada uno de estos conceptos – ponen al proceso electoral en un camino donde las definiciones, al menos las ideológicas, por parte del hermano Presidente quedan fuera de toda duda.
Y esto debe servir para aclarar el camino que recorrerá el M.A.S. Si Evo Morales es un licuado de marxismo, de leninismo, de socialismo y comunismo es todo y no es nada. Es decir; es más un peligro ideológico que un guía. Y refleja en toda su magnitud la ignorancia que lo adorna. Es bruto como él solo. Y esta brutalidad se está reproduciendo en el Gobierno que tiene.
Por eso nacionaliza las acciones de los bolivianos pero paga el valor de las acciones petroleras, crea empresas estatales y prohíbe las exportaciones del sector privado, exige que le compren más gas, pero no tiene asegurada su producción, otorga bonos asistencialistas y golpea el valor adquisitivo de los salarios, emite Bonos con tasas de interés altas y encarece el crédito de la Banca hacía el sector productivo. Todo es tan revuelto que uno no puede distinguir entre una cosa y la otra. Y es que de querer serlo todo, termina siendo nada.
En este contexto, los ejes centrales que debería ordenar el programa electoral son al menos tres:
Ordenamiento político – territorial en el nuevo Estado Autonómico
Recursos naturales, con sus dos temas básicos: gas y coca
Inter relación entre los órganos de Poder
Las autonomías definidas en la nueva constitución son inaplicables, porque enredan y no ordenan. Así que esta tarea deberá ser expuesta en el debate electoral próximo.
El gas y la coca se han convertido en los ingresos fiscales y sociales más importantes, uno en el marco de la economía legal y el otro en los oscuros caminos de la ilegalidad pero con repercusiones en toda la economía.
Y por último la necesidad de poner freno a los afanes totalitarios de absorción del Poder Ejecutivo a los otros tres, legislativo, judicial y electoral. Este será un tema central si consideramos la autodefinición que Evo Morales y sus repercusiones sobre el equilibrio, coordinación e independencia de poderes.
Caminamos por tanto en medio de la necesidad de ir proponiendo un orden al debate de los temas centrales en el próximo proceso electoral. Evitar que la corriente de los hechos puntuales nos quite la visión hacía delante.

el-gobierno-mas

Anuncios
de napuco Publicado en 1