NOSTALGIAS


nostalgias

DANTE N. PINO ARCHONDO

Un bello tango, al menos para mi gusto. Pero no se trata de tararear esa letra que Enrique Cadícamo hizo inmortal en 1936. Desde entonces todos los artistas que se precian de saber cantar canciones la han considerado parte de su repertorio. “Quiero emborrachar mi corazón, para apagar un loco amor que más que amor es un sufrir” ¿Recuerda?. Ser nostálgico no es malo, evocar es casi volver a vivir.

Pero hay nostalgias que agreden, especialmente cuando se las quiere forzar a volver del pasado para cambiar lo que ya no se puede. Por eso es difícil evitar una sonrisa de conmiseración al escuchar las expresiones del nostálgico más importante que tenemos en el Palacio de Gobierno: Álvaro García Linera, calificando de tales a un grupo de intelectuales que en la misma Venezuela llevó a cabo el “Encuentro Internacional Libertad y Democracia”.

Dijo que vio con “una curiosidad arqueológica” ese encuentro. ¡Hay mi diosito santo! ¿Cómo tendríamos que verlo a él entonces? Porque todo lo que respira, hace y piensa en el Gobierno dirigido por él, es una tremenda añoranza de décadas pasadas, cuyos alientos abatidos por la historia se quieren volver a revivir.

Convertir a Bolivia en un Estado Plurinacional, para empezar. Centralizar todos los recursos económicos en manos del Presidente, para continuar. Utilizar dineros públicos para crear empresas estratégicas y ponerlas al servicio de sus militantes, fomentar la corrupción total en todo el aparato administrativo del Estado, eliminar las inversiones con artículos constitucionales que son verdaderas piedras arqueológicas, incentivar la toma de la propiedad agraria, lotes de terreno y todo progreso rural por vándalos agiotistas que se denominan “sin tierra”, convertir a la economía petrolera de autosuficiente en importadora de gasolina de la tierra a la cual juraron no venderle gas: Chile.

Y para cerrar con broche de lata, tratar de implantar el socialismo marxista, leninista en la pobre Bolivia. Si esto no es ser trasnochado, nostálgico, melancólico y patético, ¡díganme qué es!

“Llora mi alma de fantoche, sola y triste en esta noche, noche negra y sin estrellas”

Anuncios
de napuco Publicado en 1

WAWA NO TENEMOS NOMBRE LE PONEMOS


wipala

DANTE N. PINO ARCHONDO

¿Cómo estamos hoy che? Pues con el nombre cambiado. Dejamos de ser la República de Bolivia para convertirnos en el Estado Plurinacional de una tal Bolivia. Y la bribonada no es extraña, forma parte de esos cambios profundos a los que se refiere el señor Morales. ¿Qué entiende usted por Estado Plurinacional?, preguntaron algunos medios a la gente “de a pie”, alguien avispado, dijo – “¿Que tiene muchas naciones no? – pero los demás no tenían la mínima idea de lo que esto representaba.

Me pregunto: ¿cómo es que se aprobó la nueva constitución, sin que sus votantes sepan lo que contenía? Me respondo: pues como se aprueban muchas cosas en el Estado Plurinacional, sin saber lo que se hace, ni lo que se dice y sin pensar mucho. En realidad en este Estado Plurinacional el que piensa, pierde.

La “gente de a pie” sigue viviendo con su misérrima vida. Sigue viviendo en la ignorancia de siempre. Me refiero a que el tener que lidiar para comer cada día, no da tiempo para saber de exquisiteces como esa de Estado Plurinacional. Y de esa ignorancia se aprovecharon todos, ayer los neoliberales, hoy los plurinacionales.

Somos un Estado Plurinacional entonces. Bueno, diría más bien, los del gobierno son ese tipo de Estado. Quieren ser distintos. Los demás, como toda esa “gente de a pie” siguen considerándose bolivianos, a secas. Y es que bolivianos nacieron y bolivianos se morirán. Mientras los que piensan por ellos se bañan en sus cambios profundos.

Y se cambia el nombre a Bolivia, al mismo tiempo, se ocultan cifras en las empresas estratégicas nacionalizadas por el Estado Plurinacional. La empresa de aviación vende dos pasajes por el precio de uno, ENTEL no puede lograr la aprobación de su informe de auditoría porque sus cifras no cuadran, YPFB acude a la contabilidad creativa para demostrar utilidades mientras sus pasivos crecen a mayor velocidad que estas, La Comercializadora de Alimentos no nos dice cuales son los resultados finales de su Balance y la minería del Estado Plurinacional se calla el déficit que tiene. Todo un modelo plurinacional de resultados atroces. Pero a pesar de esto son “cambios profundos”.

Se anuncian caídas en los ingresos por exportaciones que prevén un cincuenta por ciento de las obtenidas el año pasado, lo que arrastrará un déficit en la balanza comercial. Y los gastos fiscales serán mayores que los ingresos este año, lo que significa que habrá déficit fiscal. Estos resultados se cubren con las Reservas Internacionales. Es decir llegamos al mismo punto de partida, cuando los neoliberales se quejaban de que los déficits requerían de ayuda externa y préstamos externos.

¿Y ahora quien podrá defendernos?. El Estado Plurinacional. Esas naciones que ahora pueden bloquear en nombre de sus autonomías originarias y decidir quién puede invertir en sus territorios libres de la opresión colonial. Amén.

de napuco Publicado en 1

WAWA NO TENEMOS NOMBRE LE PONEMOS


 

DANTE N. PINO ARCHONDO

¿Cómo estamos hoy che? Pues con el nombre cambiado. Dejamos de ser la República de Bolivia para convertirnos en el Estado Plurinacional de una tal Bolivia. Y la bribonada no es extraña, forma parte de esos cambios profundos a los que se refiere el señor Morales. ¿Qué entiende usted por Estado Plurinacional?, preguntaron algunos medios a la gente “de a pie”, alguien avispado, dijo – “¿Que tiene muchas naciones no? – pero los demás no tenían la mínima idea de lo que esto representaba.

Me pregunto: ¿cómo es que se aprobó la nueva constitución, sin que sus votantes sepan lo que contenía? Me respondo: pues como se aprueban muchas cosas en el Estado Plurinacional, sin saber lo que se hace, ni lo que se dice y sin pensar mucho. En realidad en este Estado Plurinacional el que piensa, pierde.

La “gente de a pie” sigue viviendo con su misérrima vida. Sigue viviendo en la ignorancia de siempre. Me refiero a que el tener que lidiar para comer cada día, no da tiempo para saber de exquisiteces como esa de Estado Plurinacional. Y de esa ignorancia se aprovecharon todos, ayer los neoliberales, hoy los plurinacionales.

Somos un Estado Plurinacional entonces. Bueno, diría más bien, los del gobierno son ese tipo de Estado. Quieren ser distintos. Los demás, como toda esa “gente de a pie” siguen considerándose bolivianos, a secas. Y es que bolivianos nacieron y bolivianos se morirán. Mientras los que piensan por ellos se bañan en sus cambios profundos.

Y se cambia el nombre a Bolivia, al mismo tiempo, se ocultan cifras en las empresas estratégicas nacionalizadas por el Estado Plurinacional. La empresa de aviación vende dos pasajes por el precio de uno, ENTEL no puede lograr la aprobación de su informe de auditoría porque sus cifras no cuadran, YPFB acude a la contabilidad creativa para demostrar utilidades mientras sus pasivos crecen a mayor velocidad que estas, La Comercializadora de Alimentos no nos dice cuales son los resultados finales de su Balance y la minería del Estado Plurinacional se calla el déficit que tiene. Todo un modelo plurinacional de resultados atroces. Pero a pesar de esto son “cambios profundos”.

Se anuncian caídas en los ingresos por exportaciones que prevén un cincuenta por ciento de las obtenidas el año pasado, lo que arrastrará un déficit en la balanza comercial. Y los gastos fiscales serán mayores que los ingresos este año, lo que significa que habrá déficit fiscal. Estos resultados se cubren con las Reservas Internacionales. Es decir llegamos al mismo punto de partida, cuando los neoliberales se quejaban de que los déficits requerían de ayuda externa y préstamos externos.

¿Y ahora quien podrá defendernos?. El Estado Plurinacional. Esas naciones que ahora pueden bloquear en nombre de sus autonomías originarias y decidir quién puede invertir en sus territorios libres de la opresión colonial. Amén.

 

de napuco Publicado en 1

WAWA NO TENEMOS NOMBRE LE PONEMOS


 

DANTE N. PINO ARCHONDO

¿Cómo estamos hoy che? Pues con el nombre cambiado. Dejamos de ser la República de Bolivia para convertirnos en el Estado Plurinacional de una tal Bolivia. Y la bribonada no es extraña, forma parte de esos cambios profundos a los que se refiere el señor Morales. ¿Qué entiende usted por Estado Plurinacional?, preguntaron algunos medios a la gente “de a pie”, alguien avispado, dijo – “¿Que tiene muchas naciones no? – pero los demás no tenían la mínima idea de lo que esto representaba.

Me pregunto: ¿cómo es que se aprobó la nueva constitución, sin que sus votantes sepan lo que contenía? Me respondo: pues como se aprueban muchas cosas en el Estado Plurinacional, sin saber lo que se hace, ni lo que se dice y sin pensar mucho. En realidad en este Estado Plurinacional el que piensa, pierde.

La “gente de a pie” sigue viviendo con su misérrima vida. Sigue viviendo en la ignorancia de siempre. Me refiero a que el tener que lidiar para comer cada día, no da tiempo para saber de exquisiteces como esa de Estado Plurinacional. Y de esa ignorancia se aprovecharon todos, ayer los neoliberales, hoy los plurinacionales.

Somos un Estado Plurinacional entonces. Bueno, diría más bien, los del gobierno son ese tipo de Estado. Quieren ser distintos. Los demás, como toda esa “gente de a pie” siguen considerándose bolivianos, a secas. Y es que bolivianos nacieron y bolivianos se morirán. Mientras los que piensan por ellos se bañan en sus cambios profundos.

Y se cambia el nombre a Bolivia, al mismo tiempo, se ocultan cifras en las empresas estratégicas nacionalizadas por el Estado Plurinacional. La empresa de aviación vende dos pasajes por el precio de uno, ENTEL no puede lograr la aprobación de su informe de auditoría porque sus cifras no cuadran, YPFB acude a la contabilidad creativa para demostrar utilidades mientras sus pasivos crecen a mayor velocidad que estas, La Comercializadora de Alimentos no nos dice cuales son los resultados finales de su Balance y la minería del Estado Plurinacional se calla el déficit que tiene. Todo un modelo plurinacional de resultados atroces. Pero a pesar de esto son “cambios profundos”.

Se anuncian caídas en los ingresos por exportaciones que prevén un cincuenta por ciento de las obtenidas el año pasado, lo que arrastrará un déficit en la balanza comercial. Y los gastos fiscales serán mayores que los ingresos este año, lo que significa que habrá déficit fiscal. Estos resultados se cubren con las Reservas Internacionales. Es decir llegamos al mismo punto de partida, cuando los neoliberales se quejaban de que los déficits requerían de ayuda externa y préstamos externos.

¿Y ahora quien podrá defendernos?. El Estado Plurinacional. Esas naciones que ahora pueden bloquear en nombre de sus autonomías originarias y decidir quién puede invertir en sus territorios libres de la opresión colonial. Amén.

 

de napuco Publicado en 1

WAWA NO TENEMOS NOMBRE LE PONEMOS


 

DANTE N. PINO ARCHONDO

¿Cómo estamos hoy che? Pues con el nombre cambiado. Dejamos de ser la República de Bolivia para convertirnos en el Estado Plurinacional de una tal Bolivia. Y la bribonada no es extraña, forma parte de esos cambios profundos a los que se refiere el señor Morales. ¿Qué entiende usted por Estado Plurinacional?, preguntaron algunos medios a la gente “de a pie”, alguien avispado, dijo – “¿Que tiene muchas naciones no? – pero los demás no tenían la mínima idea de lo que esto representaba.

Me pregunto: ¿cómo es que se aprobó la nueva constitución, sin que sus votantes sepan lo que contenía? Me respondo: pues como se aprueban muchas cosas en el Estado Plurinacional, sin saber lo que se hace, ni lo que se dice y sin pensar mucho. En realidad en este Estado Plurinacional el que piensa, pierde.

La “gente de a pie” sigue viviendo con su misérrima vida. Sigue viviendo en la ignorancia de siempre. Me refiero a que el tener que lidiar para comer cada día, no da tiempo para saber de exquisiteces como esa de Estado Plurinacional. Y de esa ignorancia se aprovecharon todos, ayer los neoliberales, hoy los plurinacionales.

Somos un Estado Plurinacional entonces. Bueno, diría más bien, los del gobierno son ese tipo de Estado. Quieren ser distintos. Los demás, como toda esa “gente de a pie” siguen considerándose bolivianos, a secas. Y es que bolivianos nacieron y bolivianos se morirán. Mientras los que piensan por ellos se bañan en sus cambios profundos.

Y se cambia el nombre a Bolivia, al mismo tiempo, se ocultan cifras en las empresas estratégicas nacionalizadas por el Estado Plurinacional. La empresa de aviación vende dos pasajes por el precio de uno, ENTEL no puede lograr la aprobación de su informe de auditoría porque sus cifras no cuadran, YPFB acude a la contabilidad creativa para demostrar utilidades mientras sus pasivos crecen a mayor velocidad que estas, La Comercializadora de Alimentos no nos dice cuales son los resultados finales de su Balance y la minería del Estado Plurinacional se calla el déficit que tiene. Todo un modelo plurinacional de resultados atroces. Pero a pesar de esto son “cambios profundos”.

Se anuncian caídas en los ingresos por exportaciones que prevén un cincuenta por ciento de las obtenidas el año pasado, lo que arrastrará un déficit en la balanza comercial. Y los gastos fiscales serán mayores que los ingresos este año, lo que significa que habrá déficit fiscal. Estos resultados se cubren con las Reservas Internacionales. Es decir llegamos al mismo punto de partida, cuando los neoliberales se quejaban de que los déficits requerían de ayuda externa y préstamos externos.

¿Y ahora quien podrá defendernos?. El Estado Plurinacional. Esas naciones que ahora pueden bloquear en nombre de sus autonomías originarias y decidir quién puede invertir en sus territorios libres de la opresión colonial. Amén.

 

de napuco Publicado en 1

WAWA NO TENEMOS NOMBRE LE PONEMOS


 

DANTE N. PINO ARCHONDO

¿Cómo estamos hoy che? Pues con el nombre cambiado. Dejamos de ser la República de Bolivia para convertirnos en el Estado Plurinacional de una tal Bolivia. Y la bribonada no es extraña, forma parte de esos cambios profundos a los que se refiere el señor Morales. ¿Qué entiende usted por Estado Plurinacional?, preguntaron algunos medios a la gente “de a pie”, alguien avispado, dijo – “¿Que tiene muchas naciones no? – pero los demás no tenían la mínima idea de lo que esto representaba.

Me pregunto: ¿cómo es que se aprobó la nueva constitución, sin que sus votantes sepan lo que contenía? Me respondo: pues como se aprueban muchas cosas en el Estado Plurinacional, sin saber lo que se hace, ni lo que se dice y sin pensar mucho. En realidad en este Estado Plurinacional el que piensa, pierde.

La “gente de a pie” sigue viviendo con su misérrima vida. Sigue viviendo en la ignorancia de siempre. Me refiero a que el tener que lidiar para comer cada día, no da tiempo para saber de exquisiteces como esa de Estado Plurinacional. Y de esa ignorancia se aprovecharon todos, ayer los neoliberales, hoy los plurinacionales.

Somos un Estado Plurinacional entonces. Bueno, diría más bien, los del gobierno son ese tipo de Estado. Quieren ser distintos. Los demás, como toda esa “gente de a pie” siguen considerándose bolivianos, a secas. Y es que bolivianos nacieron y bolivianos se morirán. Mientras los que piensan por ellos se bañan en sus cambios profundos.

Y se cambia el nombre a Bolivia, al mismo tiempo, se ocultan cifras en las empresas estratégicas nacionalizadas por el Estado Plurinacional. La empresa de aviación vende dos pasajes por el precio de uno, ENTEL no puede lograr la aprobación de su informe de auditoría porque sus cifras no cuadran, YPFB acude a la contabilidad creativa para demostrar utilidades mientras sus pasivos crecen a mayor velocidad que estas, La Comercializadora de Alimentos no nos dice cuales son los resultados finales de su Balance y la minería del Estado Plurinacional se calla el déficit que tiene. Todo un modelo plurinacional de resultados atroces. Pero a pesar de esto son “cambios profundos”.

Se anuncian caídas en los ingresos por exportaciones que prevén un cincuenta por ciento de las obtenidas el año pasado, lo que arrastrará un déficit en la balanza comercial. Y los gastos fiscales serán mayores que los ingresos este año, lo que significa que habrá déficit fiscal. Estos resultados se cubren con las Reservas Internacionales. Es decir llegamos al mismo punto de partida, cuando los neoliberales se quejaban de que los déficits requerían de ayuda externa y préstamos externos.

¿Y ahora quien podrá defendernos?. El Estado Plurinacional. Esas naciones que ahora pueden bloquear en nombre de sus autonomías originarias y decidir quién puede invertir en sus territorios libres de la opresión colonial. Amén.

 

de napuco Publicado en 1