COINCIDENCIAS Y DISTANCIAS


 DANTE N.PINO ARCHONDO

No lo van a creer pero a veces existen coincidencias que acortan las distancias y distancias que se convierten en coincidencias por efecto de factores totalmente fortuitos o que engranan en un momento determinado. Por ejemplo, la justicia está podrida. Cierto. Pero la podrimos entre todos. Miren nomás a Ministros con juicios por prevaricato que están ejerciendo la labor de jueces, y además de última instancia. ¿Se puede juzgar a otros siendo juzgado al mismo tiempo?

Y en esto, al ver el cuadro real, coincido con el Presidente Morales. La Justicia está podrida. Hay que extirparla y recomponerla. Esta coincidencia se convierte en distancia, cuando el Presidente Morales quiere hacer eso, para tener una “justicia propia” o comunitaria o como se llame a esa justicia que se inclina ante el Poder y le hace el juego de conveniencia. Pero es que hay Ministros de la Corte Suprema que no tienen dignidad, que son genuflexos y dispuestos a cualquier negociación con tal de intercambiar favores. Y hay Ministros que al lado del Presidente hacen lo mismo. Coinciden los dos lados y se apoyan mutuamente.

La situación de la administración de justicia en Bolivia está viviendo en pleno caos y anarquía. No hay Poder Judicial, sino colgandijos en la Corte Suprema, solitarios en el Consejo de la Judicatura y ausencia plena en el Tribunal Constitucional. Nadie tiene seguridad jurídica. Lo que una Corte de Distrito determina, no se acata por otra, lo que un juez manda, se desconoce por otro. En fin nadie hace cumplir la ley, porque todos tienen la suya. Y el ciudadano está sujeto a lo que el criterio y capricho de un juez decida.

¿Dónde acudir si no hay Tribunal Constitucional que defienda nuestros derechos avasallados por otros? Estamos en el extremo de que los Ministros de la Corte Suprema están con juicios de prevaricato y todos ellos siguen ejerciendo sus funciones como si tal cosa estuviera dentro lo normal. Eso se explica porque de esa manera, se los tiene prisioneros del capricho palaciego, de los mandatos del Ministro que fuera, en el Poder Ejecutivo.

Tenemos una justicia de conveniencias, de socorros mutuos, pero no de equidad, de imparcialidad y de rectitud. ¿Qué dicen los candidatos a la Presidencia de esta situación? ¿En qué vamos a convertir al Poder Judicial?, ¿por qué no paran este cuadro de penosa prostitución judicial que estamos viviendo? Parecería que a todos les conviene que exista ausencia de justicia. Entonces se desata el pandemónium. Donde se emiten decretos, resoluciones, autos, sentencias inconstitucionales y nadie tiene cómo y dónde acudir para evitar el avasallamiento de nuestros derechos. Todo está a la venta del que tiene poder y dinero.

tribunalLas distancias dejan de ser tales cuando las coincidencias son tantas. Y lo que pasa a diario en los tribunales es un escándalo que a nadie le mueve un pestañeo. Hay que defenderse como uno pueda y es todo lo que puedes hacer.

Anuncios
de napuco Publicado en 1

CARTAS ENTRE REJAS


DANTE N. PINO ARCHONDO

leopoldo

La ventaja de estar fuera del escenario electoral, es que puedes ver su conjunto. Te da una mejor perspectiva de todo lo que le rodea. Los actores solo se preocupan por su libreto y por su propia actuación, de ahí que miran lo que les conviene y dicen lo que creen es mejor en el empeño de captar simpatías y adhesiones. Lo cierto es que al no mirar el todo se quedan con la parte. Y surge la necesidad de saber escuchar y atender sugerencias. Aunque los círculos que tiene cada uno, se empeñan en hacerles creer que son únicos, originales y que tienen la razón. 

Leopoldo Fernández, no es un político improvisado ni ha demostrado dejarse llevar por la desesperación, prisionero del Palacio como es, con su templaza, al contrario, ha logrado desesperar a sus carceleros, al punto de obligarlos a ordenar el secuestro de sus expedientes y violar la ley en toda su extensión y profundidad con tal de tenerlo preso. Bien podría repetir la frase de la canción “estamos prisioneros carcelero”.

Ha hecho una sugerencia, que por lo atinada que es, ha ocasionado más de un dolor de estómago a los candidatos de la disgregación. Les ha sugerido un Frente Único. Porque toda la tendencia del electorado está señalando que de no ser así no tienen, por separado, posibilidad de ganarle a Evo Morales. Y les está diciendo que esta coyuntura electoral necesita de la polaridad definida para obligarle al candidato oficialista a debatir. Esto significa a poner en el tapete electoral programas y visiones que se refieran a los temas que el ciudadano quiere que se discutan.

Aunque Evo Morales tenga el voto por efecto del color de la piel y los que así le quieren, no les importe que sea un burro redomado y que no tenga idea de nada, un debate con otro candidato, que no tiene pasado neoliberal, que no puede ser calificado de maleante, de corrupto y otros calificativos le significaría mucha pérdida de imagen y lograría que ese electorado indeciso de hoy defina posturas. Si ese candidato, precisamente por su pasado, no tiene experiencia, esa es su mayor fortaleza ante un Evo mañudo, bloqueador e incapaz. Si además es mujer, menudo problema para el cocalero acostumbrado a insultar y ofender, tener que hacerlo frente a frente.

 Pero otras consideraciones más importantes que estas, son las que hacen a la necesidad de los actuales candidatos de lograr la atención original del electorado. Primero: si todos, como parece ser, tienen el mismo discurso de; unidad, de empleo, de seguridad ciudadana, de hacer un llamado al reencuentro y no al odio etc. ¿Qué los diferencia? Que Samuel me diga que hay que dar empleo con uso de elementos orgánicos, o Manfred me diga que debemos usar de las potencialidades que tenemos, o German haga hincapié en el modelo de producción oriental, tengo que preguntarme, ¿por qué no están en el mismo frente si no hay diferencias en el tema?

Y esta contradicción entre lo que todos piensan y quieren, con sus pretendidas candidaturas, no hace otra cosa que mostrarlos como candidatos del egocentrismo y maquillaje, ausentes al verdadero sentir del electorado. Está claro que si entre ellos habrían diferencias que nos obliguen a pensar entre una y otra oferta, bueno al menos eso justificaría que caminen solos. Pero no es así. Y Evo Morales los va a colocar en el mismo podio a todos y con descalificar a uno solo, le bastará para que se entienda que el piropo es al conjunto.

La estrategia del MAS busca colocarlos en el bando de los neoliberales, en el reciclaje del gonismo, en la comparsa de los vende – patrias y partir de ahí, mostrarse como la victima, que quiere luchar por los pobres y que le combaten por eso. Esto tiene un efecto importante y es que Evo se muestre como la diferencia, siga insistiendo que es lo nuevo frente al pasado y logre que el electorado indeciso, en un buen porcentaje, le de el voto por rechazo. Unir a ese 43 por ciento que no quiere a Evo pero tampoco retornar al pasado, de eso se trata esta elección.

Y Leopoldo les dice desde un ángulo de visión global que no se dejen encandilar por sus figuritas, por los que están pensando más en sus curules que en el proyecto, perdiendo de vista que es momento de frenar en seco lo que se avecina. Si Evo Morales, analfabeto funcional, cocalero de profesión, corneta de banda por necesidad, nos ha gobernado estos años, no veo porque una mujer; profesional, capaz, con criterio y amor a su tierra no pueda gobernar.

Y para que logre hacerlo mejor, los actuales candidatos de la disgregación deberían unirse a esta propuesta, trabajar en ella, en vez de ponerse dinamitarla sin otro objetivo que el de conservar ese 10 o 15 por ciento de voto enano que quieren conseguir.

de napuco Publicado en 1

CARTAS ENTRE REJAS


 

 

DANTE N. PINO ARCHONDO

 

La ventaja de estar fuera del escenario electoral, es que puedes ver su conjunto. Te da una mejor perspectiva de todo lo que le rodea. Los actores solo se preocupan por su libreto y por su propia actuación, de ahí que miran lo que les conviene y dicen lo que creen es mejor en el empeño de captar simpatías y adhesiones.

 

Lo cierto es que al no mirar el todo se quedan con la parte. Y surge la necesidad de saber escuchar y atender sugerencias. Aunque los círculos que tiene cada uno, se empeñan en hacerles creer que son únicos, originales y que tienen la razón. Leopoldo Fernández, no es un político improvisado ni ha demostrado dejarse llevar por la desesperación, prisionero del Palacio como es, con su templaza, al contrario, ha logrado desesperar a sus carceleros, al punto de obligarlos a ordenar el secuestro de sus expedientes y violar la ley en toda su extensión y profundidad con tal de tenerlo preso. Bien podría repetir la frase de la canción “estamos prisioneros carcelero”.

 

Ha hecho una sugerencia, que por lo atinada que es, ha ocasionado más de un dolor de estómago a los candidatos de la disgregación. Les ha sugerido un Frente Único. Porque toda la tendencia del electorado está señalando que de no ser así no tienen, por separado, posibilidad de ganarle a Evo Morales. Y les está diciendo que esta coyuntura electoral necesita de la polaridad definida para obligarle al candidato oficialista a debatir. Esto significa a poner en el tapete electoral programas y visiones que se refieran a los temas que el ciudadano quiere que se discutan.

 

Aunque Evo Morales tenga el voto por efecto del color de la piel y los que así le quieren, no les importe que sea un burro redomado y que no tenga idea de nada, un debate con otro candidato, que no tiene pasado neoliberal, que no puede ser calificado de maleante, de corrupto y otros calificativos le significaría mucha pérdida de imagen y lograría que ese electorado indeciso de hoy defina posturas.

 

Si ese candidato, precisamente por su pasado, no tiene experiencia, esa es su mayor fortaleza ante un Evo mañudo, bloqueador e incapaz. Si además es mujer, menudo problema para el cocalero acostumbrado a insultar y ofender, tener que hacerlo frente a frente.

 

Pero otras consideraciones más importantes que estas, son las que hacen a la necesidad de los actuales candidatos de lograr la atención original del electorado. Primero: si todos, como parece ser, tienen el mismo discurso de; unidad, de empleo, de seguridad ciudadana, de hacer un llamado al reencuentro y no al odio etc. ¿Qué los diferencia? Que Samuel me diga que hay que dar empleo con uso de elementos orgánicos, o Manfred me diga que debemos usar de las potencialidades que tenemos, o German haga hincapié en el modelo de producción oriental, tengo que preguntarme, ¿por qué no están en el mismo frente si no hay diferencias en el tema?

 

Y esta contradicción entre lo que todos piensan y quieren, con sus pretendidas candidaturas, no hace otra cosa que mostrarlos como candidatos del egocentrismo y maquillaje, ausentes al verdadero sentir del electorado. Está claro que si entre ellos habrían diferencias que nos obliguen a pensar entre una y otra oferta, bueno al menos eso justificaría que caminen solos. Pero no es así. Y Evo Morales los va a colocar en el mismo podio a todos y con descalificar a uno solo, le bastará para que se entienda que el piropo es al conjunto.

 

La estrategia del MAS busca colocarlos en el bando de los neoliberales, en el reciclaje del gonismo, en la comparsa de los vende – patrias y partir de ahí, mostrarse como la victima, que quiere luchar por los pobres y que le combaten por eso.

Esto tiene un efecto importante y es que Evo se muestre como la diferencia, siga insistiendo que es lo nuevo frente al pasado y logre que el electorado indeciso, en un buen porcentaje, le de el voto por rechazo.

 

Unir a ese 43 por ciento que no quiere a Evo pero tampoco retornar al pasado, de eso se trata esta elección. Y Leopoldo les dice desde un ángulo de visión global que no se dejen encandilar por sus figuritas, por los que están pensando más en sus curules que en el proyecto, perdiendo de vista que es momento de frenar en seco lo que se avecina.

 

Si Evo Morales, analfabeto funcional, cocalero de profesión, corneta de banda por necesidad, nos ha gobernado estos años, no veo porque una mujer; profesional, capaz, con criterio y amor a su tierra no pueda gobernar.

 

Y para que logre hacerlo mejor, los actuales candidatos de la disgregación deberían unirse a esta propuesta, trabajar en ella, en vez de ponerse dinamitarla sin otro objetivo que el de conservar ese 10 o 15 por ciento de voto enano que quieren conseguir.

de napuco Publicado en 1

CARTAS ENTRE REJAS


 

 

DANTE N. PINO ARCHONDO

 

La ventaja de estar fuera del escenario electoral, es que puedes ver su conjunto. Te da una mejor perspectiva de todo lo que le rodea. Los actores solo se preocupan por su libreto y por su propia actuación, de ahí que miran lo que les conviene y dicen lo que creen es mejor en el empeño de captar simpatías y adhesiones.

 

Lo cierto es que al no mirar el todo se quedan con la parte. Y surge la necesidad de saber escuchar y atender sugerencias. Aunque los círculos que tiene cada uno, se empeñan en hacerles creer que son únicos, originales y que tienen la razón. Leopoldo Fernández, no es un político improvisado ni ha demostrado dejarse llevar por la desesperación, prisionero del Palacio como es, con su templaza, al contrario, ha logrado desesperar a sus carceleros, al punto de obligarlos a ordenar el secuestro de sus expedientes y violar la ley en toda su extensión y profundidad con tal de tenerlo preso. Bien podría repetir la frase de la canción “estamos prisioneros carcelero”.

 

Ha hecho una sugerencia, que por lo atinada que es, ha ocasionado más de un dolor de estómago a los candidatos de la disgregación. Les ha sugerido un Frente Único. Porque toda la tendencia del electorado está señalando que de no ser así no tienen, por separado, posibilidad de ganarle a Evo Morales. Y les está diciendo que esta coyuntura electoral necesita de la polaridad definida para obligarle al candidato oficialista a debatir. Esto significa a poner en el tapete electoral programas y visiones que se refieran a los temas que el ciudadano quiere que se discutan.

 

Aunque Evo Morales tenga el voto por efecto del color de la piel y los que así le quieren, no les importe que sea un burro redomado y que no tenga idea de nada, un debate con otro candidato, que no tiene pasado neoliberal, que no puede ser calificado de maleante, de corrupto y otros calificativos le significaría mucha pérdida de imagen y lograría que ese electorado indeciso de hoy defina posturas.

 

Si ese candidato, precisamente por su pasado, no tiene experiencia, esa es su mayor fortaleza ante un Evo mañudo, bloqueador e incapaz. Si además es mujer, menudo problema para el cocalero acostumbrado a insultar y ofender, tener que hacerlo frente a frente.

 

Pero otras consideraciones más importantes que estas, son las que hacen a la necesidad de los actuales candidatos de lograr la atención original del electorado. Primero: si todos, como parece ser, tienen el mismo discurso de; unidad, de empleo, de seguridad ciudadana, de hacer un llamado al reencuentro y no al odio etc. ¿Qué los diferencia? Que Samuel me diga que hay que dar empleo con uso de elementos orgánicos, o Manfred me diga que debemos usar de las potencialidades que tenemos, o German haga hincapié en el modelo de producción oriental, tengo que preguntarme, ¿por qué no están en el mismo frente si no hay diferencias en el tema?

 

Y esta contradicción entre lo que todos piensan y quieren, con sus pretendidas candidaturas, no hace otra cosa que mostrarlos como candidatos del egocentrismo y maquillaje, ausentes al verdadero sentir del electorado. Está claro que si entre ellos habrían diferencias que nos obliguen a pensar entre una y otra oferta, bueno al menos eso justificaría que caminen solos. Pero no es así. Y Evo Morales los va a colocar en el mismo podio a todos y con descalificar a uno solo, le bastará para que se entienda que el piropo es al conjunto.

 

La estrategia del MAS busca colocarlos en el bando de los neoliberales, en el reciclaje del gonismo, en la comparsa de los vende – patrias y partir de ahí, mostrarse como la victima, que quiere luchar por los pobres y que le combaten por eso.

Esto tiene un efecto importante y es que Evo se muestre como la diferencia, siga insistiendo que es lo nuevo frente al pasado y logre que el electorado indeciso, en un buen porcentaje, le de el voto por rechazo.

 

Unir a ese 43 por ciento que no quiere a Evo pero tampoco retornar al pasado, de eso se trata esta elección. Y Leopoldo les dice desde un ángulo de visión global que no se dejen encandilar por sus figuritas, por los que están pensando más en sus curules que en el proyecto, perdiendo de vista que es momento de frenar en seco lo que se avecina.

 

Si Evo Morales, analfabeto funcional, cocalero de profesión, corneta de banda por necesidad, nos ha gobernado estos años, no veo porque una mujer; profesional, capaz, con criterio y amor a su tierra no pueda gobernar.

 

Y para que logre hacerlo mejor, los actuales candidatos de la disgregación deberían unirse a esta propuesta, trabajar en ella, en vez de ponerse dinamitarla sin otro objetivo que el de conservar ese 10 o 15 por ciento de voto enano que quieren conseguir.

de napuco Publicado en 1

CARTAS ENTRE REJAS


 

 

DANTE N. PINO ARCHONDO

 

La ventaja de estar fuera del escenario electoral, es que puedes ver su conjunto. Te da una mejor perspectiva de todo lo que le rodea. Los actores solo se preocupan por su libreto y por su propia actuación, de ahí que miran lo que les conviene y dicen lo que creen es mejor en el empeño de captar simpatías y adhesiones.

 

Lo cierto es que al no mirar el todo se quedan con la parte. Y surge la necesidad de saber escuchar y atender sugerencias. Aunque los círculos que tiene cada uno, se empeñan en hacerles creer que son únicos, originales y que tienen la razón. Leopoldo Fernández, no es un político improvisado ni ha demostrado dejarse llevar por la desesperación, prisionero del Palacio como es, con su templaza, al contrario, ha logrado desesperar a sus carceleros, al punto de obligarlos a ordenar el secuestro de sus expedientes y violar la ley en toda su extensión y profundidad con tal de tenerlo preso. Bien podría repetir la frase de la canción “estamos prisioneros carcelero”.

 

Ha hecho una sugerencia, que por lo atinada que es, ha ocasionado más de un dolor de estómago a los candidatos de la disgregación. Les ha sugerido un Frente Único. Porque toda la tendencia del electorado está señalando que de no ser así no tienen, por separado, posibilidad de ganarle a Evo Morales. Y les está diciendo que esta coyuntura electoral necesita de la polaridad definida para obligarle al candidato oficialista a debatir. Esto significa a poner en el tapete electoral programas y visiones que se refieran a los temas que el ciudadano quiere que se discutan.

 

Aunque Evo Morales tenga el voto por efecto del color de la piel y los que así le quieren, no les importe que sea un burro redomado y que no tenga idea de nada, un debate con otro candidato, que no tiene pasado neoliberal, que no puede ser calificado de maleante, de corrupto y otros calificativos le significaría mucha pérdida de imagen y lograría que ese electorado indeciso de hoy defina posturas.

 

Si ese candidato, precisamente por su pasado, no tiene experiencia, esa es su mayor fortaleza ante un Evo mañudo, bloqueador e incapaz. Si además es mujer, menudo problema para el cocalero acostumbrado a insultar y ofender, tener que hacerlo frente a frente.

 

Pero otras consideraciones más importantes que estas, son las que hacen a la necesidad de los actuales candidatos de lograr la atención original del electorado. Primero: si todos, como parece ser, tienen el mismo discurso de; unidad, de empleo, de seguridad ciudadana, de hacer un llamado al reencuentro y no al odio etc. ¿Qué los diferencia? Que Samuel me diga que hay que dar empleo con uso de elementos orgánicos, o Manfred me diga que debemos usar de las potencialidades que tenemos, o German haga hincapié en el modelo de producción oriental, tengo que preguntarme, ¿por qué no están en el mismo frente si no hay diferencias en el tema?

 

Y esta contradicción entre lo que todos piensan y quieren, con sus pretendidas candidaturas, no hace otra cosa que mostrarlos como candidatos del egocentrismo y maquillaje, ausentes al verdadero sentir del electorado. Está claro que si entre ellos habrían diferencias que nos obliguen a pensar entre una y otra oferta, bueno al menos eso justificaría que caminen solos. Pero no es así. Y Evo Morales los va a colocar en el mismo podio a todos y con descalificar a uno solo, le bastará para que se entienda que el piropo es al conjunto.

 

La estrategia del MAS busca colocarlos en el bando de los neoliberales, en el reciclaje del gonismo, en la comparsa de los vende – patrias y partir de ahí, mostrarse como la victima, que quiere luchar por los pobres y que le combaten por eso.

Esto tiene un efecto importante y es que Evo se muestre como la diferencia, siga insistiendo que es lo nuevo frente al pasado y logre que el electorado indeciso, en un buen porcentaje, le de el voto por rechazo.

 

Unir a ese 43 por ciento que no quiere a Evo pero tampoco retornar al pasado, de eso se trata esta elección. Y Leopoldo les dice desde un ángulo de visión global que no se dejen encandilar por sus figuritas, por los que están pensando más en sus curules que en el proyecto, perdiendo de vista que es momento de frenar en seco lo que se avecina.

 

Si Evo Morales, analfabeto funcional, cocalero de profesión, corneta de banda por necesidad, nos ha gobernado estos años, no veo porque una mujer; profesional, capaz, con criterio y amor a su tierra no pueda gobernar.

 

Y para que logre hacerlo mejor, los actuales candidatos de la disgregación deberían unirse a esta propuesta, trabajar en ella, en vez de ponerse dinamitarla sin otro objetivo que el de conservar ese 10 o 15 por ciento de voto enano que quieren conseguir.

de napuco Publicado en 1

CARTAS ENTRE REJAS


 

 

DANTE N. PINO ARCHONDO

 

La ventaja de estar fuera del escenario electoral, es que puedes ver su conjunto. Te da una mejor perspectiva de todo lo que le rodea. Los actores solo se preocupan por su libreto y por su propia actuación, de ahí que miran lo que les conviene y dicen lo que creen es mejor en el empeño de captar simpatías y adhesiones.

 

Lo cierto es que al no mirar el todo se quedan con la parte. Y surge la necesidad de saber escuchar y atender sugerencias. Aunque los círculos que tiene cada uno, se empeñan en hacerles creer que son únicos, originales y que tienen la razón. Leopoldo Fernández, no es un político improvisado ni ha demostrado dejarse llevar por la desesperación, prisionero del Palacio como es, con su templaza, al contrario, ha logrado desesperar a sus carceleros, al punto de obligarlos a ordenar el secuestro de sus expedientes y violar la ley en toda su extensión y profundidad con tal de tenerlo preso. Bien podría repetir la frase de la canción “estamos prisioneros carcelero”.

 

Ha hecho una sugerencia, que por lo atinada que es, ha ocasionado más de un dolor de estómago a los candidatos de la disgregación. Les ha sugerido un Frente Único. Porque toda la tendencia del electorado está señalando que de no ser así no tienen, por separado, posibilidad de ganarle a Evo Morales. Y les está diciendo que esta coyuntura electoral necesita de la polaridad definida para obligarle al candidato oficialista a debatir. Esto significa a poner en el tapete electoral programas y visiones que se refieran a los temas que el ciudadano quiere que se discutan.

 

Aunque Evo Morales tenga el voto por efecto del color de la piel y los que así le quieren, no les importe que sea un burro redomado y que no tenga idea de nada, un debate con otro candidato, que no tiene pasado neoliberal, que no puede ser calificado de maleante, de corrupto y otros calificativos le significaría mucha pérdida de imagen y lograría que ese electorado indeciso de hoy defina posturas.

 

Si ese candidato, precisamente por su pasado, no tiene experiencia, esa es su mayor fortaleza ante un Evo mañudo, bloqueador e incapaz. Si además es mujer, menudo problema para el cocalero acostumbrado a insultar y ofender, tener que hacerlo frente a frente.

 

Pero otras consideraciones más importantes que estas, son las que hacen a la necesidad de los actuales candidatos de lograr la atención original del electorado. Primero: si todos, como parece ser, tienen el mismo discurso de; unidad, de empleo, de seguridad ciudadana, de hacer un llamado al reencuentro y no al odio etc. ¿Qué los diferencia? Que Samuel me diga que hay que dar empleo con uso de elementos orgánicos, o Manfred me diga que debemos usar de las potencialidades que tenemos, o German haga hincapié en el modelo de producción oriental, tengo que preguntarme, ¿por qué no están en el mismo frente si no hay diferencias en el tema?

 

Y esta contradicción entre lo que todos piensan y quieren, con sus pretendidas candidaturas, no hace otra cosa que mostrarlos como candidatos del egocentrismo y maquillaje, ausentes al verdadero sentir del electorado. Está claro que si entre ellos habrían diferencias que nos obliguen a pensar entre una y otra oferta, bueno al menos eso justificaría que caminen solos. Pero no es así. Y Evo Morales los va a colocar en el mismo podio a todos y con descalificar a uno solo, le bastará para que se entienda que el piropo es al conjunto.

 

La estrategia del MAS busca colocarlos en el bando de los neoliberales, en el reciclaje del gonismo, en la comparsa de los vende – patrias y partir de ahí, mostrarse como la victima, que quiere luchar por los pobres y que le combaten por eso.

Esto tiene un efecto importante y es que Evo se muestre como la diferencia, siga insistiendo que es lo nuevo frente al pasado y logre que el electorado indeciso, en un buen porcentaje, le de el voto por rechazo.

 

Unir a ese 43 por ciento que no quiere a Evo pero tampoco retornar al pasado, de eso se trata esta elección. Y Leopoldo les dice desde un ángulo de visión global que no se dejen encandilar por sus figuritas, por los que están pensando más en sus curules que en el proyecto, perdiendo de vista que es momento de frenar en seco lo que se avecina.

 

Si Evo Morales, analfabeto funcional, cocalero de profesión, corneta de banda por necesidad, nos ha gobernado estos años, no veo porque una mujer; profesional, capaz, con criterio y amor a su tierra no pueda gobernar.

 

Y para que logre hacerlo mejor, los actuales candidatos de la disgregación deberían unirse a esta propuesta, trabajar en ella, en vez de ponerse dinamitarla sin otro objetivo que el de conservar ese 10 o 15 por ciento de voto enano que quieren conseguir.

de napuco Publicado en 1

CUANDO LA JUSTICIA SE ENCOJE


togas DANTE N. PINO ARCHONDO

Es una penosa manera de mirar a quienes administran justicia. Parece que la toga se les encoge y les obliga a agacharse mostrando la espalda encorvada y sus rostros cetrinos cargados de ojeras. Y ríen con mueca sarcástica. Total al final han logrado ponerse de acuerdo. Hubo antes, una serie de cabildeos, de tiras y afloje, de consultas y de avances en esto y retrocesos en aquello. Todo lejos de la ley.

Y es así. En Bolivia la ley se acomoda a las necesidades políticas. El poder ejecutivo siempre los tuvo a su servicio. Pero disimulaban, al menos tenían el decoro de dotarlos de algún argumento que por muy hijo de jumento fuera, les servía de cobertura para disimular su rapaz manera de asumir la ley. Nunca como ahora. Que desde el Palacio se los usa para ir arreglando o acomodando los caprichos y necedades del Jefazo.

Su voluntad no se discute, se acata y se cumple, porque al carajito que no se avenga, bien sabe lo que le espera. Un abogado, que sabe de lo que se trata, me dijo que si lo obligaban a hacer lo que la ley no manda, el por dignidad renunciaría, antes que cometer una injusticia. Me preguntaba, cuan cierto es eso a la hora de la verdad. Porque hay jueces probos, incorruptibles y pobres, pero abundan los otros. Y entre ellos están unos señores y dos damas, que se olvidaron de esa dignidad que envuelve al juez al momento de tomar decisiones. Que afectan la vida de otros. El Juicio de Octubre se ha convertido en un conventillo donde todos caben.

Pero tiene un tinte que lo pinta todo del mismo color. El negro. Negro como los conciliábulos entre paredes que se traman, como las sugerencias que se reciben, como los llamados desde el Ministerio de Justicia que se hacen, como la balanza que sopesa esto contra aquello y el beneficio que se espera después de medirla. Todo es negro. Y su resultado concreto en resoluciones que por su contenido y forma son una vergüenza, nos muestran a una Corte de Justicia que no tiene abogados, sino gestores de pegas, de dadivas y de indignidades que resultan un asco tener que contarlas.

Como esta que se leyó el viernes 14 de agosto, que pasará a la historia de la Corte Suprema como el día de la vergüenza jurídica. Así como el Jefazo se llena la boca pidiendo que los leguleyos del Palacio le arreglen sus estupideces, el Tribunal de Sentencia del Juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada y su Gabinete, ha decidido convertirse en todopoderoso, declarando el Código de Procedimiento Penal como un simple referente para juzgar los Juicios de Privilegio, se ha arrogado las atribuciones de definir el procedimiento y de aplicar lo que le convenga de acuerdo a sus intereses.

Por eso nos ha dicho que la “complejidad del proceso” justifica todas las barbaridades que hizo la Fiscalía General, incluso cuando acusó de violación sexual a los imputados. Todo vale para encubrir la retardación de justicia y los cinco años y siete meses que han transcurrido y haber caminado en una ruta llena de sandeces y equivocaciones que ahora tenemos que pagar, quienes esperamos todos estos años que se haga justicia. Se nos dijo no. Y se nos anunció que nada de lo que digamos o pidamos servirá. El Juicio de Octubre será un instrumento de permanente negociación con el gobierno. Y en eso se ha convertido.

 ¡Cuanta razón les han dado a quienes se cobijaron en el autoexilio, prefiriendo ser declarados “rebeldes” a ser tratados como fichas de ruleta en el juego del poder! ¡Que pena!, por otra parte, que quienes decidimos dar la cara hayamos recibido como respuesta la injusticia de negarnos el debido proceso y el desconocimiento de nuestros derechos, aunque al lado tengamos al representante de los Derechos Humanos, que es otro activista sin principios.

de napuco Publicado en 1

CUANDO LA JUSTICIA SE ENCOJE


 

DANTE N. PINO ARCHONDO

 

Es una penosa manera de mirar a quienes administran justicia. Parece que la toga se les encoge y les obliga a agacharse mostrando la espalda encorvada y sus rostros cetrinos cargados de ojeras. Y ríen con mueca sarcástica. Total al final han logrado ponerse de acuerdo. Hubo antes, una serie de cabildeos, de tiras y afloje, de consultas y de avances en esto y retrocesos en aquello. Todo lejos de la ley.

 

Y es así. En Bolivia la ley se acomoda a las necesidades políticas. El poder ejecutivo siempre los tuvo a su servicio. Pero disimulaban, al menos tenían el decoro de dotarlos de algún argumento que por muy hijo de jumento fuera, les servía de cobertura para disimular su rapaz manera de asumir la ley. Nunca como ahora. Que desde el Palacio se los usa para ir arreglando o acomodando los caprichos y necedades del Jefazo. Su voluntad no se discute, se acata y se cumple, porque al carajito que no se avenga, bien sabe lo que le espera.

 

Un abogado, que sabe de lo que se trata, me dijo que si lo obligaban a hacer lo que la ley no manda, el por dignidad renunciaría, antes que cometer una injusticia. Me preguntaba, cuan cierto es eso a la hora de la verdad. Porque hay jueces probos, incorruptibles y pobres, pero abundan los otros. Y entre ellos están unos señores y dos damas, que se olvidaron de esa dignidad que envuelve al juez al momento de tomar decisiones. Que afectan la vida de otros.

 

El Juicio de Octubre se ha convertido en un conventillo donde todos caben. Pero tiene un tinte que lo pinta todo del mismo color. El negro. Negro como los conciliábulos entre paredes que se traman, como las sugerencias que se reciben, como los llamados desde el Ministerio de Justicia que se hacen, como la balanza que sopesa esto contra aquello y el beneficio que se espera después de medirla. Todo es negro.

 

Y su resultado concreto en resoluciones que por su contenido y forma son una vergüenza, nos muestran a una Corte de Justicia que no tiene abogados, sino gestores de pegas, de dadivas y de indignidades que resultan un asco tener que contarlas. Como esta que se leyó el viernes 14 de agosto, que pasará a la historia de la Corte Suprema como el día de la vergüenza jurídica.

 

Así como el Jefazo se llena la boca pidiendo que los leguleyos del Palacio le arreglen sus estupideces, el Tribunal de Sentencia del Juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada y su Gabinete,  ha decidido convertirse en todopoderoso, declarando el Código de Procedimiento Penal como un simple referente para juzgar los Juicios de Privilegio, se ha arrogado las atribuciones de definir el procedimiento y de aplicar lo que le convenga de acuerdo a sus intereses. Por eso nos ha dicho que la “complejidad del proceso” justifica todas las barbaridades que hizo la Fiscalía General, incluso cuando acusó de violación sexual a los imputados. Todo vale para encubrir la retardación de justicia y los cinco años y siete meses que han transcurrido y  haber caminado en una ruta llena de sandeces y equivocaciones que ahora tenemos que pagar, quienes esperamos todos estos años que se haga justicia.

 

Se nos dijo no. Y se nos anunció que nada de lo que digamos o pidamos servirá. El Juicio de Octubre será un instrumento de permanente negociación con el gobierno. Y en eso se ha convertido. ¡Cuanta razón les han dado a quienes se cobijaron en el autoexilio, prefiriendo ser declarados “rebeldes” a ser tratados como fichas de ruleta en el juego del poder!

 

¡Que pena!, por otra parte, que quienes decidimos dar la cara hayamos recibido como respuesta la injusticia de negarnos el debido proceso y el desconocimiento de nuestros derechos, aunque al lado tengamos al representante de los Derechos Humanos, que es otro activista sin principios.

 

 

 

 

de napuco Publicado en 1

CUANDO LA JUSTICIA SE ENCOJE


 

DANTE N. PINO ARCHONDO

 

Es una penosa manera de mirar a quienes administran justicia. Parece que la toga se les encoge y les obliga a agacharse mostrando la espalda encorvada y sus rostros cetrinos cargados de ojeras. Y ríen con mueca sarcástica. Total al final han logrado ponerse de acuerdo. Hubo antes, una serie de cabildeos, de tiras y afloje, de consultas y de avances en esto y retrocesos en aquello. Todo lejos de la ley.

 

Y es así. En Bolivia la ley se acomoda a las necesidades políticas. El poder ejecutivo siempre los tuvo a su servicio. Pero disimulaban, al menos tenían el decoro de dotarlos de algún argumento que por muy hijo de jumento fuera, les servía de cobertura para disimular su rapaz manera de asumir la ley. Nunca como ahora. Que desde el Palacio se los usa para ir arreglando o acomodando los caprichos y necedades del Jefazo. Su voluntad no se discute, se acata y se cumple, porque al carajito que no se avenga, bien sabe lo que le espera.

 

Un abogado, que sabe de lo que se trata, me dijo que si lo obligaban a hacer lo que la ley no manda, el por dignidad renunciaría, antes que cometer una injusticia. Me preguntaba, cuan cierto es eso a la hora de la verdad. Porque hay jueces probos, incorruptibles y pobres, pero abundan los otros. Y entre ellos están unos señores y dos damas, que se olvidaron de esa dignidad que envuelve al juez al momento de tomar decisiones. Que afectan la vida de otros.

 

El Juicio de Octubre se ha convertido en un conventillo donde todos caben. Pero tiene un tinte que lo pinta todo del mismo color. El negro. Negro como los conciliábulos entre paredes que se traman, como las sugerencias que se reciben, como los llamados desde el Ministerio de Justicia que se hacen, como la balanza que sopesa esto contra aquello y el beneficio que se espera después de medirla. Todo es negro.

 

Y su resultado concreto en resoluciones que por su contenido y forma son una vergüenza, nos muestran a una Corte de Justicia que no tiene abogados, sino gestores de pegas, de dadivas y de indignidades que resultan un asco tener que contarlas. Como esta que se leyó el viernes 14 de agosto, que pasará a la historia de la Corte Suprema como el día de la vergüenza jurídica.

 

Así como el Jefazo se llena la boca pidiendo que los leguleyos del Palacio le arreglen sus estupideces, el Tribunal de Sentencia del Juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada y su Gabinete,  ha decidido convertirse en todopoderoso, declarando el Código de Procedimiento Penal como un simple referente para juzgar los Juicios de Privilegio, se ha arrogado las atribuciones de definir el procedimiento y de aplicar lo que le convenga de acuerdo a sus intereses. Por eso nos ha dicho que la “complejidad del proceso” justifica todas las barbaridades que hizo la Fiscalía General, incluso cuando acusó de violación sexual a los imputados. Todo vale para encubrir la retardación de justicia y los cinco años y siete meses que han transcurrido y  haber caminado en una ruta llena de sandeces y equivocaciones que ahora tenemos que pagar, quienes esperamos todos estos años que se haga justicia.

 

Se nos dijo no. Y se nos anunció que nada de lo que digamos o pidamos servirá. El Juicio de Octubre será un instrumento de permanente negociación con el gobierno. Y en eso se ha convertido. ¡Cuanta razón les han dado a quienes se cobijaron en el autoexilio, prefiriendo ser declarados “rebeldes” a ser tratados como fichas de ruleta en el juego del poder!

 

¡Que pena!, por otra parte, que quienes decidimos dar la cara hayamos recibido como respuesta la injusticia de negarnos el debido proceso y el desconocimiento de nuestros derechos, aunque al lado tengamos al representante de los Derechos Humanos, que es otro activista sin principios.

 

 

 

 

de napuco Publicado en 1

CUANDO LA JUSTICIA SE ENCOJE


 

DANTE N. PINO ARCHONDO

 

Es una penosa manera de mirar a quienes administran justicia. Parece que la toga se les encoge y les obliga a agacharse mostrando la espalda encorvada y sus rostros cetrinos cargados de ojeras. Y ríen con mueca sarcástica. Total al final han logrado ponerse de acuerdo. Hubo antes, una serie de cabildeos, de tiras y afloje, de consultas y de avances en esto y retrocesos en aquello. Todo lejos de la ley.

 

Y es así. En Bolivia la ley se acomoda a las necesidades políticas. El poder ejecutivo siempre los tuvo a su servicio. Pero disimulaban, al menos tenían el decoro de dotarlos de algún argumento que por muy hijo de jumento fuera, les servía de cobertura para disimular su rapaz manera de asumir la ley. Nunca como ahora. Que desde el Palacio se los usa para ir arreglando o acomodando los caprichos y necedades del Jefazo. Su voluntad no se discute, se acata y se cumple, porque al carajito que no se avenga, bien sabe lo que le espera.

 

Un abogado, que sabe de lo que se trata, me dijo que si lo obligaban a hacer lo que la ley no manda, el por dignidad renunciaría, antes que cometer una injusticia. Me preguntaba, cuan cierto es eso a la hora de la verdad. Porque hay jueces probos, incorruptibles y pobres, pero abundan los otros. Y entre ellos están unos señores y dos damas, que se olvidaron de esa dignidad que envuelve al juez al momento de tomar decisiones. Que afectan la vida de otros.

 

El Juicio de Octubre se ha convertido en un conventillo donde todos caben. Pero tiene un tinte que lo pinta todo del mismo color. El negro. Negro como los conciliábulos entre paredes que se traman, como las sugerencias que se reciben, como los llamados desde el Ministerio de Justicia que se hacen, como la balanza que sopesa esto contra aquello y el beneficio que se espera después de medirla. Todo es negro.

 

Y su resultado concreto en resoluciones que por su contenido y forma son una vergüenza, nos muestran a una Corte de Justicia que no tiene abogados, sino gestores de pegas, de dadivas y de indignidades que resultan un asco tener que contarlas. Como esta que se leyó el viernes 14 de agosto, que pasará a la historia de la Corte Suprema como el día de la vergüenza jurídica.

 

Así como el Jefazo se llena la boca pidiendo que los leguleyos del Palacio le arreglen sus estupideces, el Tribunal de Sentencia del Juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada y su Gabinete,  ha decidido convertirse en todopoderoso, declarando el Código de Procedimiento Penal como un simple referente para juzgar los Juicios de Privilegio, se ha arrogado las atribuciones de definir el procedimiento y de aplicar lo que le convenga de acuerdo a sus intereses. Por eso nos ha dicho que la “complejidad del proceso” justifica todas las barbaridades que hizo la Fiscalía General, incluso cuando acusó de violación sexual a los imputados. Todo vale para encubrir la retardación de justicia y los cinco años y siete meses que han transcurrido y  haber caminado en una ruta llena de sandeces y equivocaciones que ahora tenemos que pagar, quienes esperamos todos estos años que se haga justicia.

 

Se nos dijo no. Y se nos anunció que nada de lo que digamos o pidamos servirá. El Juicio de Octubre será un instrumento de permanente negociación con el gobierno. Y en eso se ha convertido. ¡Cuanta razón les han dado a quienes se cobijaron en el autoexilio, prefiriendo ser declarados “rebeldes” a ser tratados como fichas de ruleta en el juego del poder!

 

¡Que pena!, por otra parte, que quienes decidimos dar la cara hayamos recibido como respuesta la injusticia de negarnos el debido proceso y el desconocimiento de nuestros derechos, aunque al lado tengamos al representante de los Derechos Humanos, que es otro activista sin principios.

 

 

 

 

de napuco Publicado en 1