ACLARACIONES AL MAS PROPOSITIVO


No es fácil tratar de ser objetivo cuando fuiste parte de los sucesos. Pero al menos puedo aclarar algunos aspectos para que otros sean los que mejor interpreten o los analicen. Por ejemplo: Manfred Reyes Villa fue Alcalde de la ciudad de Cochabamba cuatro veces reelegido, sobre esta plataforma de gestión edilicia- que le cambio el rostro urbano a esa ciudad y mejoró la calidad de vida de sus habitantes- es que decidió subir a las ligas mayores.

Fue cogobierno con Banzer-Quiroga y rompió con ellos por desacuerdo con la política de privatización del agua en Cochabamba. Luego fue candidato a la Presidencia en las elecciones de 2002 y perdió con fraude por medio, ocupando el tercer lugar después de Evo Morales, a quien el MNR lo hizo segundo. Posteriormente hizo un acuerdo de coalición con el MNR (agosto de 2003) y ese acuerdo duró setenta días.

Los errores de Manfred, están en los pactos de coalición que decidió hacer. Eso se le puede reprochar. No tuvo el cálculo suficiente para evitar ser incluido en la lista de los que efectivamente gobernaron. Pero es poco ecuánime confundirlo con los que realmente tuvieron en sus manos gobiernos que duraron periodos constitucionales completos y que desde 1985 se sucedieron en acuerdos que tuvieron sus luces y sus sombras.

La insidia contra Manfred tiene origen en la guerra sucia que el MNR le hizo en las elecciones de 2002. Mostrándolo como un millonario, ajeno al sentir popular, ávido de poder, y culpable de los mismos pecados que cometieron sus aliados circunstanciales en el gobierno. Todo eso no es más que una manera torcida de proyectar su imagen con el fin de descalificarlo.

Manfred ha mostrado gestión con obras, ¿de dónde entonces se sacan las otras acusaciones en su contra? Como aquellas de: paramilitar, neoliberal, corrupto, y otras que no son sino calificativos para acusar y horadar su imagen. Campaña a la que se ha sumado sin restricciones el MAS, al ver en él  un enemigo político potencial, hasta antes de las elecciones de diciembre de 2009 y usadas por ciudadanos que repiten estos infundios como loritos y se solazan escribiéndolos para mostrar que ellos no están a la zaga de los que saben usar epítetos.

Lo justo es justo. Hay que criticarlo por sus alianzas políticas, por la pésima campaña del 2009, pero ir más allá es ciertamente grosero. Y sé que esto no les gusta a los masistas que quieren sacarlo del mismísimo infierno para ponerle tras las rejas. ¿Por qué? ¡Ah no faltan acusaciones, sobran!  A pesar de que en su corta gestión como Prefecto, dicho sea de paso, permanentemente boicoteada por Evo Morales, al punto de quemarla y matar gente en las calles, hizo más obras que los Prefectos del MAS que solo demostraron corrupción institucional y ser pésimos administradores. Esta es la causa del odio a Manfred. Y apresarlo causará tanta satisfacción como sería verlo en la cárcel a: Goni, Jaime, Tuto, Meza y el resto de políticos que fueron poder veinte años.

Esta ansiedad carcelaria que los empuja ahora a perseguir, ha inventarse juicios, ha pisotear los derechos y las garantías constitucionales, ha desconocer el debido proceso, es para algunos una verdadera demostración de que en el gobierno están “los machos” y esos machos no le tienen miedo a los políticos de antes a los cuales les están sentando la mano para escarmentar. ¿A quién?

Pues no se me ocurre otra cosa que decir: a ellos mismos. Porque ahora ellos, los masistas son todo el Poder y ahora sí tienen todo el Estado para demostrarnos que no son corruptos, que no se venden a las transnacionales que pueden mejorar la calidad de vida de ese 64 por ciento que ha votado por ellos.

Y no voy a ser predicciones agoreras, que son vistas como lamentos carentes de proposiciones. No me interesa. En el camino veremos si este gobierno es un verdadero proceso de cambio, ahora que no hay neoliberales al frente. Lo que si reclamo es que al menos respeten su propia constitución y sus leyes, que no sean leyes que sirven ahora y que no sirvan después.

Los asuntos relacionados con la propiedad privada como la tierra, la vivienda, la empresa, el comercio, los precios, los impuestos, la educación, la salud, la seguridad social y la inversión pública, los dejaremos para después.

Anuncios
de napuco Publicado en 1

¡PROFUGOS!


DANTE N. PINO ARCHONDO

Primero fueron: Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Sánchez Berzaín, quienes el mismo 17 de octubre dejaban el país rumbo al norte. La sedición los venció y ellos se iban, declarando que no tendrían un juicio justo, sino un linchamiento político. Esas declaraciones fueron señaladas como burdos pretextos para no enfrentar a la Justicia.

Luego se fue el Prefecto Sánchez de Chuquisaca, perseguido por sus correligionarios. Antes del 18 de mayo de este año, Guido Añez, Hugo Carvajal, Jorge Torres, Jorge Torres Goitia y Mirtha Quevedo salían de Bolivia para evitar ser instrumentos políticos en manos de una Corte Suprema doblegada al poder oficial. Igual que a los anteriores se les calificó de cobardes por no enfrentar la Justicia. Aunque ahora sabemos que existía la orden de detención ese mismo día, para todos. Lo que no sucedió por su ausencia, y fue sustituida por otras medidas cautelares.

El 26 de agosto yo me fui del país, luego de haber estado en el juicio y haber apostado a que ante las irrefutables pruebas de mi absoluta inocencia a la acusación de genocidio, iban a dar por concluido un proceso sin pies ni cabeza. No sirvieron de nada. Ni los argumentos ni las pruebas presentadas. Decidieron sentenciarme porque esa era la instrucción política que recibieron desde el Palacio de Gobierno, a través de la Ministra de Justicia y del operador para estos casos; Wilfredo Chávez, que se sabe tiene a su asesor como funcionario de la Corte Suprema que controla a la Presidente Sandoval.

Ahora es Manfred Reyes Villa candidato a la Presidencia que en estos días tiene que buscar el refugio sino quiere pasar a la categoría de preso indefinido sin juicio. No sé si seremos los únicos, los prófugos de la justicia evista y del ajusticiamiento masista. No creo, se irán sumando en la medida en que los derechos y la Justicia se conviertan en el Poder que reclamaba Evo Morales para sí.

Al contrario de lo que muchos dicen: el que en Bolivia nada tiene, debe temer. Porque ha llegado la hora del ajuste de cuentas. Este ajuste anunciado por el señor Álvaro García, se ejecutará con toda la eficiencia que no se tuvo en el manejo del gas. Y no es de valientes ni de héroes prestarse al juego del ajuste. Los que piden que retornemos para demostrar nuestra inocencia, no tienen sino que mirar la situación del Leopoldo Fernández. Lo demás es verso.

Para que de algo sirva, quienes están en la lista de García Linera, deberían ir viendo la manera de protegerse, me refiero a los ex Presidentes de la sucesión constitucional del 2003 al 2005, a los Prefectos opositores que ya están siendo perseguidos, a dirigentes cívicos que fueron resistencia en Santa Cruz y Chuquisaca, a su Alcalde Nava, al ex Prefecto José Luis Paredes, al Dr. Eddy Fernández Presidente de la Corte Suprema de Justicia, y a la Ministro Canedo, así como aquellos que tienen juicios de prevaricato en el Congreso pendientes de curso, a los periodistas que hacen opinión, a los dueños de medios de comunicación, solo para dar algunas referencias de este ajuste de cuentas anunciado.

Para el señor Evo Morales, es más importante la Pachamama que los Derechos Humanos. Entiéndase que en cuanto a la pachamama se refiere, poco le importa la degradación que ocasiona con la siembra de la coca, y en esta lógica demencial – mesiánica en que vive, respetar los derechos humanos no tiene importancia alguna, menos si se trata de enemigos del socialismo que invoca.

Por eso los que aún creen, como el señor Paulo Bravo, que se debe enfrentar al Gobierno dejándose apresar, demuestran una incomprensión muy grande del proceso de ajuste de cuentas que se viene ejecutando. En la cárcel y desde la cárcel no se combate, ni se hace mella a las pandillas políticas que tienen como escudo protector al narcotráfico. No se puede combatir con discursos a la delincuencia armada y dueña del Estado.

de napuco Publicado en 1

LA ASTUCIA CHILENA


 

Dante N. Pino Archondo

Las elecciones en Chile tienen sabor a cambio. Se trata en realidad de una transición democrática. Y creo que poco tiene que ver con definiciones de derecha o izquierda que no son representativas de la realidad chilena. La concertación que logró la transición de la dictadura a democracia, sosteniendo y expandiendo las bases económicas recibidas, pero modificando el contenido de las políticas sociales.

El modelo económico basado en la economía de mercado, el respeto a la propiedad privada, la seguridad jurídica y la inteligencia a la hora de hacer negocios internacionales, usando sus potencialidades y recursos con eficiencia, ha hecho de Chile una nación respetada internacionalmente y reconocida como seria a la hora de hacer negocios.

La política económica chilena debería ser calificada por Evo Morales de neoliberal, por sus Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, la apertura de su mercado y su capacidad exportadora, política que aplicada por el Perú, recibe sus críticas y denuestos, llegando a indisponer las relaciones en un nivel peligroso, cuando este país dejó establecido que podría romper relaciones de continuar recibiendo ofensas por el gobierno boliviano.

¿Por qué Evo Morales no rompió con Michel Bachellet y lo hizo con Alán García. Si ambos países tienen similitudes en la aplicación de sus políticas económicas?

No hay una explicación lógica, si nos atenemos al elemento económico y tal parece que Chile logró envolver a Morales en un lógica de adulación y promesas para convertirlo en el Presidente que lograra devolverle una salida al mar a su país, consagrándolo históricamente. Para que esto fuera posible se le exigió que estas negociaciones estuvieran selladas por el trato en los canales estrictamente diplomáticos y no existiera por ambas partes declaraciones de ninguna forma, internas ni externas sobre el tema marítimo.

Chile se dio cuenta de que la figura de Evo Morales tan receptiva en el concierto internacional, podía ser un dolor de cabeza si usaba esta imagen para denunciar la situación de enclaustramiento marítimo de Bolivia y supo que ese elemento podía horadar la imagen internacional que cuida con mucho celo, precisamente porque sus exportaciones y relaciones comerciales dependen de ella.

De esta forma lograron anestesiar la diplomacia boliviana con relación al tema marítimo e incentivaron la insidia en contra del Perú, por haber dado refugio político y asilo a los ex ministros de Gonzalo Sánchez de Lozada y haber exigido la apertura de negociaciones del Pacto Andino con la Unión Europea. Una verdadera comedia burlesca a la que se prestó Evo Morales pagando un enorme precio por su infantilismo ideológico y ambición de hacer lo que los “neoliberales” no pudieron.

Ahora cuando todo indica que Sebastián Piñera podría ser Presidente, resulta que se remarcan distancias y se igualan calificativos que no se usaban con Michelle Bachellet. Claro la diferencia es que Piñera es empresario y millonario, esos elementos son para Evo Morales credenciales de maleante neoliberal, suficientes para calificarlo de enemigo. Aunque demostrado ha quedado, que la Bachellet lo fue tanto como lo será Piñera.

de napuco Publicado en 1

CONTRARUTAS ECONÓMICAS


DANTE N. PINO ARCHONDO

 Mientras el Gobierno parece caminar seguro de que no tiene vallas que vencer, los datos que vamos recibiendo nos dicen otra cosa. Y ante ese desencuentro cuando llamamos la atención sobre esas vallas visibles con las que se topará en un momento dado, algunos ciudadanos se molestan calificándonos de ser aves de mal agüero.

Nadie quiere ser mensajero de malas noticias. Pero la economía tiene su ruta y sobre algunos presupuestos y resultados las evidencias ya nos enseñaron bastante. Por eso no se puede discutir los efectos de una inflación de precios sobre los ingresos o el aumento de los impuestos sobre la rentabilidad esperada y así podríamos dar muchos ejemplos.

Los indicadores son lo suficientemente serios como para no detenerse a mirar por donde vamos. Mientras el señor Vicepresidente García, nos dice que la inversión esperada por el gobierno en esta nueva administración será superior a los trece mil millones de dólares y que para ello se está buscando financiamiento, la inversión minera se paraliza, la hidrocarburifera se detiene y retrocede, la tasa de destrucción de empleos es el doble que las que lo crean, la disminución del consumo de los hogares ha sido el 2009 menor al del año pasado pasando de del 6,2 al 3,6 (datos INE) lo que demuestra menor gasto producido por el desempleo, la tasa de desempleo abierto alcanzó el 11 por ciento. La destrucción de 74.000 fuentes de empleo en la industria, comercio, transporte y servicios dice mucho del sostenimiento de la inversión y de la seguridad jurídica sobre la que camina Bolivia. Con estos resultados encontrar financiamiento para garantizar la inversión pública parece ser una misión imposible.

Los gritos nacionalizadores  ya no sirven. Ahora estamos ante la realidad producto de cuatro años de dejar la economía volando con la gasolina que se tenía en reserva. Y las demandas sociales alistan sus petitorios. Ante tanta propaganda efectista y demagógica que Evo Morales usó en su campaña, diciendo que la economía nacional está mejor que nunca, que esa afirmación es avalada por el FMI y el BM y que todo se debe a su gobierno, ahora sus movimientos sociales quieren tener una tajada de la torta mas grande. Pero la torta nunca creció, al contrario se hizo más pequeña.

La disminución de la demanda de gas natural del Brasil, por ejemplo está obligando al gobierno a importar gas licuado para atender la demanda tarijeña, departamento donde existen las mayores reservas de gas que tiene el país. ¿Puede haber un mayor sarcasmo histórico? Y las compras de gasolina y diesel superan los mil millones de dólares, los cuales se subvencionan en más del cincuenta por ciento en el mercado interno, gasto que agregado a los bonos asistenciales empuja las cuentas fiscales al déficit.

Todo esto nos da señales de alerta y de una urgente modificación en el comportamiento gubernamental que en cuatro años no ha hecho sino aumentar el gasto, destruir mercados y limitar las exportaciones, con tanta suerte que todos estos golpes económicos fueron sobrellevados gracias al comportamiento de la economía capitalista y sus juegos financieros en los mercados internacionales. Lo cierto es que este colchón amortiguador que se tuvo ya no existe y por tanto los golpes ahora tendrán efecto directo en los sectores sociales más vulnerables.

Ahora es cuando. Y cómo pinta el Gobierno sus futuro nadie tendría porque estar preocupado de nada. Así sea. Me temo que la realidad, como decía Lenin, es muy testaruda.

de napuco Publicado en 1

LAS GARRAS DE LO POSIBLE


DANTE N. PINO ARCHONDO

Y es la realidad la que te muestra de manera descarnada la violencia y muerte que parece distribuirse como el pan de cada día. Es el resultado que le espera a una sociedad que se deja conquistar por el narcotráfico. Es la ciudad Juárez. En un país grande, que se entiende debería tener la capacidad de poder controlarlo, pero que lejos de aquello parecen estar.

Diez ejecuciones diarias, más de dos mil muertos en un año. Negocios cerrados, familias mutiladas, inseguridad y lo peor de todo una sociedad que se encarcela, que se encierra entregándose a esa violencia que la envuelve acostumbrándola a mirar los cuerpos baleados que caen en las calles al alcance de la mirada de los niños que ya no se admiran por la brutalidad esparcida en sus barrios.

Eso es todo. Así es cómo acaba lo que empieza como un inocente consumo y al final termina adueñándose de la vida y colocando a toda una sociedad contra la pared de la ejecución diaria. Son los resultados de la permisividad con la que se actúa y con la que se deja que esta actividad crezca y se expanda.

Lo que parece inofensivo encierra la muerte en su envoltorio. El narcotráfico no mira edades ni tiene compasión por nadie. En Bolivia se ha hecho creer a los indígenas y a los campesinos que la coca no tiene nada que ver con el narcotráfico, aunque en los hechos se les induce a producir pasta básica y clorhidrato. La mentira oficial ha servido entonces para adormecer a la sociedad y aletargarla mientras los tentáculos del narcotráfico se expanden.

 Se ha usado un discurso político e ideológico convirtiendo a la coca en un signo de liberación antiimperialista. Se defiende todos los días la producción de la coca y se ha llegado a colocarla como un patrimonio cultural, por tanto algo sagrado que no puede ni debe ser combatido, induciendo al contrario, a preservarla y defenderla de los ataques del imperio yanqui.

Con todo esto, lo que está sucediendo en nuestra sociedad, se encubre bajo el manto protector del discurso y de las acciones que desde el Estado se traducen en protección real al ilícito negocio, desde la siembra de la coca, pasando por su transformación en cocaína y su comercialización facilitando la exportación de la misma, todo con el justificativo de la lucha contra el imperio y de un supuesto esquema de defensa de nuestros recursos naturales.

Y la sombra nefasta de los carteles de la droga no se detiene, se extiende inmisericorde y goza con su expansión, porque ha logrado lo que siempre soñó; tener bajo su dominio a gobiernos democráticamente elegidos, que sean enemigos de los Estados Unidos, que tengan la osadía de expulsar a la DEA y hasta al propio embajador para tener todo el territorio a su disposición. Han esperado desde el golpe de 1980 hasta el 2005 para tomar posesión de una base confiable. Ahora cobrarán la factura que han girado contra Bolivia.

Lo que sucede en ciudad Juárez ya comienza a suceder en varias ciudades bolivianas. Y quizás hasta que no veamos los cadáveres en nuestras calles, 10 por día, ajusticiados, seguiremos creyendo que la coca no es cocaína y que los que la protegen son sabios aymaras que han retornado para instituir un nuevo ciclo.

de napuco Publicado en 1

EL OFICIO DE LA MENTIRA


Hay quienes mienten por tontos, sin necesidad y hay quienes mienten por necesidad, pero otros hacen de la mentira un verdadero oficio. Son los que saben ubicarse adecuadamente. Saben pescar y tienen una caña muy larga, como para alcanzar la distancia suficiente para conseguir su objetivo.

Son estos oficiosos de la defensa de las víctimas de octubre en Bolivia. A los que pude conocer y ver de cerca sus acciones y actitudes, así que escribo de primera fuente. Son unos “vivillos” hacen de las víctimas su instrumento político para avanzar y poder salir de la miseria de sus ingresos, cobrandoles cuotas y cobrando a organizaciones no gubernamentales sueldos mensuales. Todo en nombre de los muertos.

No responden oficialmente a nadie, así que tienen todos los escudos que quieran usar. En el desarrollo del juicio, allá en Sucre Capital de la ex República de Bolivia y ahora Estado Plurinacional, estos personajes, no pudieron explicar porqué no hicieron bien sus “poderes”, esas delegaciones jurídicas que unos hacen para otros en busca de representación, donde están niños o personas que jurídicamente no pueden dar un poder por no ser parte interesada en lo que se pide. No pudieron explicar cual es la acusación formal y demostrable de genocidio, no pudieron explicar que es lo que pasó en octubre y a pesar de todo esto, el Tribunal de Sentencia, calladito, dio paso a cada uno de sus arrebatos e incoherencias sin ruborizarse.

La justicia en Bolivia es como el menú de una cantina. Es cuestión de que seas juez y sepas por donde viene la mano para que la impartas. Como en este caso, los acusadores forman parte del Gobierno que les paga sus sueldos de fin de mes y los acusados son ciudadanos que no redituan ningún ingreso. El Tribunal sabe contra quien debe actuar. No es necesario que los acusadores presenten pruebas de cargo y expliquen con probidad jurídica de que se trata. Basta que estén ligados al gobierno.

Y en los meses que estuve en ese escenario de la parodia sin fin, supe que iba camino a una sentiencia sin que nada ni nadie pueda evitarla y menos los argumentos o pruebas presentadas para demostrar que no tuve ninguna participación en los hechos de fuerza de los sucesos de octubre. Que haya sido Ministro de un área técnica somo es el Ministerio de Servicios Financieros, que haya estado 70 dias de Ministro recién llegado, que nunca haya participado de las decisiones que se tomaron y por ultimo que hayan otros Ministros de Estado del entonces gobierno de Sánchez de Lozada que no están en el juicio por esas mismas razones que explico, no le sirve al Tribunal de Sentencia, ni a sus intereses mezquinos ni le sirve a los acusadores para darse cuenta de que tienen al acusado equivocado, persista en quedarme, para ser obejto de una venganza política, sería no un error sino una verdadera estupidez.

No tienen nada para probar que soy un genocida. Lo cual en cualquier país razonablemente educado, es una palabra mayor. En Bolivia es un calificativo que se usa para denigrar al opositor. Y cuando analfabetos funcionales y ex terroristas asumen el Poder Político, entonces no hay nadie que te salve de sus deseos que para todos deben ser ordenes.

Por eso estoy como profugo, pero no de la justicia, sino de una grupo de pandilleros que hoy la administran. Por eso esperaré que la vida y el tiempo me permita demostrar ante un Tribunal imparcial mi inocencia. Aunque este les irrite, les fastide y les incomode a los “defensores de las victimas” que en realidad son sus verdugos.

de napuco Publicado en 1

ASÍ SE COMIENZA


DANTE N. PINO ARCHONDO

Ya se escuchan las primeras voces de los parlamentarios de PPB-CN inclinando la cabeza a la agenda propuesta por el MAS. Tal parece que se repetirán los pasos de PODEMOS. Se trata de ciertas leyes presentadas como iconos de la lucha contra la corrupción (investigación de fortunas) y otras que se colocan en el plano de la agenda nacional, anticipando que quien no esté con ellas, es que tiene algo que esconder, es que no está con el proceso de cambio o es un oligarca neoliberal vencido.

Y claro para no ser de “esos” hay que apoyar nomás todo lo que se venga. Investigar fortunas. ¿Y cuál es el objetivo? Quitarles a los que sean acusados de haber tenido “fortuna” todo el patrimonio que tengan. ¿Para qué? Eso ya es otro cantar. ¿Paraqué se convierta en patrimonio del Estado?, ¿para que los inmaculados militantes del MAS se las repartan, como lo hacen con las incautaciones al narcotráfico?, o ¿para repartirla entre los pobres? Y quien le importará el destino si todo lo que importa es el origen. Mal habido.

¿Cómo se establecerá ese origen? Digno de investigar. Pero la institución que se cree para ejecutar esta política, tendrá en sus manos el mejor instrumento, que la diabólica mentalidad de los que tienen ahora “todo el poder”, necesitan, para tener tranquilo, quieto o eliminado a todo opositor por barato que sea.

¿Cuáles son las fortunas en Bolivia? Pues aquellas que sean calificadas como tales. ¿Más de un millón de dólares, o la mitad?, ¿en bienes, dinero, acciones u otros valores? El inquisidor ¿tendrá toda la autoridad sobre el sistema financiero, Derechos Reales y cuanta puerta sea necesaria para establecer la fortuna y luego su origen? Vaya, por eso desde ahora se desafía a que se quite el secreto bancario como una muestra de que no hay nada que esconder.

En medio de la miseria de los sueldos que paga el Estado y el sector privado, el que alcanza a tener un millón de dólares tiene que estar sujeto a sospecha y ser investigado. Me imagino la cara de los comerciantes que viven en El Alto o los que comercian en la Uyustus o los que lo hacen en la calle Gallardo, los que tiene edificios en esas zonas que valen tres veces más que una casa en Calacoto. ¡Ale! Ahí están todos. Es cuestión de iniciar el juego y ver cómo uno tras otro van cayendo en las manos infernales de los todopoderosos.

La lección parece buscar no solo amedrentar sino establecer el principio de que toda riqueza es sospechosa y debe ser investigada. La norma se ha dicho será retroactiva y no es casual, pues en esa retroactividad reside la capacidad de destruir adversarios. Ya sé que me dirán que estoy tratando de proteger y apañar lo que hicieron los neoliberales y esa cantaleta la conozco de memoria. Precisamente ese es el pretexto. Los neoliberales y a partir de ellos contra todos. En este escenario no da sino pena escuchar las primeras declaraciones de diputadas y diputados de PPB-CN adelantándose a seguir el viejo juego de: síganme los buenos.

Sabemos que por su número no pueden evitar las tropelías que se avecinan, pero ¡por favor! Al menos tengan la decencia de pelear y de cumplir con el mandato que ese voto del NO a Evo y su manera de gobernar les ha enviado a la Asamblea. No pueden ser parte del uso aparentemente legal para evitar la corrupción que en realidad es un instrumento político para terminar con esos mismos diputados que ya se adelantan a ser buenos chicos.

de napuco Publicado en 1

¿LOS NEOLIBERALES VENCIDOS?


 

DANTE  N. PINO ARCHONDO

 Vencidos en octubre de 2003. Cuando la guerra del gas terminó con ellos. Los neoliberales en Bolivia tuvieron vida corta. Aunque sus enemigos dicen lo contrario. Del año 1985 al 2005 cuando Evo Morales asume el gobierno, transcurrieron veinte años. Si miramos el período con mentalidad china, diríamos que no paso sino un día, pero si lo hacemos con mentalidad boliviana fueron siglos.

Es que en Bolivia el corto plazo es un día y el largo plazo una semana. Por eso se vuelve en giros a los mismos puntos de partida, en la creencia de que ese movimiento es cambio.

Luego del fracaso del capitalismo de Estado, para crear una burguesía nacional con conciencia de clase y capaz de asumir el reto de producir riqueza para distribuirla. Retornamos a un nuevo proceso liberal, que buscó la manera de limitar al Estado para dar paso al mercado. Proceso que trató de generar condiciones para que la inversión extranjera tuviera el contexto básico que posibiliten su sostenimiento y expansión. Es este proceso el que se dice ha sido vencido.

¿Vencido? Aparentemente eso se habría producido al calor de medidas adoptadas (2005-2009) buscando retornar al Estado capitalista que sí fue derrotado y desmontado en 1985. Para que suceda se tuvo que vencer al gobierno udepista del MNRI y del MIR y a la Central Obrera Boliviana, acusados de ser la causa de la mayor inflación conocida hasta ese momento. Esta derrota tuvo lugar en los planos económico y político.

En cambio lo que sucedió, ahora, es la derrota en  el plano político del liberalismo, pero no en el económico. Se logró terminar con los partidos que representaron la opción liberal en el terreno político, pero no se logrado desmontar el andamiaje económico del mismo. Por lo que esa visión de victoria que respira el Vicepresidente García Linera parece un tanto apresurada y producto más del deseo que de la realidad.

En efecto las medidas adoptadas por el gobierno de Evo Morales desde diciembre de 2005 a la fecha, han tenido un contenido político muy acentuado, pero no han logrado cambiar la base económica que sustenta el discurso. Y es en este punto donde encontrarnos la debilidad del proceso que ahora pretende pasar a la fase de industrialización, cuando en realidad no ha logrado superar la fase histórica de la producción de materias primas.

La estatización de los ingresos del gas, con efectos directos en las recaudaciones tributarias del Estado, ha sostenido mediante contratos la presencia de las transnacionales petroleras, con paquetes accionarios que les permiten tener una presencia definitiva en las decisiones de inversión, producción y comercialización de los hidrocarburos, aunque el gobierno niegue esto. La prueba es que la caída brusca de la inversión en exploración y explotación gasífera de las transnacionales no pudo ser sustituida por el Estado.

La inversión minera del Mutún, ha seguido el modelo de la capitalización neoliberal, con mayores ventajas otorgadas al capital extranjero. Y ni aún así han logrado convencer a ese capital de asumir sus compromisos. Fuera de esto, los bonos a los ancianos y a los niños en edad escolar no pasan de ser figuras repetitivas del accionar Estatal que se ha tenido en el proceso neoliberal con el BONOSOL y el SUMI. Esto es todo lo que se hizo.

Como se puede observar el modelo económico neoliberal, se mantiene y el deseo de eliminarlo solo ha producido distorsiones que le están costando al Estado recursos y contradicciones entre su visión de bienestar social y los resultados obtenidos en los planos del empleo, mercado y procesos de integración económica.

Al no haberse podido pactar con el capital extranjero reglas de juego que les den la seguridad para sus inversiones, el Estado tiene que asumir ese reto, ahora en un contexto internacional de crisis. Lo cual hace poco creíble ese producto de transformación industrial con fuerte presencia Estatal en la planificación y centralización que pretende ejecutar el nuevo gobierno.

Lo cierto es que las bases del neoliberalismo parecen ser inamovibles y se convierten para el gobierno en una justificación de sus desaciertos y en una piedra en su zapato que no puede sacarla sin desnudar su ausencia de visión nacional y realidad internacional que vivimos.

de napuco Publicado en 1

¿LOS NEOLIBERALES VENCIDOS?


 

 

DANTE  N. PINO ARCHONDO

 

Vencidos en octubre de 2003. Cuando la guerra del gas terminó con ellos. Los neoliberales en Bolivia tuvieron vida corta. Aunque sus enemigos dicen lo contrario. Del año 1985 al 2005 cuando Evo Morales asume el gobierno, transcurrieron veinte años. Si miramos el período con mentalidad china, diríamos que no paso sino un día, pero si lo hacemos con mentalidad boliviana fueron siglos.

Es que en Bolivia el corto plazo es un día y el largo plazo una semana. Por eso se vuelve en giros a los mismos puntos de partida, en la creencia de que ese movimiento es cambio.

Luego del fracaso del capitalismo de Estado, para crear una burguesía nacional con conciencia de clase y capaz de asumir el reto de producir riqueza para distribuirla retornamos a un nuevo proceso liberal, que buscó la manera de limitar al Estado para dar paso al mercado. Proceso que trató de generar condiciones para que la inversión extranjera tuviera el contexto básico que posibiliten su sostenimiento y expansión. Es este proceso el que se dice ha sido vencido.

¿Vencido? Aparentemente eso se habría producido al calor de medidas adoptadas (2005-2009) buscando retornar al Estado capitalista que sí fue derrotado y desmontado en 1985. Para que suceda se tuvo que vencer al gobierno udepista del MNRI y del MIR y a la Central Obrera Boliviana, acusados de ser la causa de la mayor inflación conocida hasta ese momento. Esta derrota tuvo lugar en los planos económico y político.

En cambio lo que sucedió, ahora, es la derrota en  el plano político del liberalismo, pero no en el económico. Se logró terminar con los partidos que representaron la opción liberal en el terreno político, pero no se ha logrado desmontar el andamiaje económico del mismo. Por lo que esa visión de victoria que respira el Vicepresidente García Linera parece un tanto apresurada y producto más del deseo que de la realidad.

En efecto las medidas adoptadas por el gobierno de Evo Morales desde diciembre de 2005 a la fecha, han tenido un contenido político muy acentuado, pero no han logrado cambiar la base económica que sustenta el discurso. Y es en este punto donde encontrarnos la debilidad del proceso que ahora pretende pasar a la fase de industrialización, cuando en realidad no ha logrado superar la fase histórica de la producción de materias primas.

La estatización de los ingresos del gas, con efectos directos en las recaudaciones tributarias del Estado, ha sostenido mediante contratos la presencia de las transnacionales petroleras, con paquetes accionarios que les permiten tener una presencia definitiva en las decisiones de inversión, producción y comercialización de los hidrocarburos, aunque el gobierno niegue esto. La prueba es que la caída brusca de la inversión en exploración y explotación gasífera de las transnacionales no pudo ser sustituida por el Estado.

La inversión minera del Mutún, ha seguido el modelo de la capitalización neoliberal, con mayores ventajas otorgadas al capital extranjero. Y ni aún así han logrado convencer a ese capital de asumir sus compromisos. Fuera de esto, los bonos a los ancianos y a los niños en edad escolar no pasan de ser figuras repetitivas del accionar Estatal que se ha tenido en el proceso neoliberal con el BONOSOL y el SUMI. Esto es todo lo que se hizo.

Como se puede observar el modelo económico neoliberal, se mantiene y el deseo de eliminarlo solo ha producido distorsiones que le están costando al Estado recursos y contradicciones entre su visión de bienestar social y los resultados obtenidos en los planos del empleo, mercado y procesos de integración económica.

Al no haberse podido pactar con el capital extranjero reglas de juego que les den la seguridad para sus inversiones, el Estado tiene que asumir ese reto, ahora en un contexto internacional de crisis. Lo cual hace poco creíble ese producto de transformación industrial con fuerte presencia Estatal en la planificación y centralización que pretende ejecutar el nuevo gobierno.

Lo cierto es que las bases del neoliberalismo parecen ser inamovibles y se convierten para el gobierno en una justificación de sus desaciertos y en una piedra en su zapato que no puede sacarla sin desnudar su ausencia de visión nacional y realidad internacional que vivimos.

 

 

 

 

de napuco Publicado en 1

NI POBRES NI RICOS


DANTE N. PINO ARCHONDO

Ni pobres ni ricos, sino todo lo contrario, podía ser la frase cantinflesca. Pero no, es el señor Arce Catacora Ministro de Economía, que nos anuncia que Bolivia ha dejado de ser pobre, y que ahora puede hablar de tú a tú a cualquier país. Me conmueve. Esos deseos deberíamos tener todos.

No me gusta el derrotismo. No creo que sea adecuado azotarnos a la espalda, para sentirnos mejor. Creo que el futuro siempre se debe mirar con optimismo, porque de lo contrario no tiene sentido mirar adelante. Pero todo tiene un límite. Y ese límite nos lo dan las cifras reales y las proyecciones que podemos hacer sobre presupuesto serios.

Está claro que la economía ha recibido ingresos extraordinarios, equivalentes a la suma de los ingresos de los quince años anteriores, en tan solo cuatro. Esto ha incrementado las reservas internacionales, sumado al hecho de que las ejecuciones presupuestarias del gobierno central, prefecturas y alcaldías han sido muy deficientes, lo que debemos tener en cuenta junto con la revaloración del oro y los movimientos de capitales internacionales. En suma toda una serie de factores externos que han colocado a la economía nacional con los motores en funcionamiento como para evitar que caiga en picada, ante la ausencia de una administración cuando menos regular.

Pero todo tiene un fin. Y lo que podemos advertir quienes hacemos análisis económico, es que de no ejecutar una adecuada disciplina fiscal, mejorar la inversión, especialmente la extranjera dado el bajo nivel de ahorro interno, evitar el sostenimiento de empresas estatales que solo absorben recursos que podrían mejorar las condiciones de la infraestructura productiva y evitar sobrevaluar el tipo de cambio así como ir bajando el nivel de la subvención a los hidrocarburos importados, el ciego optimismo del Ministro se dará de bruces más pronto que tarde.

Porque los países que ya no son pobres, no reciben ayuda externa en condiciones concesionales y se entiende que pueden sostener por sí solos su economía. Ciertamente yo no veo en qué basa su percepción el Ministro. Creyendo que hace bien nos hace daño. Pues esa posición cierra válvulas de ayuda que necesitamos. Y hay algo que los organismos financieros que nos visitan deben tener en cuenta. La crisis internacional ha golpeado a Bolivia. Pero la migración, por ejemplo, ha sido un colchón de amortiguación social, cosa que no sucede en otras economías, donde el desempleo se siente porque se queda, en Bolivia el desempleo sale. Pero indicadores como el contrabando, el narcotráfico, la informalidad en todos los niveles empresariales, nos está dando la nota real. Hay ingresos subterráneos que están actuando y atenuando la situación.

El cierre de mercados ha significado el cierre de empresas. Pero el impacto social se reduce, porque esos desempleados ingresan al círculo de la ilegalidad en el corto plazo, lo que no se puede hacer en otras economías, el narcotráfico es una de las primeras, el contrabando otra y la prostitución también.

¿A quién le importa esto? Al FMI ciertamente no. Menos en un momento en el que su vigencia está cuestionada. Hay estabilidad económica, porque se sostienen subvenciones que encubren el verdadero nivel de los precios de la economía doméstica, la producción nacional tiene costos subvencionados, y a esto se debe añadir la subfacturación, la evasión y defraudación tributaria.

El Estado Plurinacional, que ya se considera fuera de la pobreza, tiene la oportunidad de mostrar su vitalidad en estos próximos cinco años. Yo tengo la impresión de que vamos a sufrir de anemia muy pronto. Lo cierto es que toda la prédica anti neoliberal ha pasado a ser cosa juzgada, ahora es cuando tendremos la oportunidad de saber si es cierto que ya no somos pobres.

de napuco Publicado en 1