ANTES DEL FINAL

DANTE N. PINO ARCHONDO

Entre las curiosidades que acompañaron esta campaña electoral, están las declaraciones que ha efectuado a medios internacionales el señor Evo Morales Ayma, y que fueron transmitidas y comentadas por el contenido de las mismas.

En un arranque de conocimiento y sinceridad que tiene, el dirigente cocalero y candidato del M.A.S. aseveró que “siente” que ha ganado las elecciones y por tanto sobre este aspecto nada más se puede esperar que no sea su nuevo gobierno. La seguridad que expresa, reflejan todas las encuestas publicadas. Lo que está en veremos es la composición de su bancada, que parece no tener la misma consistencia. Resultado que podría colocarlo en un escenario diferente.

Lo curioso de esta seguridad que tiene el Presidente – Candidato, está relacionada con la Corte Nacional Electoral que ha develado su enorme incapacidad y deficiencia para dotar a los bolivianos de una nuevo padrón electoral. La revelaciones efectuadas por medios de comunicación no dejan dudas de que Evo Morales sabe que va a ganar porque aseguró el fraude, que para disimularlo lo presenta como un desacuerdo con el órgano electoral.

Acto seguido Evo dice que a los bolivianos no les interesa que tenga un programa de gobierno o que sepa gobernar, lo que quieren es que vaya a saludarlos, quieren verlo, eso es todo y con eso se conforman. Entonces nos anuncia que seguirá asistiendo a esas especies de asambleas sindicales a las que se ha dedicado estos cuatro años. Curioso por cierto, pero real. Evo sabe que administrar el Estado requiere cuando menos que sepa leer y entender lo que lee. Lo que está fuera de su alcance. Entonces para encubrir esta ignorancia decide que a los bolivianos les interesa verlo y nada de programas, que no entienden como él.

Luego no puede con su carácter revolucionario y comienza a acusar al imperio de todos los males que padece la humanidad. Son ellos los que protegen al narcotráfico – dice – y el “sabe” que lo hacen para justificar las bases norteamericanas en Colombia, porque quieren invadirnos. Curiosa la tesis. Es un cocalero que protege y defiende la producción de la coca, sin la cual no hay cocaína y por tanto si el imperio usa de la cocaína para justificar sus bases imperiales, entonces Evo y el Imperio son socios. No parece darse cuenta de ello, como no parece darse cuenta de todo lo que sucede a su alrededor en el Palacio, donde unos vivillos en nombre del socialismo están enriqueciéndose con contrabando, con negociados, con narcotráfico y con la misma coca.

Pues es este señor al que las encuestas le dan por ganador. Yo no me inclino ante lo que esto significa. Planto mi pie y me niego a aceptar que un analfabeto funcional sin la menor idea de nada, gobierne a los bolivianos, que entre inocentes, confiados, vivillos y supuestos militantes del cambio, quieren que un cocalero siga en el gobierno para ellos poder seguir haciendo lo que ya aprendieron, usar al Estado y sus instituciones en su beneficio personal.

Anuncios
de napuco Publicado en 1