¿EVITO JUSTICIERO?


DANTE N. PINO ARCHONDO

La simpleza de Evo es proverbial. Mira las cosas del modo que quiere y le gusta. Sólo puede entender una cosa a la vez. Si le das dos argumentos para comparar se enreda y termina confundiendo los efectos como causa y acaba convirtiendo a la ley en guillotina. Y al final, después de todo, eso es lo que deseaba: tener una guillotina portátil para decapitar cuando y donde le sea posible.

Como no tiene una preparación mínima que le permita razonar con criterio propio, acude al criterio ajeno, ese que siempre está a disposición del que detenta el poder. Y le empujan para “que le meta nomás”. En su última coronación tiahuanacota, le denominaron padre espiritual de los aymaras, se lo creyó agarrado de la mano de una anciana que no sabía lo que pasaba y en el Palacio de gobierno el señor García Linera le endulza el oído para convertirlo en el único, el grande, el poderoso justiciero que tiene la misión de limpiar la lacra de la corrupción.

La corrupción no tiene una sola cara. No es solo cuestión de dinero. No se trata de una única figura donde alguien da el fajo de billetes y alguien se los mete al bolsillo. Hay otras formas de ser corrupto. Por ejemplo, nombrar a los Ministros de la Corte Suprema de Justicia con Decreto, conminarlos a juzgar como se les manda y ordena, emitir leyes que son inconstitucionales con fines de persecución política, tener Fiscales nominados por Evito para que actúen conforme se les instruye, usar los recursos del Estado sin ningún control ni fiscalización alguna en nombre de “Evo cumple”, recibir dinero del señor Chávez que no pasa por los filtros y controles de la fiscalización Estatal directamente de mano en mano, endeudar al Estado con ese motivo, encubrir el contrabando descarado de Juan Ramón Quintana y de su mano asesina en Pando, encubrir los asesinatos de La Calancha en Sucre, todo esto es corrupción.

Así que si el señor Evo Morales quiere debatir sobre la corrupción deberíamos aceptarle el desafío. Y bajarlo del pedestal al que se ha subido sin el menor pudor. En otras palabras hay que hacerle pisar “tierra” y ponerlo en su lugar. Las majaderías con las que se adorna no deben dejarse sin respuesta, eso es alimentar las percepciones populares de que es un elegido de los dioses.

Y quizás lo peor de todo es que Evo Morales desde su condición de Presidente del Estado Plurinacional es el mayor responsable del crecimiento de la coca en Bolivia y por tanto de aumento de la actividad del narcotráfico, esa es la mejor figura que tiene hoy día la corrupción en el Estado masista.

de napuco Publicado en 1

GRITOS DE QUÉ


Cuando uno observa la dinámica en la que se encuentran Estados gobernados con seriedad, en  los que el desarrollo del comercio exterior se prioriza buscando acuerdos para ampliar mercados, se establecen garantías para captar inversiones a largo plazo, se busca reducir la brecha de la inequidad social, se dan pasos serenos en la apertura política para consolidar reformas que consoliden la democracia y se entiende que el proceso y dinámica que exige la globalización no espera por nadie, lo que obliga a moverse con rapidez para hacer sostenible el proceso y compara todo este accionar con lo que ocurre en Bolivia, no puedo menos que preguntarme: ¿dónde estamos parados?.

El debate sobre el grito que los soldados deben dar, cómo si esto fuera algo tan importante que debe consumir el tiempo de la opinión pública, las absurdas propuestas de una candidata para hacer de los minas centros de reclusión penal, las demandas judiciales retroactivas para tener a raya a quien pueda asomar la cabeza opositora, un proceso electoral municipal sin pies ni cabeza que muestre proyectos urbanos serios, candidaturas apadrinadas por el Gobierno que no tienen el valor para debatir, asaltos, violaciones, robos como telón de fondo. ¿Esto es Bolivia?

Y mejor aún ¿es este el cambio por el que se votó a Evo Morales? Se dice que el pueblo es sabio y no se equivoca, pues ahora creo que la regla tiene su excepción. Bolivia anda perdida en el concierto del proceso mundial de transformaciones. Parecemos, vistos desde afuera, unos loquitos que no saben lo que son y se creen el centro del mundo. Nos miran con conmiseración.

Y en este andar de cosas, la vida nacional se escurre como esos desbordes de ríos que destrozan cultivos. Nada queda, manakanchu, ni siquiera un poquito de esperanza. Se pasan los días. Y como en una novela lo que suceden son escenas llenas de drama y tragicómicas. Te hacen reír por el absurdo de los acontecimientos. Estamos de espaldas al mundo. No vemos lo que pasa alrededor y hacemos piruetas sin sentido para llamar la atención.

¿Cómo se puede votar por un Gobierno así? Realmente es difícil entender. Miren nomás a los
Empresarios Privados pidiendo reuniones al Gobierno para coordinar dizque acciones, en medio de un uso arbitrario, de los recursos del Estado manejados sin ningún control, donde la corrupción ha crecido a la par de la falta de información. ¿Qué van a coordinar? Seguramente algunos contratos con el Gobierno que les permitan sobrevivir en medio de un mercado cada día con menos poder adquisitivo, aunque el INE diga lo contrario. Sumisos empresarios dispuestos a lamer los pies del cocalero que les mira con desprecio por ser capitalistas.

¿Vale la pena comparar, todo esto con el resto del mundo, aunque sea para detenerse un ratito a repensar la realidad – real?

de napuco Publicado en 1

MARICUEQUITAS


Así solía referirse mi tío Quintín, cirujano, cuando alguien tenía miedo a ser operado o mostraba vacilaciones para tomar una decisión firme: “maricuequita” y no se me ocurre otra palabra para describir la posición de los tres ex Presidentes que reclaman por sus derechos ante la posibilidad de ser juzgados con una ley que, a decir por ellos mismos, tiene elementos que la hacen, cuando menos, objeto de observaciones severas y transgresiones a la Constitución, leyes y Tratados Internacionales.

En efecto la carta enviada a su Excelencia Evo Morales, dice en un análisis concienzudo, que el proyecto de ley, lo convierte en juez y parte, al ser acusador y haber nominado a sus jueces para que se los juzgue y que el juicio en sí mismo no tiene instancia de apelación, lo cual transgrede los acuerdos internacionales en materia jurídica que exigen para el debido proceso que se tenga esto en cuenta y por último la retroactividad de la ley que les juzgaría con nueva ley ante hechos originados con anterioridad a ella.

Lo que me no puedo dejar de remarcar, es la convicción con la que definen estos temas cuando se trata de ellos, pero que distinta conducta cuando se trata de otros. Claro si el juicio es a Gonzalo Sánchez de Lozada y su Gabinete. Se los puede juzgar con un Tribunal digitado, corrompido y atemorizado con juicios de prevaricato, se les puede sentenciar en única instancia y se les puede aplicar la ley sin respetar un solo ápice el Código de Procedimiento Penal.

Eso se callaron. Que se joda, fue la conducta adoptada. Carlos Mesa, el gran traidor, propugnó el juicio y llegó al extremo de destituir a los Fiscales que dijeron que no había materia jurídica probada para acusar de genocidio a los hechos provocados por Evo Morales y el Gobierno en octubre de 2003. Y no sólo eso Evo Morales y sus secuaces de octubre, fueron amnistiados por este señor, que ahora reclama justicia. Como Presidente dicto un decreto para amnistiar a unos y condenar a otros. ¿Con qué autoridad moral este señor puede reclamar para sí lo que no fue capaz de reclamar para otros?

Y en cuanto a Rodríguez Veltzé como Presidente de la Corte Suprema de Justicia nunca observó que la ley del Juicio de Responsabilidades en única instancia era violatoria de esos acuerdos y tratados a los que ahora hace referencia. Hay pues una doble moral en estos señores. Y no se queda chiquito Tuto Quiroga, que hizo del juicio de responsabilidades a Gonzalo Sánchez de Lozada su mejor acuerdo con Evo Morales sin importarle las flagrantes violaciones que se hicieron al debido proceso que ahora reclama.

Tomar a leche de tu propia vaca, es lo que les está ocurriendo. Bien merecido lo tienen. Claro que no aplaudo la ley ni sus propósitos. No estoy de acuerdo con ella, como forma de reprimir al opositor. Eso no quita que me calle ante la doble cara que demuestran quienes en su momento tenían la obligación de poder freno al desconocimiento del debido proceso, y en vez de ello se ufanaron por joder al prójimo.

de napuco Publicado en 1

¿TEMO A EVO MORALES?


¿Por qué habría de temerle a Evo Morales?, ¿por su sapiencia, porque es un hombre que busca hacer justicia, descubrir la verdad, porque respeta los derechos humanos y el debido proceso para encontrar esa verdad?

¿Evo Morales es un ciudadano que tiene valores, que puede levantar la voz para acusar? Me hice todas estas preguntas al leer este fin de semana un artículo de prensa donde se dice que por temor al Gobierno ya se han autoexiliado más de cien ciudadanos bolivianos.

Mi respuesta es no. No le temo. Ni a Evo Morales ni a todo su gobierno junto. Porque ni él, ni su llunkus podrán probar que yo participé de alguna forma en los sucesos de octubre de 2003. Yo no fui parte del conflicto porque simplemente no podía serlo. Como Ministro de Servicios Financieros, mis atribuciones fueron de índole distinta y diferente a las de los Ministerios encargados de la seguridad nacional.

Por eso resulta cómico que me acusen de genocidio. Así que temor no hay. Lo que hay es imposibilidad real y efectiva de que esta verdad demostrada con pruebas, haya podido ser entendida por un Fiscal al que le interesa hacer política pero no hacer justicia. Lo que hay es una indefensión total y falta de garantías para tener un debido proceso. Es decir para ser juzgado con imparcialidad.

Como la Corte Suprema de Justicia es un brazo más del Poder que tiene ahora el señor Evo Morales, sólo un imbécil se pondría a su disposición creyendo que tendrá un juicio serio y apegado a la ley. Y por eso, no por temor, muchos ciudadanos que saben que no serán ni podrán ser escuchados por un tribunal imparcial, es que optamos por el autoexilio buscando el refugio político por persecución indebida y desconocimiento de nuestros derechos y garantías constitucionales.

Durante todo el proceso amañado que se está llevando en la Corte Suprema como Juicio a Gonzalo Sánchez de Lozada y su Gabinete, ni uno solo de los testigos ha señalado con el dedo a los ex Ministros allí presentes ni ha nombrado a Dante Pino como evidencia de que estuve presente cuando alguno de ellos fue baleado. Pero el señor Fiscal Mendoza, ufano por salir en los medios, prosigue el juicio como si toda esta charada montada con la colaboración del Tribunal compuesto por jueces acusados de prevaricato, fuera un hecho serio e histórico. Es tan burda esta situación que el ex Presidente Sánchez de Lozada y quince de sus diecisiete Ministros están fuera del juicio, declarados en rebeldía. ¿Entonces, cual juicio a Gonzalo Sánchez de Lozada y sus Gabinete?

No es el temor lo que me hizo salir del país, es la impotencia ante la ley y los que la administran, es el tener conciencia plena de que ni presentando a Jesucristo como mi testigo en ese Tribunal, serviría para ser absuelto.

Y es esta verdad constatada la que me explica una sola cosa: Evo Morales no puede ser temido por justiciero sino por ignorante.

de napuco Publicado en 1

EL INSTRUMENTO DEL MIEDO


¿Usted se ha preguntado por qué un régimen de gobierno necesita del miedo como instrumento para ejercer dominio político y social? El miedo es una manera de limitar y de anular voluntades. Instituir la cultura del miedo es una forma de impedir contextos sociales que sean contestatarios. Esto ocasiona resistencias internas y acciones que deben ser resueltas desde la clandestinidad. El miedo ejercido mediante la brutal represión ejemplificada en la muerte de dirigentes políticos y sindicales, durante las dictaduras militares era el instrumento que les permitía ejercer su mandato por encima de la ley.

Hoy día en un gobierno nacido del voto se actúa igual que en esas dictaduras. Y se crea el instrumento legal del miedo como una manera de contrastar su carencia de respuestas democráticas a las demandas sociales. No saben ejercer la democracia con la tolerancia que esta exige en los mecanismos dispuestos por la ley para que las mayorías ejerzan su derecho.

Cuando el instrumento que se usa para ejercer el miedo como forma política de anulación del adversario es la propia ley, el efecto inmediato que se produce es la “no exigibilidad” de la conducta. El ejercicio del miedo exime al acusado de responsabilidad. No se puede juzgar con una espada sobre la cabeza.

Dar por sentado que una persona es culpable, sancionarla con medidas precautorias que en realidad son sanciones anticipadas incautando su patrimonio y luego derivar de todo ello un juicio que tiene origen en una denuncia amparada en el anonimato, es todo un andamiaje armado para ejercer el miedo social.

Al final de cuentas todos los ciudadanos tienen relación con el Estado. En el ámbito de los servicios, de los proyectos o de los impuestos. Y cuando el Estado es el principal consumidor y empleador el universo de relación entre el ciudadano y el Estado es demasiado grande como para no entender que una ley bajo el justificativo de anular la corrupción tenga como fin principal ejercer el miedo en toda la sociedad.

El contrabando es una manera de enriquecimiento ilícito. Y los contrabandistas así como los que comercian este contrabando deberán ser acusados del ejercicio ilegítimo de ganancias por daño económico al Estado. La defraudación tributaria y la doble contabilidad también entrarían en este ilícito penal. Así que no se trata únicamente de aquellos que ejercieron función pública y de aquellos que hicieron negocios con el Estado.

Se están creando leyes que tendrán un efecto expansivo en el mediano plazo. Hoy día son unos cuantos políticos que para solaz de medios de comunicación y sectores sociales como los gremiales que se creen fuera del alcance de la ley, los que pasarán a la lista negra del señor de Todos los Poderes García Linera, pero mañana seremos todos. Y especialmente aquellos ciudadanos que quieran ser candidatos sin dependencia oficial en su sindicato, federación u cualquier cargo en el que el gobierno tenga interés.

Ser acusado de enriquecimiento ilícito formará parte ahora de la nueva forma de criminalizar la política. Así como en el pasado ser comunista era suficiente para ser considerado un “elemento” que debía ser eliminado, ahora ser opositor es suficiente para poner en riesgo todo el patrimonio familiar. La criminalización política del pasado en todo caso era mucho más benigna, pues eliminaba al miembro de la familia considerado subversivo, pero ahora es toda la familia la que queda en la calle porque un miembro de ella sea acusado por esta ley.

de napuco Publicado en 1

MOSTRANDO LA MAPA


 

En el variopinto gobierno del socialismo comunitario y del capitalismo andino, el Ministro de Relaciones Exteriores opina en asuntos que le competen al Ministerio de Educación, el de Defensa habla por el Ministerio de Justicia y el Ministro de Gobierno se refiere a las relaciones con la Iglesia. Es la característica de un gabinete que dice de todo y no hace, casi nada. Solo hay un tema donde nadie se mete y es el relacionado con la coca.

Ese asunto de Estado es para el máximo dirigente de los cocaleros, Jefe Supremo del Estado Plurinacional y Jaku Mallku de todos los pueblos indígenas. El sabe lo que dice porque conoce el asunto mejor que el Cáceres Viceministro de Defensa Social, conocido como la rata que cuida el queso.

Y ante la inevitable evidencia de que Bolivia ha pasado a ser coca antes que estaño y gas, le aconsejan al Evo que hable nomás, para desvirtuar la verdad. Que para eso bien canchero. Negarlo todo y acusar a los gringos de todo el mal que le rodea es la clave para sacar el conejo debajo el poncho.

Y con gran aplomo comienza a comparar cifras. Antes cuando los neoliberales vivían había más hectáreas de coca que ahora, pero los gringos los certificaban, ¿ya ve? Es nomás la política del imperio pues. Si no, haber, cómo se puede de entender que certifiquen a Colombia y Perú que tienen más coca que Bolivia. Ahí está la prueba pues. Y no solo eso, los gringos de la DEA compraban vehículos americanos diciendo que eran japoneses, sus informes no conocían del territorio, y para que vean “la mapa” confundían Entre Ríos del Chapare con Tarija.

Cómo van a decir que son 35.000 ha. Cuando solo son 30.000. Todo es falso. Porque ahora la coca se erradica de a buenas, respetando los derechos humanos. ¿No que la pachamama es más importante que estos derechos? En los Foros Internacionales brama contra el capitalismo porque es el origen de la devastación de la Madre Tierra, pero en Bolivia, primero están los derechos de los cocaleros y después la erosión de la pachamama.

¿La viveza criolla no? Y con esa conferencia de prensa todo está arreglado. No hay 35.000 ha, no hay más cocaína, no hay aumento de plantaciones de coca como en otros tiempos y se respetan los derechos humanos antes que nada.

de napuco Publicado en 1