LOS IRRESPONSABLES


DANTE N. PINO ARCHONDO

Creo que debemos referirnos a la filosofía de la responsabilidad, como base para explicar lo que aconteció al abrogar el D.S. 0748 que eliminaba la subvención a la gasolina y el diesel. Ha sido la demostración más contundente de que no tenemos un gobierno, entendiendo como tal, a una administración de la cosa pública, lo que tenemos es un conglomerado de dirigentes sindicales que miran a Bolivia como su hacienda y que creen que gobernar es bailar al son de lo que ellos deciden.

Cuanto mayor autoridad tienes y mayor libertad de acción posees, mayor es tu grado de responsabilidad, es decir la responsabilidad va de la mano de la autoridad que invistes. Pero además de ello, cuanto más conocimiento tienes y sabes más por tu preparación de lo que haces, mas responsable eres.

Si esto es así. Evo Morales tiene menos preparación y conocimiento científico que García Linera, pero tiene más autoridad que él. Así que si tratamos de entender el hecho de que García Linera salga a anunciar la eliminación de las subvenciones a la gasolina y diesel, aduciendo que esto no es posible sostener por razones de Estado y que antes de hacerlo tuvo que darle su conformidad a Evo Morales, y decirle que estaba de acuerdo con lo actuado por sus Ministros, que entre otras cosas, dirige y ordena él, antes que Evo y luego con la misma facilidad con que anunció la medida resuelve anularla, es que estamos ante una autoridad que no actúa en correspondencia con su conocimiento y que ha engañado al que menos sabe, con premeditación.

Álvaro García Linera no es honesto ni con Evo Morales ni con el pueblo al que dice defender. Y Evo Morales hace uso de la autoridad con absoluta ignorancia, lo que por una parte, lo convierte en un Presidente peligroso y por otra en un prisionero de su Vicepresidente, y asesores extranjeros, no digo de sus Ministros, con excepción de dos: Villegas y Arce, ya que los demás son tan poco instruidos como Evo Morales.

Estamos ante dos personajes: uno con autoridad sin conocimiento y el otro con autoridad y conocimiento, ¿quién es más irresponsable cuando se toman malas decisiones?. Pero además de esto, al final ¿no es todo el gabinete el que firma un decreto y no son todos responsables de lo que hicieron?, ¿y si el Presidente ahora manifiesta su disconformidad con lo que hicieron no deberían renunciar, todos, al menos por dignidad?

Ahora el pueblo sabe que tenemos como gobierno a un equipo de ineficientes, sin idoneidad y predispuestos a firmar cualquier cosa sin tener idea de lo que hacen, por qué lo hacen y para qué lo hacen. ¿Podemos confiar en ellos cuando prometen: industrializar, mejorar la vida de los pobres y no ser corruptos?

¿Y en que queda ahora los ofrecimientos de incremento salarial, de dinero para riego, y todo el paraíso que se dijo íbamos a tener con esta medida? En nada pues. Lo que se nos está diciendo, es que el contrabando seguirá campeando, la corrupción igual, y que seguiremos comprando diesel caro para venderlo barato. O sea, que la responsabilidad de la que se habló, se convierte en la irresponsabilidad de siempre. Esto, según el propio gobierno, que dijo que el mantenimiento de la subvención era una medida neoliberal, y que ellos como revolucionarios estaban terminando con el neoliberalismo, los convierte por su propia definición en lo que niegan ser: neoliberales, o como dice mi amigo Voltio desde España, en etno-neoliberales.

Anuncios
de napuco Publicado en 1

LOS RESPONSABLES


DANTE N. PINO ARCHONDO

Una vez asumida la medida que termina con la subvención de la gasolina y el diesel, y vistos los efectos multiplicadores que tiene esto, las organizaciones sociales, esas agrupaciones que fueron las que hicieron posible este gobierno, tratan de encontrar a los responsables de lo que consideran la traición neoliberal.

Si vamos por el lado gradual, los primeros responsables son los Ministros del área económica y luego todos los responsables políticos que avalan sus recomendaciones. En el presente caso, el Ministro cabeza es el de Hidrocarburos, y luego el Ministro de Economía y Finanzas, el primero porque es el que tocó la campana de alerta sobre la producción hidrocarburífera de líquidos, demostrando al gobierno, que su disminución, corría de manera directamente proporcional al incremento de la subvención, lo que en el mediano plazo ya era insostenible. Y el segundo porque es el que dio los datos del impacto social de la medida.

El gobierno seguramente luego de esa exposición, sabía que tenía el tiempo contado. Más temprano que tarde, la demanda de gasolina y diesel tendrían un desequilibrio enorme entre el precio y cantidad, así que si la medida se tomaba con gradualidad, los efectos eran los mismos, desabastecimiento, contrabando y desangre financiero, con el ingrediente de que cuando más cerca al tiempo de recambio electoral se hiciera, las probabilidades de una reelección disminuían.

Esto es lo que nos dice el Senador Surco, cuando se refiere al cálculo político efectuado para tomar la decisión. Al final se dieron cuenta de que hacerlo ahora, cuando Evo Morales tiene un fuerte respaldo político, era preferible a tomar esta medida, que cuando este apoyo sea menor. Este cálculo tuvo que ver con la disyuntiva de la gradualidad, o la medida de shock. La primera horadaba la popularidad del Presidente y cada aumento de la gasolina hubiera ido acompañado de protestas y pedidos de reajuste, con lo que era muy arriesgado llegar a tiempos electorales con un buen soporte social, mientras el shock tiene la ventaja de que se enfrenta la protesta en un tiempo y se espera vencerla, pasando luego a la etapa de la recuperación de ese patrimonio político.

Por todo esto, resulta otra mentira, que el Presidente Morales diga que con la medida está priorizando su responsabilidad como gobernante, antes que cuidar su imagen. Al contrario todo el cálculo político es para preservarla.  

Por muy dura que sea la resistencia, al final, no hay una organización política que pueda agruparla y organizarla, con lo que el cuadro de tensión actual, se resuelve entre el gobierno y los dirigentes de las organizaciones sociales, que deben enfrentarse a la caída del gobierno sin saber quién es su posible reemplazo o la negociación para encontrar puntos de acuerdo entre el incremento de precios y el aumento de los ingresos familiares.

Creo que vamos por el segundo paso: encontrar acuerdos. El gobierno ha dado el primer paso: dinero para los dirigentes sindicales de la CSUTCB, incluso a costa de anular a los Alcaldes rurales, aumento de sueldo para las Fuerzas Armadas y la Policía, para evitar otro febrero de 2003 (enfrentamiento entre ellos) y lo mismo para salud y educación, que son sindicatos poco dóciles al gobierno, con los que se deberán tratar además del aumento otras prebendas. Queda la clase media que depende de un sueldo, la burocrática estatalista con dos aguinaldos y la otra echada a la suerte de su negociación, pero sin liderazgo político sobre el que apoyarse.

Ahora es más fácil entender toda la persecución política que se hizo para deshacerse de la oposición. Menos una, la del MSM, Juan del Granado y su Alcalde Revilla, a quienes había que preservarlos por su poder de movilización en La Paz, aunque siempre se puede llegar a un entendimiento con este político, que ya dio muestras de docilidad con diferentes gobiernos.

Para concluir, el último escenario calculado, tiene que ser aquel que considera la abrogación de la medida, lo que se haría si todo el esfuerzo para contener la resistencia fracasa. Eso llevaría al escenario de la gradualidad en la eliminación de las subvenciones a costa de una mayor dependencia política con los sindicatos corporativos.

Todo esto nos lleva al cuadro político configurado por el control hegemónico del gobierno, basado en el totalitarismo que ha logrado establecer en los anteriores años y que ahora le sirve para consolidar su proyección política, en el entendido de que lo hará modificando sus relaciones con las petroleras, subordinando a los empresarios a seguir su política económica o perder sus inversiones y manteniendo el control salarial de las Fuerzas Armadas y la Policía.

de napuco Publicado en 1

AJUSTESE EL CINTURON QUE VOLAMOS


DANTE N. PINO ARCHONDO

Toda la artillería contra la medida gubernamental. Calificativos sobran y los insultos llegan. Marcha de la bronca, pedido de agruparse sin esperar convocatorias políticas, gritos y maldiciones, velitas prendidas para que esta medida sea el final de Evo. Eso es todo.

No me parece que sean las rutas por donde se debe caminar. Hay que repensar el proceso. Salir de la histeria al análisis sereno y la contrapropuesta.

Tenemos que refrescar la memoria: especialmente a los héroes de Octubre, aquellos que al grito de “guerra civil” “gas ni a Chile ni por Chile”, quebraron el proceso democrático y se hicieron del Poder. Hace cinco años que Evo Morales le da con el combo del socialismo chavista a todo lo construido desde 1985 y según su discurso el neoliberalismo ha muerto en Bolivia y el Socialismo – populista nos trajo el “vivir bien”. Es bueno recordar a muchos que Goni hace siete años que está viviendo bien en Washington: callaro nomás y sin acordarse de nadie, lo que quiere decir sin que le importe la suerte de nadie, en Bolivia o fuera de ella.

Resulta que ahora Evo es neoliberal. Y parece que ser neoliberal es asumir las cosas con criterio, aunque a muchos no les guste. Por ejemplo: que Bolivia se inserte al proceso global de la economía, la sociedad y la cultura, eso es neoliberal. Que se respete la propiedad privada, eso es neoliberal. Que se respete la institucionalidad democrática y el Estado de Derecho, eso es neoliberal. Que se produzca con eficiencia, eso es neoliberal. Que se tenga tolerancia con el opositor político, eso es neoliberal y por último: que se aplique una política económica racional, eso es neoliberal. Pregunto: ¿qué de todo esto tiene Evo Morales?

Llevar las cosas al extremo no es bueno. Mirar las cosas como son es acercarse a la realidad con objetividad. Lo cierto es que la subvención de los hidrocarburos en Bolivia lleva muchos años, lo que no debió suceder, pues según la norma que se fijó en su momento, el precio de los mismos debía fluctuar con los precios internacionales. Esto fue lo que se dejó de hacer. ¿Por qué? ¨Pues porque esos neoliberales de entonces, se asustaron, prefirieron el aplauso al deber y dejaron pasar los años. El precio de la gasolina debía fijarse de acuerdo a una banda establecida que permitía el sostenimiento de un fondo que actuaba de contrapeso al incremento o disminución del precio internacional.

La aplicación de esta norma neoliberal, como aquella del Bolsín del Banco Central (flotación sucia) hubiera evitado el shock actual. Pero no se hizo. Se dejó pasar el tiempo y llegamos a subvencionar 1.900 millones de dólares. Esta subvención ha permitido, con breves intervalos, que el contrabando de la gasolina y gas licuado sea permanente. Ya durante el septenio banzerista se hacía contrabando de gasolina al Paraguay. Así que esto no es nada nuevo.

La subvención de la gasolina, como estamos viendo, no permite que el sistema de precios nacional sea real. Se vive un sueño. Es decir se tienen precios bajos en relación a los precios mundiales, porque los costes de producción están sostenidos por la subvención petrolera. Todos dejaron que esto se prolongue, por temor a la reacción social, que prefiere vivir anestesiada a mirar su realidad.

Por eso creo que la decisión de quitar la subvención es una buena medida. Ahora bien, esto exige que toda la economía tenga que ser manejada dentro un modelo coherente y eficiente. No se puede sostener el asistencialismo social, sin crear fuentes de ingreso que lo permitan,  no se deben efectuar gastos superfluos (aviones presidenciales), no se deben crear empresas estatales asumiendo el riesgo de la inversión que puede ser asumida en el ámbito privado, no se debe pensar que el Estado debe controlar el 100 por ciento de la economía, sino aquellos sectores realmente estratégicos y al final no se debe hacer del narcotráfico una fuente supletoria de ingresos para el campesino.  En otras palabras: tanto Estado como sea necesario y tanto mercado como sea posible.

Creo que si las cosas fueran por esta ruta, los procesos de inversión pública deberían acompañar a la inversión privada y esto es lo nos llevaría por el camino del valor agregado a nuestras exportaciones de materia prima. Para hacer esto no se requiere ser neoliberal ni socialista, simplemente se necesita mirar al mundo que nos rodea con objetividad. Un gobierno fuerte debe asumir políticas económicas serias, sin que le importe el aplauso.

Me temo que esto no es lo que pasará. Y creo que si el control político que de antemano trabajó el gobierno para llevar a cabo el gasolinazo, no se pierde. El próximo zarpazo gubernamental será a la propiedad empresarial agrícola y pecuaria. Es decir el presupuesto asignado a la empresa estatal EMAPA hablamos de 270 millones de bolivianos, “para producir y comercializar productos agropecuarios y sus derivados” es el objetivo de lo actuado.

El sector agropecuario será acusado de no producir, de no usar la tierra para ello y por tanto se provocará su reversión. Por eso la persecución política actual y la destrucción de toda fuerza opositora. El M.A.S. se apresta a tomar el control de la tierra, la producción agrícola y pecuaria, la minería, el comercio exterior, la banca y la aeronavegación.

Es ante este cuadro político que hay que movilizarse, que como se puede apreciar va más allá de los precios y la canasta familiar.

de napuco Publicado en 1

DESCOLONIZAR EL CONOCIMIENTO


DANTE N. PINO ARCHONDO

El señor Viceministro de Descolonización Félix Cárdenas, ha decidido eliminar de la administración pública los títulos de grado que detentan los empleados públicos, como el de licenciado, doctor, magister, o cualquiera otro, que conlleva, según él, el sello de la exclusión.

Me imagino que al señor viceministro le incomoda mucho recibir de sus subordinados informes, y tareas encomendadas firmadas con el título profesional adjunto y que cada vez que lo hace se pregunta y qué es él, por supuesto, la respuesta es: no eres más que un sindicalista cocalero sin oficio ni beneficio, lo cual le hace sentir como a perro sin dueño.

Y este señor que descalifica a la Iglesia, que habla de otros bolivianos como dueño de la verdad, piensa que ha llegado el momento de igualarse, por efecto anulación, con los que estudiaron. Eliminados los títulos, se acabaron las desigualdades y los ignorantes en el Poder no se sentirán menos.

Este es el nivel al que ha llegado el gobierno del MAS. Descolonizar es, entre otros absurdos, eliminar los títulos profesionales en la administración pública y de esa forma lograr que todos sean iguales

Estas estupideces son las expresiones más importantes de estos “cambios profundos” a los que hace referencia el número uno del MAS y de los cocaleros, como si fueran ideas revolucionarias. De esto se sienten orgullosos. Porque del buen manejo administrativo no pueden. La economía camina sin rumbo ni norte, la sociedad se siente asfixiada por el abuso del poder, las libertades están simplemente anuladas en beneficio de unos cuantos, los derechos conculcados y la educación en franco retroceso.

En nombre de la descolonización se está destrozando Bolivia. Y esta destrucción cuenta con el soporte de ONG suecas, españolas y noruegas que están experimentando con un país pequeño sus veleidades sociológicas.

Insisto en que ahora la tarea más importante en Bolivia es recuperar la democracia.

de napuco Publicado en 1

EL TEMA DE LA OPOSICIÓN


 

Dante N. Pino Archondo

Repetir lo que parece un denominador común: que no existe oposición o que para no hablar de inexistencia, lo que sucede es que no hay capacidad de articular una oposición que tenga al menos dos requisitos: convocatoria social y propuesta política, es el eje sobre el que giran “sesudos analistas”

Tal parece que es muy difícil darse cuenta de que en Bolivia, la fractura del proceso constitucional del 17 de octubre de 2003, tuvo, entre otros, este resultado de anulación del sistema de partidos y del pacto de sostén democrático en el que se desenvolvía el país. Resulta demasiado cómodo, referirse al actual proceso, con simplezas tales como las de reclamar una oposición, cómo si a partir de ella las soluciones emergerían por cuenta propia.

El país se ha quebrado y resulta, por lo visto, que esta realidad no se quiere asumir. Todos estos últimos cinco años, hemos visto suficientes hechos que demuestran esta ruptura nacional, Y no estoy diciendo que porque el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada cayó en medio de una asonada planificada, el mundo se acabó. No se trata de eso. Pero no asumir que luego de ello, la vida institucional, regional y nacional está sumida en una fase prolongada de desagregación de la vida nacional y creer que continuamos como país con una democracia renovada  que tiene fortalezas como para proseguir, es persistir en no mirar de frente lo que nos sucede.

 No hay oposición, porque tampoco hay democracia. Así que pedir lo que no se tiene, parece ser realista, en el mundo del revés donde nos encontramos. Pero no es racional. Sucedía en el siglo pasado, cuando los militares asumían el Gobierno con golpes armados, se dislocaba la vida nacional y ese régimen asumía el control total de la república. Pues volvió a suceder. Pero no fueron los militares, sino los sindicatos como organizaciones corporativas que dieron el golpe y tomaron el control del Gobierno, pasando luego a una transición mediante la convocatoria repetitiva del voto como la mejor forma de camuflar el golpe.

Los militares prometían devolver el Poder, cuando las “condiciones estén dadas”, las organizaciones sindicales prometen hacerlo cuando “el proceso de cambio este concluido”, es decir “cuando las condiciones estén dadas”. No hay diferencia entre aquellos y estos otros.

Lo que se ha perdido es la democracia. Y no importa que para efectos formales tengamos los órganos de poder que reclama el simplismo democrático con el que se visten ahora muchos, para no tener que presentar cara, a lo que está pasando.

Una onda expansiva de irracionalidad aplaudida ha sido la constante después de octubre de 2003. Y ahora cuando cada uno de los que miraron pasivos o creyeron que podían pasar el puente de la intolerancia, se ven con la amenaza de cárcel como la única opción de vida, comienzan a reclamar por la oposición, como si esta por sí sola fuera la respuesta que necesitamos.

¿Acaso los militares no encarcelaban a los que consideraban sus enemigos y nos los hicieron desaparecer? ¿Había tolerancia política con ellos?

Quienes luchamos por rescatar la democracia sabemos de esa manera de “hacer política” ¿cómo es que ahora se pretende pedir oposición, cuando lo que debemos rescatar nuevamente es la democracia de las garras totalitarias del sindicalismo corporativo?

de napuco Publicado en 1

NO FUI ELEGIDO


DANTE N. PINO ARCHONDO

Si la cita hubiera quedado en esa frase, alguna vez, los Castro habrían dicho una verdad a su pueblo. Pero lo que sigue de ella, es la reafirmación de una tozuda política que quiere salvar al socialismo de sus catastróficos resultados. Pero el empecinamiento en seguir la ruta de un socialismo que ha dejado en la miseria más grande al pueblo cubano, no es sino la demostración de una enfermiza posición que no quiere verse en el espejo como es, vieja, desgastada por los años y sin fuerzas para seguir.

Y como para no dejar dudas, de la confusión en la que se encuentra, cita a su hermano Fidel cuando dijo: “Una conclusión que he sacado al cabo de muchos años: entre los muchos errores que hemos cometido todos, el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo, o que alguien sabía de cómo se construye el socialismo”  Claro no sabían que era el socialismo ni como se construía, pero en su nombre, sumergieron a su pueblo en una dictadura de cincuenta años y le quitaron la iniciativa, la capacidad productiva y el incentivo personal para hacer las cosas poniendo el alma en ellas.

El discurso extenso, al que pude acceder, contiene lo siguiente: “El próximo año no podremos darnos el lujo de gastar casi 50 millones de dólares en importaciones de café para mantener la cuota que hasta el presente se distribuye a los consumidores, incluyendo a los niños recién nacidos. Se prevé, por ser una necesidad ineludible, como hacíamos hasta el año 2005, mezclarlo con chícharo, mucho más barato que el café, que nos cuesta casi tres mil dólares la tonelada, mientras que aquel tiene un precio de 390 dólares”

No tienen cincuenta millones de dólares para dotar de café a su pueblo, incluidos los niños, que deberían tomar leche y no ese café mesclado con chícharo. Y prosigue Raúl Castor confesando su desesperación: “Estas decisiones, y otras que será necesario aplicar, aunque sabemos que no son populares, sí son obligadas para poder mantener y mejorar incluso los servicios gratuitos de salud pública, educación y la seguridad social a todos los ciudadanos” Es decir, el pueblo cubano tiene que elegir entre el café y la salud pública. Así están las cosas en la isla de los Castro.

Y este es el modelo que Evo Morales cree que debe seguir Bolivia, tarea que ya comenzó ahuyentando las inversiones privadas, desincentivándolas y creando empresas estatales, que como YPFB solo pudo perforar un pozo este año y sin resultados, o como esas de papel en el Chapare o BOA para el enriquecimiento familiar de su Vicepresidente. El pueblo importa poco para el socialismo del gobierno, para el pueblo menos canasta familiar y escasez de productos, mientras que para sus allegados, negocios estatales. Este es el modelo del cambio.

Paso a paso la situación nacional comienza a mostrar su rostro estancado en el charco del populismo que sostiene una dirigencia sindical fracasada vanguardizada por los cocaleros. El ochenta por ciento de las exportaciones siguen siendo materias primas, como el gas y los minerales, la única producción privada rentable es la coca, a la que el Estado no toca no con el pétalo de una margarita.

Estamos en el camino que Cuba inició hace cincuenta años y del que ahora no sabe cómo salir.

de napuco Publicado en 1

EL ASUNTO DEL PODER


DANTE N. PINO ARCHONDO

El asunto del Poder y su retención. Este parece ser el centro sobre el cual gira el gobierno del Estado Plurinacional. Como si lo realizado hasta ahora, hubiera logrado encarrilar un proceso con las bases definitivas sobre las que, desde ahora, se debería pensar en cómo sostener lo realizado.

En el pensamiento de García Linera, lo desandado por el movimiento obrero y popular, se habría recuperado en esta fase del flujo social iniciado desde el año 2000, hasta alcanzar el Poder representado por el MAS y de aquí en adelante el nuevo bloque hegemónico tendría la misión de consolidar el proceso y profundizarlo.

Tiene una lectura bastante sinuosa de los hechos históricos. A su entender después de la caída del movimiento obrero en 1986, luego del fracaso de la “Marcha por la Vida”, la recomposición popular se habría efectuado gracias a una dirigencia sindical que supo asimilar la derrota. No fue así. La prueba de ello, es que ahora, la COB cuelga del saco oficial sin ninguna otra opción. Simplemente el movimiento obrero perdió todo lo poco que le quedaba, porque el señor Montes confunde, las cosas, cree que el MAS, es el gobierno que la COB se planteó.

Y cuando se refiere a la nuevas capas medias, que están en los sectores del comercio informal, del contrabando y de la nueva burguesía burocrática enquistada en el gobierno, piensa que este es el resultado de un movimiento social que se ha convertido hacía el bloque en el Poder, por sus propios meritos y gracias a la política económica implementada desde el gobierno.

Me temo que esta lectura contiene un error muy grande. No fue el movimiento obrero y popular el que supo revertir el proceso iniciado el año 1985. Al contrario, fue este proceso el que durante su desarrollo creo nuevas condiciones para que, mineros, comerciantes, campesinos y obreros puedan mirar el futuro de otra manera. Y eso significa saber trabajar y sostenerse en el libre mercado. Todo el sector gremial, tiene muy claro que su capital y su desarrollo social están en función al libre mercado, si este desaparece, lo hace también su modelo de acumulación.

Si no fuera esto cierto, ¿por qué el gobierno no hace desaparecer la propiedad  privada?, ¿por qué no Estatiza el comercio externo e interno?, ¿por qué no nacionaliza la Banca? Porque sabe que hacerlo representaría su caída. Prueba inequívoca de que el neoliberalismo vive en el centro de las decisiones económicas y sociales. Todo lo demás es simplemente una payasada, como dijera el Nobel de Literatura Vargas Llosa.

Así que eso de mostrarnos un futuro bajo la batuta del MAS, como si este fuera un instrumento del cambio, no es más que otra ilusión óptica que proyecta el señor García Linera. Lo peligroso de esto, es que este señor no solo cree en sus propias mentiras, sino que las está llevando al plano de la política nacional, con la consecuencias que esto viene representando para Bolivia.

de napuco Publicado en 1

¿CIERTO AUTORITARISMO?


DANTE N. PINO ARCHONDO

Algo así  indeterminado, como NN que puede existir o no, cómo que la democracia y el autoritarismo se pueden entender, a veces, o que un gobierno preocupa por un rasgo de cierto autoritarismo. El Primer  Encuentro Nacional auspiciado por el PNUD   “La democracia en Bolivia: Balance y Perspectivas” muestra la satisfacción de Christian Jetté  “porque es posible instalar un debate” y claro para morigerar esa satisfacción cree que “Hay algunas señales preocupantes de cierto autoritarismo e intolerancia hacía la expresión de diferencias”

Nunca dejan de hacerme gracia, esas expresiones de contenida satisfacción por los debates, como si estos fueran todo lo que se necesita para demostrar el grado de “tolerancia” que tiene el gobierno ante “esas diferencias” que pueden expresarse en tales debates, donde nada se decide y donde todo lo que se dice a pocos les importa.

No hay gobiernos más o menos autoritarios, se es o no se es: señor Jetté. Y el mismo día que usted declara que existen algunas señales de autoritarismo en Bolivia, la Corte Suprema de Justicia, encabezada por el cipayo oficial Jorge Von Borries, le niega sus derechos al Gobernador Ernesto Suarez, procesándolo por hechos sucedidos anteriores a los que sanciona la ley 044 que invoca como norma para  juzgarlo por la vía ordinaria.

Y esta conducta de judicialización de la política no tiene “rasgos”, es una política aplicada para deshacerse de la oposición, y si usted tiene alguna duda consulte la lista de todos los que están como Refugiados políticos en el exterior, en la cárcel procesados por motivos políticos, en la calle luego de haber sido suspendidos de sus funciones por supuestos delitos, y en lista de espera ex Presidentes y Gobernadores posibles candidatos en las futuras elecciones.

Tanta contemplación de las organizaciones internacionales con el gobierno ya no puede denominarse “equivocaciones” o “malos entendidos”, tienen no solo tolerancia con estos hechos sino que de ella han pasado al encubrimiento. Son tan responsables como el gobierno por estos hechos antidemocráticos y delictivos de abuso de poder para su propio beneficio.

Las cosas por su nombre: así cómo fueron tolerantes con el fascismo, cuando este invocando al pueblo, comenzaba la caza de opositores y luego su eliminación física, hasta culminar en el holocausto, así también ahora contemplan simulando interés por lo que está pasando en Bolivia, los hechos de ajusticiamiento político y de degradación social al que nos llevan de la mano del narcotráfico, mientras ustedes debaten para su satisfacción intelectual.

No necesitamos debates, sino toma de posición y denuncia ante estos atropellos y transgresiones a la ley, no necesitamos de sus “satisfacciones” sino de su valor civil para ponerle fin a la tropelía de un grupo que actúa protegido por regímenes comunistas como el de Cuba y amparados por el dinero del narcotráfico.

de napuco Publicado en 1