EL ASUNTO DEL PODER

DANTE N. PINO ARCHONDO

El asunto del Poder y su retención. Este parece ser el centro sobre el cual gira el gobierno del Estado Plurinacional. Como si lo realizado hasta ahora, hubiera logrado encarrilar un proceso con las bases definitivas sobre las que, desde ahora, se debería pensar en cómo sostener lo realizado.

En el pensamiento de García Linera, lo desandado por el movimiento obrero y popular, se habría recuperado en esta fase del flujo social iniciado desde el año 2000, hasta alcanzar el Poder representado por el MAS y de aquí en adelante el nuevo bloque hegemónico tendría la misión de consolidar el proceso y profundizarlo.

Tiene una lectura bastante sinuosa de los hechos históricos. A su entender después de la caída del movimiento obrero en 1986, luego del fracaso de la “Marcha por la Vida”, la recomposición popular se habría efectuado gracias a una dirigencia sindical que supo asimilar la derrota. No fue así. La prueba de ello, es que ahora, la COB cuelga del saco oficial sin ninguna otra opción. Simplemente el movimiento obrero perdió todo lo poco que le quedaba, porque el señor Montes confunde, las cosas, cree que el MAS, es el gobierno que la COB se planteó.

Y cuando se refiere a la nuevas capas medias, que están en los sectores del comercio informal, del contrabando y de la nueva burguesía burocrática enquistada en el gobierno, piensa que este es el resultado de un movimiento social que se ha convertido hacía el bloque en el Poder, por sus propios meritos y gracias a la política económica implementada desde el gobierno.

Me temo que esta lectura contiene un error muy grande. No fue el movimiento obrero y popular el que supo revertir el proceso iniciado el año 1985. Al contrario, fue este proceso el que durante su desarrollo creo nuevas condiciones para que, mineros, comerciantes, campesinos y obreros puedan mirar el futuro de otra manera. Y eso significa saber trabajar y sostenerse en el libre mercado. Todo el sector gremial, tiene muy claro que su capital y su desarrollo social están en función al libre mercado, si este desaparece, lo hace también su modelo de acumulación.

Si no fuera esto cierto, ¿por qué el gobierno no hace desaparecer la propiedad  privada?, ¿por qué no Estatiza el comercio externo e interno?, ¿por qué no nacionaliza la Banca? Porque sabe que hacerlo representaría su caída. Prueba inequívoca de que el neoliberalismo vive en el centro de las decisiones económicas y sociales. Todo lo demás es simplemente una payasada, como dijera el Nobel de Literatura Vargas Llosa.

Así que eso de mostrarnos un futuro bajo la batuta del MAS, como si este fuera un instrumento del cambio, no es más que otra ilusión óptica que proyecta el señor García Linera. Lo peligroso de esto, es que este señor no solo cree en sus propias mentiras, sino que las está llevando al plano de la política nacional, con la consecuencias que esto viene representando para Bolivia.

Anuncios
de napuco Publicado en 1