LAS CONTRADICCIONES DE GARCIA LINERA

Dante N. Pino Archondo

Contradicciones, es lo que expuso el señor vicepresidente García Linera. Contradicciones secundarias, contradicciones principales, contradicciones que no son contradicciones y otras que lo son, en fin: mediante el uso de las contradicciones quiso vendernos la idea de que el proceso actual, tiene futuro y está basado en la unidad. ¿Es para reírse o llorar? ¿Esta es la seriedad con la que se manejan asuntos de Estado?

La única contradicción que conoce el pueblo es la contradicción del D.S. 748 y de esa contradicción no dijo nada. Bonito exponente de la superficialidad con alambicadas frases que al final fueron tan vacías como es el andar del gobierno en estos cinco años.

Estamos ante el vacío: Vacío de ideas, vacío de programas, vacío de esperanzas. Estamos gobernados por la inercia de los movimientos sociales. Y si a esto se le puede denominar proceso, entonces estamos viviendo un proceso de contradicciones entre movimientos y paralización que ya no tiene remedio.

Es curioso, pero se dijo que la UDP debía haber priorizado lo político y no lo económico – allá por el año 1982 – lo que hizo fue darse cien días para resolver la economía y esa decisión le costó un año de mandato al Dr. Siles Suazo, es decir el precio de resolver lo económico fue político.

Ahora a este gobierno, que priorizó primero lo político se lo está comiendo lo económico, es decir el precio de resolver primero “lo político” será económico. Esta realidad es la verdadera contradicción.

Y la economía tiene sus propias leyes. Quizás, lo aconsejable sería proceder, como se procede con la hoja de coca. Libre mercado. Capitalismo puro. Sin la mínima intervención del Estado. Evo Morales debería hacer precisamente eso en toda la economía.

Pero la ideologización oficial es testaruda. Creen en el control de precios y la policía, antes que en las fuerzas del mercado. Y mesclan controles, nacionalizaciones, empresas públicas, con políticas monetarias, crediticias y de comercio exterior: liberales. Esta mescla no contiene. Y el Ministro de Economía sabe de ello, pero hace el oficio de cocinero de olla fácil, donde todo cabe.

La celebración fue toda una verdadera contradicción. Derroche de dinero y escasez de alimentos. Los discursos fueron contradictorios e insuficientes, mentirosos y altaneros. Y convencidos, como están que su farsa cotidiana es mejor sostenerla, que confrontarla, nos vuelven a prometer mega – proyectos y hablar de cifras millonarias de inversiones, cuando tienen el dinero que actualmente les sobra y encima se endeudan, y no saben cómo disponer de él.

Lo cierto es que cuando mayor es la mentira, cuando mayor es el engaño que el pueblo comienza a intuir, mayor es el control que requieren de las Fuerzas Armadas y más caro le cuesta al gobierno mantenerlas contentas. Esta es otra contradicción, no resuelta aún.

Anuncios
de napuco Publicado en 1