CHILE DESAFIA ¿Y AHORA?


 

DANTE N. PINO ARCHONDO

Uno de los reveses que recibieron los Colegios de Abogados en Bolivia, les fue dado por el gobierno del señor Evo Morales cuando convocó al señor Baltazar Garzón para hacerse cargo de la demanda marítima a ser interpuesta en tribunales internacionales.

En Bolivia no tenemos juristas de prestigio. Ese era el mensaje. Y no confiamos en su profesionalidad, era la conclusión. De manera que en un acto reflejo de la manera de pensar del gobierno de los cambios profundos, se ha vuelto a descorrer el velo del complejo social ante el extranjero.  Ellos son mejores que nosotros. Piensa el  Presidente Evo Morales, aunque su discurso busque reivindicar los 500 años que dice tienen de sumisión precisamente ante el extranjero.

Parafraseándolo diríamos que “no se puede entender” estos giros y posturas para ser algo nuevo cuando lo único que se renuevan son las mismas conductas que se critican. Una manera de ser,  que muestra y pinta de cuerpo entero al señor Presidente. En Chile lo mecieron, le hicieron creer que podía pasar a la historia como el hombre que logró devolverle el mar a Bolivia, sueño de todos los ilusos que pasaron por el Palacio, quizás con excepción del filósofo Sánchez de Lozada, que le puso freno a los gritos reivindicadores en 1989, no por falta de deseos sino porque las condiciones para que tal cosa suceda no estaban dadas, hasta el año 2002, cuando la crisis energética comenzó a mostrar su rostro feo.

Y fue entonces que el actual Presidente Morales encabezó la resistencia, contra el proyecto, para hacer de Chile el paso obligado del gas boliviano a mercados externos. La consigna de: “gas ni a Chile ni por Chile” la manejaron los mismos que desde el Palacio abrazaban a la señora Bachelet y cenaron con el señor Piñera.

Inconsistencias bolivianas, que llevan a permanentes desencantos. Falta de políticas de Estado para encontrar el camino de una verdadera negociación, de saber usar las fortalezas y las oportunidades para alcanzar el objetivo de retornar al mar. Lo cierto es que a Chile no le gusta que le recuerden su pasado de usurpador y de haber encerrado a Bolivia, sin un motivo valedero.

Pero esto no significa que vayamos acompañando las erráticas políticas del señor Presidente en todo lo que hace. No cree en sus propios profesionales, destroza al Poder Judicial, embrutece al Congreso de la República y convierte en pozo de la corrupción al Poder Ejecutivo, luego cuando le plantan cara ante sus desafíos de niño malcriado, quiere tener a todos detrás de él.

Ahora la respuesta fría y calculada, pero real, del Ministro de Defensa chileno Allamad: “Quiero hacer ver que la ciudadanía y los chilenos en particular deben seguir estas iniciativas bolivianas con total tranquilidad. Chile tiene una muy sólida fortaleza. En primer lugar, es un país que en esta materia actúa unido, es un país que tiene en su posición todo el amparo del derecho internacional y, por último, tiene Fuerzas Armadas prestigiadas, profesionales y preparadas, que están en condiciones de hacer respetar los tratados internacionales y de cautelar adecuadamente la soberanía y la integridad territorial de Chile”

Me inquieta saber que responderá su par boliviano en nombre de las Fuerzas Armadas. A las que ya es hora mirarlas con distinto ojo. Porque los altos mandos no son representativos de toda la institucionalidad, los oficiales que no reciben sobre sueldos desde Venezuela tienen otra manera de pensar y sienten en sus corazones lo mismo que nosotros: bronca por el manoseo al que se somete a Bolivia por unos cuantos desubicados que por ahora tienen el mando.

Anuncios
de napuco Publicado en 1

ES UN PIROPO DECIRLE INDIO


Dante N. Pino Archondo

Artero como es golpea por la espalda, a traición, porque eso lleva en su sangre, mentiroso porque no tiene el valor de decir lo que hace,  payaso que busca las cámaras para saciar su necesidad de “ser noticia”: Roberto de la Cruz un bravucón.

Se fue a la Corte Suprema de Justicia, en Sucre, con los pasajes pagados por el Municipio de El Alto, esperó la llegada de los acusados en el Juicio de Responsabilidades a Gonzalo Sánchez de Lozada, ausente en el mismo y ni siquiera notificado, pero que tiene a dos de sus ex Ministros asistiendo al “proceso” uno de ellos el “chinito” Kuajara, ex Ministro de Trabajo que asiste puntual a las audiencias que lo convocan y al verlo inicia el espectáculo que ya horas antes había planificado.

Roberto de la Cruz es un matón alteño que se considera líder y defensor del pueblo. Instigador a delinquir, provocador a sueldo y dado a ofrecer espectáculos circenses, como aquel de preparar a los “talibanes alteños” para ir a Santa Cruz a sentarles la mano a los cambas.

Tiene una lengua viperina muy rápida. Insulta, agrede, califica, denuesta al que quiere y al que puede, ni Evo Morales se libró de estas sus dotes. Es esta persona la que le propinó a Adalberto Kuajara golpes, insultos y luego se hizo la victima.

Es la misma conducta de octubre de 2003, cuando salía a las calles de la ciudad de El Alto a provocar incendios, asaltos y pedradas a los comercios que no cerraban sus puertas. Este matón no reparó en nada y mando a muchos jóvenes de El Alto a la muerte. Si hay alguien que debería ser juzgado por los hechos de octubre es este personaje y no el Chino Kuajara, que como yo y Erick Reyes Villa no tuvimos arte ni parte en esos sucesos.

Con la misma cobardía que usó para golpear a Kuajara, instigó a los alteños a salir a provocar desmanes y actos vandálicos, mientras se cuidaba de estar en los sitios donde los gases, las piedras y las balas se cruzaban, lo sucedido en la Corte Suprema de Justicia, no es sino el adelanto de la traición al juicio justo y al debido proceso, que no tendrán por motivos políticos  Kuajara y Reyes Villa.

No se que esperan de toda este proceso que dura ya dos años y que nunca tuvo ni respeto a la ley ni a los derechos humanos. El Tribunal de Sentencia, ya no tiene validez legal, porque no tiene los dos tercios que ordena la ley para dictar sentencia. Pero sigue actuando contra lo que manda la ley y sus actos son nulos de pleno derecho. ¿Esto le importa a alguien?

Los Fiscales urden pruebas y falsifican las mismas, nadie se atreve con ellos, tienen el gobierno de su lado, los jueces que dictaran sentencia están, a su vez, con juicios de prevaricato instaurados por el gobierno. A esto se le llama Juicio de Octubre Negro, y es negro no por los hechos de luto sucedidos el 2003 sino por las sombras que lo encubren y los actos sucios con los que está embarrado. Cuanto siento lo que le pasó a Kuajara, no se merece, ni estar ahí ni ser objeto de estas humillaciones y calificativos amparados desde el Poder.

de napuco Publicado en 1

CUANDO PIENSO EN MI BOLIVIA


 

DANTE PINO ARCHONDO

Cuando miro a mi Bolivia desde lejos se me parte el alma en dos. Una parte se mueve entre mis nevados y su arco iris de colores danzando por el día y la otra parte se oscurece en la noche fría.

Cuando pienso en mi Bolivia y todo lo que soñé con darle y no pude me acoge la congoja, me atrapa la melancolía y me hace suspirar.

Cuando pienso en mis amigos, en todo lo que fueron y son, aunque no sean ahora, añoro el sol que quema en La Paz, que acalora en Cochabamba, que sofoca en mi Santa Cruz, en todas esas veces que discutíamos como cambiar las cosas y como cambiarnos entre todos.

Cuando pienso en mi familia no puedo evitar las lágrimas de ansiedad. No es la distancia, es esa especie de ausencia prolongada sin un motivo; menos una razón.

Todos estos pensamientos me acompañan y me envuelven en su manto de piedad, piedad por mí mismo, ante la soledad y un beso para todos los que amo y no me aman.

Se acercan horas muy ingratas y sentencias que matan. La luz de la verdad está oculta y temerosa, no quiere que la hieran…

Las sombras de esas paredes que retumban los ecos de las pisadas y las voces que susurran los jueces dictando su voluntad, en medio de papeles que huelen a mentiras y mentiras que tienen olor a verdades, me asusta.

Pero no estoy solo, nunca estuve, sus mensajes me llegan, de una forma que no puedo describir, me dan paz y sosiego y me acarician el alma, es cuanto tengo trazadas las líneas de mi vida y me digo que no importa lo que pase, todo es una gran lección, forma parte de su enseñanza, esa que no se dicta en clases, sino en el gran trabajo de la vida diaria.

Bolivia mi Bolivia, no te perderás por unos extraviados, no te vencerán, no podrán, y desde los Andes cantará una nueva canción, anunciando el día de la liberación.

de napuco Publicado en 1

¿LA JUSTICIA QUE NOS TOCA A TODOS?


DANTE N. PINO ARCHONDO

Sé que a pocos les importa lo que viene pasando con el Juicio de Responsabilidades a Goni y su gabinete. Escuché muchas veces la frase “que se jodan”. Y decían eso precisamente los que le rodearon cuando él era Poder. Mostrando, una vez más, la deslealtad, con la que nos tiene alfombrada la historia en todas las épocas.

Pero lo que importa de este juicio – no es que quienes estamos acusados, por el Fiscal, con un Decreto declarado constitucional, como prueba de genocidio seamos las primeras víctimas de una administración de justicia corrupta – sino que a partir de este juicio se abrió todo un abanico de acusaciones y hechos sobre los cuales camina el Gobierno presuntuoso, de demostrar cómo los que ayer parecían intocables, están hoy día en la cárcel o en el exilio.

Y esa, no solo sensación social, sino certeza de que así son las cosas, tiene un contagio mayor a las pandemias sociales más inclementes. Ayer fuimos los ministros de Goni, acusados de genocidas, por haber formado parte de un gobierno que fue en los hechos la víctima de una conspiración, fomentada desde el exterior y operada desde los centros del narcotráfico, que vieron en el MAS el instrumento político para consolidarse en el país.

Hoy son todos. Gobernadores, ex Presidentes, empresarios, dirigentes cívicos y sindicales, iglesia y poblaciones los que sufren el rigor de la corrupción de una justicia venal, puesta al servicio del Poder de turno. ¿No era así en las dictaduras militares?, ¿no fue así en la recuperación de la democracia?, por eso vale la pregunta, ¿qué ha cambiado?, y lo más importante: ¿cómo se puede ser tan contemplativo con un gobierno que cobija al narcotráfico de una forma absolutamente descarada, expulsando a la DEA, al propio embajador norteamericano, invadiendo parques nacionales, promocionando el narcotráfico con mercados de comercialización de la hoja de coca en todo el país, con autoridades encargadas de su control, que son dirigentes cocaleros y con el apoyo internacional de gobiernos como el de Chávez, comprometido hasta el cuello con financiamientos cuyo origen es el narcotráfico?

Pues bien, la toma de control del Poder Judicial, que se realizará en octubre, mediante elecciones, no es más que el corolario de toda una estrategia dispuesta para darle al narcotráfico toda la cobertura extra legal que requiere, por el aumento del volumen de sus operaciones. En esto las persecuciones políticas juegan un papel de segunda mano. ¿No fue mediante elecciones que el narcotráfico se hizo del Palacio?, ¿y no son las elecciones la manera de encubrir este negocio?

Mucha tinta gastada para analizar si hay que ir a votar o no, si hay que legalizar eso de “votar sin elegir”. Todo ello fomentado desde el Palacio, para que se tenga un debate, que en el fondo importa un comino. Porque la toma del Poder Judicial se hará. Se discuten las formalidades y no el fondo de este asunto, que no es el de procurar tener una Justicia proba, discurso que también se usó en diciembre de 2005, con el pretexto del cambio contra la corrupción neoliberal y que hoy se desgrana contra la corrupción de la justicia como si fuera novedad, mientras se deja el fondo de todo esto sin emitir una sola palabra.

Da pena la oposición perdida en el libreto que le entrega todos los días el gobierno para que hagan su papel. Si hay que denunciar estas elecciones que se avecinan, no es porque el voto no elige, sino porque todo está montado para hacer de Bolivia un país del narcotráfico, con tres poderes del Estado a su disposición.

de napuco Publicado en 1

¿LES CUENTO DEL GOLPE?


DANTE N. PINO ARCHONDO

A la juventud hay que contarle lo que uno vio y pasó, porque mucha de la historia reciente para quienes han nacido en la década del ochenta no cuenta sino como algo anecdótico.

Yo tenía 29 años y trabajaba en el Banco Central de Bolivia. Recuerdo que se llevó a cabo una reunión de la O.E.A. y que el señor Walter Guevara Arce fue nombrado por el Congreso, Presidente Constitucional, por acuerdo político, porque el nombramiento del Presidente en el Congreso se empantanó ya que ni el MNR de Paz Estensoro ni ADN de Hugo Banzer, quisieron ni pudieron ponerse de acuerdo para reconocer al Dr. Siles Suazo como el ganador de las elecciones por menos del 50 por ciento de los votos.

Eran años de dura pelea política. El MNR quería regresar al Poder después de veinte años de exilio de su Jefe y ADN procuraba evitar a toda costa que la administración dictatorial de Banzer Suarez se conociera. Siles Suazo era para ellos lo peor que pudiera sucederles. Coaligado con el Partido Comunista y el MIR, perseguidos por la dictadura banzerista, ese gobierno era una amenaza directa. Por eso no quisieron dar curso a la elección presidencial y terminaron por entregarle esa Presidencia al Dr. Guevara, quien era parte de la alianza con el MNR y fungía como Presidente del Senado Nacional.

Salidas políticas que se tuvieron entonces. Nombrar a un Presidente transitorio de forma constitucional. Pues bien ese Presidente que tenía la única misión de preparar nuevas elecciones, días antes de la llegada oficial de la OEA a Bolivia tuvo la idea de decir a los medios que para solucionar la crisis económica, necesitaba más de un año de gobierno. El Dr. Paz paró las orejas y no meditó ni le importo, que luego de las deliberaciones que la OEA hizo en Bolivia dando el respaldo más sólido a las aspiraciones bolivianas de una salida al mar, justo cuando toda la diplomacia americana cerraba fuerzas con nosotros, indujera  el golpe comandado por el General Natusch Busch, con la plena colaboración y respaldo del Dr. Guillermo Bedregal cuya figura por sí misma hablaba de quien estaba detrás de todo esto.

Fueron días llenos de vergüenza, con diplomáticos corriendo a tomar aviones para irse cuanto antes de un país al que acababan de apoyar en su demanda marítima y les demostraba lo poco civilizado que era, inclusive considerando la importancia de ese apoyo. Total el General Natusch se encerró en el Palacio, con las tanquetas que rodeaban la plaza Murillo y el vaso de whisky en la mano y el Dr. Guevara pasó a la clandestinidad. Resistía el golpe.

Luego de varios días entre los cuales se produjo la masacre de noviembre, y una manifestación de ciudadanos que se rebelaban ante el golpe militar, el General no pudo quedarse en el Palacio y el Doctor tampoco.

Fruto de esa situación nació la Presidencia de Lidya Gueiler Tejada, fue una mera transacción política, como resultado de la conspiración, el golpe y la vergüenza social. En su calidad de Presidente de la Cámara de Diputados, la señora Gueiler – como el Presidente del Senado nombrado transitoriamente Presidente de la República fue golpeado – la Presidente de la Cámara de Diputados reconociendo el golpe (una vergüenza) asumió la Presidencia.

Y entonces comenzamos a vivir la peor pesadilla. Gueiler no gobernaba, lo hacía el MNR: el MIR y el MNRI de Siles conspiraban. La situación económica emporaba y Marcelo Quiroga Santa Cruz, descorría el velo de la administración de Hugo Banzer dando a conocer toda la corrupción que se había generado en sus siete años de dictadura y los asesinatos que se produjeron, entre ellos el del General Juan José Torres Gonzales.

El General García Meza Tejada primo de la Presidenta, vio su camino facilitado y no dudó en ensangrentar al país. La permisividad de la señora Gueiler Tejada y la tremenda responsabilidad que le cabe al MNR de Paz Estensoro, produjeron el golpe delincuencial de García Meza. Su resultado tiene que ver con el asesinato de Marcelo. Ese fue el precio de toda la comedia que se desató en Bolivia, por acuerdos políticos e intereses oscuros que se expresaron en esos días en toda su amplitud.

Por eso, no comparto las alabanzas ni las expresiones de admiración a la señora Gueiler. El ser la primera mujer en la Presidencia no evita calificar la forma ni el  proceso por el cual llegó a ese cargo. El abandono político y maniobra que hizo el Dr. Paz luego con ella, nos obliga a reconocer sus impedimentos, pero lo que no podemos decir es que se rebeló contra el golpe y sus consecuencias, al contrario facilitó el hecho y dio paso a la dictadura más cruel del siglo veinte.

de napuco Publicado en 1

LA OSADIA DEL D.S. 21060


DANTE N. PINO ARCHONDO

La noche del 29 de agosto de 1985, 23 días después de que el Doctor Víctor Paz Estensoro había jurado por segunda vez como Presidente Constitucional, el gabinete sesionó a puertas cerradas y sin ninguna conexión con el exterior, se puso manos a la obra para aprobar cada uno de sus siete Títulos y  170 artículos, todo un compendio de normas que acababan con el paternalismo Estatal que cobijo a Bolivia desde el año 1952.

Nadie habría imaginado semejante osadía. La Central Obrera Boliviana siempre dispuesta a recibir los consabidos paquetes de ajuste, no sospechaba la enormidad de lo que se presentaba al día siguiente. Lo cierto es que no solo el desconcierto y la angustia se apoderaron de la ciudadanía, sino una expectativa que servía de cobijo a esa calma que precede a las tempestades.

Toda la dirigencia política del país, evitaba dar comentarios u opinar, porque el decreto era todo un ordenamiento en el contexto de lo que se conoce como economía normativa y sus 170 artículos requerían tiempo para ser analizados y asimilados. Así que las primeras impresiones estuvieron señaladas por el desconcierto y la necesidad de tener un conocimiento global.

La COB anunciaba una Asamblea General urgente y requería que sus asesores le dieran las pautas suficientes para explicar los alcances a la clase obrera.

Yo recuerdo que en el Banco Central de Bolivia nos reunimos los ejecutivos para llevar a cabo los estudios que requerían de una reglamentación en relación a la creación del Bolsín de divisas, y todo el Título II dedicado al Régimen Bancario, la lectura del Decreto demandaba tiempo, porque cada Título tenía una conexión o concatenación lógica que hacía del decreto un todo, donde una parte no podía ser afectada sin descomponerlo.

Lo cierto es que el mercado hacía presencia indisimulada y todo el aparato Estatal concebido para dar permisos de importación y exportación, fijar precios, decidir costes y controlar todo paso económico, financiero y legal, se caía de un golpe con el combo de una política económica sin antecedentes.

Quizás este impacto que ocasionó casi diríamos un trauma social, se fue mitigando a medida que el mercado comenzaba a mostrar sus resultados haciendo desaparecer las colas y mostrando sus productos. El control de la inflación fue el éxito del decreto.

Luego la apertura del comercio exterior, el papel que jugaron las instituciones financieras, comenzó a mostrar otra realidad. Y lo que quedó claro fue que el Estado tenía menos injerencia y las decisiones empresariales más responsabilidad.

El decreto 21060 fue más allá de lo normativo para crear una nueva mentalidad en la ciudadanía. Esta nueva manera de concebir la economía en el marco de la libertad de empresa y el respeto a la propiedad privada es lo que ahora se pone en entredicho.

La realidad económica boliviana ha cambiado desde aquel agosto de 1985 y eso ha significado que el decreto vaya asumiendo nuevos rostros en función a esos cambios. Pero en el contexto social, sectores políticamente atrasados no aceptaron nunca el nuevo entorno político-legal. Y encerrados en su mundo, en el mundo del Estado todopoderoso, rumiando su derrota y protestando con todos los calificativos el hecho de que el mercado actúe y resuelva mejor la asignación de recursos económicos, que el Estado, tuvieron siempre un lugar para sus protestas y denuestos contra el neoliberalismo.

La auto derrota infringida por los mismos protagonistas que crearon y concibieron la Nueva Política Económica, me refiero a la dubitación del MIR en el período 1989-1993 que frenó el curso de las acciones, la capitalización forzada de YPFB que requería de otras reglas de juego 1993 – 1997 y el desastre gubernamental con el retorno de Banzer en 1997 – 2002 y su correlato Tuto Quiroga, que debilitaron la autoridad del Estado dejando hacer y pasar a Evo Morales y Felipe Quispe todo lo que quisieran, en medio de bloqueos, violencia y ocupaciones, cuando no humillaciones a su gabinete de Ministros, soliviantando acciones delincuenciales con tratos políticos, tuvo como resultado la emergencia de los sectores más atrasados políticamente en el escenario nacional.

Y el año 2002, culmino todo este desastre político con la reelección de Gonzalo Sánchez de Lozada, quien tenía más de 35 por ciento de resistencia social. Lo demás es conocido por todos.

Ahora aquellos que nunca comprendieron la realidad nacional ni internacional y se quedaron con las lecciones elementales de socialismo y cuadernos de lucha trotskista escritos por Guillermo Lora, son gobierno y creen que pueden con una comisión compuesta por ellos mismos convertir al día en la noche.  

Ya han destrozado buena parte de la economía, ya han creado un clima social de confrontación nacional, ya han convertido a Bolivia en territorio del narcotráfico, no necesitamos mucho más para que sigan con su labor de destrucción permanente.

La verdad es que el D.S. 21060 ya hizo su tarea y estos señores no saben hacer la suya.

de napuco Publicado en 1