¿HUBO REVOLUCION SOCIALISTA EN BOLIVIA?


DANTE N. PINO ARCHONDO
La izquierda política, fue signo de defensa de lo popular, y entre ellos de los más pobres. Por izquierda se debería entender, el modelo político, económico y social que se establece como resultado de la derrota de la burguesía capitalista y que resulta en el cambio del contenido de clase del Estado.
Se entiende que el cambio de clase tiene al proletariado en el Poder. Son los obreros la vanguardia de ese cambio, en tanto la clase campesina, debe supeditarse a ellos. El centralismo político y económico son los pilares sobre los cuales se construye el socialismo. La izquierda revolucionaria no puede existir en un ámbito democrático, donde coexistan otras opciones políticas. Es contrario a la esencia del socialismo la coexistencia democrática: donde la tolerancia, el respeto por quienes no piensen igual y la sola presencia de opciones diferentes en el parlamento, se considera un contrasentido revolucionario.
La revolución socialista se decía llega al Poder por las armas, pues se entiende que la burguesía capitalista, no entrega el Poder. No lo hace ni siquiera reconociendo que perdieron elecciones, pues en ese caso, el golpe, rectifica al voto. Por eso la lucha armada era inevitable para consolidar el Poder. Y estos conceptos resumidos, por lo breve que debe contener una nota como esta, llevaron siempre a la izquierda a tener un brazo armado, cuyos tentáculos tenían que llegar a penetrar a las Fuerzas Armadas, para cooptar desde adentro a la parte revolucionaria de las mismas, con el objeto de tenerlas listas para apoyar la insurrección que se debía planificar, en la medida que se debilitaba a la burguesía con el uso de la huelga obrera, ocasionando el debilitamiento del capital y preparar el asalto final, lanzando al partido de la revolución a tomar las instituciones represivas del Estado burgués: Fuerzas Armadas y Policía. Con ellas se debe producir el cambio del contenido de clase del Estado-burgués capitalista por el nuevo Estado Socialista.
¿Qué de todo esto ha sucedido en Bolivia, para que se hable de revolución izquierdista o de socialismo?
Lo que tenemos es el producto de la destrucción sistemática que se produjo en los partidos representativos de la burguesía nacional: MNR, MIR, ADN y NFR. Fueron ellos los que solitos, sin la ayuda de nadie, se deshicieron, mediante el ensayo de pactos de turno para gobernar, sin tomar en cuenta a las organizaciones sociales. Tal fue el grado de descomposición que llegaron a tener, que el MAS se fue armando alrededor de un dirigente cocalero, apoyado con el financiamiento europeo de ongs encandiladas por la reproducción de la revolución, donde ya no son los obreros la vanguardia revolucionaria, sino los cocaleros, en su condición, no de campesinos sino de intermediarios del narcotráfico, los que asumen esa conducción.
Y este detalle, es el que se pasó por alto. Quizás los momentos más representativos de la caída de los pactos inter-burgueses, se produce cuando Gonzalo Sánchez de Lozada huye del Palacio de gobierno mientras Ejército y Policía se disparan en plena Plaza Murillo y cuando Carlos Mesa, ofrece- rodeado por Felipe Quispe y sus hordas – ejecutar la Agenda de Octubre: estatizar el gas, enjuiciar al gobierno del que formó parte, y facilitar el acceso del MIP y del MAS al gobierno.
Es con estos pilares políticos, de los partidos nacionalistas, auto destruidos y sin fuerza, que la vanguardia cocalera toma cuerpo y se constituye en un referente electoral y fuerza política capaz de nuclear el voto campesino y urbano.
Está claro que el MAS, tenía que caminar entre contradicciones, sin una visión y menos misión nacional, para, al final caer en lo que simplemente era, es y será: la intermediación entre la coca y la cocaína.
Eso explica, lo único que hizo : expandir la coca ilegal y multiplicar la actividad del narcotráfico.
Nadie da lo que no tiene. Pedirle al MAS que industrialice los hidrocarburos, el agro, fortalezca nuestros bosques, afiance la minería, diversifique las exportaciones, se abra al mundo del comercio y tenga en cuenta la ciencia y la tecnología es como pedirle peras al olmo.
Pero si le hablamos de coca, pistas clandestinas, expansión de ella en parques nacionales, conversión de comunidades en centros de producción de cocaína y de defensa internacional de la coca, con el disfraz de cultura ancestral. Eso sí sabe hacer y de hecho lo están haciendo.
Son estos elementos los que ahora se muestran descarnadamente, y estuvieron presentes, pero ocultos, desde el año 2003. Y quienes apostaron por un proceso político de corte izquierdista y revolucionario, participando del actual gobierno, ahora se dan cuenta de participaron de un instrumento de la coca al servicio de la cocaína. Son los intelectuales orgánicos del MAS.

Anuncios
de napuco Publicado en 1