ESTADOS UNIDOS DEGRADADO


DANTE N. PINO ARCHONDO
La calificación de Standard & Poor’s a la deuda norteamericana ha ocasionado que, nuevamente, el mundo de la especulación financiera, desate una crisis bursátil, y junto con ella el efecto multiplicador de una recesión económica que al tocar el mundo de la economía real – productiva – tendría un impacto global.
Por lo pronto, las Reservas Internacionales de Bolivia están en dólares en más del 50 por ciento de su valor, algo que debía llamar a la preocupación y no a una alegría indisimulada que se manifestó con afirmaciones de que llegó, esta vez, el fin del capitalismo. Si el dólar va camino a dejar de ser una moneda de reserva, las reservas internacionales bolivianas van en esa dirección.
La deuda norteamericana es de 14. 3 billones de dólares, hace 30 años era 14 veces menor, en realidad desde 1989, la deuda ha crecido en 13 billones, lo cual convierte a los Estados Unidos en el deudor que tiene más de un tercio de la deuda total del planeta.
Del 2007 al 2010 la deuda norteamericana creció en 61 por ciento mientras que su Producto solo el 4,3 por ciento. El ritmo de crecimiento de su deuda soberana es de cuatro millones de dólares diarios y anda prestándose a razón de dos millones de dólares por minuto. La deuda de sus compañías hipotecarias aumentó de 3.2 a 6.4 billones de dólares y gasta 447 mil millones en sueldos a los empleados federales. Se realizan gastos poco comprensibles en investigación como en acciones militares, por ejemplo un día de guerra Afganistán cuesta más de lo que se invirtió en la construcción del Pentágono. Uno de cada cuatro dólares que se presta paga como intereses.
Estos datos proporcionados por analistas internacionales, muestran la quiebra técnica en la que se encuentra la economía más importante del mundo. Por otro lado, factores como: el agravamiento del Medio Oriente, la crisis de las pensiones en los países desarrollados, la inflación que endurecerá la política monetaria de los países emergentes, conmociones sociales por el incremento de los precios en alimentos y mercancías y nuevas regulaciones financieras que producirán menor rentabilidad en los bancos, nos muestran una tendencia económica global peligrosa para la comunidad internacional.
Frente a este panorama las economías que han manejado su riqueza con probidad y eficiencia, tienen una oportunidad muy grande para pasar la crisis y salir fortalecidos de ella. La industria del petróleo, gas, minería, agricultura y agropecuaria, son sectores económicos con fuerte demanda y por tanto capaces de atraer inversiones.
El Perú tiene más de 40 mil millones de dólares en cartera de inversiones, ha firmado Tratados de Libre Comercio, que le abrieron las puertas del comercio internacional y por tanto tendrá menos trabas comerciales a la hora de exportar, es decir se ha preparado bien para enfrentar este panorama. En estos cinco años pasados, ¿Qué hizo Bolivia? Frenó el crecimiento de la exploración en petróleo y gas, ahuyentó las inversiones mineras fomentando las ocupaciones comunitarias, persiguió políticamente a empresarios de la agricultura y agroindustria provocando una disminución de la frontera agrícola, en suma, hizo todo lo contrario al Perú y los resultados de esto se verán en el futuro inmediato. Así que se puede alegrar esa izquierda infantil que gobierna ahora, por lo que les sucede a los yanquis, pero en vez de ello, deberían tener un poco de honestidad sobre lo que vienen haciendo y ocasionando.

Anuncios
de napuco Publicado en 1