LA ÚLTIMA GOTA



DANTE N. PINO ARCHONDO
Casi de una forma cotidiana los “masistas” han utilizado la comparación para diferenciarse y buscar en la diferenciación: lo bueno de lo malo, lo honrado de lo corrupto, lo despreciable de lo apreciable y lo mejor de lo peor.
Con esta cantaleta de que todos los que les criticaban eran unos simples corruptos, maleantes neoliberales y seres que no merecían el respeto ni siquiera a sus derechos, han llegado al Palacio autos ungidos de una aureola sacra, con la cual se dieron el lujo de señalar a los demás con el dedo extendido.
Vencedores de octubre de 2003, héroes de la guerra del gas, nueva expresión de la política boliviana, mascando coca y escupiendo saliva nos dijeron que de aquí en adelante todo iba a cambiar. No tuvieron ninguna compasión con los vencidos, los karas, los empresarios oligarcas, los neoliberales y los separatistas. Palo, bala, fuego y exilio con juicios como ariete de advertencia. Los nuevos señores del Palacio Quemado dieron por sentado que su verdad era la única, la que prevalecería por los siglos de los siglos.
Hay verdades que sacuden y que al mostrarse nos revelan la mentira en toda su dimensión. Cuando los honrados son simples ladrones, cuando el orgullo considerado originario se convierte en vergüenza propia, cuando los procesos profundos son simples decoraciones sin sustento y cuando el cambio solo es el encubrimiento de la delincuencia narcoterrorista.
Entonces la fe y la esperanza de los que les creyeron se hacen trizas. La decepción y la ira se apoderan y la desesperanza termina en el rechazo y desconocimiento a todo y a todos.
Es el vacío, la oquedad, la sensación de que no hay piso para pararse y de que te hundes buscando por dónde agarrarte. Se hunde la mentira, la demagogia, la falsedad. Se acaban ellos, pero el pueblo renace, saca fuerzas y vuelve a emerger más fuerte, más sabio.
Ahora sabemos que no hay un Estado Plurinacional, sino una Bolivia, que no hay varias nacionalidades sino culturas, unidas en una sola nación, que somos unidad antes que diversidad y que esta es el complemento de aquella. Que no podemos seguir dibujando Estados imaginarios cuando tenemos uno construyendo hace 186 años adobe con adobe y ladrillo con ladrillo, como se construyen las obras que perviven, ahora sabemos que la paciencia que perdimos en octubre de 2003 nunca debió dar lugar a la farsa y la careta de “movimientos sociales” disfraz del narcotráfico encaramado en el Palacio con discursos de pachamama y hermandad en los que nunca creyeron.
Solo un grito debe escucharse en este sur del mundo. Fuera impostores, enemigos de la Patria!

Anuncios
de napuco Publicado en 1

PESCADO EN FLOR



DANTE NAPOLEON PINO ARCHONDO
Si quieres degustar un plato exquisito preparado en una chifa, en Lima, tienes que ir al barrio chino, a la calle Capón, pide Pescado en flor. Esta comida de raíces chinas y peruanas tiene una increíble combinación de sabores. Nos dirigimos allá con un grupo de amigos y en el trayecto sucedió algo fuera de lugar. Una persona, como acostada de espaldas en una especie de tabla con ruedas, se deslizaba por la calzada. Supe que era un discapacitado al ver la forma en que maniobraba esa tabla que le permitía moverse. La reacción inmediata fue sacar unas monedas para dárselas, y así lo hice.
Casi de inmediato sacó una bolsa, de esas que uno compra para hacer “mercado” y me la alcanzó, le dije que estaba bien, que no se preocupara por darme la bolsa, pero el hombre me respondió que él no quería limosna, que esa era la forma en que se ganaba la vida, él trabajaba así, vendiendo esas bolsa por cinco soles, en silencio le recibí la bolsa y supe que estaba ante un hombre con dignidad.
No podía caminar usando sus piernas, se movía con mucha dificultad, recibía el dinero pero entregaba a cambio una bolsa. No quería limosnas, quería que se le tratara como a otro comerciante ambulante, eso era todo.
Quizás este hecho nos muestra la manera de ser de una persona que no espera la compasión ni que finge un dolor o un mal para pedir limosna, está impedida físicamente, pero no mentalmente, su espíritu está íntegro y su deseo de trabajar para sobrevivir nos muestra esa decencia que cuanta falta hace en la sociedad.
Qué distintos son otros escenarios, donde el discurso oficial es pedirle al Estado, o donde son los gobiernos los que promueven esa mentalidad de pedigüeño, los unos porque quieren tenerlo todo sin hacer el menor esfuerzo para merecerlo, los otros, porque desean un conglomerado social dependiente de su magnanimidad para darles o no lo que les ofrecen. Son como dos polos que se atraen.
Esa atracción viene ahora en un envoltorio con etiqueta: “socialismo andino” se le ha denominado, y pretende convertir a los bolivianos en una sociedad de manos levantadas, que esperan la limosna que el Gobierno les haga llegar. La prédica contra la libre iniciativa, mostrada como el pecado original, que sostiene al capitalismo, sistema del que se reniega, al que se jura combatir y hacer desaparecer, busca encubrir el verdadero objetivo que no es otro que mantener la dependencia social de lo que pueda hacer el gobierno por todos.
¿Qué sería de la Cuba sin el padre Fidel, o que sería de Nicaragua sin el benefactor Ortega o que será de Venezuela sin la presencia de Chávez, y cómo imaginarse Bolivia sin Evo Morales? Pero son solo ellos los que creen que no hay vida para los demás si están ausentes, son ellos los autos convencidos de que hacen falta, por eso buscan anular la iniciativa ciudadana, no permiten que otros generen ideas, resuelvan situaciones hagan emprendimientos, demuestren que no necesitan del Gobierno. Eso los molesta, les inquieta y por ello buscan anular todo principio de libertad personal y de innovación y creatividad.
Contra esta impostura es que debemos rebelarnos, contra la intención de volvernos una sociedad sin dignidad, palabra que se la quiere usar como escudo anti capitalista, cuando en realidad debía ser utilizada para derrumbar los muros de la opresión.

de napuco Publicado en 1

CALLA TÚ QUE CONOCES MI TRAGEDIA



DANTE N. PINO ARCHONDO
No hace tanto daño lo que entra a tu boca como aquello que sale de ella. Palabras que disgustaron enormemente a los fariseos. Saber escuchar antes que hablar es muestra de prudencia y sabiduría. Tan locuaz y con tan poca preparación, sin importar que los desubicados le otorguen títulos honoríficos de Doctor, ya no hace mella, quienes se quedaron para oírlo en el foro de las Naciones Unidas, no estuvieron por interés, con las posibles excepciones de Chile, Venezuela, Cuba, Nepal e Irán.
Acusó de doble discurso al Presidente Obama, y dijo que ahora se busca desestabilizar a los gobiernos socialistas como el suyo, a esos ejemplos de la democracia, templos donde los poderes del Estado tienen independencia y coordinación, donde se respetan los derechos humanos y en donde no existe la corrupción, el narcotráfico, el contrabando y el enriquecimiento ilícito. A estos ejemplos de gobiernos, se les pretende desestabilizar. Y luego como quien tiene la conciencia pesadita, y busca curarse en salud, gira el discurso y le da un sesgo de denuncia.
Le preocupa lo que el general Sanabria habría negociado para reducir su sentencia. Con otro tono pero con idéntica preocupación su segundo a bordo, pide al gobierno de los Estados Unidos que no se usen esas confesiones para dañar a su gobierno. Cree él, que en ese país, como en Bolivia, el Gobierno puede dictarle al poder Judicial, sus antojos y sus directrices, para tener tal o cual tipo de sentencia. El ladrón cree que todos son de su condición.
Tan pesado parece ser el general en las altas esferas del gobierno del proceso de cambio, que buscando victimizarse antes de que les disparen, corrieron se apresuraron y hablaron haciéndose daño, del que se habrían zafado si el prudente silencio les hubiera acompañado.
ANF agencia de noticias, comunica a través de su corresponsal Hernán Maldonado, que la audiencia se reducirá a escuchar el pedido de perdón del general Sanabria y luego emitirá sentencia. No habrá detalle de nombres ni involucrados, ya que esa información forma parte de conocimiento de la Fiscalía. Así es como se maneja la justicia en países donde el derecho prima sobre los apetitos políticos. Por eso, todo lo dicho, no ha sido sino el reconocimiento explícito de que algo se tiene, luego algo se teme.
Y prosiguiendo con esa feria de declaraciones sin fundamento. Se le imputa a Goni estar detrás de la marcha que realizan los indígenas del oriente en defensa de su territorio. Y es nada menos que el Ministro de Gobierno, el mismo que no sabía de las actividades que desarrollaba el general Sanabria en sus narices, el que ahora asegura que sus investigaciones dan con Jaime Aparicio Otero como la prueba de que Goni es ahora el verdadero representante y financiador de la marcha.
Es que esa mentalidad afiebrada que tienen y esa imaginación tan pequeña que les acompaña, les hace pensar que Goni, ese caballero de los ochenta años, que en su vida ha gastado un dólar sin recibir a cambio algo que le de beneficios, estaría financiando la marcha. Los únicos que no saben de la afamada tacañería que tiene Goni son estos sesudos gobernantes de ahora. Por eso llama a la sonrisa esas declaraciones dichas en tono grave y con corbata, buscando quitarle validez a la marcha, implicando a Goni en ella.

de napuco Publicado en 1

LA AMNISTÍA A CARLOS MESA GUISBERT



DANTE N. PINO ARCHONDO
Quiero que le robemos la frase a Joaquín Sabina. Quien me robó el mes de abril, cómo pudo sucederme a mí… para referirnos a los hechos que suceden en el mes de Octubre. Es que Octubre parece un mes destinado a quebrar gobiernos. Octubre sin Fin dije al escribir los acontecimientos de año 2003, demostrando que antes de haber existido un movimiento social incontaminado y cansado del neoliberalismo, lo que hubo fue una conspiración y derrocamiento coordinado internamente por Ongs adictas a la defensa de la coca y externamente con financiamiento cuyo objetivo era parar el proyecto de venta de gas al norte de América.
El libro tuvo su interés en algunos sectores, pero el año 2005 era un tiempo en el que hablar de octubre de 2003 era aún peligroso y creer que lo actuado fue resultado de la sedición peor. Por ello se le dio el trato de tema parcializado, por estar yo inmerso en el juicio de responsabilidades. Pero el tiempo siempre es implacable y al final lo que se quiere ocultar sale a la luz y la oscuridad pierde su fuerza y se inclina reverente.
Entre las cosas que se sucedieron luego, hubieron dos hechos que pintan de cuerpo entero al señor Carlos Mesa Gisbert: despidió a dos Fiscales que afirmaron que el Estado hizo uso legal de su derecho a defenderse ante las movilizaciones y la violencia desatada. No le gustó a Mesa y ordenó que otros Fiscales, obedientes, prosiguieran con el juicio y se olvidaran del derecho del Estado al uso de la violencia legítima. Eso dio curso a que el proceso continúe saltando procedimientos y violando el derecho a la defensa. Esta intromisión en el ámbito de la justicia no fue suficiente, sino que además dictó un decreto de amnistía para que los sediciosos fueran liberados de todos sus actos vandálicos.
Transcurridos ocho años, ahora en octubre del 2011 Evo Morales amnistía a Carlos Mesa, le devuelve favores y paga facturas. Ordena, como lo hizo Mesa, a los Fiscales, que no le incluyan en el juicio de responsabilidades, en el que estarán otros ex Presidentes, por las mismas causas y hechos en los que Mesa estuvo inmerso. Amor con amor se paga.
Lo interesante de esta devolución de gentilezas y socorros mutuos es que ambos en Octubre tuvieron que enfrentar el quiebre de sus fortalezas y comprender la dimensión de sus debilidades. El gobierno actual ha pisado el punto de no retorno. Ya nunca más tendrá la confianza de los indígenas en sus promesas. No respeta a la pachamama, no respeta las tradiciones y costumbres, sólo sabe respetar los compromisos políticos y esos cuentan más que el medio ambiente.
Esto le coloca en una posición política a mediano plazo, electoral, muy comprometida. Mesa que coqueteó electoralmente el 2005, si puede conseguir que alguien le pague, como hizo Gonzalo Sánchez de Lozada el año 2002, para que sea candidato, seguramente volverá al ruedo. Allá en el horizonte de sus expectativas y lo recóndito de su naturaleza, pensará en que si Evo le deja, le perdonaría todo lo que hizo y le volvería amnistiar.

de napuco Publicado en 1

EL VEREDICTO



DANTE N. PINO ARCHONDO

Adelantamos durante las semanas anteriores, el resultado que iba a tener el juicio de la mentira, como lo denominé. Y digo de la mentira, porque está claro ahora luego de dos años, que nada se ha podido establecerse y nada se ha podido indagar para esclarecer la verdad.
La lectura de la sentencia, sin el sustento de una fundamentación, como debe ser, explicando el por qué se llega a ella y en base a qué criterios jurídicos se la aplica, es una demostración de que, el porqué, nunca interesó y que los ex generales como los dos ministros estaban condenados desde el primer día en el que se instauró la primera audiencia. Recuérdese que yo estuve presente en todas las audiencias hasta aquella en la que se me negó la prescripción del juicio por haberse llegado a los tres años sin haberse dictado la sentencia. En esa ocasión el Tribunal me dijo que el Código de Procedimiento Penal era solo un “referente” en este juicio. Lo que equivalía decir que ese Tribunal iba a aplicar “su criterio” para llegar a una definición.
Y así fue, aplicaron su “criterio” y dejaron a un lado la Constitución Política del Estado y el procedimiento establecido en el Código Penal. Nunca tuvieron una prueba que demostrara el genocidio sucedido, ni siquiera en esa curiosa versión de “masacre sangrienta” que no está reconocida en la calificación que se hace de genocidio. ¿Cómo se produjo el denominado genocidio?, ¿Quiénes participaron en el hecho?, ¿Se puede aplicar la definición de genocidio que dice: “Se entiende por genocidio cualquiera de los actos perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial, religioso o político como tal con algún propósito particular”, en los hechos sucedidos durante septiembre y octubre del año 2003?
¿Por qué no se exigió a la Fiscalía que califique sus acusaciones señalando específicamente que hechos determinan que los Generales o Ministros hubieron participado en el genocidio? La respuesta es porque todo eso no importó nunca, sino el proceso político que representaba el juicio y la utilización de sus resultados en provecho de los administradores de justicia y de los actores políticos interesados en la sentencia.
La pobre Fiscalía hizo uso de un Decreto como prueba, un decreto que ordenaba el traslado de gasolina de Senkata a La Paz y que contenía la previsión de resarcimiento a los que transportaban esa gasolina, por una ruta, que era peligrosa, debido al uso de dinamita que se hacía por los activistas políticos que en esos días tenían el control de las calles. Fuera de ese Decreto no tenía nada más. Y ese Decreto, debe saber la opinión pública, fue proporcionado por Carlos Sánchez Berzaín, mediante intermediarios de su buffet, para que el juicio no sea contra tres: Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Sánchez Berzaín y Yerko Kukoc, sino contra todo el gabinete, buscando agrandar la cosa y así ser menos visibles a los verdaderos responsables de los hechos.
Y resulta una vergüenza, que la Fiscalía no haya en dos años, buscado otras pruebas que le dieran sustento a su acusación, y es que nunca hubieron, tal es la verdad, que existe la Resolución Fiscal 016/2004 que afirmó que el Estado hizo uso legal de la fuerza ante las acciones de desestabilización que se vivieron en esos días, esa resolución fue anulada por orden de Carlos Meza entonces Presidente, y ordeno la destitución de esos fiscales, para seguir con el juicio.
Luego vinieron estos dos años en los que el Tribunal le concedió a la Fiscalía el tiempo para que desfilaran supuestos ciudadanos que fueron víctimas, y digo supuestos, porque la fiscalía abrió un libro para que los que quisieran, puedan presentarse y declararse víctimas, a fin de recibir un resarcimiento que luego se produjo, por parte del Gobierno, con la condición de obtener su voto en las elecciones del 2005.
Eso ha sido todo. En este juicio nunca se dieron detalles ni hechos, ni sucesos que aclararan que pasó, y quienes decidieron los acontecimientos. Fue en realidad un pobre proceso manejado por pobres jueces, a los que para tenerlos disponibles, se les instauro procesos por prevaricato.
Y en este contexto, activistas que viajaron a Sucre para esperar la “sentencia” le dieron plazo al Tribunal hasta el 30 de Agosto para que la dicte. Y eso fue lo que hicieron. El día 30 leyeron la sentencia.
Y ciertamente esta sentencia comprueba que lo mal empieza mal acaba. Ni refleja lo demostrado en el proceso, ni expresa lo que realmente acusa. Parece decirles a los acusados, no sabemos de qué los sentenciamos, pero tenemos que hacerlo, porque en ello va nuestra cabeza. Este veredicto termina con la farsa de un juicio en el que los verdaderos responsables estuvieron ausentes.

de napuco Publicado en 1