LA AMNISTÍA A CARLOS MESA GUISBERT


DANTE N. PINO ARCHONDO
Quiero que le robemos la frase a Joaquín Sabina. Quien me robó el mes de abril, cómo pudo sucederme a mí… para referirnos a los hechos que suceden en el mes de Octubre. Es que Octubre parece un mes destinado a quebrar gobiernos. Octubre sin Fin dije al escribir los acontecimientos de año 2003, demostrando que antes de haber existido un movimiento social incontaminado y cansado del neoliberalismo, lo que hubo fue una conspiración y derrocamiento coordinado internamente por Ongs adictas a la defensa de la coca y externamente con financiamiento cuyo objetivo era parar el proyecto de venta de gas al norte de América.
El libro tuvo su interés en algunos sectores, pero el año 2005 era un tiempo en el que hablar de octubre de 2003 era aún peligroso y creer que lo actuado fue resultado de la sedición peor. Por ello se le dio el trato de tema parcializado, por estar yo inmerso en el juicio de responsabilidades. Pero el tiempo siempre es implacable y al final lo que se quiere ocultar sale a la luz y la oscuridad pierde su fuerza y se inclina reverente.
Entre las cosas que se sucedieron luego, hubieron dos hechos que pintan de cuerpo entero al señor Carlos Mesa Gisbert: despidió a dos Fiscales que afirmaron que el Estado hizo uso legal de su derecho a defenderse ante las movilizaciones y la violencia desatada. No le gustó a Mesa y ordenó que otros Fiscales, obedientes, prosiguieran con el juicio y se olvidaran del derecho del Estado al uso de la violencia legítima. Eso dio curso a que el proceso continúe saltando procedimientos y violando el derecho a la defensa. Esta intromisión en el ámbito de la justicia no fue suficiente, sino que además dictó un decreto de amnistía para que los sediciosos fueran liberados de todos sus actos vandálicos.
Transcurridos ocho años, ahora en octubre del 2011 Evo Morales amnistía a Carlos Mesa, le devuelve favores y paga facturas. Ordena, como lo hizo Mesa, a los Fiscales, que no le incluyan en el juicio de responsabilidades, en el que estarán otros ex Presidentes, por las mismas causas y hechos en los que Mesa estuvo inmerso. Amor con amor se paga.
Lo interesante de esta devolución de gentilezas y socorros mutuos es que ambos en Octubre tuvieron que enfrentar el quiebre de sus fortalezas y comprender la dimensión de sus debilidades. El gobierno actual ha pisado el punto de no retorno. Ya nunca más tendrá la confianza de los indígenas en sus promesas. No respeta a la pachamama, no respeta las tradiciones y costumbres, sólo sabe respetar los compromisos políticos y esos cuentan más que el medio ambiente.
Esto le coloca en una posición política a mediano plazo, electoral, muy comprometida. Mesa que coqueteó electoralmente el 2005, si puede conseguir que alguien le pague, como hizo Gonzalo Sánchez de Lozada el año 2002, para que sea candidato, seguramente volverá al ruedo. Allá en el horizonte de sus expectativas y lo recóndito de su naturaleza, pensará en que si Evo le deja, le perdonaría todo lo que hizo y le volvería amnistiar.

Anuncios
de napuco Publicado en 1