PARA MIS AMIGOS QUE SON Y QUE FUERON

 

 

dpa-11DANTE N. PINO ARCHONDO

En medio de los jingles que anuncian la navidad, lucecitas de colores, pinos verdes o nevados, aunque por estos lados el verano alumbra con el sol que protesta desde la  mañana, recibo correos que me cuentan lo que pasó y lo que está pasando, son noticias, que en el fondo son realidades, sucesos que me envuelven y me enredan y me cansan.

Es diciembre, del número doce, del día doce, del año doce junto con mis doce deseos perdidos y mis doce meses perseguidos. Cabalísticos, sagrados, enigmáticos, fatales, suertudos pero al final solo son números. Esos que marcan las horas que no trascienden, que solo pasan y transcurren y nos cambian la vida, nos arrugan la cara y nos recuerdan que de polvo venimos.

Navidad de los deseos, de los pedidos, de los regalos, de los halagos, de los magos, del niño, de la madre y el burro, del padre y los camellos, del pesebre y de las joyas, del incienso y de la estrella, todo ella con esa luz que no alumbra.

Recuerdos. Aquellas mañanas viendo correr a mis hijos a los regalos, esos ojitos abiertos y esas manitos abriendo las cajas, esa risa de alegría y la concentración en el juguete. Recuerdo. Los ojos de mi padre, de mirar cansino, me llevaba de la mano para que escoja mi regalo, no había Papa Noel, era el niño “Manuelito”, en su casita hecha con cartón, piedras y algas y el niño cuzqueño, orgullo de todos. Recuerdo. Mi madre afligida porque ese año no había mucho y quería darnos algo.

Hoy lejos de mi tierra, de mis montañas, de mi gente, comprendo todo, acepto todo y siento que no tengo nada. No es el vacío, no es la añoranza, es algo que me arroba, es la esperanza de volver. Me contradigo, me confundo, me consiento con un suspiro como soplo del tiempo que será.

Deseo para mis amigos, aquellos que me recuerdan, que me envían sus apoyos o que piensan en mí, ventura, paz y amor en sus vidas. Deseo para mi familia a todos los Pinos, de todas las ramas que sean felices y que brinden para mí. Deseo para aquellos que un día fueron amigos y que el olvido los tiene en sus brazos, fortaleza para vencer los obstáculos. Deseo para los que sufren, igual que yo, la persecución y la infamia, la serenidad y el equilibrio, que todo es solo tiempo y que el tiempo no es nada.

 

 

Anuncios
de napuco Publicado en 1

2 comentarios el “PARA MIS AMIGOS QUE SON Y QUE FUERON

Los comentarios están cerrados.