NO HAY QUE BENDECIR AL M.A.S.

-terror-miedo-terror-miedo-10
Si alguna vez la dirigencia cruceña tiene que actuar, es ahora. No solo porque el gentilicio cruceño ha sido golpeado por el gobierno, sino principalmente, porque ese ataque ruin lleno de perversidad fue planificado y ejecutado con premeditación y alevosía desde el propio Palacio de Gobierno.
Se acusó al pueblo cruceño de ser separatista, de concebir el asesinato del Presidente Morales y de promover actos delincuenciales, utilizando explosivos. Sobre estas acusaciones se montó una trama judicial destinada a quitarles a los cruceños la voluntad de resistir, de paralizarlos y de hacerlos sentir culpables y menos bolivianos, es decir se buscó el amedrentamiento para dividirlos y convencerlos de que la única manera de sobrevivir a la persecución era unirse a sus planes y ser parte del sistema político concebido por el M.A.S.
Debemos aceptar que varios de esos objetivos se lograron, pero quedo uno incólume: la dignidad del pueblo cruceño. Y durante todo este tiempo de mentiras y engaño, de falsedades, falsificaciones, extorsiones y asesinatos las familias cruceñas guardaron silencio, vieron cómo se llevaban a sus hijos a la cárcel por acusaciones de Fiscales prostituidos por el Poder, vieron cómo se pisoteaba la ley y los derechos humanos, el debido proceso y las garantías constitucionales, vieron todo eso, porque existía la duda, porque la verdad oficial proyectaba su sombra y quitaba la luz de la verdad, cubriendo de tinieblas los corazones cruceños.
Pero al final le verdad emergió con fuerza, lo hizo por sus propios caminos y descorrió el telón de la patraña inventada, de los fines oscuros y de la tenebrosa banda delincuencial que opera desde el Palacio de Gobierno. Todo el andamiaje podrido que sustentaban las acusaciones de separatismo, traición a la patria y asesinato, se develó como una farsa planificada y lo hicieron sus propios actores, la propia gente que ayudó a montar el escenario. Es desde ese ámbito que nace en el propio vientre del gobierno que se cae la historia oficial.
Y es cuando ya nada de lo que diga el Gobierno tiene sentido, nada de lo que pretenda hacer tiene legalidad, nada de lo aún procura defender tiene valor. Simplemente ha demostrado ser un gobierno que hace política delincuencial, que actúa como maleante protegido por el Poder del dinero, del dinero mal habido, que tiene raíces en el narcotráfico, y con el cual pagan a esos fiscales, jueces y sicarios.
Por eso digo que ha llegado la hora de actuar, de ponerle fin al crimen planificado contra todo un pueblo, de sacar a las calles la dignidad cruceña y de obligar a esos jueces venales y fiscales corrompidos a anular el juicio, esa es la tarea de la hora.
Si no se lucha por recuperar la verdad y hacer prevalecer la dignidad entonces nada tiene sentido, no se puede ir a elecciones con esta traición infligida a la cruceñidad, no se puede legalizar una reelección inconstitucional y menos de un personaje que se atrevió a enlutar a la familia cruceña. Hacer eso es darle la razón al agresor, es bendecir las intenciones que tuvo, es premiarlo con el voto. Por eso resulta tragicómico que el Gobernador vaya preparando su candidatura sin antes recuperar la verdad, vaya tratando de hacer que los hechos se olviden y que pasen como una simple anécdota política. Eso es lo que los cruceños no se merecen. Exigir la reparación al pueblo cruceño, la anulación del juicio de la mentira, antes que pensar en candidaturas o alianzas políticas, que solo le darán la bendición al M.A.S.

Anuncios
de napuco Publicado en 1