SIN SANTA CRUZ EL M.A.S. ES MENOS

IMG00111-20130207-2147
Hace pocos días mi nota titulada “No hay que bendecir al M.A.S.” decía que si algo tenía que hacer con urgencia la dirigencia cruceña era exigir la reparación al daño moral que se le hizo a la cruceñidad, con el juicio por separatismo basado en el asesinato de Roszas. Señalamos que esta era la tarea más importante en el momento actual.
Y lo es, porque es Santa Cruz donde se dirimirán las próximas elecciones. Este es el punto. El gobierno lo sabe bien y por ello busca la forma de salir del juicio y del daño infligido al pueblo cruceño, buscando relativizar los alcances de su acusación y persecución sañuda, al mismo tiempo que está tratando de encarcelar a unos cuantos para dar por cerrado el caso.
Esta es otra maniobra envolvente, que tendrá un resultado parecido al que se tuvo cuando se negoció la salida constitucional de la reelección presidencial. Es lo mismo. En aquella ocasión lo fundamental era sancionar la nueva constitución y lo secundario el artículo transitorio que lograba la adhesión de la entonces oposición. Con la nueva constitución se logró legalizar al nuevo sistema judicial, y acto seguido el objetivo de que tanto en la Corte Suprema como en el Tribunal Constitucional tengan ahora incondicionales funcionarios de la ley a su servicio.
Realizado el control de los tres órganos de poder del Estado, las puertas para la reelección solo esperaban la orden para abrirse y eso es lo que hacen ahora, negando con la misma frialdad con la que afirmaban su acuerdo con la oposición jurando que ese era un período a ser tomado en cuenta.
Pero en el camino corrió mucha agua por debajo el puente. Y el caso Roszas fue otra de las estrategias para desactivar la resistencia cruceña y su vanguardia por la autonomía departamental. Cumplido ese propósito, se debe allanar no solo el camino supuestamente legal, sino el más importante el político social. Y esto es lo vienen haciendo con parte del empresariado cruceño y sus dirigentes sociales.
Es llamativo que Evo Morales marche el 1 de Mayo en Santa Cruz, y no lo haga en La Paz, donde la COB protestaba contra su gobierno sin darle importancia a su “nacionalización de la dignidad” expulsando a USAID – BOLIVIA. Pero no es casual. Es la señal de que quieren cuando menos contener el voto en contra y si es posible neutralizarlo. Y es a esto que se brindan algunos dirigentes cuando le hacen la corte y le permiten mostrar la sensación de que Santa Cruz ahora está con su proceso de cambio.
Si Santa Cruz le allana el camino permitirá que los otros departamentos del occidente le den el voto que necesita, si por el contrario lo frena, la tendencia sería otra.
En medio de esto se encuentra el juicio a Santa Cruz acusada de separatismo. Y esta es la batalla del momento. Ahora cuando se la ha caído la careta el gobierno y se ha revelado la tramoya montada. Y es que si no se mata al toro este te embiste y acaba contigo.
No es muy sutil, quizá nunca ha sido este gobierno, acostumbrado, más bien a golpear antes que negociar, basado en la creencia de que el primer golpe gana la mitad de la pelea. Lo cual ya es una costumbre, como lo es, que la oposición deje que esa manera de hacer las cosas sea la normal.
Sería muy interesante que se recuperaran de los golpes recibidos y comenzaran a mostrarle su fuerza, especialmente allí donde se ha recibido la paliza más grande, Santa Cruz y Pando.

Anuncios
de napuco Publicado en 1