MADURO DIALOGANDO Y CON EL MAZO DANDO

industria
DANTE N. PINO ARCHONDO
Estuve siguiendo los acontecimientos en Venezuela e inevitablemente las opiniones de ambos lados, confrontados en una lucha ideológica y política. La política es economía concentrada – lo dijo Lenin – y esta frase resume de una manera brillante el problema venezolano.
Lo que todos quieren saber es cómo el chavismo, ha logrado convertir a uno de los países más ricos en petróleo que recibe por ello billones de dólares provenientes de su venta en un país desabastecido, con una inflación que la corroe, con una deuda externa inexplicable y con una aparato productivo paralizado.
Recuerdo aquella caricatura norteamericana que mostraba a Chávez vociferando a W. Busch mientras este le decía – grita todo lo quieras pero llena el tanque – en otro buen resumen de la política económica venezolana y la norteamericana. La primera derrochando dinero y la otra gastándolo en lo que realmente necesita sin importar los calificativos.
De este cuadro pasamos al apoyo indisimulado de aquellos países del Caribe, que reciben el petróleo venezolano, casi como si fuera un regalo, con tasas de interés preferenciales y cómodas cuotas de plazo para hacerlas efectivas, entre todos – Cuba – es lo único que tiene para sostener aún al régimen castrista y por supuesto maletines que llegaron a la Argentina y a Bolivia con dólares para financiar campañas de actuales Presidentes, que se mueven rápidamente, al llamado telefónico del señor Maduro, para hacer sus mandados.
La respuesta al cómo se ha convertido a un país millonario en un país desabastecido, es simple como la canción – derroche – apropiación indebida de ese flujo millonario en empresas fantasmas creadas por el régimen y lucha frontal contra la empresa privada al punto de dejarla paralizada cortándole el flujo de divisas y promocionando la inseguridad jurídica como una virtud del socialismo.
Lo cruel, lo dramático, lo insólito, es que el chavismo socialista, en su ceguera ideológica anti-imperialista, en la desesperación de evitar quedar aislados, decidió subvencionar el petróleo por su cuenta y riesgo creando Petrocaribe asociación que le ha costado una fortuna – oleoductos, plantas eléctricas para Cuba y Nicaragua, y petróleo a todos, con créditos que tienen plazo de gracia, hasta dos años, el 1 por ciento de tasa de interés y plazos de hasta 25 años para su repago.
Y entonces la realidad es que Venezuela, no sólo sostiene esta política económica que le otorga apoyo político en nombre del socialismo, sino que le ahorró durante todos estos años, esos dólares a Estados Unidos que en otras circunstancias habría tenido que poner los suyos para evitar un infierno social en toda la región. Por eso la caricatura del “grita lo que quieras pero llena el tanque” oculta el doble favor que el comandante Chávez le hizo al imperio, le dio gasolina y le hizo el favor de desentenderse de la ayuda que hubiera tenido que dar.
Estos son los genios socialistas que gritan consignas antiimperialistas y en el fondo son sus mejores amigos. Habría que cuantificar los billones de dólares que el chavismo la ahorró al imperio en todos estos años y hay que recordarle al señor Maduro que la respuesta a las demandas sociales tienen raíces en el derroche económico y que por tanto la respuesta a la situación venezolana no es la represión, es el cambio urgente de esa política pro imperialista que sigue sosteniendo.

Anuncios
de napuco Publicado en 1