DE LAS PROTESTAS A LAS PROPUESTAS


evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Luego que en mi artículo anterior ‘’Apenas es Octubre’’ adelantara algunas previsiones que se esperan para este nuevo período de gobierno, quiero hacer una reflexión conjunta con ustedes, acerca de una pregunta que me estuvo rondando durante estos días. ¿Qué sucede con los ciudadanos bolivianos que votan por un gobierno que ha demostrado ser todo menos respetuoso de la democracia y los derechos humanos?, ¿cómo podemos explicar un 61 por ciento que les dijo sí y  que les otorga nuevo cheque en blanco para girar contra el Estado de Derecho?

Alguien está entendiendo mal lo que sucede, o ese voto ciudadano o yo que como tantos otros bolivianos criticamos y disentimos con el gobierno. Ya sé que la descalificación es una manera de rehuir el debate serio. Por eso cuando me recuerdan que fui Ministro del gobierno de Sánchez de Lozada, como juicio definitivo para quitarme el derecho a opinar, simplemente los ignoro. Partiendo de esa premisa, creo que durante este proceso electoral, la oposición, con mayor énfasis Tuto Quiroga y Juan del Granado cometieron un error muy grave, que no es otro que haber reforzado la conducta del ciudadano, que se siente representado en Evo Morales.

No se trata del voto duro: cocalero; sino de otro, aquel al que se interpelaba, se le requería dándole las mil  y una razones para no votar por Evo. Todo lo que se decía simplemente se convertía en un blindaje político para él.  Y es que nada que se diga contra Evo tiene otro sentido que el de herirlo y lastimarlo por su condición indígena. Ante ese sentimiento social, todo lo que se dice que hace mal no se recibe con la razón sino con el corazón. Lo que termina reforzando políticamente al ciudadano que mira a la oposición como a enemigo, del que se puede esperar todo.

Y ante la falta de propuestas atractivas que le hicieran pensar si era mejor alejarse de Evo, ese ciudadano decidió otorgarle nuevo cheque en blanco. Mientras la economía siga actuando como hasta ahora, con negocios que venden y consumidores que compran, donde todos sienten que hay dinero y se pueden hacer nuevos negocios en el ámbito de acción del  libre mercado, no creo que les interese si Evo gasta en Palacios, en aviones, en carros blindados y regalos de joyas, no creo que les importe si las empresas estatales van mal y menos que el narcotráfico vaya expandiéndose y controlando instituciones, lo único que parece importarles es que si las cosas siguen como hasta ahora, pues todo está bien nomás!.

Habría que actuar de otro modo. Y creo que eso requiere de una estrategia comunicacional que deje a un lado las denuncias con rostro de ataque personal a Evo. En vez de ello, se debería comenzar a entregarle un paquete exquisito de propuestas para mejorar y reforzar la educación en primer lugar, la salud publica en segundo lugar y la seguridad ciudadana. Esas propuestas deberían ser publicitadas y organizadas en foros ciudadanos, donde todos sepan lo que se le pide y el porqué.

Con los recursos económicos que tiene y de los que se jacta haber conseguido gracias a la nacionalización de los hidrocarburos etc. no hay que preocuparse del financiamiento pues sobra el dinero y entonces hay que darle proyectos, como ha pedido en su discurso de victoria electoral.

Ese camino de las propuestas y el debate es el talón de Aquiles en esta administración donde los improvisados y menos capacitados tienen pega en todo el aparato institucional que maneja el Ejecutivo. Las estridencias en las redes sociales, donde los insultos abundan y las ideas escasean, hay que dejarlos a un lado. Si Evo tiene un nuevo mandato, que este no sea un cheque en blanco para que siga amamantando a sus allegados, que sea un cheque con números claros que le obliguen a gobernar en serio.

Si esta estrategia funciona Bolivia gana, si el gobierno se equivoca y la ataca, el gobierno pierde y Bolivia gana igual.

Anuncios
de napuco Publicado en 1