ESE DIABOLICO IMPERIALISMO

barack

DANTE N.PINO ARCHONDO

Había terminado de escribir una nota en relación a las declaraciones del presidente Morales, referidas a la apreciación del dólar americano, acusando al imperio norteamericano de tener una estrategia destinada a los mandatarios de Rusia y Venezuela, cuando la CNN comenzaba a transmitir una noticia en desarrollo, mostrando al Presidente Obama y al presidente Raúl Castro,  anunciando el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Lo primero que se me dio por pensar, es la sagacidad castrista para sortear los infortunios de su política económica, social y política, me quedaba claro que ese restablecimiento de relaciones: justo cuando Venezuela atraviesa una caída libre en su economía, cuando el presidente Maduro no tiene ya respuestas, más allá de la policía y milicias para controlar los precios del mercado, al desabastecimiento general de bienes y servicios que enfrenta, como es que Cuba da el salto hacia el costado y busca extender el sistema de gobierno que detentan hace cincuenta y seis años, mientras desarrollan gradualmente políticas de apertura, sin que estas signifiquen abdicar al poder.

Maduro se queda solo me dije, y además en posición adelantada, días antes pedía que se quemen todas las visas norteamericanas, como respuesta a las sanciones del Congreso  contra aquellos que atenten a los derechos humanos en Venezuela y horas después, no le quedaba otro camino que reconocer la valentía del presidente Obama.

No solo eso lo tomaba de sorpresa, al final podía haber sido sorpresivo el día, pero mínimamente tenía que haber estado al tanto de esas negociaciones, siendo como es, un aliado estratégico de Cuba y el  único benefactor incondicional que le provee de la energía que hace caminar a ese país, además de otros millones de dólares para  sus gastos, lo que ahora nos deja pasmados es que nunca supieron de ellas. Me imagino los gastos del bloque cubano en los viajes y estadía que comenzaron el año 2103, que fueron pagados con los dólares venezolanos, ante la sonrisa de Raúl Castro y la cara de amigo del señor Maduro.

Lo cierto es que para los Castro, Maduro no va. Ya cumplió su ciclo, hizo lo que pudo y es todo lo que se puede hacer por un hombre con esas limitaciones. Y me da curiosidad por saber si ahora Raúl Castro no le habría dicho que es mejor abrazar la realidad que aferrarse a un imposible. Maduro ya no puede asegurar a Cuba el financiamiento que ha venido recibiendo y eso es demasiado para una economía pulverizada como la cubana.

Pero por otra parte, la única manera de obligar al castrismo a dar pasos hacia una verdadera democracia es abrir sus fronteras, no solo a las maletas y dólares que llevaran los turistas sino al ciber espacio que llevará algo más potente y radical, como son los portales sociales que opinan y comunican lo que sucede antes que los medios, en otras palabras la libertad de expresión.

Y es esto lo que en su mensaje dejó claro Obama, la apertura que se dará aún a pesar de que el régimen castrista trate de evitar, haciendo las cosas de diferente manera, dejando el bloqueo y poniendo en contacto al pueblo con la tecnología que les devuelva el coraje de la resistencia y la exigencia a la participación democrática, lo que será un proceso y no una varita mágica.

Es cierto que la apreciación del dólar tiró abajo la política populista venezolana, porque descubrió la mentira oficial del paraíso chavista, como lo hará con la mentira masista en Bolivia y es cierto que el efecto de este proceso monetario y económico impone un reordenamiento, el restablecimiento de relaciones de los Estados Unidos con Cuba, modifica las relaciones internas de los países del ALBA.

Me causó gracia no solo la soledad descubierta de Maduro, también la sombra negra que se le acerca a Morales, quien un día acusa de diabólico al imperialismo y al otro le pide una reunión directa. Deambula sin otro norte que el de permanecer en el poder.

Anuncios
de napuco Publicado en 1