ESTO NO ES NADA CREAMÉ

evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Mirando las cosas desde una perspectiva mucho más objetiva, con ojos desde afuera, como diría mi tía, todo lo que viene sucediendo en la política boliviana no es sino la continuidad de una estrategia que arrancó con la aprobación de TSC (Tribunal Supremo Constitucional) falló que tuvo como corolario, el juicio contra uno de los Supremos que denunció la injerencia del Poder Ejecutivo para que eso sucediera, aunque tal juicio se disimuló incoándolo por otra razón.

Quien tenga oídos para oír que oiga, viejo dicho bíblico, pero no por viejo menos cierto y aplicable a lo que acontece. Desde el mismo instante en que se “legalizó” la re elección por tercera vez, todo lo demás es la línea de continuidad que busca – aplicando la regla – de que el fin justifica los medios, lograr constitucionalizar la re elección indefinida.

Y en eso andamos Sancho. Con estas elecciones regionales y municipales el objetivo debería consolidarse. Es decir: hay que tomar las gobernaciones como las alcaldías, al menos siete de las nueve en capitales de departamento. Si los ofertas de gastar millones de dólares en obras de maquillaje urbano o todo lo que se le ocurra al Jefazo no bastan para convencer al electorado de que vote por sus burros amaestrados, y las amenazas de que si ellos no son elegidos, los elegidos por voluntad popular, no serán tomados en cuenta ni el registro de teléfonos del Palacio, entonces queda la alternativa instruida al Tribunal Supremo Electoral de trabajar concienzudamente en las urnas y definir el voto popular a favor del color azul masista.

Y si alguien duda de que todo esto no sea cierto, pregúntenle al candidato Ernesto Suarez y a sus más de doscientos candidatos eliminados por la metralla certera de unos bandidos que ofician de tribunos electorales, maniobra que como dice un periodista, que no es ningún despistado y que le han confinado su columna, esa instrucción no solo tiende a asegurar la victoria masista o anular la posible resistencia al gobierno, sino a consolidar el control sobre un departamento clave en las operaciones pro- narcóticas  que se vienen sucediendo y que no pueden ser objeto de una gobernación verdaderamente opositora.

Estamos Sancho encerrados sin remedio. Pues el poder que detentan, les permite todo, gracias – entre otras cosas – a los Altos Mandos Militares que ahora tienen el puño del comunismo en una mano y la otra abierta para recibir las retribuciones que les obligue a no abrir ese puño.

Sume usted ha todo eso querido Sancho, la denominada Asamblea Legislativa Plurinacional que en su mayoría aplastante son ciegos, mudos y sordos al Tribunal Supremo de Justicia que opera como zombies asustando y matando judicialmente a los enemigos del gobierno, a la Procuraduría General del Estado que son títeres digitados desde el mismo centro del Poder y tienes toda la masa lista para hornear tu pan.

La re elección indefinida marcha y quien crea lo contrario dice que hay que ir a votar en las urnas contra el MAS o buscar alianzas que alcancen ese fin. Toda una inocencia que enternece, pero nada más. Estos regímenes entronados en el voto popular digitado y manipulado no tienen en su ideario la alternabilidad constitucional: el socialismo soviético, chino o cubano así lo han demostrado. Son dictaduras maquilladas de democracia y en tal entendido las elecciones son un medio que debe probar su legitimidad para luego convertir a esta en la cuna desde donde se aplica la voluntad del dictador.

Por eso no debemos esperar a que salga el nuevo día pensando que el dictador dejará de serlo porque amanece.

Anuncios
de napuco Publicado en 1