NO HAY DEMOCRACIA SEÑORES


evo
DANTE N. PINO ARCHONDO
Dos condiciones básicas para entender la democracia. La legalidad de origen (el voto) y la legalidad de la gestión que significa reconocer y respetar el Estado de Derecho, es decir, la constitución y las leyes. De manera que el voto no lo es todo para definir una democracia.
Nacer a la democracia es tan importante como hacer democracia. Y lo que tenemos en Bolivia, es la repetición incesante del voto y el irrespeto y violación de la ley permanente. Por tanto, no hay democracia. Y ese vació que se produce cuando la ley está subordinada a la voluntad de un individuo, se convierte en dictadura. Dictadura militar por mandato institucional o dictadura civil por mandato sindical, camuflado como movimientos sociales, son al final las dos caras de una misma moneda.
Cuando los generales tomaban el gobierno y se declaraban tutores de la sociedad, asumían ante sí y para sí las decisiones que ellos consideraban convenientes, en nombre la Patria. Ahora tenemos un gobierno que controla y manda sobre los órganos de poder y los subordina a su interés en nombre del pueblo. Tanto en uno como en otro se persigue, se anula o se asesina al disidente u opositor, porque se lo considera enemigo del régimen y de sus políticas, que para el dictador son la única verdad.
Esta verdad, tiene doble cara: por un lado se muestra lo que el dictador piensa que son victorias socialistas sobre el capitalismo y en ese afán se utiliza la economía con un sentido asistencialista, benefactor y prebendalista, cuyo éxito depende de la cantidad de ingresos que dispone. Caso venezolano, donde la aplicación de una política económica de gasto incesante con fines de apoyo y control político interno y externo ha terminado debilitándola al punto que no puede resolver la demanda interna de bienes y servicios. Y el caso boliviano que en comparación con el venezolano tiene resultados distintos, porque a pesar de todo el discurso socialista, en la praxis el neoliberalismo se ha sostenido en todas las áreas de actividad económica, donde los precios y costos de producción se definen por el mercado con intervenciones previsionales por parte del Estado y donde los experimentos estatales para competir con el sector privado, creando empresas, es un rotundo fracaso disfrazado por discursos antiimperialistas que no han llegado a significar, aún, un drenaje de gasto fiscal.
En suma tenemos realidades diferentes que dependen del grado de intervención estatal que se produce. Lo cierto es que en ambos la inversión extranjera directa brilla por su ausencia, lo cual es un indicador de la desconfianza que este tipo de gobiernos genera. No es lo que se dice sino lo que se hace, pero además lo que se piensa.
Pues bien a todo esto se acostumbran los dictadores, se acostumbran a vivir bien, a gastar lo que no es suyo, a disponer de la vida de los demás como crean, a mandar sin discusiones y a pensar que sin ellos el mundo dejará de existir. A un dictador no se le ocurre dar paso a la alternancia del poder, no se le ocurre escuchar al contrario, no se le ocurre respetar los derechos humanos porque no respeta la ley, solo cree en sí mismo y en su verdad que es la realidad que vive todos los días, rodeado de bienestar y de lujos dando discursos aquí y allá como si fueran cátedras de conocimiento, inaugurando obras que son en realidad gastos insumidos en corrupción, todo esto no está el dictador dispuesto a perder, a ceder o a entregar a quien considera sus enemigos.
Por esto no creo que Evo Morales tenga la voluntad de respetar resultados electorales, de dialogar o debatir con la oposición menos de cumplir con su mandato. Y no podemos decir que no nos lo ha advertido, al contrario, dijo con toda claridad que él no es inquilino del Palacio sino dueño para los próximos quinientos años, que nunca más los karas (blancos) volverán a ser gobierno y que la historia boliviana ha comenzado junto con él. Todas estas expresiones han tenido, hasta ahora, el resultado de las tres elecciones tramposas con votos de muertos y lugares donde el cien por ciento le ha correspondido, y donde a falta de voto está el Tribunal Supremo Electoral para validar su voluntad o está el Tribunal Supremo de Justicia o la Fiscalía General de la Nación o el Tribunal Supremo Constitucional, es decir todo el poder judicial. Nada necesita si tenemos en cuenta que ha logrado doblegar a las Fuerzas Armadas de la Nación, que ahora gritan socialismo o muerte.
Con este poder acumulado, ¿qué peligro puede representar un Gobernador o un Alcalde? ¿Si tiene dinero para corromper, armas para imponer y coca para exportar? Las cartas, de este proceso, han sido jugadas el mismo 17 de octubre de 2003 esa conspiración que sirvió para convertir a Bolivia en el territorio libre de la coca y la cocaína, para destrozar la economía del gas, que ahora más que antes, es dependiente del capital extranjero y para destruir la institucionalidad edificada con tanto esfuerzo desde el retorno a la democracia en 1982.
No sueñen como niños los que ven en victorias municipales y regionales el fin de su mandato, no lo es, y eso está lejos de producirse, al contrario hay armas y formaciones para militares que en su momento podrán a las Fuerzas Armadas en una difícil situación y al pueblo en el paredón.

Anuncios

LA DELINCUENCIA ORGANIZADA


campesinos

DANTE N. PINO ARCHONDO

La Comisión Internacional contra la impunidad en Guatemala, cuya característica es ser una institución independiente de carácter internacional, pues fue conformada por las Naciones Unidas con el gobierno de Guatemala y ratificación del Congreso de la República, con la finalidad de apoyar al Ministerio Público, la Policía Nacional Civil  y otras instituciones del Estado en su lucha contra los cuerpos ilegales de seguridad y aparatos clandestinos, ha destapado una red de corrupción dedicada a la defraudación aduanera y el contrabando, que ha tocado hasta los cargos más importantes del gobierno.

El caso ha ocasionado un terremoto político en ese país, cuyas repercusiones tocan la puerta de la misma Vicepresidencia y cuyas derivaciones están por sentirse. Allanamientos y arrestos se produjeron acusando de realizar cobros ilegales a empresarios y usuarios en los servicios aduaneros.

Esto me puso a pensar, en la situación boliviana, donde el contrabando, las coimas que van unidas a la defraudación en la declaración de las importaciones, no tienen, como en Guatemala a una institución realmente independiente, sino a ramas que cuelgan del tronco central del mismo gobierno nacional y que en vez de luchar contra ese flagelo nacional promueven Decretos que legalizan la actividad del contrabando y sus efectos multiplicadores.

Sumando a esto la escalada de corrupción que se ha destapado en el Fondo Indígena, donde las declaraciones de los acusados muestran la enorme cara delincuencial con la que trabajaron y trabajan todavía con el pleno silencio del gobierno, la doble cara o moral con la que tratan el asunto y la insolencia con la que lo encubren, nos está mostrando una situación ya no solo de tolerancia ante la corrupción sino de encubrimiento desvergonzado.

Todo el andamiaje levantado con el san Benito del proceso de cambio ya no resiste más, ante tantas toneladas de corrupción ya nadie cree a estas alturas que los originarios sean los portaestandartes de la reserva moral. Si algo comienza a revelarse como el rasgo más profundo de estos años de gobierno cocalero, sindical, y de los llamados movimientos sociales, es la corrupción en todos sus niveles.

La ausencia de una resistencia social a este cuadro de descomposición no solo tiene en cuenta la débil oposición política sino a una gran parte del tejido social que se ha permeabilizado y beneficiado con el entramado del vivir bien de manera ilegal.

En Bolivia la conducta que promueve el contrabando, la defraudación fiscal, el uso indebido de los dineros del pueblo, el enriquecimiento fácil se ha convertido en un ejemplo que se debe emular. Y esto actúa como anestesia social que no solo la debilita sino la conforma.

No tenemos instituciones que hagan su trabajo con seriedad y responsabilidad. No tenemos a una CICIG como en Guatemala, donde los resultados cuentan, aunque estos lleguen a las máximas autoridades nacionales, lo que tenemos son espantapájaros que no asustan a nadie y que gastan dinero en propaganda sin mostrar ningún resultado.

de napuco Publicado en 1

PARTIDO UNICO


evo_morales
DANTE N. PINO ARCHONDO

Una de las descalificaciones usadas por los masistas cuando se cuestiona el carácter autoritario y antidemocrático con el que administran el Estado, es invocar el proceso de cambio y a partir de ese concepto declarar que el único partido que tiene ideología y que sabe a dónde quiere ir es el M.A.S. con este escudo contestatario todo lo que hacen está justificado y todo lo que se opone a lo que hacen es neoliberal y pro imperialista.
La recurrencia de referirse a “lo de antes” para englobar en esa frase toda la historia como algo que nunca debió suceder, como algo de lo cual hay que renegar permanentemente, nos delata el contenido conceptual sobre el que se desenvuelven en su imaginario colectivo, de ser los portadores de la buena nueva, es decir del cambio.
Si toda la historia nacional fue un error, refundarla es un deber. Y ahí tenemos a la nueva constitución política del Estado, como referente de la refundación y por tanto del nuevo camino que se debe seguir. Constitución que es un hibrido conceptual entre la república y lo plurinacional que tiende a negarla, entre la preeminencia de lo comunitario frente a lo individual y de la organización sindical ante lo empresarial.
Si todo el pasado tuvo un contenido colonial, el presente debe ser el instrumento para derribar la institucionalidad en la que se basó ese pasado y el futuro debe ser la construcción de ese ideal comunitario donde lo indígena se sobrepone a lo demás en el uso del lenguaje, las formas de organización societal y donde todo lo que no es indígena debe ser sometido primero y destruido después. Así se entiende el nacimiento del nuevo Estado Plurinacional.
Dicho lo cual, es necesario e imprescindible tener el control absoluto de los tres órganos de poder del Estado, para imponer esa visión. Y a partir de ese control, la vigencia del Partido Único como el rector que orienta toda la estrategia es una necesidad. Ante el tamaño de esta misión, procesos electorales, mal uso de los recursos estatales, gastos superfluos o cualquier problema que se presente son nimiedades a las que no hay que darles mayor importancia, teniendo en cuanta los supremos intereses en la construcción del nuevo Estado.
Y en eso están. Todas las decisiones en su contenido y formas que vienen asumiendo están enmarcadas en la estrategia de lograr imponer la reelección indefinida, meta que en este período debe consolidarse, para luego proceder a consolidar el nuevo Estado.
Si tenemos claro lo que se proponen, la destrucción de la institucionalidad en la justicia, la economía, la seguridad, forma parte de ese proceso que tiende a minar todo lo construido en un pasado histórico que nunca debió ser.
No hay peor sordo que el que no quiere escuchar. Y lo que está pasando es que la estrategia masista viene marchando mientras la débil oposición política le sigue el juego electoral. Las victorias de la oposición son meramente electorales, no tienen proyección institucional debido a la ausencia de estructuras político – partidarias que conviertan esas victorias en procesos ordenados de resistencia.
Desde ese ángulo lo que tenemos es un gobierno que cree en sus designios divinos para ser los autores del proceso de cambio, que está convencido de que Evo Morales debe ser Presidente vitalicio y que en este sentido todo lo que se pueda hacer para cumplir con su misión debe hacerse sin pensar que los medios no justifican el fin.

de napuco Publicado en 1 Etiquetado

LOS RESULTADOS NO LAS PALABRAS


evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Lo que pude observar en la VI Cumbre de las Américas me deja con un sabor a poco. Mucho ruido y pocas nueces diríamos, para una movilización de burócratas en busca del espectáculo e imagen. Y en esto todos hicieron su esfuerzo. Claro que como en todo hay quienes se ufanan más que otros. El señor Maduro por ejemplo, con una comitiva de más de cien personas, sujetos que actuaron como “dobles” para confundir a los supuestos sicarios que, según él, iban a atentar contra su vida, sus idas y venidas por barrios que fueron testigos del momento en que se llevaron a Noruega por enviar droga a los Estados Unidos, la carta que le entregaron para que le hiciera llegar al Presidente Obama y las 11 millones de firmas que dice recolectó para pedir la derogación del Decreto Presidencial que penaliza a los funcionarios corruptos de su régimen.

El atraso de la señora Fernández de Kirchner que tuvo una presentación incoherente y vacía hablando de todo lo que parece se le vino a la mente en ese instante, dejando la impresión penosa de no tener ideas concretas.

El discurso de activista universitario de Evo Morales, que buscó contrastar las libertades y derechos que él entiende como tales, con los que dijo practica la política norteamericana, con epítetos fuera de lugar y un contenido penoso que me llevó a pensar que mientras Raúl Castro reconocía a Obama como un Presidente distinto Evo Morales creía todo lo contrario, casi como si una cara, la de Castro fuera la buena, y la otra, la de Evo, escrita por los asesores cubanos en Bolivia fuera la otra.

Tan respetuoso de la libertad y derechos es Evo Morales que sus matones no dudaron en disparar con una pistola eléctrica a una cámara de televisión panameña, mostrando la enorme tolerancia y respeto que tiene por ellos.

En cuanto al sucesor a dedo de Fidel Castro, su hermano Raúl, el discurso no pasó de ser una rememoración de sucesos que se repitieron en la isla durante 50 años, y que les sirvieron para mentir al pueblo cubano, engañar a la juventud latinoamericana y consolidar una dictadura violenta, intolerable y cobarde en nombre de la dictadura del proletariado.

El rasgo que caracteriza a los herederos del castrismo, es una verborrea irrefrenable, con la cual buscan mostrarse como los defensores de los pobres y oprimidos del mundo, mientras acumulan riquezas mal habidas que son transferidas a cuentas bancarias en dólares imperialistas, y envían a sus hijos a vivir allí donde el capitalismo existe y que viven en medio del lujo y la comodidad desenfrenada.

Cómo no vamos a ser vistos con cierta conmiseración desde el norte si en ocasiones como esta, no llevamos ideas, proyectos que impulsen el desarrollo de nuestros pueblos, planteamientos que vean el horizonte de la educación y que puedan ser insertados en acuerdos que se conviertan en políticas de estado.

Cómo queremos ser tratados con respeto si insultamos, cómo queremos ser atendidos si ofendemos, cómo queremos convencer que tenemos soluciones a nuestros problemas si la corrupción nos invade por todo el cuerpo.

La Cumbre fue solo un momento, un encuentro que nada cambió, ni siquiera el saludo Obama – Castro pues ambos reconocieron que lo más importante del restablecimiento de las relaciones, está aún por definirse, llámese libertades democráticas y restitución de los derechos políticos en la isla y el levantamiento del bloqueo que aún persiste mientras Cuba no se democratice.

de napuco Publicado en 1