OCTUBRE SIGUE SIENDO OCTUBRE


goni y evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Octubre de 2015. Han transcurrido doce años. Pero para el gobierno no. Octubre sigue siendo octubre. Viven inmersos en ese mes al que le han dado todos los calificativos desde el año 2003. Lo sucedido se ha reducido a un número de víctimas a un juicio sin pies ni cabeza y a gritos de guerra vacíos. Solo eso queda en el viento frio de esa ciudad llamada El Alto. La verdad está ausente, como todas las verdades en la historia de la república.

Desde octubre 2003 el mundo boliviano se ha dividido entre neoliberales y revolucionarios. Los primeros derrotados, son los malos, los otros, los vencedores se han perdido en el barro de su victoria. Están empantanados. No pueden librarse de las cadenas con las que se envolvieron. Y han perdido el sentido del tiempo, del presente, para quedarse en el pasado.

Hubo una agenda de Octubre, hubo un traidor que dio el pasito al costado, que otorgó amnistía parcial a los victimarios, que les allanó el camino para que tomen el Poder y que ahora es agente del gobierno que lo derrocó. Otro Olañeta sin remedio.

Esa agenda fue agresivamente confeccionada por todos los que no estuvieron en octubre. Fue el resultado de la regresión que toda revolución tiene, desde el propio vientre que reniega del hijo engendrado y dio a luz un monstruo de muchas cabezas. Esas que ahora reclaman para sí el trofeo de una guerra que nunca existió.

Octubre fue el inició del retroceso, del desandar y de la mentira programada. Octubre fue, que ironía, la cárcel de los vencedores. Y ahí están incapaces de romper sus barrotes, de buscar la libertad y de posesionarse de lo que supuestamente ganaron.

Dan pena escucharlos gritando sus rencores y repitiendo lo mismo que desde hace más de cien años se dice: inclusión, industrialización, liberación, como si fueran cosas nuevas, nunca antes dichas y que de pronto se convirtieran en lo nuevo.

Tuvieron su oportunidad, pudieron construir y avanzar, pero se quedaron en Octubre. Bolivia sigue siendo un país minero y gasífero, de economía extractiva, invertebrado, analfabeto. Aunque sus hijos ocupen espacios como urbes desordenadas donde la pobreza se extiende como alfombra en todo el altiplano. Y con la misma contradicción histórica que tenemos, como una maldición de los dioses el dinero abundó en las manos equivocadas.

¿Pero qué podían hacer estos desdichados con todo ese dinero sin salir de la jaula en la que se encerraron? Nada. Con sus bolsillos repletos y las manos llenas de ese dinero caído del cielo, siguieron buscando al culpable, al neoliberal, al enemigo de su revolución, al amigo del imperialismo y al vende – patria.

Y ese enemigo que ya no podía pelearles, que se fue buscando refugio, que comenzó a construir su propia existencia, se hizo silencio. No volvió a abrir la boca ni se dignó a mirarles. Dejó que le insultaran y le persiguieran sin que todo ello le causara molestia. Han pasado doce años y los vencedores no se cansan de buscarlo y cosa de risa, aunque saben dónde está no lo pueden encontrar. De vez en cuando un familiar suyo habla sin pensar lo que dice y dice sin pensar lo que habla. A esto se ha resumido Octubre. Al grito de guerra, al reparto del dinero y al insulto.

No se vive en el pasado si se puede construir el futuro. Los que se auto asignaron la victoria de octubre son solo zombies que asustan pero no pueden hacernos nada. Lo insólito de todo esto es que los vencedores que construyeron la cárcel donde habitan quieren quedarse en ella para siempre y encerrar al pueblo junto a ellos. Repitiendo lo mismo cada día y haciendo lo mismo que dijeron que no harían. ¿Alguna vez podremos librarnos de octubre?

Anuncios
de napuco Publicado en 1

SILENCIO DE COMPLICES


Titicaca12_jpg

DANTE N. PINO ARCHONDO

Normalmente los comentaristas deportivos cuando relatan la victoria de un equipo prefieren hablar del resultado y se olvidan o evitan hablar de las faltas cometidas durante el partido por el mismo. Algo parecido sucedió con la entrevista chilena en el programa El Informante, que buscó la manera de justificar la posición chilena ante el fallo de la CIJ que se declaró competente para atender la demanda boliviana.

Lo que se puso de relieve fueron las respuestas de Carlos Mesa a las preguntas del periodista, colocándolo en la cúspide de la popularidad, lo que duró pocas horas, debido a que decidió no apoyar la re elección indefinida del señor Presidente y le valió empujones y gritos e insultos en la misma Plaza Murillo donde hora antes le felicitaban y gritaban loas.

Así es de pendular la conciencia del populacho. Lo que no se mostró de esa entrevista es la segunda parte, aquella en la que el mismo periodista requirió de los señores Insulza y Errasuriz una contraparte a lo dicho por el portavoz boliviano. Y no se mostró esa segunda parte porque en ella se dijeron algunas verdades que incomodan al gobierno y al propio señor Mesa.

Estas son las palabras del señor Miguel Insulza “Carlos Mesa fue derrocado por Evo Morales, no es que haya sido perseguido por él, los movimientos sociales que Evo Morales dirigía provocaron la renuncia de Carlos Mesa y posteriormente la elección de Evo Morales, el agente de Bolivia es un ex presidente de Bolivia que estaba procesado hasta unos meses por el gobierno actual, parado junto a Evo Morales celebrando lo que había ocurrido en la Haya, estaba nuestro amigo Jorge Quiroga que es el más feroz opositor y que tiene una cantidad de juicios también…”

Estas frases las dijo con la intención de mostrar que el tema marítimo es un asunto que une a los bolivianos más allá de sus diferencias. Resalto también la conducta del Presidente Morales remarcando que en su primer periodo de gobierno no habló del mar hasta darse cuenta de que este asunto hace que todos lo aplaudan y usa el mismo como instrumento de política interna.

No podemos dudar para nada que los chilenos la tienen clara, y miran lo que se hace, desde el gobierno con una objetividad de la que carecemos. Nos concentramos en lo que deseamos pero no en lo que debemos.

Y es cierto que el señor Mesa fue derrocado por Evo Morales, es cierto que tiene juicios pendientes, es cierto que Jorge Quiroga posa junto a Evo Morales diciendo “todo por el MAR nada con el MAS” y es redomadamente cierto que Evo Morales los usa a los dos para sus fines políticos internos.

Esto no se mostró, se calló y ese silencio cómplice con la política de Evo Morales coloca a los que callan en la misma situación de tontos útiles que tienen los ex presidentes. El mar no es un asunto de interés serio para evo Morales, como no es la situación económica nacional, los derechos humanos o la defensa del medio ambiente, son temas que usa para realzar  su imagen interna y externa, pero no van acompañados de actos que demuestren su verdadero interés por resolverlos.

Para muestra basta un botón. El señor Presidente y Vicepresidente vienen usando el tema marítimo como propaganda electoral para la re elección, enseñando a los niños a creer que sin Evo Morales no habrá mar para Bolivia, esta payasada no tiene parangón en la historia nacional y siendo así las cosas no se puede creer en la seriedad del planteamiento.

Para mostrar no solo unidad en torno a la reivindicación marítima sino seriedad en el mismo, empezando por las Fuerzas Armadas de la Nación y terminando en el último ciudadano del país, debíamos ponerle un alto a los atropellos que vienen haciendo desde el gobierno con los emblemas patrios y el tema marítimo.

de napuco Publicado en 1

EL GASTO DE GOBIERNO MERECE UNA EXPLICACION


IMG00111-20130207-2147

DANTE N. PINO ARCHONDO

Hace diez años que Evo Morales está en campaña electoral. Desde que asumió la Presidencia hasta hoy no ha dejado de estar en constantes asambleas prometiendo todo, entregando obras necesarias o no para la ciudadanía, haciendo declaraciones poco juiciosas, amenazando y advirtiendo a quienes no comulgan con sus raras teorías sobre: el capitalismo, el imperialismo romano, el colonialismo, el medio ambiente, el futbol, la religión, las mujeres y el pollo, que tendrán que atenerse a las consecuencias por no estar al lado del proceso de cambio.

Mientras tanto, en estos diez años, no hay una sola obra de carácter nacional que sea remarcable, no hay un solo proyecto que muestre resultados positivos, no hay un departamento o alcaldía de capital o rural que haya salido de la situación de atraso social.

Las promesas de industrialización se han quedado en eso y a pesar de ello se sigue hablando de tal cosa como si estuviera recién tratando de ser gobierno. Y es que desde hace diez años que vivimos sin un programa que tenga visión de país, vivimos sin una estrategia definida para saber a dónde nos dirigimos y caminamos de tumbo en tumbo errando para cualquier lado que al señor Presidente se le ocurra.

Todo lo que ha hecho ha sido manejar dinero, gastarlo en sus ocurrencias electorales permanentes, repartirlo, y con todo ello corromper a todos. Fueron corrompidos sus Gobernadores, sus Alcaldes, las organizaciones sociales como la COB, las organizaciones campesinas y mineras, los sindicatos obreros y gremiales. Nadie ha podido librarse del largo brazo de la corrupción. Debo decir que los primeros entre los primeros en ser corrompidos fueron y son sus diputados y senadores, luego sus Ministros y después los jueces de la judicatura.

Con el dinero mal usado ha logrado ganar elecciones, mostrarse al mundo con careta democrática y reclamar, a sus corruptos, lealtad en todo momento.

Todo esto esta encubierto desde el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, que es de donde nace el reparto de ese dinero. Luego está la Procuraduría General del Estado que coloca un manto de complicidad con el mal manejo de los dineros del pueblo. Actuando ambas instituciones como corchos responsables para tapar toda la podredumbre acumulada en estos años.

No hay acceso a las cifras y documentación que avalarían las denuncias publicadas por algunos medios de comunicación y ONGs que por su tamaño y amplitud no pudieron ser ocultadas. Tal el caso del Fondo de Desarrollo Indígena, Huanuni y Vinto. Queda por estudiar los casos de las empresas eléctricas: Corani, Guaracachi, RURELEC PLC,  Valle Hermoso y la Empresa de Luz y Fuerza de Cochabamba. Punto aparte merece la situación de YPFB con la migración de los 44 contratos de las empresas multinacionales, donde se debe efectuar una auditoria global sobre los resultados obtenidos y los impactos que esto ha tenido sobre la economía nacional. Es urgente que el pueblo conozca en detalle cómo se han utilizado los dineros del gas.

El manejo de las fuentes de energía que por su decisión han pasado a la administración estatal tiene un impacto serio sobre el resto de las actividades y por esto mismo se necesita conocer cuál es el futuro de estas empresas para cubrir las necesidades nacionales.

Están por otra parte las empresas estatales creadas bajo su gobierno, con dineros cuya fuente debe ser señalada y cuyos resultados deben se explicitados. No se puede aceptar que el gobierno diga que estas empresas dan perdidas y anuncie el cierre de algunas sin señalar responsabilidades.

Ya es hora de que el pueblo advierta que no todo es fiesta y cerveza. Que durante estos años hemos vivido de la bonanza de las políticas económicas heredadas, que han hecho posible el mayor derroche que un gobierno pudo hacer en toda la vida republicana. El Presidente Evo Morales ha manejado el presupuesto general de la república más grande en toda su historia y esto representa una gravísima responsabilidad, responsabilidad que está compartida por su Vicepresidente con atribuciones ejecutivas por mandato constitucional y la Asamblea Legislativa que se ha limitado a levantar la mano para autorizar el desembolso de recursos económicos y el endeudamiento durante estos años.

Las formalidades legales no bastan cuando se tiene que rendir cuentas al pueblo. No es suficiente que los diputados y senadores levanten la mano para aprobar autorizaciones de deuda y desembolso de recursos, esas aprobaciones contraen responsabilidades y tendrán que responder por ellas.

En estos momentos en los que el cinismo político alcanza su mayor nivel, cuando decide el señor Presidente hacer campaña para sus propia re elección inconstitucional, cuando se atreve a ofrecer a futbolistas lo que le pidan si ganan un partido, se hace urgente replantear la agenda nacional. Que no puede estar circunscrita a una eterna campaña para una eterna re elección.

Hay que demandar explicaciones sobre la administración económica, política y social durante estos diez años. Exigir que antes de plantear re elecciones se aclare al pueblo el uso que de su dinero se hizo.

de napuco Publicado en 1

AMBIGUEDADES


dsc01355.jpg

Como todas las mañanas en una rutina que se hizo costumbre, desde que llegué a Lima, conecto mi celular a emisoras bolivianas. Esta vez fue la ERBOL. Un locutor muy apasionado hablaba sobre una entrevista que Carlos Mesa había sostenido en un canal chileno. Traté de hacer memoria, porque conozco los programas tanto en la CNN chile como en canal 24 horas y no recordaba ese programa. Pasó justo la noche en la que me prendí con una serie de Netflix.

La cuestión es que la entrevista comenzó a escucharse. Las preguntas y respuestas mostraban un interés del entrevistador por desnudar las debilidades de la posición boliviana -confrontadas con el fallo de la CIJ en relación a la pertinencia que estableció el este tribunal para atender nuestra demanda – y las respuestas puntuales y firmes que daba el entrevistado mostrando una solvencia y conocimiento del tema que fue suficiente para defender lo actuado en la Corte Internacional de Justicia.

Luego vino una avalancha de comentarios en las redes sociales, donde los medios realzaban la entrevista imprimiendo a la misma un carácter de victoria nacional y paliza a la posición chilena que poco más la colocaba como un hito histórico o como un paso más en la lucha centenaria por la recuperación de nuestra cualidad marítima.

El chauvinismo no se dejó esperar. Y los comentarios de la ciudadanía, siempre mediana o mal informada eran que, un poco más y Chile ya no podría sino otorgar lo que Bolivia demanda. De ahí se pasó a las declaraciones del Presidente Morales diciendo que era imposible discutir con Carlos Mesa sobre historia, a quien lo trató de compañero, olvidándose que le dijo neoliberal, vende patria, traidor y lo enjuició como  a tal. En una nueva muestra de la doble cara que tiene permanentemente.

Para muchos Mesa debía ser el Presidente y otros ya comenzaron a decir que era el preámbulo de su candidatura. En fin se desató un episodio digno de las novelas del Gabo Márquez.

“Por la mañana se escuchó en toda la plaza la voz de un ex presidente hablando con un chileno sobre el mar. Casi todo el pueblo dejó de hacer lo que hacía y puso atención cada pregunta y cada respuesta que se daba. Era como un partido de futbol, donde cada respuesta era como un gol, que daba ganas de gritar y que solo la continuidad de la conversación evitaba.

Cuando acabó, la voz grave del locutor con tono solemne anunció al himno nacional como punto final de semejante goleada. Luego la locura. Todos salieron a la plaza y se abrazaban, en medio de risas y casi de lágrimas, coreaban vivando a la gran nación.

Querían ver al héroe, querían que repitiera todo lo dicho, querían hacer una tarima para que declamara nuevamente lo que le dijo al chileno. Y hasta el propio Presidente se unió al coro de los necesitados por la repetición. Solo que en este punto alguien le susurró a su oído que era una mala idea siendo tiempos de elecciones. Su rostro sufrió una transformación total y  en su imaginación fue él quien respondió esas preguntas y fue él quien metió los goles y fue él quien se convirtió en héroe. Soñó un instante pero fue eterno y eso le cambio la vida.

Pasadas unas horas al calor de la tarde, una señora vestida con un sombrero de ala ancha le dijo al Presidente que el Vice le sugirió una buena idea: desafiar al chileno para que ahora sea él entrevistado y así la goleada sería épica y cuando MAS grande la paliza, MAS mejor sería para él la cosa.

Y así fue, se lanzó el desafío y este llegó hasta Chile. Donde con buen talante y para no quedar descolocados se dijo que se aceptaba. Cuando se supo la respuesta se desató otra locura. Un periodista jovial y conocido por su afición a las carreras, dejo deslizar una pregunta en su twitter como quien no quiere la cosa, ¿quién sería el periodista que pudiera hacer la entrevista? En cosa de segundos se desató la pelea. Todos querían ser entrevistadores. Eran tantos y aparecieron tantos que al final nadie sabía quién podría ser el nuevo héroe. Si emergía un nombre al momento recibía apoyos e insultos.

De esa forma de la unidad por la victoria que se tuvo en la entrevista se pasó a la pelea por ser los entrevistadores. La idea de desbaratar al chileno se perdió diluida por las ansias de ser protagonistas”

Al final me quedo con la sensación de las ambigüedades. El señor Mesa hizo un buen trabajo, pero sin querer queriendo, le hizo otro favor al Presidente en sus ambiciones electorales. Dijo que no a la reelección pero trabaja en favor de ella. El mar como siempre sigue lejos de nuestra realidad.

de napuco Publicado en 1