EN SU PROPIO MUNDO

evo

DANTE NAPOLEON PINO ARCHONDO

Cada día con mayor intensidad el señor García Linera parece estar en su propio mundo. Ese mismo que comenzó a crear desde el mismo día en que decidió aceptar la Vicepresidencia. Casi de golpe todos su análisis abarrotados de proposiciones alborotadas entre el desconocimiento histórico y la creación de sus verdades, se le vinieron encima. Se sintió predestinado. El padre de la nueva historia y el hacedor de las nuevas leyendas.

El indio ha sido su producto favorito, con él y sobre él ha montado como jinete propietario y le ha clavado las espuelas para hacerlo correr. Bolivia en su pensamiento nunca fue Bolivia, nunca debió ser. Fue un error creado por las oligarquías ambiciosas, indignas, herederas de la mita y forjadoras de un espacio adueñado donde los verdaderos propietarios fueron despojados y convertidos en mitayos. Así que la única manera de hacer justicia, es no solo devolverles lo arrebatado sino reconvertir todo lo hecho. Camino en el que, por medio del uso del lenguaje, instrumento unificador de los usos y costumbres se debe regenerar la comunidad, preservar el indianismo y volver a escribir la nueva historia.

No es que sus ideas lo hayan tornado medio raro, es que ellas se convirtieron en una montaña demasiado grande y pesada al punto de arrebatarle todo y dejarlo precisamente sin ideas. La prisa por hacer un nuevo Estado, por ver ese mundo creado por su imaginación como una realidad, le ha quitado la razón. Es que cuando el delirio se apodera del ser que aprisiona, la realidad deja de ser, para dar paso a la fantasía. Y entonces lo que mira no es sino lo que cree mirar.

Ha pasado tanto en tan poco tiempo. El Poder que le ha tocado entero, ha servido de aceite lubricador de todas sus fantasías que está convencido que su nuevo Estado, ese juguete plurinacional inventado, se ha convertido en un nuevo imperio, en la meca donde arriban ahora los que antes no querían parar. Es el tiempo en el que le piden créditos y le ruegan que los atiendan, no tiene tiempo para todos, pues se trata de ordenar el mundo. Tiene una nueva misión una misión más grande y poderosa, enseñar a todos lo que es el nuevo mundo comunitario, indigenista con su modelo exportador de materias primas.

Debe reenviar esa experiencia creadora que ha hecho de Bolivia, un país pobre y auxiliado por todos en un nuevo imperio. Ahí están los hechos. Satélites, teleféricos, palacios, aviones, para que no quepan dudas. En nombre de este delirio pide que el tiempo se alargue tanto como el cambio prometido lo requiera.

Quien no lo entiende no es más que un atorrante opositor sin ideas un enemigo del indio, del progreso comunitario y del proceso de cambio.

Anuncios
de napuco Publicado en 1