EL FINAL DEL CICLO

evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Es un ciclo más que se acaba, comenzó a principios del dos mil y estamos a quince años cuando ya se vislumbra una caída pronunciada en la curva y con señales de aceleración, nos referimos al proceso populista que se denominó “bolivariano y/o socialista del siglo XXI”

Argentina marca el inicio del fin. La victoria de Mauricio Macri modifica la correlación de esa fuerza política dominante “bolivariana” que impuso conductas antidemocráticas de socorro mutuo soliviantando las violaciones permanentes a  los derechos políticos y humanos en Venezuela, Nicaragua, Argentina y Bolivia. La decisión de aplicar la cláusula democrática al gobierno venezolano, que fue el eje central alrededor del cual giraron los socios del MERCOSUR asumiendo conductas de complicidad anti-democráticas, es un toque de campana que busca despertar del silencio a sus pares para pedirles que se acabe con la farsa democrática vanguardizada por el chavismo.

El gobierno de Dilma Rousseff fue y se verá si sigue siendo el socio más fuerte del chavismo, luego de que se conozcan los resultados del 6D en Venezuela. La señora Rousseff está muy debilitada políticamente y a punto de ser enjuiciada por haber “maquillado cifras” en el presupuesto para poder gastar más de lo real. Macri ha sostenido una reunión con ella, considerando que Brasil es para él un socio importante en su estrategia económica para los próximos años. Esto se produjo acompañando el pedido para considerar la suspensión de Venezuela por graves violaciones a los derechos humanos y conducta anti democrática.

Al mismo tiempo en Venezuela se desarrolla el proceso electoral, que a la luz de los hechos en las últimas horas, no garantiza resultados ciertos y transparentes. Los llamados al uso de la violencia y el desconocimiento de una victoria de la oposición por parte de los señores Maduro y Cabello definen la situación de crisis que se vivirá en Venezuela con victoria del gobierno o sin ella.

Cualquiera sea el resultado, el chavismo no puede continuar pretendiendo dictar normas de comportamiento regional como vino haciendo desde hace más de diez años. Ese proceso concluyó. Cuba dio un giro al restablecer relaciones diplomáticas con los Estados Unidos y no le interesará restañar lo alcanzado por defender a un gobierno que ha perdido sustento social y que económicamente ya no es respaldo para ellos.

Este panorama es el que envuelve al co gobierno Morales-García. El sostén político tejido por el chavismo ya no tiene fuerza. Están a las puertas de quedarse solos, aislados y sin salida. La descortesía del Presidente Obama en la última Cumbre Climática Paris 2015, al no saludar a Evo Morales tiene un significado claro de la dimensión de la importancia que los Estados Unidos le asignan al gobierno boliviano.

Y en medio de todo esto se avecina un referéndum para modificar la constitución política plurinacional buscando la re elección indefinida del binomio Morales – García. No soplan vientos a favor. Todo el andamiaje parece venirse abajo. Solo que tiranos como Maduro, Ortega y Morales no reconocen esta realidad y se empecinan en gritar consignas de guerra sin sentido antes que modificar sus políticas de derroche popular.

 

Anuncios
de napuco Publicado en 1