NO HAGAN MAS DAÑO VÁYANSE!

 

ed45544a8ea7b0f85d7b84f58a80acf0

 

No es porque la bronca esté atragantada ni porque la impotencia te tenga amarrado o la rabia te nuble la razón, no es por eso, tampoco porque un día te despiertas y comprendes junto con el golpe de luz que te da en la cara, que estuviste soñando tanto tiempo. Nada de eso, es porque algo ha cambiado tu rutina y te ha develado que ese sueño no era sueño sino inconciencia, algo así como una retardada manera de mirar al fin lo que estaba todo el tiempo a dos centímetros de tu cara y que de pronto adquiere proporciones agrandadas. Es por eso, porque al tener conciencia de tu realidad el sueño se diluye y comienzas a comprender el engaño que te entretuvo y las mentiras que no te dejaron ver esa careta tan cerca de tu rostro. Es por eso que ahora gritar seria poco y maldecir no sería suficiente.

Es por eso que todo el respeto que les tenías o la atención que les brindabas se convertido en una especie de desprecio, donde la burla queda mejor que el ceño fruncido y donde el sarcasmo sustituye al calificativo que se merecen, solo para no parecer ofensivos a pesar de que la humillación recibida como balde de agua fría en toda la familia se mereciera decirles todo eso que tienes atragantado y no te deja respirar y te tiene enojado contigo mismo por no hacerlo.

¿Quién tiene derecho a jugarse con tu vida? o mejor dicho de otra manera si das lugar a que jueguen con tu vida no puedes quejarte después, no podrías hacerlo sin sentirte deshonesto. Pero es porque nunca les diste lugar a ello, porque nunca lo harías, porque tu vida es tu vida y merece el respeto de todos, más aún de aquellos a los que les diste el voto para que administren tus intereses, porque ahora te asiste el derecho a revelarte a protestar y pedirles que se vayan!

No es asunto de poca monta, no es un temita que se resuelve con una disculpa o con una tontera como esa de “que no sabía”. Te han jodido tu vida y tanto es así que te van a robar todo el esfuerzo que hiciste para tener una vivienda y cobijar a los tuyos, ¿y ahora? ¿Tienes tiempo para volver a comenzar? ¿Quién querría vivir en una ciudad donde se tiene que recoger agua en baldes o recibir una botellita de regalo?

Como paceño tienes que comprender que está en juego toda tu vida. El valor de tus bienes se hará añicos, la migración podría ser enorme y los costos también.

Todo esto tiene responsables y no son simples funcionarios designados sino aquellos elegidos. Y esta es la palabra que te corroe. ¡Los has elegido! Tú los convertiste en autoridades y les diste el poder que ahora tienen. Que duro es darse cuenta de que elegiste a una persona irresponsable y mentirosa. Te ha mentido tantas veces y de tantas maneras que llegó un momento en que nada de eso tuvo valor alguno, las mentiras se convirtieron en ocurrencias y con ello dejaste que pasara una y otra vez hasta que ahora sus mentiras te han tocado directamente a tu vida, a tu familia y al fruto de tu trabajo.

No podrías seguir admitiéndole que mienta. Ya no. Son diez años no es poca cosa. Son esos años en los que el dinero que antes escaseaba ahora era abundante y si antes teníamos que ver en qué gastábamos ahora no sabíamos en que hacerlo. ¡Te han robado! en tus narices, te ha hecho creer que sabían lo que hacían y que estaban gobernando cuando solo estaban de juerga, viajando, en cenas, construyéndose palacios y oficinas, comprándose autos y aviones, jugando futbol y tomando chicha.

Cómo no tener la rabia atragantada y escucharlos decir las mismas mentiras. Ya no. Que se vayan, quisieras mandarlos allí donde te nacen las ganas de hacerlo, pero no es suficiente para este grupo de irreverentes, ya no merecen tu confianza ni tu voto. ¡Que se vayan ya! Porque, si se quedan, el daño va a ser enorme, han destrozado el futuro de tu ciudad y de tu propia vida, ¿qué más puedes esperar a que destruyan?

 

 

Anuncios
de napuco Publicado en 1