TERTULIAS ACTO I

evo

DANTE N. PINO ARCHONDO

Yo conozco esa sensación, y cómo no conocerla si para cuentos el que he vivido es el mejor ejemplo de lo que viene sucediendo, aquel 2003 año del demonio, porque solo él podía haber tejido toda es maraña de conspiraciones y violencia. Si me permite se lo digo de otra manera, estamos como en aquellos días de agosto del 2002 cuando Goni ganó las elecciones importando marcas registradas como “crisis”, que le sirvieron para golpearlo al Manfred en sus partes bajas y remontar en las encuestas que mas que votos le decían que tenía un rechazo del sesenta por ciento, pero igual la cosa era ganar y así fue, se hizo de los votos raspando, colocando al Evo segundo y dejando al virtual ganador de esas elecciones en tercer lugar.

Se da cuenta? bajar a un candidato del primer lugar al tercero, solo el Goni pues, quien más! con plata en Bolivia se puede todo, todos se vuelven rosados o violetas o azules, los colores importan poco a la hora de recibir el quibo, la cosa es ganar.

Ese airecito medio rancio por los gritos, las movilizaciones y los gases anuncian que los que ayer promovían todo eso incluidos los bloqueos ahora van a recibir leche de su propia vaca, es decir igualito les va a suceder, las calles les van a señalar las puerta de salida, de la misma forma que les señaló la puerta de entrada. Curioso no? o quizás no tanto, porque es como un rueda sin fin, los bolivianos tenemos eso, siempre nos movemos en el mismo circulo y andamos creyendo que estamos en la ruta del cambio. Puede reírse si quiere pero es la verdad, comenzamos gritando cambio y terminaos gritando mas de lo mismo.

Mire usted, cuando Goni se fue en helicóptero para tomar su avión a los United, y el Carlos Mesa preparaba su pilcha para jurar en su lugar, el Evo ya estaba en la joda de la conspiración y esta vez con apoyos externos, como quien dice con refuerzos internacionales interesados en bloquear a Bolivia como centro energético del gas. Y como puede ver ahora lo hicieron bien. No tenemos gas y somos el centro del hazme reír internacional. Al Goni su ambición le costó caro, pero lo triste es que no solo pagó cara su osadía sino que le giro la factura al todo el pueblo, que ahora no tiene nada de lo que venía construyendo.

Es cierto que le historia al final a Goni le reconocerá su visión nacionalista, y al Evo su estupidez populista, pero ambos son el final el punto extremo en el que se detiene el péndulo para buscar su equilibrio. Los que hace unos años andaban chupando medias o como quiera usted las tetillas del Presidente, ahora se están haciendo los giles y como siempre buscando donde migrar.

La pena es que tardamos desde el 82 hasta el 2002 en buscar la estabilidad, la inclusión y el fortalecimiento institucional y no tardamos nada en destrozar lo avanzado en 11 años de chacota política. Le repito el airecito que tenemos nos está  haciendo respirar otra vez a cambio, ese cambio fruto del cansancio, de la frustración que el pueblo tiene cada vez que se da cuenta de que lo mamaron y que en vez de tener marraqueta mas barata la tiene mas cara que las galletas.

 

 

 

 

Anuncios
de napuco Publicado en 1